La Biblia Apócrifa

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Credo de un Ateo

El Origen de los Dioses

De Abraham a Egipto

El Éxodo

La Conquista de Palestina

El Ocaso de Israel

La Dominacion Persa

La Dominación Griega

La Dominacion Romana

Poncio Pilato

Los Últimos Tiempos

Jesús, el Profeta

Jesús, el Mesías

Saulo de Tarso

Pablo, el Apóstol de los Gentiles

Las Guerras Judías

Jesús, el Hijo de Dios

Conclusión

Bibliografía

Los Evangelios Apócrifos

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.80.38.5

Datos de Pagina

Historia de Poncio Pilato, procurador de Judea en tiempo de la crucifixión de Jesús

Creada12-10-1999
Modificada07-03-2017
Total Visitas1691
Febrero5

Poncio Pilato

En el año 26 el emperador Tiberio nombró a Poncio Pilato procurador de Judea.

Al llegar a Cesárea, Pilato envió la guarnición romana a Jerusalén mientras él descansaba unos días del viaje. Fuera por ignorancia o a propósito, los batallones romanos llegaron a Jerusalén llevando estandartes con la imagen del emperador, cosa que estaba completamente prohibida por los judíos.

Un grupo de éstos emprendió el camino hacia Cesárea para pedir a Pilato que retirara los estandartes pero al llegar tuvieron que esperar durante varios días antes de ser recibidos. Al recibirlos, Pilato hizo que los rodearan los soldados y les amenazó con que desistieran de sus pretensiones o serían degollados.

La respuesta de aquellos judíos fue inclinarse y descubrir el cuello. Ante la perspectiva de empezar su gobierno con una matanza, Pilato accedió a retirar los estandartes pero desde entonces no perdió la menor oportunidad de tomar decisiones que pudieran molestar a los judíos.

Una de éstas fue la adopción de las unidades de medida romanas cosa que provocó varias manifestaciones de protesta por parte de los judíos pero pronto las aguas volvieron a su cauce.

No ocurrió lo mismo en el año 31, cuando necesitado de dinero para la construcción de un acueducto, ordenó que se embargaran los tesoros del templo.

Fariseos y saduceos realizaron una débil protesta, más que nada de cara al público, aunque no tenían la menor esperanza de ser atendidos.

La respuesta de Pilato ante esta protesta fue despectiva pues para entonces ya sabía perfectamente que fariseos y saduceos no arriesgarían la posición que tenían en el templo y en la sociedad judía.

Mucho más elocuente fue la protesta de los nazoreos, algunos de cuyos miembros dirigieron duras críticas a Pilato y organizaron manifestaciones del pueblo.

En una de estas manifestaciones Pilato hizo que varios soldados se disfrazaran con ropas civiles y se infiltrasen en la manifestación.

A una señal los soldados sacaron porras con las que golpearon a los manifestantes provocando una estampida que causó varias decenas de muertos.

En este ambiente de violencia, desprecio y recelo, no podía pasar mucho tiempo sin que los enfrentamientos entre judíos y romanos fueran cada vez más graves.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies