Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

El Universo

La Ciencia del Universo

La Historia del Universo

Sobre el Big Bang

La Materia del Universo

Galaxias

Estrellas

Agujeros Negros

Agujeros Negros: El Gran Enigma del Universo

Agujeros Negros Supermasivos

¿Creó un Agujero Negro a la Vía Láctea?

Secretos de los Agujeros Negros

Agujero Negro Monstruoso

Agujeros Negros

Agujeros Negros y Más Allá

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

Colaboradores Habituales

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Los objetos más destructores del Universo que han dado forma a las Galaxias

Creada19-06-2017
Modificada19-06-2017
Total Visitas1
Septiembre1
Septiembre0

Reseña del Documental Agujeros Negros de la serie La Historia del Universo

Agujeros Negros

Cuando se postuló la posible existencia de los Agujeros Negros, gran parte de la comunidad científica consideraba que eran el resultado de especulaciones matemáticas que no podían tener una presencia real en el Universo. Sus apariciones en novelas y películas de Ciencia Ficción hicieron que estuvieran mal considerados como un subproducto de malas películas.

Hoy en día ya no son considerados de forma tan escéptica. Ahora sabemos que SÍ existen.

Son capaces de tragarse todo, planetas, estrellas y hasta galaxias. Pero también son constructores, ayudan a la creación de nuevas estrellas.

Algunos físicos especulan con la posibilidad de que sean puertas de paso hacia otros lugares del espacio, a otros tiempos e incluso a otros universos.

La Fuerza de los Agujeros Negros

La fuerza dominante de un Agujero Negro es la Gravedad, y es tan intensa que NADA puede escapar de ella, ni siquiera la luz. Por eso son Negros.

Si un Agujero Negro atravesara el Sistema Solar, su gravedad alteraría las órbitas de todos los planetas.

En realidad, la alteración de las órbitas no sería por ser un Agujero Negro, sino por ser una masa muy grande. Daría lo mismo un Agujero Negro de 10 Masas Solares que una estrella de la misma masa. Al contrario, el Agujero Negro sería más seguro, pues una estrella que transitara por el Sistema Solar nos asaría. Un Agujero Negro, si no llega a chocar con nada, no. Pero si se llega a tragar un planeta sí que emitiría tanta radiación que nos freiría en radiaciones letales.

Puestos a elegir entre una estrella y un Agujero Negro de la misma masa, prefiero el Agujero Negro, pues con un poco de suerte atravesaría el Sistema Solar sin freirnos.

En cualquier caso, lo tendríamos crudo. Mejor dicho, asado.

Si cogiéramos la Tierra y la compactáramos hasta que tuviera el tamaño de una pelota de golf, ESA sería la densidad de un Agujero Negro.

La Gravedad es la que crea los Agujeros Negros. Una estrella diez veces más grande que el Sol tiene una inmensa fuerza gravitatoria, que es compensada por la energía que se produce en su interior, convirtiendo elementos ligeros en otros más pesados hasta llegar al Hierro. Pero cuando la estrella agota su combustible deja de generar fuerzas internas y la Gravedad gana la batalla, produciéndose una gigantesca explosión en forma de Supernova.

Algunas estrellas son mucho más grandes, hasta decenas o cientos de Masas Solares. Cuando una de ellas estalla provoca las mayores explosiones del Universo, las Hipernovas. Y su núcleo colapsa para convertirse en un Agujero Negro de unos 30 Km de diámetro.

El Agujero Negro del centro de la estrella empieza a tragarse la masa de la misma, pero lo hace con tanta rapidez que toda la materia de la estrella no puede pasar por un agujero tan pequeño, y emite dos chorros energéticos de Rayos Gamma en direcciones opuestas.

Para explicar este fenómeno suelo poner como ejemplo, un poco bárbaro pero ilustrativo, a un millón de personas intentando pasar a toda velocidad por una puerta muy estrecha. Ante el umbral se produciría un atasco que aplastaría a las personas más cercanas. Literalmente quedarían convertidas en pulpa que saldría disparada en un chorro hacia el único sitio desde el que la muchedumbre no está apretando, hacia arriba.

En el caso de la estrella absorbida por un Agujero Negro, la masa cae en un Disco de Acreción hacia un Agujero muy pequeño, y la que no es capaz de pasar sale despedida como chorros de plasma supercaliente en las dos direcciones perpendiculares al Disco.

En el Borde de un Agujero Negro

La cercanía de un Agujero Negro es tan violenta que un viaje hasta él sería catastrófico. Si el Agujero Negro está absorbiendo la masa de una estrella, ésta se arremolinará en un disco de acreción, los átomos chocarían unos con otros y se convertirían en un plasma energético muy caliente. Parte de la masa sería tragada, pero otra parte saldría disparada por los chorros de Rayos Gamma.

Un Agujero Negro que ya se hubiese tragado a su estrella parece más seguro. No hay Disco de Acreción ni Chorros de Rayos Gamma, pero su cercanía sigue siendo peligrosa.

El campo gravitatorio es tan intenso que el tiempo transcurre más despacio, y más mientras más nos acerquemos hasta el punto de llegar a detenerse.

En este punto se afirma SIEMPRE que un observador externo vería la nave caer cada vez más despacio hasta detenerse justo al llegar al Horizonte de Sucesos.

YO CREO que eso no es cierto. El observador externo verá la nave caer cada vez más rápida hasta desaparecer en un flush. Serían los tripulantes o los relojes de la nave los que irían cada vez más lentos, pero eso significaría que su apreciación del tiempo les haría pensar que se están acelerando mucho más de lo que afirman las leyes de la física.

Es mi opinión, pero, como digo, TODOS los físicos actuales piensan lo contrario.

Otro peligro de los Agujeros Negros es el Gradiente Gravitatorio. Si estamos lejos de un agujero negro, el Gradiente Gravitatorio es muy débil, pero si estamos MUY cerca el Gradiente Gravitatorio puede llegar a ser MUY intenso. La gravedad atraerá a nuestros pies con una fuerza muy superior que a nuestra cabeza y la diferencia es tanta que nos estirará como en una mesa de torturas hasta descuartizarnos. Es lo que se conoce como Espaguetización.

Como ejemplo bastante ilustrativo y que hemos visto recientemente, tenemos el caso del asteroide Shoemaker-Levi que, conforme se iba acercando a Júpiter, fue espaguetizado para convertirse en 19 fragmentos que cayeron uno detrás de otro, a lo largo de varias horas, en la atmósfera de Júpiter.

El Gradiente Gravitatorio cerca de un Agujero Negro es tan intenso que incluso superaría la fuerza electromagnética que une entre sí los átomos de una barra de acero, convirtiéndola en un chorro de átomos.

¡Imaginad lo que haría con nuestros cuerpos!

Agujeros Negros Supermasivos

Aunque los Agujeros Negros nacidos de una Hipernova tienen un tamaño pequeño, unos 30 Km de diámetro, en el centro de la mayoría de las galaxias, quizás de todas, existen Agujeros Negros Supermasivos, mucho más grandes que los anteriores.

Órbitas Estelares alrededor de SagitarioEl Agujero Negro Supermasivo del centro de la Vía Láctea no podemos verlo, pero observando con precisos telescopios hemos podido fotografiar las estrellas de su entorno y hemos comprobado que se mueven en órbitas muy veloces alrededor de un mismo centro.

En ese centro no vemos nada, pero gracias a las observaciones hemos podido calcular que allí hay un Agujero Negro Supermasivo con la masa de 4 Millones de Soles.

Y no es el más grande, el Agujero Negro Supermasivo del centro de la galaxia Andrómeda tiene 140 Millones de masas solares. Y el de M87 tiene tanta masa como 20.000 Millones de Soles.

Tras el Big Bang el Universo era mucho más denso que hoy en día. La mayoría de las estrellas que se formaron eran Supermasivas, ardieron con rapidez y crearon muchos Agujeros Negros. Atraídos entre sí, muchos de ellos se unieron hasta formar los monstruos gravitacionales a cuyo alrededor se formaron las galaxias.

Un Telescopio del tamaño de la Tierra

A pesar de su tamaño, el Agujero Negro Supermasivo de la Vía Láctea está muy lejos, a más de 25.000 años luz de nosotros. No existe ningún telescopio capaz de ver ese tamaño a esa distancia.

Para conseguirlo tendríamos que construir un telescopio tan grande como la misma Tierra. O una docena de telescopios estratégicamente situados por toda la Tierra observando el mismo punto y utilizar la interferometría para componer una imagen virtual del objetivo.

Aunque aún falta mucho para completar ese proyecto, ya se han conseguido algunas imágenes del Agujero Negro de la Vía Láctea que han permitido confirmar su existencia y calcular su tamaño.

Al Otro Lado de los Agujeros Negros

La astronomía nos permite ver y estudiar los Agujeros Negros. La Física nos explica cómo funcionan. Las Matemáticas crean modelos de las leyes físicas que encajen con nuestras observaciones.

Pero las Matemáticas también nos ofrecen alternativas, modelos teóricos que satisfacen las observaciones y al mismo tiempo ofrecen nuevas posibilidades que hay que verificar antes de asumirlas.

Un Agujero Negro es una masa, pero también es el espacio deformado que hay a su alrededor y en su interior. Ese espacio adopta la forma de un embudo muy profundo que llega a convertirse en un túnel en el tejido del Espacio-Tiempo. Y ese túnel podría terminar en un extremo o continuar para conectarse con otro punto del Espacio-Tiempo.

En tal caso, si tuviéramos la tecnología capaz de cruzar sin daños el Horizonte de Sucesos tal vez podríamos viajar por ese túnel, un Agujero de Gusano, y emerger a nuestro mismo universo en un lugar muy lejano o, incluso, en una época distinta, tal vez anterior a la fecha en la que emprendimos el viaje.

Agujeros de Gusano y Viajes temporales al Pasado son resultado de algunas especulaciones matemáticas que han sido utilizados a menudo en la Ciencia Ficción.

Pero también es posible que el Agujero Negro no regrese a nuestro universo, sino que conecte con un universo distinto.

O que el extremo de un Agujero Negro sea un Big Bang que estuviese dando origen a un Nuevo Universo.

En mi opinión

Cuando tenía 17 años, allá por el lejano 1.977, acababan de empezar a publicar la revista Investigación y Ciencia, la versión española de Scientific American.

En uno de sus artículos hablaban de los Agujeros Negros y de cómo su masa alteraba la curvatura del espacio para crear una hondonada y, posteriormente un túnel muy profundo.

Un día tuvimos una gotera del vecino de arriba en el techo del cuarto de baño, y mientras yo estaba allí sentado sin meterme con nadie observé cómo se formaban las gotas en el techo.

Empezaban como una película acuosa. En ella se formaba un engrosamiento que se iba haciendo cada vez más grande y cuando alcanzaba un tamaño de medio centímetro la gota se estiraba, rompía la película de agua que la mantenía en el techo y caía una gota a la bañera mientras el techo volvía a quedar liso.

Yo relacioné ese fenómeno con el artículo que acababa de leer y pensé que cada gota podría ser un nuevo universo haciendo un Big Bang al separarse del techo de Nuestro Universo.

¡Qué tonterías se piensan cuando se tiene 17 años!

Ver Ficha de Agujeros Negros de la serie La Historia del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies