Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Documentales de Stephen Hawking

Hubble: Explorando el Universo

Cosmos 2014

Secretos del Universo con Morgan Freeman

El Universo

La Historia del Universo

Desmontando el Cosmos

Curiosity

El Universo Conocido

Física de lo Imposible con Michio Kaku

Tierra 2.0

Evitar Impactos de Asteroides

Colonizar la Galaxia

La Rebelión de la Inteligencia Artificial

Ciencia al Desnudo

Sci-Trek

Pioneros del Espacio

La Conquista del Universo

Universo Maligno

Colisiones Cósmicas

Física y Espacio

El Universo

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

Colaboradores Habituales

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

Michio Kaku nos presenta varias alternativas para salvarnos de un asteroide apocalíptico.

Creada28-07-2015
Modificada18-05-2017
Total Visitas87
Diciembre2

Reseña del Documental Evitar Impactos de Asteroides de la serie La Ciencia de lo Imposible

Evitar Impactos de Asteroides

Documental de la serie La Ciencia de lo Imposible en el que Michio Kaku nos presenta varias alternativas para salvarnos de un asteroide apocalíptico.

El 90% de las rocas espaciales tienen la capacidad de destruirnos.

Exagera. El 99'999% de las rocas espaciales son más pequeñas que una canica. Lo que no quita que aún queden en el cinturón de asteroides muchos miles que podrían destruirnos y muchos millones más en los cinturones de Kuiper o en la Nube de Oort.

Un sistema que nos proteja de los peligros de los asteroides requiere los siguientes requisitos:

  1. Detectar los asteroides que puedan suponer un peligro para la Tierra.
  2. Evaluar la magnitud de la amenaza.
  3. Eliminar la amenaza.

Si un asteroide de varios Km se estrellase contra la Tierra podría acabar con toda la Humanidad.

La solución de las películas, hacerlo explotar con una Bomba Atómica no funcionaría. El Asteroide se partiría en millones de fragmentos, cada uno con poca potencia destructora, pero millones cayendo sobre la Tierra harían tanto daño, si no más, que el asteroide original.

Conoce a tu Enemigo

No hay una sola clase de asteroides. Los hay metálicos, rocosos y de hielo. Y pueden presentarse como un único bloque sólido o como muchos fragmentos débilmente unidos por su propia atracción gravitatoria. Y los asteroides fragmentarios pueden estar formados por una mezcla heterogénea de cualquiera de los componentes mencionados.

Dependiendo del tipo de asteroide que sea, las estrategias para combatirlo pueden ser muy diferentes.

Esquivando las Balas

Una posibilidad es, no estallarlos, sino desviarlos.

Para ello podríamos usar cohetes que aterricen en su superficie y una vez anclados poner en funcionamiento un cohete que lo empuje en una direción determinada. Si el asteroide es bastante grande la desviación será muy pequeña, pero si empezamos a desviarlo desde muchos meses o años antes de que llegue a la Tierra bastaría para que pasara lejos de ella.

Pero los cohetes son caros, sería interesante crear un sistema que no se perdiera después de usarlo.

Otra opción sería construir un espejo de 160 Km de ancho (100 millas en el original) que reflejara la luz del Sol concentrada en un solo punto del asteroide. El material se derretiría y se evaporaría actuando como un motor de reacción que desviaría su trayectoria.

Se ignora el hecho de que si vemos un asteroide que va a chocar con la Tierra dentro de un año, tardaríamos muchos meses en lanzar un cohete remolcador o reflector, llevarlo hasta el asteroide, frenarlo para igualar velocidades, y empezar a actuar para desviarlo.

En las rocas que transitan por el Cinturón de asteroides podemos descubrir algunas de las que, después de calcular su futura trayectoria, podremos prever que chocarán con la Tierra con años de antelación.

Peligro Inminente

Pero un cometa es muy diferente. Vienen desde el espacio exterior, desde el Cinturón de Kuiper o desde la Nube de Oort. Van cayendo lentamente hacia la Tierra manteniéndose invisibles.

Sólo cuando llegan a la distancia de Júpiter se calientan lo suficiente para empezar a emitir gases que lo hagan visible, pero para entonces ya viajan a una gran velocidad, unos 50 Km/s. Apenas tendríamos unas pocas semanas o meses hasta el impacto. Menos aún si el cometa viene desde la dirección en la que está el Sol, pues su brillo podría impedir que lo viéramos hasta pocos días antes del impacto.

En tal caso un rayo láser dirigido hacia el cometa podría evaporar el hielo del cometa y el Viento Solar arrastraría las partículas de hielo y polvo hacia los confines del Sistema Solar.

En un alarde de inconsecuencia, Michio propone que el láser se instale en la Luna, por lo que sólo podría apuntar hacia el cometa el 50% del tiempo.

Lo lógico es que el láser se instale en el espacio, en una órbita lo bastante elevada como para que ni la Luna ni la Tierra estorben la trayectoria del disparo y poder dirigir un rayo continuo sin pausas por la rotación de la Tierra o la Luna.

Centinelas del Espacio

Para evitar que ningún asteroide ni cometa nos pille por sorpresa, lo mejor es instalar una red de sensores en el cinturón de asteroides que vigile permanentemente todos los asteroides conocidos y detecte los nuevos, así como los cometas procedentes del Cinturón de Kuiper.

Mientras desde más lejos seamos capaces de detectarlos, antes podremos determinar si van a suponer una amenaza y preparar los planes de contingencia necesarios para desviarlos de una colisión apocalíptica con la Tierra.

En mi opinión

Hay una medida elemental que no se considera:

No colocar todos los huevos en el mismo cesto.

A pesar de todos nuestros planes la Tierra puede ser destruida por un impacto que no podamos evitar.

La única forma de que la Humanidad sobreviva a la destrucción de la Tierra es construir cuanto antes Ciudades en el Espacio, que cada vez sean más y más grandes hasta que haya millones de habitantes viviendo en el espacio.

Es la única forma de que la Humanidad sobreviva a la destrucción de la Tierra.

Por otro lado, me ha sorprendido la propuesta de construir un espejo ¡de 160 Km de ancho!

Acabo de publicar un artículo en el que propongo precisamente la construcción de Espejos en el Cielo.

Estos espejos tendrían tres utilidades en la Tierra y una en Marte:

  1. Iluminar durante la noche las zonas donde se hayan producido catástrofes humanitarias para facilitar las tareas de rescate.
  2. Evitar los daños que podrían producir en las cosechas unas heladas extremas.
  3. Debilitar y/o desviar los huracanes más fuertes que vayan a llegar a zonas habitadas.
  4. Calentar Marte y otros planetas o lunas que estén demasiado lejos del Sol.

No se me había ocurrido la posibilidad de usarlos como concentradores solares para desviar asteroides, pero me ha sorprendido que Michio plantee fabricar espejos de 160 Km de diámetro. Yo había sido mucho más modesto y pensaba que sólo tendrían 10 Km.

Pero Michio es a veces demasiado entusiasta. Seguro que exagera.

Volver a la serie La Ciencia de lo Imposible

Ver Ficha de Evitar Impactos de Asteroides de la serie La Ciencia de lo Imposible

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies