Ciencia y Futuro

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Ciencia y Futuro

Los Orígenes de Todo

Vida y Evolución

El Cambio Climático de la Tierra

Física y Relatividad

La Energía

La Crisis Energética

Usos de la Energía

Orígenes de la Energía

La Electricidad

El Motor de las Dinamos

La Energía Nuclear

Una Oportunidad para el Cambio

La Energía Nuclear y el Accidente de Chernobil

Ciudades en el Espacio

Teoría de La Gran Onda y el Omniverso

Lansi: Idioma Universal

Vida Natural

Utilidades y Herramientas

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.231.226.211

Datos de Pagina

La Solución al Problema Energético y Medioambiental requiere que renunciemos a las energías más contaminantes y caras y busquemos alternativas más limpias, económicas y eficientes.

Creada30-01-2008
Modificada27-05-2015
Total Visitas308
Noviembre1

Una Oportunidad para el Cambio

Nos enfrentamos a una crisis que tiene dos aspectos: el energético y el medioambiental.

En el aspecto energético, cada vez necesitaremos más energía.

En el aspecto medioambiental, debemos reducir y eliminar el uso de las fuentes energéticas contaminantes.

De momento, ambas cosas parecen ser incompatibles: debemos decidir qué es más importante: satisfacer las necesidades energéticas de una sociedad que cada vez demanda más electricidad, o velar por la conservación del medio ambiente.

En mi opinión tal vez podamos conseguir ambas cosas, pero para ello es preciso que sigamos unos pasos determinados.

En este momento, en España se produce el 60% de la electricidad en centrales de Gas, Petróleo y Carbón, el 18% en centrales nucleares, el 10 % en Centrales Hidroeléctricas, un 8% con turbinas eólicas y el 4% restante con el resto de fuentes de producción eléctrica, entre ellas los paneles fotovoltaicos.

Las más contaminantes son las de Gas, Petróleo y Carbón, y pienso que son esas las que con más urgencia habría que sustituir por fuentes energéticas más limpias.

Sería maravilloso si con presas hidroeléctricas, placas solares o rotores eólicos pudiéramos sustituir ese 60% de la ENE, e incluso el 18% de la energía nuclear, pero siendo realistas veremos que quedan muy pocos sitios en los ríos donde se puedan construir nuevas presas, y que aún cuando dupliquemos el número de rotores eólicos apenas bastaría para cubrir un 12% de la ENE actual. Si suponemos que dentro de algunos años la ENE puede ser bastante mayor que la actual, el porcentaje, en realidad, tenderá a descender en el futuro.

En vez de presas podríamos construir centrales AVF en montañas costeras, o incluso, por qué no, en montañas junto a ríos. Con todo ello quizás podríamos duplicar y hasta triplicar la producción hidroeléctrica.

Permitidme una nueva idea surgida de la combinación de dos ideas diferentes: la de Alberto Vázquez-Figueroa y la de los coches con motor de aire que mencioné casi al principio de este documento.

Las centrales AVF se basan en almacenar la energía del viento que no se utilice, en las horas de bajo consumo, subiendo agua a una montaña. En las horas de mayor consumo se deja caer agua por una tubería conectada a una turbina para producir electricidad.
Por la misma característica de la idea, esto solo podría hacerse en lugares específicos, montañas cercanas al mar, y a escala industrial.

Pero la energía no solo puede almacenarse subiendo agua a una montaña.

¿Recordáis el motor de aire?. Pues bien, imaginad que con la energía eólica lo que hacemos es comprimir aire dentro de un depósito y expulsarlo por una espita hacia una turbina cuando necesitemos corriente eléctrica.

Un rotor eólico, que en lugar de producir electricidad sirva para comprimir aire, y un alternador que gire por el viento que salga controlado por una espita de ese depósito, podría tener una eficiencia muy elevada, con una ventaja muy grande, que para que sea rentable no necesita tener un tamaño gigantesco, también sería rentable a una escala doméstica. ¿cómo puede saberse que esto es cierto, que efectivamente pueden ser rentables a tamaño doméstico?
Bien, si bajo el capó de un coche se puede meter un depósito de aire comprimido con capacidad suficiente para hacerlo circular durante horas, es evidente que también se podrá generar electricidad durante horas, por tanto, se puede hacer. Podemos construir una turbina eólica que bombee aire a un depósito y cuando necesitemos electricidad echar aire por una espita sobre una turbina conectada a una dinamo.

Una central de este tipo sería lo mismo que una central AVF pero con varias ventajas adicionales:

  1. La eficiencia de comprimir aire y luego soltarlo es mayor que la de subir agua y luego dejarla caer, por lo que a partir de la misma cantidad de energía eólica produciremos una mayor cantidad de electricidad final.
  2. No se necesita un embalse de agua sino un depósito de aire, por consiguiente no tiene que estar necesariamente en una montaña junto al mar, sino que se puede instalar en cualquier punto del territorio nacional, aunque sea lejos de costas, lagos o ríos.
  3. Se pueden hacer módulos completos (Turbina-Compresor-Depósito-Alternador) de diversos tamaños, incluido un tamaño doméstico que se pueda instalar en una casa en el campo, un módulo medio para una comunidad de vecinos o naves industriales y módulos para centrales con capacidad de producir varios GigaVatios de electricidad. Un módulo doméstico tendría uno o dos depósitos de aire similar a las bombonas de butano, en el que podrían entrar unos 100 m³ de aire a presión. El módulo medio tendría un depósito de un metro cúbico, capaz de almacenar casi MIL metros cúbicos de aire. En un módulo industrial, el tanque de aire tendría el tamaño de los depósitos de gas o petróleo de las refinerías.
  4. Todos los módulos que se instalaran a nivel doméstico o comunitario redundarían en un mayor ahorro de la energía producida en las grandes centrales eléctricas. Puede parecer sorprendente y hasta escandaloso, pero de la electricidad que se produce en una central eléctrica, MÁS DE LA MITAD de la energía se pierde en el transporte. El total de la electricidad generada en España es de más del doble de la facturada a los clientes. El resto se pierde en el recorrido y en los empalmes de los cables de la red de alta tensión.
    Pero si consumimos en primer lugar la energía producida por nuestro módulo, no se perderá apenas electricidad en el transporte, y por cada kwh que consumamos de nuestra propia producción, en realidad estaremos ahorrando DOS kwh que una central eléctrica hubiera tenido que fabricar.

El módulo debe estar conectado a la red eléctrica, tal como el sistema de doble contador de las granjas fotovoltaicas, pero el precio de la energía producida debe ser igual que el de la energía consumida, para evitar que haya industriales que se aprovechen de las subvenciones para ganar dinero con los impuestos de los demás. Cuando nuestro depósito de aire esté lleno y se genere más electricidad, la sobrante se volcará en la red. Cuando el depósito quede vacío y no haya viento, se tomará electricidad de la Red. Como las condiciones de viento no son las mismas en todas partes, el resultado será que la energía de más que se produzca en las zonas ventosas servirá para abastecer a las zonas donde no haya viento.

Si las centrales AVF-AC (AC por Aire Comprimido) resultan ser lo bastante baratas, mucha gente las instalaría para su propio consumo, pero conservando la conexión eléctrica, para no quedarse sin electricidad tras varios días de falta de viento.

Colocándolas en las casas en el campo, en comunidades de vecinos, en edificios públicos, podríamos conseguir un importante ahorro energético, con el resultado de que las grandes centrales eléctricas tendrían que producir menos electricidad, y esto evidentemente, redundará en ahorro energético para los ciudadanos, para el país y ahorro de contaminación para la naturaleza.

Además de las centrales AVF (y si se me permite la sugerencia, las AVF-AC) también podemos y debemos fomentar la investigación y la mejora del rendimiento de las placas fotovoltaicas, pero no subvencionando la instalación de productos ineficientes, sino promoviendo la invención y el desarrollo de productos más eficientes, y eso solo se podrá conseguir apelando a la codicia de los empresarios por medio de concursos y premios a la investigación. Si quieren ganar dinero, que inventen, no que se sienten a cenar con políticos. Que nos ofrezcan productos Buenos, Bonitos y Baratos. Entonces no necesitarán subvenciones de los políticos, seremos nosotros, los usuarios, los que les haremos inmensamente ricos comprándoles los productos de buena calidad que nos ofrezcan.

Y si conseguimos (mediante concursos, no por subvenciones) fabricar placas fotovoltaicas más eficientes y baratas, quizás podríamos multiplicar hasta por diez la energía que producimos por ese medio.

Pero tal vez ni aún así sea suficiente para poder sustituir las energías más contaminantes.

Entonces no quedará más remedio que recurrir a alguna de las contaminantes.

Carbón, Petróleo, Gas o Átomo.

Entre estas cuatro energías hay tres que son muy contaminantes, que producen muchas víctimas mortales y enfermedades entre los trabajadores que se encargan de su extracción y su explotación, pero que a nosotros, los consumidores, nos mantienen a salvo de accidentes, aunque no de los efectos de la contaminación.

La otra es la más limpia, la que menos víctimas y enfermedades ha causado en su historia, la más controlada y segura y, encima, la más barata, no solo de las contaminantes, sino de todas las demás fuentes energéticas, con el inconveniente de que un accidente si podría afectarnos a nosotros.

En mi opinión, vistos los pros y los contras, los riesgos y controles, las ventajas y los inconvenientes de las diversas fuentes energéticas, creo que debemos hacer lo posible para acabar con el terrible peligro que para la Humanidad y el Medio Ambiente representan las centrales de Carbón, Petróleo y Gas y sustituirlas, mientras no encontremos algo mejor, por las mucho más limpias, seguras y baratas centrales nucleares.

Un último comentario.
Francia, nuestro vecino del norte, decidió hace años confiar en la energía nuclear. Hoy en día produce casi el 80% de la electricidad que necesita con energía nuclear, con lo que consigue contaminar menos, tener menos emisiones de CO2, independizarse de los avatares del precio del petróleo y vender sus excedentes.

Marruecos, nuestro vecino del Sur, ha negociado con empresas francesas la instalación de centrales nucleares en su país.

Si España se pone la bandera ecologista y dice que no a las centrales nucleares, manteniendo o aumentando las centrales de Carbón, Gas y Petróleo, preveo que en pocos años aumentaremos nuestros niveles de contaminación y emisiones de CO2, y aún así, probablemente acabaremos necesitando comprar energía eléctrica a Francia y Marruecos. Energía eléctrica que se habrá producido con energía nuclear.

¿Seremos tan imbéciles? Por no decir otra palabra.

P.S. He pedido a Alberto Vázquez-Figueroa, escritor al que admiro extraordinariamente, no solo como escritor, sino como periodista y persona preocupada que ha dedicado largos años a buscar posibles soluciones para los problemas del agua y la energía, permiso para mencionar su propuesta de contribución al problema energético, y él ha tenido la gentileza de enviarme el siguiente artículo, que le agradezco con toda sinceridad.

Agua y Energía en Cataluña
Alberto Vázquez-Figueroa

Si tienes alguna duda o consulta o ves algún error en este artículo, entra en nuestro
Foro de Ciencia y Futuro

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies