Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

El Árbol Genealógico Humano

La Aventura de la Humanidad

África: Empieza el Viaje

Australia

Asia

Europa

Las Américas

Apocalipsis Neandertal

Descifrando los Cielos

Stonehenge

La Edad Antigua

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

El viaje de los primeros Homo Sapiens que desde Asia llegaron a América

Creada22-11-2017
Modificada22-11-2017
Total Visitas2
Diciembre1
Noviembre1
Diciembre0

Reseña del Documental Las Américas de la serie La Aventura de la Humanidad

Las Américas

En los dos continentes americanos viven hoy en día más de mil millones de personas, repartidas en 50 países y con más de 700 idiomas. Pero no siempre fue así.

Cuando la Humanidad ya se había establecido, desde África a Australia, Asia y Europa, las Américas siguieron deshabitadas durante 15.000 años.

Separadas del resto del mundo por amplios océanos, la zona más cercana a Asia, Alaska y Canadá, estaba cubierta por glaciares de kilómetros de grosor que llegaban desde el Ártico hasta 5.000 Km al Sur.

Siberianos en Canadá

En Canadá vive el pueblo de los Tsuu T'ina, descendientes de los primeros humanos que llegaron a América. En sus tradiciones conservan la leyenda de cómo los primeros miembros de su tribu vivían en una tierra cubierta por los hielos, por lo que se cree que su llegada se produjo antes del fin del la última Edad de Hielo.

Sus rasgos físicos son muy similares a los habitantes del Norte de Siberia, lo que lleva a pensar que puedan estar directamente emparentados.

También los tipis que habitan todos los pueblos indios son muy similares a las cabañas de palos y pieles que los siberianos usan desde hace miles de años.

Un estudio genético ha confirmado que todos los nativos americanos, de Norteamérica y Sudamérica, pertenecen a varios linajes de descendientes de los habitantes del Sur de Siberia.

Y por el índice de variación genética se ha podido establecer que ese grupo racial entró en América durante la última era glacial, hace entre 15 y 18 mil años.

Puente de Tierra, Murallas de Hielo

Durante esa época, con los océanos más bajos que hoy en día, las tierras de Siberia y Alaska estaban unidas, permitiendo el paso de un continente a otro, si bien las tierras de Canadá y el Norte de USA estaban cubiertas por vastas extensiones de hielo que impedían el paso hacia el Sur.

¿Cómo pudieron atravesar los glaciares?

En 1.933 una excavación arqueológica en Clovis, Nuevo Méjico, descubrió varias herramientas de piedra tallada en forma de hachas, puntas de lanza y cuchillos de unos 13.000 años de antigüedad. Herramientas similares se encontraron después por toda Norteamérica, y al pueblo que las fabricó se les dio el nombre genérico de Cultura Clovis.

El Paso de los Clovis hace 13.000 añosLos estudios paleoclimáticos han revelado que la capa de hielo que cubría Canadá y el Norte de USA comenzaron a remitir hace unos 20.000 años y es posible que hace 13.000 años se abriera un pasillo de tierra firme que permitiera pasar a los pueblos de Alaska hacia el Sur.

La Megafauna Americana

En la ciudad de Los Ángeles se encuentran los Pozos de Brea, formados hace más de 5 Millones de años y en los que se han encontrado gran cantidad de restos animales.

Los animales que tenían la desgracia de caminar sobre estos terrenos quedaban pegados al alquitrán, incapaces de escapar, y atraían a carnívoros que a su vez quedaban también atrapados.

Allí tenemos una muestra muy completa de la megafauna que ha habitado la región durante miles de años. Leones, Topos gigantes, Bisontes y Mamuts, eran los animales que habitaban Norteamérica a la llegada de los humanos.

De hecho los arqueólogos creen que fueron los humanos los que con sus sofisticadas armas provocaron la extinción de la mayoría de estas especies.

El hecho de que coincidan en el tiempo, hace 13.000 años, la aparición de herramientas Clovis y la desaparición de la megafauna americana parece confirmar esta teoría.

Pero recientes hallazgos parecen indicar que antes de la llegada de los Clovis ya existían humanos en América.

Y por otro lado, en 2.007 se publicaron los resultados de una investigación según la cual los cazadores Clovis no fueron los causantes de la extinción de la Megafauna americana, sino que ésta fue debida a la caída de los fragmentos de un cometa que hace 13.000 años asoló todo el continente norteamericano incendiando todos los pastos y bosques y haciendo que murieran la mayor parte de los animales que no estuvieran a buen resguardo.

Las Primeras Tribus de Chile

Tienda Comunal en Chile, hace 14.500 añosEn el Distrito de los Lagos de Chile se han encontrado los restos de un poblado prehistórico. En él se han podido confirmar la existencia de una cabaña de gran tamaño, con capacidad para más de 25 personas.

En el suelo de la cabaña había agujeros forrados con arcilla y que se usaban como braseros para mantener cálido el interior. Fuera de la cabaña se hacían grandes hogueras que se usaban para cocinar y para producir las brasas que luego serían llevadas a los braseros del interior del hábitat.

A cierta distancia se encontró otra cabaña más pequeña, con capacidad para una o dos personas, en la que se han encontrado muchos restos de plantas medicinales.

El hallazgo de restos de madera y pieles suele ir asociado a periodos históricos recientes, ya que esos materiales no suelen conservarse por miles de años, pero los análisis de Carbono 14 han datado esos restos en hace 14.500 años, más de mil años antes de la entrada de los Clovis en América.

Tras una larga controversia y la confirmación de la datación se ha admitido que los humanos ya habían entrado en América desde mucho tiempo antes.

Pero con el Norte de América cerrado por una infranqueable extensión de glaciares, ¿por dónde pudieron llegar?

La Migración Australiana

En un museo de Río de Janeiro se conservan los restos del esqueleto de una mujer, a la que se le ha dado el nombre de Lucía, de entre 20 y 25 años, que vivió hace 13.000 años.

Y su aspecto físico no se parece en nada al aspecto de los Clovis o a sus ascendientes siberianos. Se parece mucho más al de los primeros australianos.

La idea de que hubiera habido una migración entre Australia y Sudamérica ha sido descartada por su imposibilidad tecnológica. Resulta imposible hacer una travesía tan larga con las rudimentarias embarcaciones de la época.

Los historiadores llevan décadas intentando explicar cómo pudieron los humanos entrar en América en una época anterior a que se abriesen los glaciares de Canadá, pero la arqueología no consigue dar una respuesta a este enigma.

Los arqueólogos basan sus descubrimientos en los hallazgos que realizan, y estos hallazgos se encuentran a menudo en las costas.

Pero hace 20.000 años, en plena Edad de Hielo, los océanos estaban varias decenas de metros por debajo del nivel actual y las poblaciones prehistóricas de la costa de aquella época se encuentran hoy a cientos o miles de metros mar adentro, a más de 30 metros de profundidad.

La Autopista Costera Americana

En la costa Oeste de Canadá se han extraído muestras del fondo marino y se han analizado los depósitos de lodo, barro y otras partículas que se han ido sedimentando durante decenas de miles de años.

Entre esas partículas se han encontrado microscópicos granos de polen de numerosas plantas y hierbas que habitaron la zona.

Al hacer la datación de esas muestras se vio que hace 17.000 años, cuando el continente estaba cubierto por los hielos, sí existía una abundante vegetación cubriendo las costas.

No en todas las costas, pero tal vez sí las suficientes como para que los humanos pudieran recorrerlas por escalas, a lo largo de generaciones.

También se han encontrado en las costas de Canadá numerosos esqueletos de osos, que viven principalmente de la vegetación, la caza y la pesca, y muchos han sido datados en plena Edad de Hielo, lo que apunta a que incluso en esas fechas las costas del Oeste de Canadá estaban libres de la capa de Hielo que cubría el interior.

Si fue un buen hábitat para los osos, también lo sería para los humanos.

El Hombre de la Isla

En 1.959, en la isla de Santa Rosa, California, se encontraron medio enterrados en el barro dos huesos humanos de lo que se conoció como el Hombre de Arlington. Durante décadas los huesos estuvieron en un museo hasta que sobre 1.990 se dataron por Carbono 14 y revelaron ser de hace 13.000 años, quizás los más antiguos de América.

No sólo su antigüedad es sorprendente, también el hecho de que se encontraran en una isla a 10 Km de la costa, lo que indica que ya en aquella época los humanos disponían de medios de navegación que podrían permitirles colonizar desde las costas todo el continente americano.

Teoría que se ve apoyada con el descubrimiento de un marcador genético que se ha encontrado en restos humanos antiguos enterrados en diversos lugares de la costa del Pacífico, desde Alaska, pasando por Canadá, California, Méjico, Perú, Chile y hasta la Patagonia.

Según las últimas investigaciones arqueológicas y genéticas, parece que América fue colonizada uno o dos miles de años antes de que se abriera el corredor terrestre entre los hielos de Canadá, por la costa, por un pueblo que disponía de embarcaciones de pesca y navegación y que llegaron hasta la punta Sur de Sudamérica, mucho antes de la entrada de los Clovis hace 13.000 años.

En mi opinión

Queda la duda de que los habitantes de Chile y los restos de Lucía son más parecidos a los australianos que a los siberianos.

¿Es posible que hubiera dos oleadas de inmigrantes a América, una por navegantes australianos que viajaron por la costa en primitivas embarcaciones, y otra posterior de emigrantes siberianos?

Además, la Autopista Costera de las Américas no es una idea descabellada. En el Atlántico, la Corriente del Golfo mantiene las costas del Norte de Europa mucho más cálidas de lo que les correspondería por su latitud. Es posible que la corriente equivalente del Pacífico mantenga cálidas y libres de hielos las costas de Alaska, Canadá y USA, quizás incluso durante las épocas más frías de la última Edad de Hielo.

En cualquier caso, y a falta de resolver algunos enigmas de relativamente escasa importancia, lo fundamental de la serie es demostrar que, seamos de donde seamos, todos los humanos actuales descendemos de unos pocos inmigrantes que hace decenas de miles de años salieron de África.

Ver Ficha de Las Américas de la serie La Aventura de la Humanidad

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies