La Biblia Apócrifa

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Credo de un Ateo

El Origen de los Dioses

De Abraham a Egipto

El Éxodo

La Conquista de Palestina

El Ocaso de Israel

La Dominacion Persa

La Dominación Griega

La Dominacion Romana

Poncio Pilato

Los Últimos Tiempos

Jesús, el Profeta

Jesús, el Mesías

Saulo de Tarso

Pablo, el Apóstol de los Gentiles

Las Guerras Judías

Jesús, el Hijo de Dios

Conclusión

Bibliografía

Los Evangelios Apócrifos

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Conclusiones del estudio de la Biblia y de la historia para redactar La Biblia Apócrifa.

Creada12-10-1999
Modificada07-03-2017
Total Visitas5363
Abril41
Marzo72
Febrero41
Enero34
Media Mensual75

Conclusión de La Biblia Apócrifa

Han pasado casi dos mil años desde la muerte de Jesús pero durante este tiempo la imagen que de él nos ha dado la iglesia ha sido una imagen falsa.

Si ha sido por ignorancia o por malicia es algo sobre lo que no voy a opinar, que cada uno piense según su propio criterio.

En cuanto a Jesús, el verdadero Jesús que nadie conoce, me gustaría hacer un comentario sobre él.

Jesús era judío. 

Nació y fue educado en las tradiciones judías dentro de la secta de los nazoreos. Durante su educación leyó los escritos de grandes sabios del pueblo judío y, si era tan ávido de conocimientos como suelen ser muchos judíos, tal vez también bebió en otras fuentes culturales griegas y orientales así como de otras sectas religiosas como la de los esenios , que aun abogando por un cumplimiento estricto de la ley, también creían en un concepto revolucionario para la época: El Amor.

Si el primer mandamiento de Moisés era "No tendrás más dios que a Mí", el primer mandamiento de Jesús fue "Amarás a Dios con todo tu corazón". Había una diferencia sutil pero que tendría importantísimos efectos en el futuro.

Hasta entonces, para ser un buen judío no hacía falta amar, sólo cumplir con las leyes de Moisés. Jesús introdujo en la religión la idea de que cumplir con la ley no bastaba, también habia que amar a Dios y al prójimo.

Pero no debemos olvidar algo muy importante que ya hemos dicho antes:

Jesús era judío.

Predicó a los judíos, no a los gentiles. Vino a salvar a los judíos por el único medio que conocía: Darle a Yavé mucho más de lo que éste pedía para que Yavé les diese lo que ellos llevaban mil años pidiendo, un mesías que les devolviese la gloria que una vez tuvieron.

Es posible que los últimos meses de su vida, asediado por tantos y tantos seguidores que le preguntaban ansiosos si él era el mesías, él mismo llegara a creer haber sido elegido para esa misión, tal como en su día lo creyeron Judas de Galilea y años más tarde Simón Bar Cochba.

Otra cosa más, José, el padre de Jesús, no tenía la escasa importancia que siempre se ha pensado según los evangelios. El hecho de que, no uno, sino dos de sus hijos, Jesús y Santiago, llegaran a tener la importancia que les ha atribuido la historia, que su hermano Cleofás fuese sacerdote y que el hijo de éste, Judas, fuera elegido sucesor de Santiago, hace que nos replanteemos todos los mitos sobre un José carpintero, viudo, con muchos años más que la "siempre virgen" María.

Por último, si Jesús era un fiel cumplidor de la ley de Moisés, como hemos visto en los evangelios, hemos de asumir que Jesús no podía faltar al primer mandamiento que Yavé le dio al hombre: "Creced y multiplicaos".

¿Es posible que alguien piense que un judío de más de cuarenta años respetado por todos los que lo conocían podía no estar casado?.

El casarse y tener hijos era un mandamiento tan básico de los judíos que si Jesús no hubiera estado casado los judíos jamás lo hubiesen respetado ni le hubieran hecho el caso que le hicieron. Ni siquiera hubiera sido admitido para leer la Torah en el templo, pero por los evangelios sabemos que sí lo hizo.

El hecho es que no sabemos nada sobre ese tema, sólo podemos suponer, pero yo supongo, y no soy el único, que si Jesús regresara a la vida se horrorizaría de aquello en lo que Pablo y la iglesia le han convertido.

El simple hecho de que en muchas iglesias del mundo exista una imagen de Jesús ya resulta una abominación, una flagrante violación del segundo mandamiento de Moisés que prohibía las imágenes de personas o animales.

Pero ese mandamiento fue eliminado por la iglesia romana pues los gentiles que fueron cristianizados por Pablo estaban acostumbrados a tener imágenes de sus dioses. Pedirles que creyeran en un dios invisible era difícil pero al menos tenían la posibilidad de adorar la imagen de Jesús.


Siempre he pensado que en toda religión hay tres partes fundamentales:

  • La ética que es casi igual en todas las religiones aunque hay conceptos como "resignación cristiana" o "guerra santa" que deberían ser eliminados.
  • La teología que cada religión defiende y que no es sino un conjunto de creencias que explican los hechos que la ciencia aún no ha sido capaz de explicar. Estas creencias pueden ser lógicas o no.
    Cada religión tiene su teología y, en la mayoría de ellas, los dogmas deben ser aceptados mediante la fe.
  • La historia, el modo en que cada religión ha evolucionado desde su comienzo hasta la actualidad. Si hemos de ser sinceros, la religión cristiana es de todas las existentes la que más se ha apartado de sus principios originales.

Tal vez deberíamos llegar a la conclusión de que en realidad la religión debería consistir en algo personal, algo que se resuelva en el interior de nuestros corazones sin iglesias que dirijan nuestros pensamientos.

Nunca he podido creer que Dios, si es que realmente existe, quiera que sus fieles sean corderos sumisos que se dejen guiar por los pastores de la iglesia. Pienso más bien que Dios quiere personas libres con capacidad para pensar y distinguir por sí mismos el bien y el mal sin necesidad de sacerdotes que digan lo que hay que pensar y creer.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies