Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Mentes Brillantes

Tecnología Espacial

Cómo ganó Rusia la Carrera Espacial

Sondas Espaciales

Robots Exploradores

Proyectos Espaciales

Minería Lunar

Exoplanetas

¿Cómo destruir un Asteroide?

Marte es Nuestro

Escapar de la Tierra

En Busca del Tesoro Espacial

Zona de Obras

Sobrevivir en el Espacio

Nuestro Viaje a las Estrellas

Tecnología Espacial Extrema

Nube Tóxica sobre USA

Inteligencia Artificial y Robótica

La Energía Nuclear

Tecnologías Ecológicas

Nanotecnologías

¿Llegaremos a ser Dios?

Inventos

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

Diversas tecnologías que nos permitan establecer colonias habitadas en Marte.

Creada08-06-2015
Modificada19-05-2017
Total Visitas123
Diciembre3

Reseña del Documental Marte es Nuestro de la serie La Conquista del Universo

Marte es Nuestro

Documental de la serie La Conquista del Universo producido el año 2.014, en el que se enumeran diversas tecnologías que nos permitan establecer colonias habitadas en Marte.

Cohetes Reutilizables

Elon Musk, CEO de la empresa SpaceX, está desarrollando cohetes reutilizables para lanzar materiales y tripulaciones al espacio. Su idea es que los cohetes sean capaces de reingresar en la atmósfera de forma controlada y aterrizar de la misma forma que despegaron, pudiendo reutilizarse para más viajes.

Ha firmado un contrato con la NASA para hacerse cargo del abastecimiento futuro de la Estación Espacial Internacional, calculando que podrá reducir a menos de la mitad el coste de los lanzamientos.

El Falcon 9R está diseñado para ser lanzado al espacio con una cápsula de carga en su extremo superior, soltar la carga en la órbita deseada y regresar a la Tierra de forma automática, sin necesidad de control humano, aterrizando de pie en el mismo punto del que despegó y listo para ser abastecido de combustible y poder despegar en pocos días.

Secuelas Médicas de los Viajes Espaciales

Los astronautas que viajen a Marte se enfrentan a un viaje de unos seis meses de duración durante los cuales estarán sometidos a las radiaciones solares y cósmicas.

En la Tierra estamos protegidos de esas radiaciones por la atmósfera y el campo magnético de la Tierra, pero lejos de esas protecciones en seis meses recibirían mucha más radiación de la que se considera segura, por lo que se tendrían grandes probabilidades de sufrir cánceres y tumores.

Para reducir este peligro se ha previsto construir una habitación con las paredes recubiertas de bolsas de plástico con agua que mitigarían parte de esas radiaciones.

Una permanencia de meses en un entorno sin gravedad también provocaría numerosos problemas de salud, como descalcificación ósea, debilitamiento muscular, incluso una posible deformación de los globos oculares que causaría visión borrosa.

Varios de estos problemas se pueden paliar con un estricto programa de ejercicio físicos.

Secuelas Psicológicas de los Viajes Espaciales

En Rusia se ha simulado un viaje a Marte introduciendo a seis astronautas, todos hombres, en una cápsula durante un año y medio. Los primeros cuatro meses del 'viaje' transcurrieron sin incidentes que destacar, pero en los siguientes se detectaron, y cada vez con más frecuencia, numerosos problemas de convivencia, insomnio, depresiones e incluso comportamientos violentos o autolesivos.

El Dr. David Dinges, de la Universidad de Pensilvania, ha desarrollado un programa de análisis facial que detecta los gestos de los rostros y determina los tipos de emociones de las personas. Tiene la idea de introducir cámaras de vídeo en la cápsula espacial que capten el rostro de los tripulantes y analicen en todo momento sus gestos para determinar su estado de ánimo.

Se mantiene una base de datos con las estadísticas normales del comportamiento gestual de cada astronauta y si esas estadísticas empiezan a cambiar podría suponerse que el astronauta puede estar sufriendo una alteración de su estado de ánimo.

Aterrizaje en Marte

Hasta ahora se han enviado 12 sondas a Marte, de las cuales cinco se han estrellado y quemado.

En la Tierra, la atmósfera sirve como freno a las cápsulas que descienden de regreso de las misiones espaciales, pero en Marte la atmósfera es mucho más tenue y no basta para frenar desde los 6 Km/s a los que llegaríamos a sus inmediaciones.

Hacen falta paracaídas MUY grandes y resistentes.

En el JPL se están desarrollando paracaídas de nylon y kevlar de tamaño y resistencia suficientes para frenar la caída de una nave de 40 Toneladas, las que se usarán en el futuro para la colonización de Marte.

El Traje Marciano

La temperatura en la superficie de Marte es de unos 60 grados bajo cero, y la atmósfera es tan liviana que los líquidos hervirían de forma instantánea, empezando por la humedad de la saliva, las fosas nasales, los lacrimales y, a través de los pulmones, acabando por hacer hervir la sangre, provocando la muerte casi inmediata del astronauta. Hacen falta trajes espaciales que nos protejan de las bajas temperaturas y de la baja presión de la atmósfera marciana.

Los trajes espaciales usados hasta ahora por los astronautas en las misiones al espacio y a la Luna pesan más de 90 Kg, lo que en la reducida gravedad lunar (1/6 de la gravedad terrestre) representan unos 15 Kg. Pero ese mismo traje en Marte (3/8 de la gravedad terrestre) pesaría más de 33 Kg lo que redundaría en gran incomodidad y falta de destreza para las actividades en la atmósfera marciana.

Dava Newman y su BioTrajeLa ingeniera espacial Dava Newman, del MIT, está diseñando un nuevo tipo de traje espacial, el Biotraje, ceñido al cuerpo y que ejerce presión sobre la piel. Protege de las bajas temperaturas y la baja presión de la atmósfera marciana.

Pero también incorporará fibras de un material que tiene Memoria de Forma, una propiedad que hace que las fibras se contraigan al ser estimuladas por una corriente eléctrica y que podrían funcionar como los músculos.

Una posición en cuclillas, por ejemplo, requiere realizar un esfuerzo continuo para mantener la posición. Con un biotraje con exoesqueleto sólo gastaríamos energía al adoptar la posición. Después el traje podría volverse rígido y permaneceríamos cómodamente relajados, sentados dentro del traje que se mantendría inmóvil.

En la práctica sería como si el traje fuera un robot que se mueve siguiendo nuestros movimientos, incluso amplificando la fuerza que apliquemos al levantar objetos pesados, pero que permanece rígido e inmóvil cuando estamos relajados.

Recursos Marcianos

Una misión tripulada a Marte requiere dos viajes, la ida y la vuelta, de unos seis meses de duración, pero esos viajes no se pueden realizar en cualquier momento, hay que esperar a que ambos planetas estén alineados con el fin de reducir el tiempo de viaje. Eso exige que el viaje de regreso sólo se puede iniciar un año y medio después de la llegada, haciendo que la duración completa de la misión sea de dos años y medio.

Es imposible enviar una tripulación con todo el equipamiento, agua, oxigeno y alimentos que la tripulación va a consumir en dos años y medio, por eso se están haciendo estudios para averiguar cuáles de esos recursos pueden ser extraídos del suelo marciano.

Parece ser que bajo la superficie marciana se puede encontrar hielo. De ser así tal vez sea posible construir invernaderos en los que se puedan producir alimentos vegetales.

Viaje sin Retorno

Aún no tenemos capacidad para enviar una tripulación a Marte y traerla de vuelta.

Bas Lansdorp es CEO de la fundación Mars One y ha planteado que sí es posible llevar una tripulación a Marte en un viaje sólo de ida. Habría que conseguir una tripulación de voluntarios que estén dispuestos a viajar sin posibilidad de regreso. Posteriormente se seguirían enviando tripulaciones y tras varios envíos periódicos dispondremos de varios habitats, invernaderos y una población cada vez mayor.

Al no disponer de atmósfera ni de campo magnético, la superficie de Marte es bombardeada por radiaciones mucho más intensas que la Tierra, por lo que se estima que un año allí podría causar tanto envejecimiento y riesgo de tumores como diez años en la Tierra.

Sería una aventura muy emocionante pero muy corta, con un final inevitablemente trágico.

Habría que estar loco para ofrecerse para una aventura semejante.

Lansdorp ya tiene más de 200.000 candidatos.

En mi opinión

Realizar una expedición de ida y vuelta a Marte no es tan imposible como se sugiere.

Lo único que hace falta es utilizar otro medio de transporte que no sean cohetes químicos. En ese sentido tengo bastante más confianza en los Cohetes de Plasma ideados por Franklin Chang Díaz que con menos combustible permitirían una mayor velocidad y que podrían acortar el viaje a menos de dos meses (Ver Escapar de la Tierra).

Aún usando cohetes químicos sigue siendo posible si prescindimos del despegue y el aterrizaje en la Tierra, si el cohete es enviado desde un puerto espacial en órbita alrededor de la Tierra donde se ensamble el cohete y se dispare y el regreso sea sólo hasta allí.

El mayor gasto de combustible es justo el momento del despegue de la Tierra, así que si eliminamos esa fase de la misión y el cohete es enviado al espacio para ser montado allí, o que, aunque sea disparado desde la Tierra, antes de emprender el largo viaje se rellenaran los depósitos de combustible, entonces SÍ que habría suficiente combustible para el regreso.

Y el regreso a la Tierra no hace falta que llegue hasta la superficie. Con llegar al puerto espacial es suficiente, para lo cual se requiere también mucho menos combustible.

Ciudad Espacial tipo Isla 3En cuanto a establecer una colonia permanente en Marte lo veo innecesario. El futuro de la exploración espacial no es colonizar planetas y lunas, sino construir Ciudades en el Espacio en órbita alrededor de la Tierra y con capacidad para miles de personas.

En una Ciudad Espacial el entorno puede estar plenamente controlado, sometido a una gravedad normal, protegido de las radiaciones solares y cósmicas y sin que sean necesarios los trajes espaciales más que para las tareas de mantenimiento en el exterior de la estación. Incluso las fábricas espaciales podrían tener obreros robóticos teledirigidos desde la comodidad de una sala de control en el interior de la ciudad.

Los cultivos se pueden realizar en granjas construidas en el espacio y es perfectamente posible que muchos de los habitantes no tengan nunca necesidad ni de probarse un traje espacial.

Las condiciones de vida en la superficie de Marte son tan peligrosas que no me planteo la necesidad de viajar a las lunas o planetas del Sistema Solar más que para fines de investigación o de prospección minera. Pero al terminar el trabajo hay que volver a casa, es decir, un entorno con gravedad normal, protegido de radiaciones cósmicas y donde puedas encontrarte con los amigos en una terraza mientras comentáis el último partido de Agrabol.

Todo ello está explicado en la sección Ciudades en el Espacio, y creo sinceramente que quien quiera el pequeño Marte que se lo quede. A mí dejadme el inmenso espacio interplanetario y unos cuantos asteroides para usarlos como material de construcción.

Ver Ficha de Marte es Nuestro de la serie La Conquista del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies