Ciencia y Futuro

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Ciencia y Futuro

Los Orígenes de Todo

Vida y Evolución

El Cambio Climático de la Tierra

Física y Relatividad

La Energía

La Crisis Energética

Usos de la Energía

Orígenes de la Energía

La Electricidad

El Motor de las Dinamos

La Energía Nuclear

Una Oportunidad para el Cambio

La Energía Nuclear y el Accidente de Chernobil

Ciudades en el Espacio

Teoría de La Gran Onda y el Omniverso

Lansi: Idioma Universal

Vida Natural

Utilidades y Herramientas

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

El Mundo está sumido en varias crisis, algunas naturales, otras provocadas por el Hombre. ¿Cómo resolverlas?

Creada30-01-2008
Modificada20-09-2016
Total Visitas11953
Noviembre198
Octubre290
Septiembre255
Agosto319
Media Mensual351

La Crisis Energética Mundial

El mundo se enfrenta actualmente a una grave crisis debida a diversas causas.

Algunas de esas causas tienen origen natural, otras tienen un origen humano.

Entre los peligros que actualmente parecen más acuciantes hay tres de los que se viene hablando cada vez más en los últimos años: El Calentamiento Global, la Contaminación y la Destrucción del Medio Natural.

El Calentamiento Global es un hecho cierto y más que comprobado. A lo largo de la historia de la Tierra, desde mucho antes de la aparición del Hombre, se han producido muchos calentamientos globales y muchos enfriamientos globales. Hace mil años, por ejemplo, la temperatura media en Europa era bastante superior a la actual, produciéndose muchas menos nevadas y llegando el cultivo del trigo y la vid hasta latitudes en las que hoy en día es impensable encontrarlas. Después se produjo un enfriamiento global que llevó a las temperaturas más bajas registradas por el hombre, en épocas en que los viñedos desaparecieron del norte de Europa, ríos como el Támesis o el Sena se congelaban a su paso por Londres y París y países enteros del norte de Europa perdieron hasta la mitad de su población por la pérdida de las cosechas y las consiguientes hambrunas y migraciones.

Si nos centramos sólo en los últimos cien años observamos que entre los años 1900 y 1940 se produjo un Calentamiento Global. Entre 1940 y 1970 se produjo un Enfriamiento Global. Entre 1970 y 1998 se produjo otro Calentamiento Global, y desde 1998 hasta ahora la temperatura media de la Tierra parece haberse estabilizado, quizás con una leve tendencia al enfriamiento.

Estos cambios, ¿tienen su origen en las actividades humanas?. La verdad, es difícil creerlo. Si así fuera, ya que la actividad industrial humana ha estado siempre en aumento, no se explica el enfriamiento global producido entre 1940 y 1970, ni la estabilización desde 1998 hasta, de momento, el pasado año (2007). Más bien parece que el clima sigue unos ciclos cuyo origen desconocemos, y en mi opinión, el primer sospechoso de que tengamos más o menos calor, más o menos frío, es el Sol, aunque, sorprendentemente, hay muchos que opinan que la actividad humana influye más en el clima que la actividad solar. 

La Contaminación SI es un problema cada vez más grave. Y SI es culpa nuestra. Contaminamos el aire, contaminamos las aguas, contaminamos el campo. Allá donde vamos dejamos residuos que la naturaleza no puede procesar y que provocan una degradación del medio ambiente. Dañamos el medio ambiente al extraer recursos naturales, al procesarlos para producir bienes de consumo, al transportarlos, al adquirirlos, al utilizarlos y, cuando ya han perdido su utilidad, al desecharlos.

La Destrucción del Medio Natural es cada vez más intensa. Conforme nuestra población va aumentando, las ciudades son cada vez más grandes, las explotaciones mineras arrasan cada vez más terrenos, los campos de cultivo crecen a costa de la destrucción de los bosques, las carreteras, cada vez más anchas y más densas, cortan las rutas de migración de todas las especies animales condenándolas a entornos cada vez más reducidos y eco-inestables y contribuyendo a la extinción de numerosas especies.

Cada vez somos más miles de millones de habitantes, cada vez requerimos más alimentos, más casas, más frigoríficos, bombillas, coches, teléfonos, ordenadores, ... Cada vez debemos producir más y más, y cada vez necesitamos más y más energía. Lo cual nos lleva a la cuarta crisis:

La Crisis Energética

Extraemos energía de la Naturaleza, de los bosques, de los desiertos, del Sol, de las rocas, del aire...

Cada vez necesitamos más y más energía, y cada vez conocemos más medios de conseguirla. La prospección, extracción, producción, transporte y distribución de la energía son cada vez más intensivas en todos los terrenos.

Y estas también son actividades contaminantes, por lo que, aunque necesarias, aumentamos el daño que nuestro desarrollo está haciendo al medio natural.

El progreso es inevitable, imparable, si alguien piensa que el progreso se puede parar, inmediatamente quedará atrás, desfasado en un mundo de continuos cambios.

Y no es malo, el progreso trae cada vez más opciones, más libertad a las personas que lo disfrutan, pero es indiscutible que también genera problemas.

Debido a que las personas somos como somos, muchas veces el progreso se ha realizado sin tener consideración con la propia naturaleza de la que se extraían los recursos naturales, y casi siempre han sido unos pocos los que se aprovechaban directamente de estos recursos, que luego han puesto a disposición de otras personas pero a un coste ecológico que en ocasiones ha sido excesivo para la capacidad de la Naturaleza de auto-regenerarse.

Pero se haya hecho bien o mal, haya sido cual haya sido el coste, lo cierto es que la humanidad, o una parte de la humanidad, al menos, dispone hoy en día de recursos y bienes que hace sólo dos siglos eran inimaginables.

Muchos de esos bienes son aparatos o máquinas que requieren un aporte de energía para funcionar, y eso ha causado que se forme una industria que extraiga energía de la Naturaleza y la transporte a los usuarios que la puedan requerir.

La industria de la energía es, después de la alimentación, la más importante del mundo y, con mucha diferencia, la que mueve más dinero. A lo largo y ancho del mundo se han creado miles de empresas que extraen energía de diversos medios naturales y la ponen a disposición de los usuarios.

Analicemos por un momento qué tipos de energía suelen usar los usuarios y cómo las compañías energéticas los producen.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies