Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

El Universo

La Ciencia del Universo

La Historia del Universo

Sobre el Big Bang

La Materia del Universo

Materia y Energía Oscuras

Galaxias

Galaxias

La Muerte de la Vía Láctea

Planetas del Infierno

Tormentas de Fuego Cósmicas

Estrellas

Agujeros Negros

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.90.204.233

Datos de Pagina

Planetas extrasolares recientemente descubiertos.

Creada28-01-2015
Modificada17-05-2017
Total Visitas289
Marzo2

Reseña del Documental Planetas del Infierno de la serie La Historia del Universo

Planetas del Infierno

Documental de la serie La Historia del Universo (T2, E3, 2012), en el que se describen algunos de los planetas extrasolares recientemente descubiertos.

¿Hay alguien ahí?

En un Universo tan inmenso en el que hay cientos de miles de millones de galaxias, cada una con cientos de miles de millones de estrellas, ¿no va a existir alguna estrella que contenga seres vivos e inteligentes como nosotros?

En los últimos años se han conseguido encontrar más de 700 planetas fuera del Sistema Solar. (En el 2.012. Hoy ya son muchos más). Y nos hemos llevado una sorpresa: Ninguno es como el nuestro.

Son Planetas Infernales, donde la Vida, tal como la conocemos, no podría sobrevivir ni unas décimas de segundo.

Si de tantos cientos de planetas no hemos encontrado ninguno habitable ¿significa que somos raros? ¿Es el nuestro tal vez el único planeta con vida?

Batidos por un Huracán Ardiente

A 63 al de la Tierra hemos descubierto un planeta (HD 189733) más grande que Júpiter, pero con una órbita muy pequeña. Está a unos 5 Giga metros de su sol. (La Tierra está a 150 Gm del Sol).

El Telescopio Espacial Spitzer, han tomado imágenes infrarrojas que han permitido determinar la temperatura de la superficie del planeta.

El planeta no rota, sino que encara siempre el mismo lado hacia su sol, por lo que el lugar que debería estar más caliente debería ser el que tiene al sol directamente sobre su cénit.

Pero no lo es. La superficie del planeta está cubierta por una atmósfera que gira en una colosal tormenta permanente, con vientos de casi 10.000 Km/h que hacen que el punto más caliente de su atmósfera se encuentre casi en el horizonte solar.

Vecinos a los que NO visitar

A 256 al de la Tierra hay otro planeta (HD 149026 b) que tiene la superficie a más de 2.000 grados. Pero a pesar de su altísima temperatura, apenas emite luz.

El planeta WASP-12b (Doble significado. Wasp significa Avispa. W.A.S.P es el acrónimo en inglés de Blanco, Anglosajón y Protestante) está a una temperatura aún mayor. Es un planeta gigante como Júpiter, pero está a 3'4 Gm de su estrella, tan cerca que apenas tarda un día en dar la vuelta alrededor del Sol. Su atmósfera, muy rica en carbono, está siendo arrancada y arrastrada en espiral por la fuerza gravitatoria de su estrella.

Los planetas gigantes se forman lejos del Sol, donde la radiación solar es tan débil que el espacio está lleno de hielo. ¿Cómo puede un planeta gigante llegar a una órbita tan cercana al Sol?

Tal vez la pregunta habría que plantearla al revés.

Hasta ahora hemos encontrado varios cientos de planetas gigantes que están excesivamente cerca de su sol. ¿Son ellos los raros, o somos nosotros?

Si lo habitual es lo que estamos observando en el espacio, ¿por qué nuestro Sistema Solar se aparta de lo habitual?

Los planetas gigantes, por lo que se ve, habitualmente, tienden a orbitar alrededor de su estrella en una órbita espiral, completando cada año unos centímetros más cerca que el anterior, por lo que al cabo de varias decenas de millones de años acaban cayendo en su Sol.

Pero Júpiter no lo ha hecho. ¿Es porque la gravedad de los otros planetas gigantes, Saturno, Urano y Neptuno, retienen a Júpiter en su órbita?

Tal vez lo habitual, cuando sólo hay un planeta gigante, sea que tiendan a caer hacia el Sol. Hay que recordar que Júpiter se formó, al principio del Sistema Solar, más lejos del Sol y fue acercándose a él hasta estar a sólo 540 Gm. Pero luego entró en resonancia con Saturno y comenzó a alejarse hasta su distancia actual, 778 Gm del Sol. Los mismos planetas Urano y Neptuno no están en su posición original sino que sus órbitas se cruzaron y ahora están intercambiados.

Cuando entendamos completamente cómo ocurrió esta danza planetaria, tal vez sabremos si la Tierra existe porque el Sol tiene 4 planetas gigantes gaseosos de los tamaños adecuados para mantener las órbitas estables durante miles de millones de años.

Planetas Huérfanos

Cuando un planeta gigante se va acercando a su sol en una órbita espiral, está barriendo todo el sistema solar, desviando y arrojando al espacio a todos los planetas más pequeños que hubiera podido haber por dentro de su órbita.

Los astrónomos siempre han buscado planetas alrededor de las estrellas, pero cuando a alguno se le ocurrió mirar entre las estrellas, los encontró.

Gigantes gaseosos helados, algunos más grandes, otros más pequeños, vagando errantes entre las estrellas, en una noche eterna y en un frío gélido.

También habrá muchos planetas rocosos como la Tierra, pero al ser más pequeños serán más difíciles de ver.

Planetas ¿como la Tierra?

Debido a las limitaciones de la óptica, desde la superficie de la Tierra sería imposible detectar un planeta similar a la Tierra alrededor de una estrella lejana. Por eso hemos enviado telescopios al espacio y gracias a ellos estamos descubriendo otros planetas rocosos de un tamaño similar al nuestro.

Pero hasta ahora no hemos encontrado ninguno en el que sea posible la Vida, tal como la conocemos.

El planeta Corot 7b se encuentra a 500 al de nosotros, pero a sólo 2'6 Gm de su estrella. Está tan cerca que su año sólo dura 20 horas. La superficie está a unos 2.600 grados y está fundida en su mayor parte.

El sol sólo ilumina una mitad del planeta. La cara oscura, envuelta en una noche eterna, está a cientos de grados bajo cero. Al no haber atmósfera, no hay vientos entre los dos hemisferios que tiendan a repartir las temperaturas. Corot 7b reúne en sí dos paisajes diametralmente opuestos. Un infierno de lava, erupciones, rocas convertidas en gas que luego se enfrían y se precipitan en forma de lluvia de rocas. Y otro infierno, gélido y oscuro, sin aire, en el que la vida resulta imposible.

Es posible que se trate del núcleo de un planeta gigante, como Júpiter, después de que su sol le haya arrebatado la mayor parte de su corteza.

Como Corot 7b, hemos encontrado varios otros planetas de un tamaño similar a la Tierra, pero o están demasiado cerca o demasiado lejos de su sol. Tanto en un caso como en el otro, serían inhabitables.

A la vuelta de la esquina

Desde que se puso en órbita el Telescopio Espacial Kepler hemos descubierto varios miles de nuevos planetas. Ahora estamos preparados para aventurarnos a dar una estimación de cuántos planetas hay en la Vía Láctea: 50 Mil Millones.

Aproximadamente el 1% estará en la zona habitable de la órbita solar. 500 Millones.

¿Podrá existir vida en alguno de ellos?

A 20 al de la Tierra se encuentra la estrella Gliese 581. Es una enana roja, bastante más pequeña que el Sol.

A su alrededor orbitan varios planetas. Los tres más cercanos están demasiado cerca del sol, demasiado calientes. Pero el cuarto planeta, algo más grande que la Tierra, está a la distancia adecuada para que el agua se pueda encontrar en estado líquido.

¿Habrá vida? ¿Habrá alguien allí, observándonos?

En mi opinión

Una extraordinaria visión de lo variable que es el Universo y lo muy diferentes que pueden llegar a ser los planetas.

Respecto a si todos esos planetas son raros: no. Los planetas tienen casi todos un origen similar, la acreción de numerosos meteoritos y nubes de polvo y gas interestelar. Su composición depende únicamente de la composición de la nube original y del tamaño que llegue a adquirir.

Pero después la evolución de cada planeta dependerá del entorno en el que se encuentre. Si está demasiado cerca del Sol perderá su atmósfera con gran rapidez y se convertirá en un rocoso ardiente. Si demasiado lejos será un gigante de hielo orbitando en una gélida noche iluminada tan sólo por la mortecina luz de un sol lejano.

Estar a la distancia adecuada para que haya agua líquida puede que tenga una probabilidad del 1%, como dice el documental, pero hacen falta una serie de condiciones que son necesarias para la existencia de la vida.

En el 2.007 intenté hacer un cálculo aproximado (Ver La Probabilidad de la Vida en la Galaxia) y programé una Calculadora de Probabilidad de la Vida en la Galaxia.

Según mis estimaciones, creo que más de la décima parte de los planetas serán habitables durante algún tiempo, y en casi todos ellos surgirán organismos vivos.

Pero para desarrollar organismos complejos hace falta estabilidad. Que el planeta siga siendo habitable durante al menos varios Cientos de Millones de Años.

Parece ser que en un Sistema Solar donde exista UN Planeta Gigante, este tiende a caer hacia el Sol eliminando los planetas interiores. Para que esto no ocurra hace falta que más allá del Planeta más Grande hayan al menos dos planetas gigantes más que equilibren esa tendencia.

¿Qué probabilidades hay de que ocurra eso?

Lo ignoro, pero muy pocas. Teniendo en cuenta que hasta ahora hemos detectado varios miles de planetas extrasolares y la mayoría son gigantes gaseosos que están MUY cerca de su estrella. Aún no hemos encontrado Gigantes Gaseosos como Júpiter que se encuentren a gran distancia de su estrella permitiendo que en sus órbitas internas puedan existir otros planetas.

Nuestro Sistema Solar se formó hace 4'5 Ga, y en ese período se han producido varias catástrofes planetarias. Pero en los últimos 600 Ma hemos disfrutado de un período de relativa calma planetaria.

¡Relativa! Con seis extinciones masivas que estuvieron a punto de aniquilar la Vida.

Lo dicho, no es que esos planetas que hemos descubierto hasta ahora sean raros.

Los raros somos nosotros.

Volver a la serie La Historia del Universo

Ver Ficha de Planetas del Infierno de la serie La Historia del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies