Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

El Asesinato de Kennedy

JFK: Las Últimas Horas

JFK: La Bala Perdida

Oswald: Las Últimas 48 Horas

Tras la Pista de Lee Harvey Oswald

El Asesinato de JFK: La Guía Definitiva

La Gran Hambruna de Mao

Catástrofes Extraordinarias

En Busca de los Prisioneros Perdidos en Vietnam

Barcos en el Desierto

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Millones de documentos secretos, por fin  desclasificados, arrojan nuevas luces sobre los últimos meses de Lee Harvey Oswald

Creada12-09-2017
Modificada12-09-2017
Total Visitas5
Septiembre5
Septiembre0

Reseña del Documental La Reunión Socialista de la serie JFK Desclasificado: Siguiendo a Oswald

Tras la Pista de Lee Harvey Oswald

Al cumplirse más de 50 años del asesinato de John F. Kennedy, la CIA ha desclasificado millones de documentos que hasta ahora habían estado clasificados como secretos.

El agente de la CIA retirado, Bob Baer, y el expolicía Adam Bercovici, han estudiado esos documentos en un programa que encuentra palabras clave y han buscado en ellos todas las referencias posibles que permitan aclarar lo que hizo Lee Harvey Oswald en los últimos meses antes del atentado, intentando descubrir si actuó en solitario o con la colaboración de algún grupo o gobierno extranjero.

Esto es lo que descubrieron.

La Reunión Socialista

Oswald viajó en autobús a Méjico y se alojó en el Hotel del Comercio, un hotel barato de un barrio alejado de las zonas turísticas.

El 28 de Septiembre entró en la embajada soviética y se entrevistó con el camarada Kostin. El único miembro de la embajada cuyo nombre se parece a Kostin es Kostikov, cónsul de la embajada y, según los servicios de espionaje de la CIA, jefe de la División 13, encargada de actos de sabotaje y asesinato en USA.

No se sabe lo que pudieron hablar en esa reunión, pero Baer sospecha que, estando la embajada sometida a una fuerte vigilancia de la CIA, es posible que los soviéticos citaran a Oswald en algún lugar más discreto donde no estuvieran vigilados.

Cuando Oswald fue detenido, entre sus efectos personales se encontraron 4 postales de Méjico: el Monumento a la Revolución, la Torre Latinoamericana, el Ángel de la Independencia y la Plaza de Toros. Baer piensa que esas postales se las dieron los soviéticos como una forma discreta de indicarle uno de ellos como el lugar de la siguiente cita.

Baer piensa que las tres primeras señalan plazas muy concurridas pero muy expuestas a la vigilancia, por lo que opina que, si hubo una segunda reunión, debió ser en la Plaza de Toros, la más grande de Hispanoamérica, y en la que en medio de la inmensa asistencia a una corrida resultaría muy difícil localizarlos y, mucho menos, oír su conversación.

La Red Rusa

En 1.959, con 19 años, Oswald viajó a Rusia. Llegó el 16 de Octubre y le alojaron en el Hotel Berlín. Solicitó que le concedieran la ciudadanía soviética, pero el día 21 le dijeron que su visado estaba a punto de expirar y que debería abandonar la URSS esa misma noche. En su diario anotó que se le habían roto sus sueños, que llevaba dos años esperando. ¿Significa esto que ya con 17, mientras estaba alistado en los marines, tenía intenciones de desertar a Rusia?

En un acto desesperado, Oswald se cortó las venas de la muñeca izquierda y se dejó desangrar en el suelo del cuarto de baño.

La agente que lo debía acompañar al aeropuerto lo encontró y lo llevaron a un hospital, donde pudieron curarlo. Cuando fue dado de alta, el 28, lo llevaron a otro hotel, el Metropol, más caro y más cerca de las oficinas centrales de la KGB.

En las paredes de su habitación, Baer ha localizado seis huecos en los que la KGB pudo haber instalado micrófonos para vigilarle.

Un colaborador localiza a un antiguo agente de la KGB, ya jubilado que conoció a Oswald y afirma que la KGB no se fiaba de él, pues temían que fuera un doble agente de la CIA, pero ante su intento de suicidio decidieron tenerlo bajo vigilancia, así que en enero le trasladaron a Minsk y le dieron trabajo en una fábrica de radios y televisores. Allí conoció a Marina, con la que se casó y tuvo un hijo. En 1.962, Oswald y Marina decidieron volver a USA.

Pero el agente no conoció a Oswald en Rusia, sino en Méjico, cuando visitó la embajada y, después de entrevistarse con Kostikov, éste le pidió que conversara con él y evaluara si podría reclutarlo como espía.

Su informe fue desfavorable, primero porque Oswald no tenía contactos o conocimientos que pudieran ser útiles a la KGB. Pero, lo más importante, por su inestabilidad emocional, lo que lo haría peligroso para la seguridad.

Según el agente, Kostikov le negó el visado por motivos burocráticos, ya que, al ser ciudadano USA, tenía que solicitarlo en la embajada soviética en Washington. Y si le concedían el visado tardaría al menos 3 meses.

Oswald se puso furioso y sacó una pistola apuntando al techo. Kostikov hizo que lo desarmaran y lo echaron de la embajada.

Según otros documentos, el mismo día Oswald visitó la embajada de Cuba y solicitó un visado. Le atendió una oficinista, Silvia Durán, que realizó el trámite, pero cuando vio que Oswald no había traído las fotografías le dijo que tendría que hacérselas y volver cuando las tuviera.

Oswald se enfureció y respondió violentamente, por lo que de nuevo tuvieron que echarle de la embajada.

Al expulsarlo le oyeron decir: "Esto va a acabar muy mal".

Dos meses más tarde, cuando Oswald ya había matado a Kennedy y sido asesinado por Ruby, la CIA grabó una conversación de Fidel Castro en la que éste afirmaba que, las palabras de Oswald al ser expulsado de la embajada fueron: "Voy a matar a Kennedy por esto".

Al día siguiente de la muerte de Kennedy, la CIA pidió a la policía de Méjico que detuvieran a Silvia Durán para interrogarla por su posible relación con Oswald. La policía de Méjico la interrogó y ella afirmó que nunca más había vuelto a ver a Oswald. Al final, ni la CIA ni la comisión Warren llegaron a interrogarla.

54 años después, Baer localiza su domicilio e intenta entrevistarla, pero ella se niega. Cuando la llama por teléfono, insiste y al final ella accede a recibirles en tres horas, pero cuando llegan a la casa no hay nadie en ella, y el vigilante les dice que hace dos horas que se ha ido y se ha despedido diciendo que no volvería.

El Silencio de Oswald

Buscando documentos relacionados con Silvia Duran, Baer localiza una carta remitida por el congresista William Thomas, en la que una testigo afirma haber asistido a una fiesta a la que también fueron Silvia y Oswald.

En la carta se mencionan otros asistentes a la fiesta y Baer consigue localizar a uno que aún vive y que les cuenta lo que recuerda de aquella fiesta.

En aquella época, los grupos de izquierda en Méjico solían reunirse en fiestas donde bailaban los ritmos de moda, por entonces el Twist. El sábado 28 de Septiembre fue una fiesta más, con la diferencia de que había un gringo delgado y taciturno que se mantenía al margen del baile y las conversaciones. A los que preguntaron les dijeron que era un invitado de Silvia.

A la fiesta también acudió el cónsul de Cuba, que fue visto hablando con Oswald.

Baer se pregunta si antes de su viaje a Méjico habría habido algún otro contacto de Oswald con cubanos, y para ello retrocede unos meses en su investigación a la época en que Oswald estuvo viviendo en Nueva Orleans.

Allí, el 10 de Mayo de 1.963 entró a trabajar como engrasador de maquinaria en la fábrica Reily Coffee Company, pero sus frecuentes ausencias provocaron su despido dos meses más tarde, el 19 de Julio. Al parecer Oswald solía ir a un aparcamiento cercano. Al investigar en el terreno Baer descubre que en aquella época, y aún hoy, ese aparcamiento es frecuentado por muchos coches oficiales de varios edificios del gobierno que hay en las cercanías. El propietario fue interrogado por la Comisión Warren y afirmó que en cierta ocasión vio a unos federales entregarle un sobre a Oswald.

El 5 de Agosto, Oswald se ofreció a Carlos Bringuier, que dirigía un grupo de jóvenes anticastristas, para entrenarlos en el uso de las armas y el combate. Carlos rechazó su oferta.

Cuatro días más tarde, Carlos encontró a Oswald repartiendo propaganda procastrista. Le recriminó su mentira y la pelea llegó a la violencia. Oswald fue detenido. Tras su salida de prisión Oswald estuvo en un bar cercano a su domicilio, pidió que en la TV pusieran el canal de noticias para ver su detención, y como el dueño no accedió a su solicitud, discutieron y el propietario le pidió que no volviera a su bar.

El 21 de Agosto, Oswald participó en un programa de radio afirmando ser miembro fundador de una organización procastrista que en realidad no existía.

Después no se sabe nada más hasta que el 17 de Septiembre solicita un visado para visitar Méjico.

¿Qué hizo en ese mes?

Buscando posibles conexiones de Oswald con los cubanos en Nueva Orleans, Baer localiza una referencia al campo JMMOVE, a 25 Km de Nueva Orleans, junto al río Missisippi. Una visita al terreno muestra que es un antiguo campo de almacenamiento, ya abandonado, en el que los análisis químicos indican que se almacenaron gran cantidad de armas y explosivos.

La Conexión Cubana

Fidel Castro llegó al poder en Cuba en 1.959. Muchos cubanos huyeron de la represión a Miami y Nueva Orleans, y organizaron grupos y asociaciones para volver a Cuba con fuerzas suficientes para acabar con el castrismo.

Ante el riesgo que representaba la presencia de una dictadura comunista a sólo 140 Km de USA, Kennedy ofreció ayuda a estos grupos anticastristas y, por mediación de la CIA, se instalaron varias bases de almacenamiento de armas y entrenamiento militar.

Pero cuando se realizó la incursión en Bahía Cochinos, Kennedy retiró el apoyo aéreo y la incursión fracasó. Muchos cubanos se sintieron traicionados por Kennedy y algunos amenazaron con matarle.

En los pantanos de Luisiana, Baer localiza un campo de entrenamiento militar que se usó a principios de los años 60 y del que han quedado muchos restos, cartuchos de balas, cajas vacías de munición y otros, sumergidos bajo las aguas del pantano.

En los documentos desclasificados, Baer descubre que JMMOVE estaba financiada por JMWAVE, una organización con sede en Miami que, con apoyo de la CIA, mantenía otras instalaciones de entrenamiento de exiliados cubanos en Florida.

Uno de los grupos más beligerantes eran los Alfa 66, exiliados cubanos que se entrenaban para regresar a Cuba a luchar contra Castro, y que también estaban furiosos con JFK por no haberles apoyado lo suficiente en Bahía Cochinos.

¿Habría alguna forma de relacionar a Oswald con radicales cubanos?

En una búsqueda documental se encuentra el testimonio de Silvia Odio, una mujer de Dallas que testificó que a finales de Septiembre recibió la visita de dos cubanos y un useño al que presentaron como León Oswald. Estaban pidiendo fondos para apoyar la lucha anticastrista.

Cuando vio a Oswald en TV tras la muerte de Kennedy se dio cuenta que era el mismo que la había visitado en su casa.

La comisión Warren descartó este testimonio porque en Septiembre Oswald estaba en Nueva Orleans, pidió un visado de turista el 17 y tomó el autobús para Méjico el 24.  ¿Qué sentido tendría que entre ambas fechas, apenas una semana, viajara a Dallas, visitara a Silvia Odio y regresara a Nueva Orleans?

En cualquier caso ¿contaba Oswald con cómplices que le apoyaran?

Tras la muerte de Kennedy su esposa Marina fue interrogada y confesó que Oswald estuvo relacionado con el intento de asesinato del General Edwin Walker, ocurrido varios meses antes. Nadie hasta entonces lo había relacionado.

Al examinar los informes de la policía local se recoge el testimonio de un vecino de Walker que al oír el disparo se asomó y vio al posible tirador entrar en el asiento de copiloto de un vehículo y alejarse con rapidez seguido por otro vehículo. Eso significa que había al menos tres personas en dos coches implicadas en el atentado a Walker.

¿Pudo contar Oswald con cómplices en el atentado de Kennedy?

La Escena del Crimen

La Comisión Warren determinó que Oswald actuó en solitario pero durante mucho tiempo se han planteado dudas por dos motivos. Aunque la mayoría de los testigos que oyeron los disparos afirmaron que el sonido procedía del almacén de libros, algunos afirmaban que procedían de delante del coche de Kennedy, desde el montículo de hierba.

Y el disparo letal a la cabeza de Kennedy desplazó la cabeza hacia atrás y a la izquierda, lo que también sugiere que procedía del montículo de hierba.

Intentando determinar si un disparo desde atrás podría desplazar la cabeza hacia atrás, un francotirador dispara a un cráneo relleno y recubierto de tejidos que emulan la consistencia y la dureza de piel, huesos y cerebro, desde la misma distancia y altura a la que disparó Oswald. La película de alta velocidad demuestra que al impacto de la bala, la cabeza, efectivamente, se desplaza hacia atrás y a la izquierda, lo que sugiere que no hubo un segundo tirador por delante del presidente.

Siempre pensé que el movimiento hacia atrás se produjo como reacción a la emisión de masa encefálica por la parte delantera, pero al ver la película observo que el movimiento de la cabeza se produce ya desde el primer momento del impacto, antes de que a la bala le dé tiempo a atravesar el cráneo.

Pero la misma escena aporta una explicación que, una vez comprendida, resulta evidente. O al menos lo parece.

Una cabeza es como un balón de fútbol o una bola de billar. Si lo golpeas en el centro irá directo hacia delante, pero si lo golpeas de refilón harás que el balón gire. En la película se ve como en el momento del choque de la bala con el cráneo, la cabeza empieza a girar.

Y si la pelota está sujeta al suelo, si la cabeza está unida a un cuerpo, un disparo al cráneo por el cuadrante inferior derecho hará que la cabeza reaccione desplazándose hacia atrás y a la izquierda.

Y el análisis de los sonidos de los disparos indica que las ondas sonoras, rebotando en el muro del puente que había al final de la calle Elm, podían engañar a las personas que estuvieran en determinadas zonas haciéndoles creer que los disparos procedían de una zona cercana al montículo de hierba.

Además, tenemos dos películas más, tomadas desde enfrente del montículo de hierba en las que no se ve ningún tirador tras la valla del montículo. Y para confirmar que allí no se produjeron disparos, en una de las películas se ve como al sonido de los disparos la gente corre a refugiarse en el montículo. Si hubiera habido algún disparo desde allí, la gente cercana hubiera huido en dirección contraria.

Todo ello parece demostrar que Oswald fue el único tirador de la plaza Dealy.

Pero ¿podía contar con cómplices para su huida?

A las 12:30 Oswald disparó contra Kennedy. A continuación inició su huida, dejó el rifle escondido y bajó por las escaleras. En la segunda planta se cruzó con un policía que, al identificarlo como empleado de la librería le dejó marchar y siguió su camino a la sexta planta, de donde un testigo le había dicho que habían salido los disparos.

Oswald se dirigió al Este y a las 12:36 tomó un autobús que iba hacia el Oeste, comprando un billete que le permitiría realizar un transbordo. El autobús quedó retenido por el tráfico y el caos y Oswald decidió bajar y caminar hacia el Sur hasta encontrar un taxi. Dio una dirección 500 m más allá de su pensión. A las 13:00 llegó a su destino, se bajó del taxi y caminó hasta la pensión.

La casera estaba viendo las noticias y le comentó a Oswald lo del asesinato, pero Oswald no contestó. Subió a su habitación, se puso una chaqueta y cogió su revólver. Después salió y la casera le vio dirigirse a la derecha, hacia la parada del autobús.

Debió cambiar de idea, ya que a las 13:16 se encontró en dirección opuesta con el agente Tippit al que mató de cuatro disparos. Tras ser visto por varios testigos se refugia en el cine Texas donde es detenido a las 13:51.

La hija de la propietaria de la pensión tenía 11 años en aquel momento y recuerda a Oswald como un joven educado y callado. También afirma que solía usar el teléfono y a veces le oían hablar en ruso o en español.

En ruso podría hablar con su esposa Marina, pero si hablaba en español podría ser con miembros cubanos de Alfa 66 con los que tenía contacto para planear el atentado o su posterior fuga.

Examinando la ruta de Oswald se observa que cuando se encontró con Tippit se dirigía hacia una parada de autobús donde paraba la línea 55, que le habría llevado a la estación de GreyHound para salir de la ciudad, pero Oswald debía saber que esa línea transcurría por calles muy transitadas donde era más probable encontrar policías y que incluso la estación de autobuses debía estar fuertemente vigilada.

Baer opina que es una ruta demasiado arriesgada y ve más probable que Oswald se estuviera dirigiendo a un refugio, quizás de sus posibles cómplices.

La Verdad

Buscando en la base de documentos informes relacionados con Oswald y algún lugar cercano a la estación de autobuses, encuentran un informe de la policía de 4 días después del asesinato de Kennedy.

Un sheriff llevaba tiempo vigilando una casa en la calle Harlandale donde se reunía un grupo de cubanos de Alfa 66. Tras la detención de Oswald y la emisión de su imagen en TV, un confidente del sheriff le llamó para informarle de que unas semanas antes había visto a Oswald en esa casa, y que el grupo de Alfa 66 había abandonado la casa al día siguiente de la muerte de Kennedy.

La casa está bastante lejos de la estación de autobuses, pero al hacer una búsqueda de "Alfa 66" en la zona encuentran varias casas más que fueron vigiladas por el FBI. Y todas están alineadas con la ruta de un autobús, el 515, que mucho más al norte tiene una parada en el lugar donde Oswald mató a Tippit.

¿Era esa la ruta de escape original de Oswald? ¿Tenía planeado coger el autobús de la línea 515 y refugiarse en el piso franco de los Alfa 66 hasta que pudiera organizarse su traslado a Cuba?

Si así fuera, es evidente que el inesperado encuentro con el agente Tippit fue el que frustró sus planes de huida.

Intentando corroborar las informaciones sobre los Alfa 66, Baer contacta con un antiguo espía cubano que desertó en 1.987. Éste le confirma que tras la entrada de Fidel Castro al poder, muchos exiliados cubanos formaron asociaciones anticastristas para intentar echar a Castro, pero que el servicio de inteligencia cubano tenía agentes infiltrados en varios de ellos.

La organización Alfa 66 estaba dirigida por un agente doble de la inteligencia cubana e informaba de todas las actividades anticastristas de las que tenía conocimiento. Si Oswald estuvo en contacto con Alfa 66 es muy probable que el servicio de inteligencia de Cuba tuviera conocimiento de ello. Y si Oswald les dijo que planeaba matar a Kennedy, es seguro que Fidel Castro sería informado de inmediato.

De hecho, el espía afirma explícitamente que Castro recibió esa información.

El espionaje cubano mantiene un cuerpo de radioescuchas que captan las emisiones radiofónicas de las ciudades americanas con mayor interés para la inteligencia cubana. Normalmente las tienen dirigidas hacia Washington.

El día 22 de Noviembre, a primera hora de la mañana, Fidel Castro ordenó que las antenas fueran orientadas hacia Dallas.

¿Estaba informado de lo que iba a ocurrir?

Baer pregunta al espía si cree que Castro ordenó matar a Kennedy. Éste contesta que no tiene constancia de ello pero sí está convencido de que Castro sabía que esa mañana Lee Harvey Oswald iba a disparar contra John Fitzgerald Kennedy.

Conclusión

Tras una exhaustiva investigación, Baer está convencido de que Lee Harvey Oswald fue el único tirador de la plaza Dealy, pero contó con la colaboración de Alfa 66 para organizar el asesinato y su posterior fuga.

Fidel Castro sabía que se iba a producir el asesinato y no hizo nada para impedirlo.

En mi opinión

A partir de una falta absoluta de pruebas se deducen hipótesis sin ningún apoyo sustantivo.

Empezando por el principio.

Oswald visitó la embajada soviética en Méjico y cuando esgrimió un revólver le echaron a la calle. Dos meses después, cuando registran su casa, encuentran cuatro postales de Méjico. ¿De ahí se deduce que mientras le estaban echando violentamente de la embajada le citaron para una segunda reunión?

Del mismo modo, tenemos un período de 4 semanas en las que no tenemos ninguna información. ¿De ahí se deduce que estuvo en un campo de entrenamiento de los Alfa 66?

La huida de Oswald después del atentado fue muy caótica, no planificada. Primero se alejó de la plaza Dealy hacia el Este, pasando junto a dos paradas de autobús. Se montó en un autobús que volvía a la plaza Dealy. Debido al atasco de tráfico se bajó en la segunda parada y caminó hacia el Sur. Cogió un taxi y fue a 500 m más allá de su pensión. Fue andando a la pensión donde cogió una chaqueta y un revólver. Y de allí se dirigió caminando, no se sabe hacia dónde, pero según Baer a una parada de autobús donde podría haber cogido dos líneas, una que iba a la estación de autobuses interurbanos y otra que pasaría junto a varias casas alquiladas por miembros de Alfa 66. El encuentro con Tippit le obligó a desviarse de sus planes de huida, pero ¿cómo saber cuáles eran sus planes?

Si su huida hubiese estado planificada ¿por qué no se dirigió directamente a la casa de los Alfa 66? ¿Qué necesidad tenía de ir a su pensión, cuando debía saber que la policía llegaría allí en muy poco tiempo?

De haber contado con ayuda en el asesinato ¿cómo usó un rifle de tan mala calidad, el más barato que se puede comprar por correo?

Lo que yo creo, y en esto discrepo de Baer, es que Oswald actuó sólo, sin ayuda de Alfa 66 ni de ningún otro grupo conspirador.

Que contara con ayuda de Alfa 66 para el asesinato es bastante dudoso.

En cuanto a las visitas que realizó a las embajadas de Rusia y Cuba en Méjico, a lo que fue es a pedir visados para viajar a Rusia o a Cuba, y no consiguió ninguno de ellos. Eso indica que, al menos en ese momento, aún no tenía planeado asesinar a Kennedy.

Quizás sí sea cierto que Silvia Durán le pusiera en contacto con Alfa 66, supuestamente anticastristas pero muy infiltrada y dirigida por espías de Castro. Y es posible que esos contactos continuaran cuando Oswald volvió a establecerse en Dallas.

En todo caso a mí me gustaría conocer un dato que considero muy importante.

¿Cuándo se planificó el viaje de Kennedy a Dallas? ¿Cuándo se decidió que la comitiva presidencial pasaría por la plaza Dealy?

Oswald se estableció en la pensión de Dallas el 14 de Octubre y al día siguiente pidió trabajo en el almacén de libros de la plaza Dealy, cinco semanas antes del asesinato. ¿Tenía ya conocimiento de que cinco semanas más tarde iba a tener a tiro a Kennedy?

¿O fue una casualidad que Oswald aprovechó para expresar el odio que una vida de frustraciones le había llevado a sentir por su propio país?

Ver Ficha de La Reunión Socialista de la serie JFK Desclasificado: Siguiendo a Oswald

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies