Los Evangelios Apócrifos

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia de los Evangelios

Evangelios Gnósticos

El Evangelio de Tomás

Evangelio de Felipe

Evangelio de María (Fragmento copto)

Evangelio de María (Fragmento griego)

Evangelio de Valentín

I

II

III

IV

V

VI

VII

VIII

IX

X

XI

XII

XIII

XIV

XV

XVI

XVII

XVIII

XIX

XX

XXI

XXII

XXIII

XXIV

XXV

XXVI

XXVII

XXVIII

XXIX

XXX

XXXI

XXXII

XXXIII

XXXIV

XXXV

XXXVI

XXXVII

XXXVIII

XXXIX

XL

XLI

XLII

XLIII

XLIV

XLV

XLVI

XLVII

XLVIII

XLIX

L

LI

LII

LIII

LIV

LV

LVI

LVII

LVIII

LIX

LX

LXI

LXII

LXIII

El Evangelio de La Verdad

El Evangelio de la Paz

Evangelio de Judas

Evangelio Apócrifo Musulmán

Apócrifos de la Infancia

Apócrifos de la Pasión

Fragmentos y Citas

Los Manuscritos del Mar Muerto

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.162.239.233

Datos de Pagina

Evangelio Gnóstico de Valentín (Pistis Sophia). Capítulo XLVII Jesús explica a sus discípulos los tormentos del gran dragón de las tinieblas exteriores.

Creada12-06-2013
Modificada16-08-2015
Total Visitas135
Septiembre1

Evangelio Gnóstico de Valentín
(Pistis Sophia)

XLVII Jesús explica a sus discípulos los tormentos del gran dragón de las tinieblas exteriores

  1. Y cuando el Salvador hubo hablado así, María Magdalena le dijo:
    — Señor, ¿las almas conducidas a esos lugares han de pasar por esas doce puertas para sufrir los tormentos que merecen?
  2. Y el Salvador contestó a María:
    — Ninguna alma es conducida hacia el dragón por esas puertas, no siendo las almas de los blasfemos y de los que siguen una doctrina falsa.
  3. »Y de los que enseñan a mentir, y las de los que pecan contra natura, y las de los hombres manchados de vicios y enemigos de Dios.
  4. »Y las de todos los impíos, adúlteros y envenenadores.
  5. »Porque todas las almas de esos pecadores, si no han hecho penitencia en este mundo, y han persistido en su pecado, cuando se cumpla su hora, serán conducidas por la puerta de la cola del dragón a las tinieblas exteriores.
  6. »Y cuando hayan sido llevadas a las tinieblas exteriores por la puerta de su cola, colocará la cola en su boca, para cerrar la puerta.
  7. »Y de este modo serán llevadas las almas a las tinieblas exteriores.
  8. »Y los doce nombres del dragón están escritos en las puertas de las distintas divisiones.
  9. »Y estos nombres son diferentes, y alternan entre ellos para que quien diga un nombre diga los doce.
  10. »Y éstas son las tinieblas exteriores, que son las mismas que las del dragón.
  11. Y cuando el Salvador hubo hablado, María le replicó:
    — Señor, ¿son más terribles los tormentos del dragón que todos los demás que existen?
  12. Y el Salvador contestó a María:
    — Esos tormentos son los mayores que existen.
  13. »Mas las almas que vayan a esos lugares serán atormentadas también por un frío riguroso y un fuego violentísimo.
  14. Y dijo María:
    — ¡Desventuradas almas de los pecadores!
  15. »Mas dinos, Señor, ¿qué fuego es más violento, el del infierno o el del mundo?
  16. Y el Salvador contestó a María:
    — En verdad te digo que el fuego del infierno es nueve veces más ardiente que el fuego del mundo.
  17. »Y el fuego de los suplicios del gran caos es nueve veces más ardiente que el del infierno.
  18. »Y el fuego del tormento de los archones en el camino del medio es nueve veces más ardiente que el de los suplicios del gran caos.
  19. »Y el fuego del dragón de las tinieblas exteriores y de los lugares de castigo que hay en él es siete veces más terrible que el fuego de los tormentos de los archones del medio.
 

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies