Los Evangelios Apócrifos

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia de los Evangelios

Evangelios Gnósticos

El Evangelio de Tomás

Evangelio de Felipe

Evangelio de María (Fragmento copto)

Evangelio de María (Fragmento griego)

Evangelio de Valentín

I

II

III

IV

V

VI

VII

VIII

IX

X

XI

XII

XIII

XIV

XV

XVI

XVII

XVIII

XIX

XX

XXI

XXII

XXIII

XXIV

XXV

XXVI

XXVII

XXVIII

XXIX

XXX

XXXI

XXXII

XXXIII

XXXIV

XXXV

XXXVI

XXXVII

XXXVIII

XXXIX

XL

XLI

XLII

XLIII

XLIV

XLV

XLVI

XLVII

XLVIII

XLIX

L

LI

LII

LIII

LIV

LV

LVI

LVII

LVIII

LIX

LX

LXI

LXII

LXIII

El Evangelio de La Verdad

El Evangelio de la Paz

Evangelio de Judas

Evangelio Apócrifo Musulmán

Apócrifos de la Infancia

Apócrifos de la Pasión

Fragmentos y Citas

Los Manuscritos del Mar Muerto

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP52.200.130.163

Datos de Pagina

Evangelio Gnóstico de Valentín (Pistis Sophia). Capítulo IX Jesús responde a las consultas de María, Marta y Pedro.

Creada12-06-2013
Modificada16-08-2015
Total Visitas249
Abril6

Evangelio Gnóstico de Valentín
(Pistis Sophia)

IX Jesús responde a las consultas de María, Marta y Pedro

  1. Y María dijo:
    — Señor, mis oídos reciben la luz y yo oigo en mí fuerza de luz.
  2. »Oye, pues, lo que tengo que decir sobre las palabras de la fiel Sabiduría al confesar su pecado.
  3. »Tu fuerza de luz ha sido profetizada por boca de David, cuando dijo en su salmo sesenta y ocho: Dios mío, protégeme, porque las aguas han llegado hasta mi alma.
  4. Y dijo luego María:
    — Tal es, Señor, la explicación de la súplica de la Sabiduría fiel.
  5. [No hay versículo 5]
  6. Y siguió hablando, y dijo:
    — La fiel Sabiduría elevó un himno de este modo:
  7. »Luz de las luces, yo creo en ti; no me dejes para siempre en las tinieblas.
  8. »Ayúdame y protégeme en tus misterios. Acerca tu oído a mí y sálvame.
  9. »Que la fuerza de tu luz me preserve y me lleve hasta los eones elevados.
  10. »Y líbrame de la fuerza de faz de león y de todos mis enemigos.
  11. »Porque yo he creído en ti desde el comienzo, y tú eres mi salvador y mi tesoro de luz.
  12. »Mi boca está llena de gloria, para que cante siempre tus alabanzas y el misterio de tu grandeza.
  13. »No me dejes en el caos y no me abandones. Porque mis enemigos me han querido arrebatar toda mi luz.
  14. »Vuélvete a mí, ¡oh luz!, y líbrame de estos malvados.
  15. »Que quienes han querido quitarme mi fuerza caigan, ¡oh luz!, en las tinieblas.
  16. Y cuando dijo estas palabras, Jesús preguntó a sus discípulos:
    — ¿Comprendéis lo que os digo?
  17. Y Pedro se adelantó, y dijo:
    — Señor, no permitas hablar siempre a esta mujer, porque ocupa nuestro puesto y no nos deja hablar nunca.
  18. Y Jesús dijo a sus discípulos:
    — Adelántese y hable aquel en quien obre la fuerza de la inteligencia.
  19. »Porque yo veo, Pedro, tu fuerza en el conocimiento de las palabras que dijo la fiel Sabiduría.
  20. »Ven, pues, y da tu explicación entre tus hermanos.
  21. Y Pedro fue, y dijo:
    — Señor, tu fuerza ha sido profetizada por David en el salmo sesenta y nueve, cuando dijo: Señor Dios mío, piensa en socorrerme.
  22. Y el Salvador dijo:
    — Ésa es la explicación del himno de la Sabiduría fiel.
  23. »Dichosos vosotros entre todos los hombres de la tierra, porque os he revelado estos misterios.
  24. »Y en verdad os lo digo: Yo os explicaré los misterios de todas las regiones de mi Padre y de todas las regiones del primer misterio.
  25. »Para que lo que aprobéis en la tierra sea aprobado en el reino de las regiones superiores, y para que lo que rechacéis en la tierra sea rechazado en el reino de mi Padre, que está en los cielos.
  26. »Escuchad, pues, y entended las palabras que la Sabiduría fiel pronunció.
  27. »Luz de las fuerzas, protégeme.
  28. »Que los que quieren quitarme mi luz sean hundidos en el caos.
  29. »Y que sean sumidos en las tinieblas los que me persiguen diciendo: Seremos más fuertes que ella.
  30. »Que se regocijen cuantos buscan la luz y que digan siempre: Yo celebraré el misterio de los que quieren tu misterio.
  31. »Protégeme, pues, ¡oh luz!, porque yo necesito mi luz, que mis enemigos me quieren arrebatar.
  32. »Tú eres mi salvador, luz; sácame y libértame de este caos.
  33. Y cuando Jesús hubo expuesto así a sus discípulos el cántico tercero de la Sabiduría fiel, agregó:
  34. — Que quien comprenda el sentido del tercer cántico de la fiel Sabiduría se adelante a darnos su explicación.
  35. Y Marta se abrazó a sus pies, dando gritos y llorando, y entregándose al dolor y a la humillación.
  36. Y dijo:
    — Señor, ten piedad de mí y extiende sobre mí tu misericordia, y permite que dé yo la explicación del tercer himno de la Sabiduría fiel.
  37. Y Jesús, dando la mano a Marta, dijo:
    — Bienaventurado el que se humille, porque él disfrutará misericordia.
  38. »Dichosa tú eres, Marta: Danos la explicación del canto de la fiel Sabiduría.
  39. Y Marta dijo:
    — Tu fuerza, Señor, ha sido profetizada en el salmo setenta de David, cuando dijo: Señor, creo en ti. No permitas que yo sea humillado para siempre.
  40. »Y éste es, Señor, el sentido del tercer himno de la fiel Sabiduría.
  41. Y cuando Jesús oyó estas frases de Marta, dijo:
    — Marta, tú has hablado bien.
 

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies