Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Humanidad

Los Inventores

Los Hombres de Hierro

El Cristianismo

Los Guerreros

La Peste

El Renacimiento

El Nuevo Mundo

Los Tesoros

Los Pioneros

Revoluciones

El Progreso

A Dónde Vamos

Mitos y Leyendas

Misterios Ancestrales

Secretos Enterrados

Misterios de la Antigüedad

Tesoros al Descubierto

Expediente Misterio

Secretos de la Antigüedad

¿Qué Hay de Cierto?

La Prehistoria

La Edad Antigua

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.81.244.248

Datos de Pagina

El Incendio de Richmond La Industria Eléctrica El Auge de Japón El Hundimiento del Titanic El Comercio del Caucho El fin de las Colonias El Descubrimiento de la Penicilina

Creada18-06-2018
Modificada18-06-2018
Total Visitas1
Julio1

Contador y estadísticas gratis para su sitio web en www.motigo.com

Reseña del Documental Velocidad de la serie La Humanidad

El Progreso

En 1.865, la Guerra de Secesión está en su punto culminante. La guerra está a punto de ser perdida, no tanto por los ejércitos sino por la capacidad industrial de las fábricas del Norte.

Cuatro de cada cinco fábricas están en el Norte industrial y fabrican 25 veces más armas y seis veces más munición.

En Richmond, Virginia, el ejército confederado decide evacuar la ciudad ante el imparable avance del ejército de la Unión. Esperan reunirse lejos de las líneas enemigas para reorganizarse, volver a plantear batalla y regresar victoriosos a su ciudad.

Para evitar que las mercancías puedan ser utilizadas por la Unión, se ordena quemar los almacenes donde se conserva su mercancía más valiosa, el tabaco, pero el fuego se extendió a la ciudad evacuada, quemando miles de edificios. Los depósitos de municiones explotan.

Sin pretenderlo, los confederados han arrasado su propia ciudad.

Seis días más tarde firman su rendición.

El Mundo Eléctrico

Tras terminar la Guerra de Secesión, todo el esfuerzo industrial dedicado a la guerra se concentró en un nuevo objetivo: El Progreso.

En los siguientes 40 años, en USA se registran 400.000 patentes de nuevos inventos destinados a mejorar la producción de mercancías y la vida de las personas. El mayor de estos inventos es la Electricidad.

La electricidad sirve para mover máquinas y para producir luz. Las fábricas usan electricidad para producir piezas de maquinarias y objetos de consumo. La luz permite ampliar las horas de trabajo y estudio sin depender de velas y quinqués que podrían producir incendios.

Las fábricas cambian su modelo productivo, creando cadenas de montaje. Las piezas son fabricadas en serie, miles de piezas idénticas cada vez, y luego son ensambladas por obreros para construir el producto final.

Se producen más cantidad de mercancías a menor precio, haciendo que muchos de estos productos sean asequibles a la mayor parte de la población.

La producción en cadena se implanta en USA, Europa y Asia, desterrando los sistemas de producción artesanal, aumentando la productividad en más de un 700%.

El Auge Industrial de Japón

En Japón, tras 200 años de aislamiento, con la sociedad organizada en un milenario sistema feudal, el samurai Iwasaki Yataro comprende que el mundo está cambiando, progresando y haciéndose cada vez más fuerte y moderno, mientras Japón sigue aferrado a unas tradiciones que impiden el progreso y que la dejarían en inferioridad de condiciones respecto al resto del mundo.

En 1.884 decide cortarse la coleta, símbolo de su condición de samurai, y hacerse empresario. Alquila un viejo astillero y funda la empresa Mitsubishi. La experiencia en el trabajo del acero para la producción de espadas la emplea en la construcción de barcos de acero.

El acero es una aleación de Hierro y Carbono que no se encuentra en la naturaleza, pero que la humanidad ha aprendido a fabricar perfeccionándolo durante siglos. Hoy en día usamos 1.300 Millones de Toneladas al año.

Contrata a expertos metalúrgicos occidentales e introduce Oxígeno durante la fundición, lo que le permite fabricar acero diez veces más rápido. Construye barcos, y en el siglo siguiente aviones y coches, convirtiéndose en la empresa más importante del mundo.

Lo que la humanidad ha tardado miles de años en aprender, Japón lo aprendió en una década, y hoy es el tercer país más rico del mundo.

El Titanic

La producción masiva trae también el transporte masivo de mercancías y personas. Un centenar de barcos arriban cada semana a Nueva York. 26 millones de personas emigran a USA. Los barcos mercantes y de pasajeros son cada vez más grandes.

En los astilleros de Belfast, Irlanda, se construye el barco más grande del mundo, con 2.000 planchas de acero, 3 millones de remaches, 270 metros de eslora y un peso de 46.000 toneladas. Es un monumento al progreso de la humanidad.

Y es insumergible.

Es el Titanic.

El 14 de Abril de 1.912 parte de Inglaterra hacia Nueva York con un pasaje de 1.400 personas.

Está equipado con la última tecnología de telecomunicaciones, un radiotelégrafo con el que puede comunicarse en código Morse a larga distancia.

Recibe un aviso de que están navegando por aguas peligrosas, con gran cantidad de icebergs, pero el telegrafista no lo comunica al puente y el barco sigue navegando a su velocidad máxima, 22 nudos. La mar está tan en calma que no hay oleaje en torno a las placas de hielo y el vigía no lo ve hasta que están a punto de chocar. Se intenta desviar el barco, pero es imposible vencer la inercia y sólo se consigue pasar rozando el iceberg.

Si no se hubiese desviado, si hubiera chocado de frente, el Titanic habría sufrido serios daños en la proa pero no se hubiera hundido, ya que el agua sólo hubiera inundado el primero o, como mucho, el segundo tanque de flotación.

El problema fue que al pasar rozando el iceberg se rompieron los remaches de una longitud bastante larga, inundándose los seis primeros tanques. Y con tanto peso el barco se inclinó lo bastante hacia proa como para que el agua fuera inundando, uno a uno, todos los demás.

Y ¿por qué fallaron los remaches? Porque aunque la aleación de acero utilizada era muy resistente, al someterse a una temperatura muy baja, a 3 grados bajo cero, el acero se volvió frágil.

Ya no se construyen barcos así.

Los pasajeros de tercera iban en los camarotes más bajos, pero al intentar salir se encontraron cerradas las puertas que iban a segunda y primera.

Dos horas y cuarto el Titanic, el barco insumergible, se hundió en el océano, perdiendo la vida más de 1.500 personas.

El Comercio del Caucho

Los nativos americanos llevan siglos utilizando la savia de algunos árboles para producir un material al que llaman Caucho.

El caucho no tiene mucha utilidad, más que para juegos. Al calentarse se derrite y al volver a enfriarse se hace quebradizo.

El químico Charles Goodyear intenta transformarlo en un producto que pueda ser útil, pero todos sus intentos fracasan.

Hasta que añade a la mezcla algo de Azufre, consiguiendo un material tan resistente como el cuero pero maleable y flexible.

El proceso de Vulcanización permitió fabricar juntas aislantes que pronto empezaron a usarse en todo tipo de maquinarias.

Y ruedas. Las ruedas de caucho eran tan resistentes o más que las de madera, su elasticidad actuaba como amortiguadora de las irregularidades del terreno y resultaban más baratas que las ruedas de madera y acero.

Cada coche Ford incluye más de cien piezas de caucho, desde las ruedas, el aislamiento de los pistones, las juntas de los ejes, etc.

La demanda de caucho se dispara en el mundo, y uno de sus principales proveedores son los bosques del Congo.

La Fotografía del Escándalo

Durante 19 años, el rey Leopoldo II de Bélgica ha explotado los bosques y la población del Congo de forma inmisericorde.

Los nativos son obligados a recolectar caucho para enriquecer las arcas del rey. Si no consiguen llegar a una cuota determinada, se les azota con el Chicote, un látigo de piel de hipopótamo. Y a quien se opone se le castiga severamente, amputando manos y pies y matando a las familias, incluidos los niños.

Diez millones de congoleños son asesinados y otros muchos mutilados en 15 años por las fuerzas coloniales del rey Leopoldo.

Alice Harris, una misionera baptista de Gran Bretaña, al conocer el genocidio y los crímenes que se están cometiendo, hace una fotografía en la que se ve a un congoleño ante los miembros amputados de su hija.

 

Amputaciones en el Congo Belga

El colonialismo ha existido durante toda la historia. Siempre han habido reinos que han conquistado territorios, esclavizado a sus habitantes y expoliado sus recursos naturales.

Pero ahora, por primera vez, las imágenes pueden ser capturadas y reproducidas en cualquier parte del mundo.

Las primeras cámaras fotográficas pesaban más de 50 Kg, pero en 1.900 son mucho más pequeñas, fáciles de transportar, y ya existen dos millones de fotógrafos amateur en el mundo.

Las fotografías y las denuncias de Alice Harris darán la vuelta al mundo gracias al poder de los medios de comunicación, removiendo conciencias y exigiendo el cese de los crímenes coloniales.

Los medios de comunicación y los escritos de personajes famosos como Mark Twain, obligaron al rey de Bélgica a abandonar el Congo.

Guerra a las Bacterias

El progreso industrial se revela también en la industria de armamentos.

Obuses capaces de disparar balas de 900 Kg a 15 Km. Ametralladoras que disparan 500 balas por minuto. Tanques de 40 Toneladas.

En la I Guerra Mundial mueren 8'5 millones de personas, pero dos tercios de estas muertes no son producidas por las armas, sino por las enfermedades.

El médico Alexander Flemming ha sido testigo de muchas muertes en el frente, y busca alguna forma de luchar contra las enfermedades y las infecciones.

Durante 10 años realiza miles de experimentos, y en 1.928 encuentra una cura a las infecciones.

Una muestra que había dejado sin lavar durante dos semanas se cubrió con una capa de hongos, similar a la que aparece en los alimentos al estropearse. Al observar por el microscopio comprobó que las bacterias de la muestra habían sido destruidas.

Los hongos producían una sustancia, la penicilina, que destruía las bacterias.

En menos de 15 años, la penicilina salva un millón de personas al año. Hoy en día, una de cada tres personas del mundo están vivas gracias a la penicilina y otros antibióticos modernos.

Sin querer quitarle el mérito al descubrimiento de Fleming, éste no fue consciente de la enorme importancia que llegaría a tener la penicilina. Escribió un informe y luego lo dejó a un lado. Lo que sí hizo fue PUBLICAR su hallazgo, y fueron otros investigadores los que al leer su artículo comprendieron y desarrollaron la producción de penicilina que llegaría a salvar tantas vidas.

Ver Ficha de Velocidad de la serie La Humanidad

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies