Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Las Mejores Series

Los Orígenes

El Clima y el Cambio Climático

Cómo el Clima Determinó la Historia

La Pequeña Edad de Hielo

La Corriente del Golfo y la Próxima Glaciación

El Misterio de las Nubes

Los Movimientos Climáticos

Historia del Cambio Climático

Guía del Cambio Climático

La Conspiración del Efecto Invernadero

La Gran Estafa del Calentamiento Global

La Era de la Estupidez

Curiosidades Climáticas

Peligros desde el Espacio

Rayos X a la Tierra

La Odisea de un Volcán

Cazadores de Volcanes

La Luna: La Cara Oculta de la Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.235.127.68

Datos de Pagina

Una crítica a los catastrofistas climáticos y a la histeria desatada en las últimas  décadas por el supuesto Calentamiento Global

Creada12-09-2016
Modificada18-05-2017
Total Visitas531
Diciembre4

Reseña del Documental La Gran Estafa del Calentamiento Global

La Gran Estafa del Calentamiento Global

El Hielo se está fundiendo.
Los Océanos Ascienden.
Cada vez hay más Huracanes.
Y todo es por nuestra culpa.
¿Asustado?
No lo estés.
No es verdad.

En los últimos años se habla cada vez con más frecuencia y alarma sobre el Calentamiento Global que estamos provocando los humanos y que hace peligrar nuestra propia existencia.

Pero los estudios y conclusiones realizados no tienen soporte científico. Es Propaganda.

El Cambio Climático Antropogénico

Se dice que el CO2 generado por la Humanidad provoca el Calentamiento del planeta, pero los registros climáticos indican que es al revés.

No es el CO2, sea de origen natural o antropogénico, el que hace subir las temperaturas. Es la subida de temperaturas la que hace aumentar el nivel de CO2.

Han habido épocas en las que el nivel de CO2 en la atmósfera ha sido hasta diez veces superior al actual y eso no ha hecho subir las temperaturas.

Ningún cambio climático de los últimos mil años puede explicarse por las variaciones del CO2.

La teoría del Cambio Climático debido a las emisiones antropogénicas de CO2 no es una teoría científica expuesta por grupos de científicos, sino por políticos y organizaciones de presión política. Aducen que sus investigaciones y conclusiones están respaldadas por el consenso de varios millares de científicos, pero la lista de ellos apenas contiene climatólogos de renombre. La mayoría son miembros de organizaciones que subsisten con subvenciones, por lo que su máximo interés es convencer a los políticos y a la sociedad de que es un problema GRAVÍSIMO y URGENTE. Varios climatólogos de renombre que han participado en la redacción de esos informes han denunciado que sus escritos han sido manipulados y tergiversados y han abandonado su colaboración con el IPCC.

Los argumentos usados por los defensores de esta teoría suelen ser demagógicos y recurren con frecuencia a la mentira, la manipulación de datos y a la calumnia de los que no opinan como ellos, llegando a llamarlos criminales climáticos, entre otras muchas descalificaciones parecidas.

El Calor del Pasado

Temperatura de los Últimos 10.000 añosSi nos remontamos a los últimos 10.000 años vemos que desde el fin de la Edad de Hielo han habido varias épocas en las que las temperaturas han sido superiores a las actuales, incluyendo el Holoceno Máximo, un período cálido de más de 3.000 años de duración.

Después de un período de enfriamiento vino el Óptimo Climático Medieval, una de las épocas más prósperas de la Historia, seguida de la catastrófica Pequeña Edad de Hielo, terminada hace apenas 160 años y de la que, desde entonces, nos estamos recuperando.

Temperatura de los Últimos 120 añosSe afirma que el calentamiento actual es debido al crecimiento de la actividad industrial, pero los datos no cuadran. La mayor parte del calentamiento del siglo XX se produjo entre 1.900 y 1.940, cuando la producción industrial era aún muy pequeña. El Boom Industrial se produjo a partir de 1.950, mientras las temperaturas estaban bajando, y sólo a partir de la recesión económica de los 70, justo durante la crisis del petróleo, vuelven a subir las temperaturas.

El CO2 comenzó a subir de forma acusada a partir de 1.940, justo cuando las temperaturas comenzaron a disminuir.

A la vista de estos datos carece de sentido afirmar que el CO2 produce el Calentamiento.

El Factor CO2

El CO2 es uno más de los varios gases de efecto invernadero que hay en la atmósfera, y es de los menos significativos. Para medirlo se usan unidades de Partes por Millón. Otro gas de efecto invernadero es el Vapor de Agua y es entre 20 y 40 veces más abundante.

Sin embargo, según todos los modelos climáticos estudiados por los meteorólogos, si se produjera un efecto invernadero acusado la atmósfera se calentaría mucho más a unos 10 Km de altitud que en la superficie. Y eso no ocurre.

Al Gore, en su película documental 'Una Verdad Incómoda' afirma que hay una correlación muy precisa entre la temperatura de la Tierra y los niveles de CO2, de donde concluye que el aumento de CO2 produce el calentamiento de la Tierra.

¿Hay, en el pasado de la Tierra, alguna prueba de que esto sea cierto?

Los estudios realizados en núcleos de Hielo de la Antártida permiten establecer, por los isótopos almacenados en cada capa de hielo, la temperatura media del planeta. Y en las burbujas de aire conservadas dentro del hielo se puede conocer la composición de la atmósfera y los niveles de CO2.

Los datos obtenidos indican que sí existe una correlación, pero es al revés de como dice Al Gore. Cuando salimos de una era glacial y las temperaturas empiezan a subir, unos 800 años más tarde el nivel de CO2 empieza a ascender.

Y cuando cambia la tendencia y la temperatura empieza a bajar, unos 800 años más tarde el nivel de CO2 empieza a descender.

NO es el CO2 el que hace subir las temperaturas. Es el ascenso de las temperaturas el que, con 800 años de retraso, hace subir el nivel de CO2.

La Producción de CO2 del Planeta

El CO2 no es un gas contaminante, sino un gas producido de forma natural por todos los seres vivos y por varios fenómenos físicos. Los humanos, incluidos los coches, aviones y todas las actividades industriales, generamos unas 6'5 GT de CO2 al año. Los volcanes expulsan a la atmósfera una cantidad muy superior. El resto de animales y bacterias producen 150 GT al año. También es importante la cantidad que producen los procesos de putrefacción de las plantas y hojas muertas durante el otoño. Y otra gran cantidad, unas 80 GT, es la que emiten los océanos.

Y se sabe que la producción de CO2 de los océanos depende de la temperatura. Si las aguas son más cálidas se produce más CO2. Si son más frías, no sólo producen menos CO2, sino que incluso absorbe y almacena CO2 de la atmósfera.

Pero los océanos son tan grandes y profundos que tienen una gran inercia térmica y tardan varios siglos en calentarse o enfriarse, de ahí que la curva de niveles de CO2 de la atmósfera vaya varios siglos retrasada respecto a la curva de las temperaturas de la Tierra.

Los divulgadores de la teoría del calentamiento global producido por las emisiones de CO2 antropogénico han convencido a gran parte de la población de que el CO2 que emitimos los humanos provoca el calentamiento global, pero los datos científicos demuestran que no es cierto, es al revés.

Y, si no somos nosotros, ¿qué es lo que produce el calentamiento?

Mira el Sol, Cómo Sale

A finales de los años 80, el Físico Polar Piers Corbyn decidió probar un método revolucionario para predecir el tiempo. Durante varios años consiguió resultados más precisos que los ofrecidos por diversos departamentos de meteorología.

Su método consiste en observar las manchas que se producen en la superficie del Sol.

Hoy sabemos que las manchas solares son potentes campos magnéticos que generan emisiones energéticas en todas direcciones, y algunas de ellas llegan a la Tierra. Durante mucho tiempo se pensó que mientras más manchas solares hubiera, más calor haría. En 1.893, el astrónomo Edward Maunder observó que durante la Pequeña Edad de Hielo apenas se observaron manchas solares. Fue lo que se conoció como el Mínimo de Maunder.

Corbyn tomó notas del número de manchas solares y con ellas comenzó a predecir cuándo serían las épocas más cálidas o frías del año. No solo las predecía, sino que apostaba en casas de apuestas, a menudo en contra de las previsiones del servicio meteorológico oficial. Y ganaba.

En 1.991, científicos veteranos del Instituto Danés de Meteorología decidieron estudiar las manchas solares registradas durante el siglo XX y compararlas con el registro de temperaturas de la Tierra.

Descubrieron que la actividad solar fue ascendiendo continuamente hasta 1.940. Después descendió hasta 1.970 y desde entonces volvió a ascender. Exactamente igual que los registros de temperaturas.

Algunos partidarios de la teoría del CO2 adujeron que podía tratarse de una coincidencia, así que extendieron el estudio a los cuatro siglos anteriores, desde el momento en que comenzaron a registrarse las manchas solares, y de nuevo se encontró una correspondencia exacta entre el aumento o disminución del número de manchas solares y las temperaturas.

Es el Sol, no el CO2, el que provoca cambios en la temperatura de la Tierra. Y son los cambios de temperatura los que provocan el aumento o la disminución del nivel de CO2.

La Teoría de las Nubes

La mayor o menor intensidad del Sol afecta directamente a la temperatura de la Tierra, pero también nos afecta indirectamente por medio de la formación de las nubes.

A principios del siglo XX, los astrónomos descubrieron que la Tierra estaba siendo bombardeada por rayos cósmicos procedentes del espacio, se suponía que de las explosiones de supernovas de la galaxia. Al llegar a la atmósfera reaccionaban con moléculas de vapor de agua ionizándolas y convirtiéndolas en núcleos de condensación alrededor de los cuales se formaban las diminutas gotas de agua que formaban las nubes. Al haber más nubes, los rayos del sol se reflejaban en ellas y no calentaban la tierra.

Por otro lado, el Sol emite un Viento Solar que envuelve el Sistema Solar en una Heliosfera, más allá de la órbita de Plutón, que filtra los rayos cósmicos. Cuando el Sol es más intenso, aparte de enviar más calor a la Tierra, también fortalece la Heliosfera con lo que llegan menos rayos cósmicos, se forman menos nubes y el Sol puede calentar más la Tierra.

En cambio, cuando el Sol es más débil, la Heliosfera es también más débil, llegan más rayos cósmicos y se forman más nubes, lo que hace que la Tierra se enfríe.

Si sólo fuera por el Sol, su variabilidad nos afectaría sólo en unas pocas décimas de grado, pero por el efecto de los rayos cósmicos en las nubes la variabilidad climática puede ser de varios grados centígrados, suficientes para variar el clima de la Tierra de forma mucho más acusada.

Cuando el astrofísico Nir Shaviv pudo reconstruir la incidencia de rayos cósmicos durante los últimos 600 Millones de años y los comparó con las temperaturas registradas y recopiladas por el geólogo Jan Veizer, comprobaron que la correspondencia también era exacta. Cuando los Rayos Cósmicos aumentaban, las temperaturas bajaban. Cuando los Rayos Cósmicos disminuían, las temperaturas subían. Si se le da la vuelta a una de las dos curvas, ambas coinciden casi exactamente.

El Clima está controlado por las Nubes. Las Nubes están controladas por los Rayos Cósmicos. Los Rayos Cósmicos están controlados por el Sol.

Para ver más: El Misterio de las Nubes

El Calor del Sol

Temperaturas del Ártico y Nivel de CO2

En 2.005, astrofísicos de la Universidad de Harvard publicaron en la revista de la Unión Geofísica Americana un gráfico en el que mostraban las variaciones de temperatura del aire y del nivel de CO2 de la atmósfera. No hay correlación entre ambas curvas.

Temperatura del Ártico y Manchas Solares

 Pero si el mismo registro de temperaturas lo comparamos con las variaciones del campo magnético solar durante el mismo período, la correlación es clara.

Para muchos científicos es innegable que es el Sol, no el CO2, el que regula la temperatura de la Tierra.

Pero si es tan innegable, si es tan evidente, ¿por qué hay tantas organizaciones y medios de comunicación que se empeñan en seguir difundiendo la idea de que es el CO2 de origen antropogénico el que está provocando el Calentamiento Global?

El Origen del Movimiento Climático

En 1.974 se emitió un documental de BBC TV titulado 'The Weather Machine' (La Máquina del Clima). En él advertía de que las tormentas y tornados eran cada vez más frecuentes y violentos y podrían poner en peligro las cosechas de todo el planeta. El productor del programa, Nigel Calder, exdirector de la revista New Scientist, aducía que la causa era un enfriamiento global que se estaba produciendo desde hacía varias décadas y que podría llevarnos a una nueva era glacial.

Ante ese temor generalizado, el científico sueco Bert Bolin sugirió que podríamos evitar el enfriamiento enviando a la atmósfera una mayor cantidad de CO2 para incrementar el efecto invernadero. Él mismo afirmaba en el documental que era una posibilidad, pero no estaba seguro de que acabara siendo cierto.

Esta idea fue considerada ridícula por muchos científicos, pero entonces ocurrieron dos cosas que cambiaron el escenario: Las Temperaturas empezaron a subir y los mineros británicos se pusieron en Huelga.

La primera ministra británica, Margaret Thatcher quería incrementar la producción eléctrica del país sin depender del Petróleo ni del Carbón, por lo que su opción preferida era la Energía Nuclear. Al conocer la teoría de que el CO2 podría aumentar la Temperatura de la Tierra, utilizó el argumento de que la Energía Nuclear tenía la ventaja de no producir CO2.

Para respaldar esta idea, acudió a la Royal Society y les ofreció subvenciones para que demostraran que eso sería así. Y, claro, si le ofreces dinero a muchos científicos para que demuestren una teoría, por muy estúpida que antes se considerase, siempre habrá alguno dispuesto a demostrarlo.

El dinero empezó a entrar y los científicos se empeñaron en demostrar que el CO2 estaba relacionado... ¡No!: Era la causa del calentamiento.

Los informes eran cada vez más alarmantes y se pedía más dinero para realizar más estudios que emitían más informes que alcanzaron niveles cada vez más catastrofistas.

Los científicos, desde luego, no iban a renunciar a las subvenciones que recibían del gobierno, y Margaret Thatcher, que era la que había puesto a andar el caballo, como política que era no podía ni apearse ni frenarlo, por lo que en una huida hacia delante lo puso al galope y en 1.988 promovió la creación del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, el IPCC.

La Bestia al Galope

En su primera conferencia se realizaron catastróficas predicciones de lo que el Calentamiento Global iba a provocar en el futuro. Lo sorprendente es que tan sólo unos meses antes, una conferencia de climatólogos de la Royal Society había postulado, con numerosas pruebas, que era el Sol el responsable del Cambio Climático, pero esos estudios, que no estaban subvencionados, simplemente fueron ignorados. Para el IPCC, financiado por instituciones políticas, el Cambio Climático era causado por lo que la señora Thatcher quería denostar: el CO2.

No fue el gobierno el único en apoyar esa idea. Para los movimientos ecologistas que estaban en contra de la industrialización y querían que la sociedad volviera a una época medieval más limpia y sencilla, el CO2 se convirtió en un símbolo de todas las industrias, de los coches, de los aviones, de todo aquello que separara la sociedad del medio ambiente.

Patrick Moore, cofundador de Greenpeace, explica que en los años 80 los movimientos ecologistas y antisistema llegaron a extremos bastante exagerados. De hecho, en sus reuniones llegaron a plantear que se prohibiera el uso del Cloro en todo el mundo.

¿Se puede prohibir un elemento de la Tabla Periódica?

En 1.989 cayó el Muro de Berlín y la URSS se descompuso. Para muchos activistas partidarios del comunismo y el marxismo aquello supuso quedarse sin paraíso del proletariado del que pudieran presumir, y muchos profesionales del activismo político se pasaron al ecologismo radical para seguir medrando de las ideologías antisistema.

La insospechada connivencia de la derecha de Margaret Thatcher y la izquierda radical anticapitalista, antisistema, antiindustrial, antiglobalización, anti-todo lo que significara progreso, convirtió una idea disparatada como la del CO2 como origen del cambio climático en la bandera de un grupo global de políticos, científicos buscadores de subvenciones y grupos radicales antisistema, apoyados por medios de comunicación más interesados en aumentar sus ventas por medio de anuncios de las catástrofes venideras que en ofrecer una información veraz y aburrida.

Para principios de la década de los 90, la teoría del Calentamiento Global se había convertido en un movimiento político promovido por radicales anticapitalistas, aprovechado por científicos cazadores de subvenciones, políticos sin escrúpulos y prensa amarilla.

Hasta entonces, las subvenciones dadas por el gobierno USA para estudios climatológicos había sido de unos 170 Millones de dólares al año, lo que, para el estudio del clima, es una cantidad razonable y suficiente. En poco tiempo esa cantidad era de 2.000 Millones de Dólares al año. Hoy en día asciende a 4.000 Millones.

Con el fin de acceder a esas subvenciones muchos científicos de muy diversas áreas orientaron sus estudios a la influencia del cambio climático sobre su área de estudios. Era la forma más fácil de conseguir subvenciones.

Si se quería hacer un estudio entomológico sobre las pautas de reproducción del Escarabajo Pelotero, había que decir que se iba a investigar cómo afectaría el Calentamiento Global en ese apasionante estudio.

Si no se mencionaba el Calentamiento Global, lo más probable era que no se consiguiera ninguna subvención.

Modelos Informáticos del Clima

Parte del dinero de estas subvenciones se destinó a la creación de modelos informáticos para analizar, comprender y prever el comportamiento del clima.

El problema principal de estos modelos es que todos asumen que el CO2 es el factor fundamental del Calentamiento Global. Es como si al tener un problema en el coche ignoráramos el motor y la transmisión y nos concentráramos en un arañazo de la carrocería.

El clima se rige por unos factores y mecanismos muy complejos que hay que entender y asumir, al menos mínimamente, para crear modelos. Si no se tienen en cuenta esos procesos, ningún modelo sirve para nada.

Al mismo tiempo, la creación de modelos informáticos del Clima adquiere un sesgo catastrofista. Si un modelo informático sobre el clima no predice acontecimientos catastróficos, nadie le hará caso. Pero si alterando algunos parámetros se consigue que el modelo prediga una catástrofe, los periódicos lo publicarán en primera página, saldrá en los informativos y se harán reportajes.

Y los políticos concederán más subvenciones.

Así que los autores del modelo son los más interesados en falsificar o exagerar esos modelos.

Prediciendo el Desastre

Se dice que el Calentamiento Global provocará en poco tiempo el deshielo total del Ártico y de Groenlandia, pero han habido varias ocasiones en las que el Clima ha sido más cálido que en la actualidad, y el hielo en Groenlandia no se ha fundido, como demuestra el hecho de que hoy en día se estudia el clima de muchos Millones de años en sus capas de hielo.

También se afirma que el Calentamiento Global hará que enfermedades endémicas de los trópicos como la malaria puedan llegar a afectar a países más norteños, como Europa y USA, pero es mentira que la malaria sea una enfermedad tropical. La plaga de malaria más mortífera conocida ocurrió en Siberia en 1.920, afectando a varios millones de personas y matando a unas 600.000.

Los catastrofistas informes del IPCC se han realizado a partir de estudios de prestigiosos científicos, que en ocasiones han indicado que no hay pruebas que demuestren estas catastróficas consecuencias, pero sus dudas y cualquier información que contradiga las tesis del IPCC han sido sistemáticamente eliminadas de los informes.

Ante la tergiversación que se ha hecho de sus estudios, muchos científicos han dimitido del IPCC y han denunciado que los informes publicados han sido falseados, pero el IPCC sigue manteniendo sus nombres como colaboradores de los mismos.

Y a los detractores se les acusa sistemáticamente de estar pagados por las multinacionales petrolíferas y energéticas. Muchos de ellos dicen: ¡Ojalá!

Los Condenados a la Miseria

El factor más preocupante del movimiento del Calentamiento Global es que las medidas que se están tomando para evitarlo están provocando un efecto desastroso sobre los países pobres del Tercer Mundo.

Para evitar el Calentamiento Global se sugiere disminuir el consumo de combustibles fósiles y sustituirlos por energías renovables, pero éstas son más caras e inconstantes y, sencillamente, la mayoría de los países del Tercer Mundo no se lo pueden permitir.

El resultado es que a los países que intentan industrializarse y salir de la pobreza se les ponen trabas y se les incita a usar tecnologías que son más caras y que les vuelven dependientes de las ayudas externas.

África dispone de Petróleo y Carbón con los cuales podría producir electricidad suficiente para abastecer a una población en la que la actualmente sólo tienen la luz del Sol y, para cocinar, hogueras dentro de las chozas. Cuatro millones de niños y otros tantos de mujeres mueren todos los años por enfermedades pulmonares provocadas por las hogueras dentro de las casas.

Si dispusieran de electricidad barata muchas de esas vidas se salvarían pero los grupos ecologistas están en contra de que África use los combustibles fósiles.

Para el ex-ecologista Paul Driessen, la idea de que los países más pobres del mundo deban utilizar las energías más caras y menos rentables es el aspecto moral más repugnante de las campañas ecologistas contra el Calentamiento Global.

En mi Opinión

Respecto a la producción energética por combustible fósiles o renovables, soy partidario de buscar las energías más limpias y prescindir cuanto antes de las fósiles. Pero no soy yo quién para decirle a nadie lo que debe hacer, y menos a los que están viviendo en una situación mucho peor que la mía.

Respecto a la parte científica, quiero señalar que la teoría de que el CO2 provoca el calentamiento nunca me ha parecido tan descabellada como aquí se sugiere. Teniendo en cuenta que es la teoría que más se menciona en toda clase de reportajes y documentales, me gustaría tener más información antes de descartarla del todo.

Si es cierto que es el calentamiento el que hace aumentar el CO2, y con un retraso, debido a la inercia térmica de los océanos, de unos 800 años, parece lógico que ahora mismo esté subiendo el CO2 porque hace 800 años aún estábamos en el período cálido del Óptimo Climático Medieval. Como éste terminó sobre el 1.250, dando paso a la Pequeña Edad de Hielo, podríamos concluir que sobre el 2.050 el nivel de CO2 empezará a descender.

Ya veremos.

En la Teoría de la Nubes provocadas por los Rayos Cósmicos, no se ha mencionado una parte de esa teoría que afirma que, cuando el Sistema Solar, en su órbita de 225 Millones de años alrededor de la Vía Láctea, atraviesa uno de los brazos espirales de la galaxia, al estar en una zona de mayor densidad estelar recibimos más rayos cósmicos lo que provoca períodos más fríos que duran varias decenas de millones de años. Y cuando pasa por zonas menos densas, entre dos brazos espirales, recibimos menos rayos cósmicos, por lo que se producen menos nubes y el clima es bastante más cálido, también durante varias decenas de millones de años.

Podéis ver la reseña de un documental que explica El Misterio de las Nubes.

Por último, en la parte política, no me creo que todos los participantes del IPCC sean cazadores de subvenciones sin escrúpulos. Seguro que entre ellos hay científicos serios y sinceros que creen en lo que afirma el IPCC. Lo cual no quita que, tal vez, sean muy pocos y la inmensa mayoría no son ni siquiera científicos, sino, lo dicho, cazadores de subvenciones y demagogos que, como los profetas de la antigüedad, predicen los mayores desastres imaginables pero nos aseguran que si les damos dinero suficiente ellos nos salvarán.

Lo que yo llamo Algoreros, los seguidores de Al Gore.

Mi Conclusión Moral

Partiendo de una teoría posiblemente equivocada, unos políticos imprudentes han creado una Bestia devoradora de subvenciones que ha abanderado a grupos antisistema de todo el mundo y de todas las tendencias políticas, alimentada por medios de comunicación catastrofistas.

La investigación seria del Clima ha experimentado un retroceso y se han gastado miles de millones de dólares de los ciudadanos en financiar un movimiento político, no científico, que además está impidiendo que muchos países del tercer mundo salgan cuanto antes de la miseria.

Los habitantes del Tercer Mundo necesitan electricidad en sus casas, luz para estudiar, energía para cocinar de forma limpia y segura y frigoríficos para conservar los alimentos. Necesitan crear empresas que produzcan los bienes que necesitan para salir de la miseria y entrar en el Primer Mundo.

Y la gente, y sobre todo los medios de comunicación, necesitan sensatez para reconocer que el CO2 que exhalamos al respirar tal vez no sea el causante del Calentamiento Global, sino que los cambios del clima dependen, principalmente, del Sol.

Si dos mil millones de personas del Tercer Mundo pueden mejorar sus condiciones de vida utilizando las energías más baratas y eficientes de las que puedan disponer, sería un crimen que los habitantes del Primer Mundo, que hace siglos han salido de esas mismas condiciones con esos mismos combustibles fósiles, impidieran que los pobres del Tercer Mundo puedan imitarnos, condenándolos a la miseria y a la muerte de millones de niños y mujeres por enfermedades pulmonares.

Ver Ficha de La Gran Estafa del Calentamiento Global

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies