Los Evangelios Apócrifos

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia de los Evangelios

Evangelios Gnósticos

El Evangelio de Tomás

Evangelio de Felipe

Evangelio de María (Fragmento copto)

Evangelio de María (Fragmento griego)

Evangelio de Valentín

I

II

III

IV

V

VI

VII

VIII

IX

X

XI

XII

XIII

XIV

XV

XVI

XVII

XVIII

XIX

XX

XXI

XXII

XXIII

XXIV

XXV

XXVI

XXVII

XXVIII

XXIX

XXX

XXXI

XXXII

XXXIII

XXXIV

XXXV

XXXVI

XXXVII

XXXVIII

XXXIX

XL

XLI

XLII

XLIII

XLIV

XLV

XLVI

XLVII

XLVIII

XLIX

L

LI

LII

LIII

LIV

LV

LVI

LVII

LVIII

LIX

LX

LXI

LXII

LXIII

El Evangelio de La Verdad

El Evangelio de la Paz

Evangelio de Judas

Evangelio Apócrifo Musulmán

Apócrifos de la Infancia

Apócrifos de la Pasión

Fragmentos y Citas

Los Manuscritos del Mar Muerto

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Evangelio Gnóstico de Valentín (Pistis Sophia). Capítulo XIII Interpretación de Tomás.

Creada12-06-2013
Modificada16-08-2015
Total Visitas144
Septiembre2
Julio2
Junio4
Abril2
Media Mensual2

Evangelio Gnóstico de Valentín
(Pistis Sophia)

XIII Interpretación de Tomás

  1. Y continuó hablando y dijo a sus discípulos:
    — Y sucedió que cuando la fiel Sabiduría hubo dicho la sexta súplica de la remisión, se volvió a las regiones inferiores.
  2. »Para ver si sus pecados se le habían remitido, y para ver si iba a ser conducida al caos, ya que la orden del primer misterio para remitirle su pecado no se había dado aún para sacarla del caos.
  3. »Y se volvió a las regiones superiores, a fin de ver si su súplica se había entendido.
  4. »Y vio a los doce archones de los doce eones burlándose y regocijándose, porque no se la había escuchado.
  5. »Y cuando vio cómo se burlaban, se afligió extremadamente y elevó su séptima súplica.
  6. »Luz, yo he elevado de nuevo mi fuerza hacia ti.
  7. »Y te suplico que no me dejes caer en la ignominia, ni que los doce archones de los eones que me odian se congratulen de mi desgracia.
  8. »Porque quienquiera que te sea fiel no será entregado a la ignominia.
  9. »Y los que me han quitado mi fuerza no seguirán siendo sus poseedores.
  10. »Mas les será arrebatada y ellos permanecerán en las tinieblas.
  11. »Luz, muéstrame tus caminos, y yo me salvaré siguiéndolos.
  12. »Y muéstrame aquellos sitios a que debo dirigirme para libertarme del caos.
  13. »Y muéstrame la senda en tu luz y haz que yo sepa, ¡oh luz!, que tú eres mi salvador.
  14. »Y lo creerá en ti en todo tiempo.
  15. »Vuelve a mí tu atención para salvarme, ¡oh luz!, porque tu misericordia se extiende hasta la eternidad.
  16. »No me imputes, ¡oh luz santa y recta!, el pecado que me ha hecho cometer mi ignorancia.
  17. »Sino sálvame por tu gran misterio y que mis pecados me sean remitidos por tu gran bondad.
  18. »Porque ella me devolverá a la senda, para que yo sea perdonada de mi falta.
  19. »Y quitará a mis enemigos mi fuerza, que ha sido rota por las emanaciones materiales del triple poder.
  20. »Porque todas las ciencias de la luz son para la salvación, y los misterios son para los que buscan las regiones de sus posesiones, en virtud del misterio de tu nombre, ¡oh luz!
  21. »Y mi falta es grande, mas perdónamela.
  22. »Y dará a cuantos creen en la luz el misterio que quiera.
  23. »Y su alma estará en las regiones de la luz y su fuerza será la adquisición del tesoro de la luz.
  24. »Porque la luz es quien da la fuerza a quienes le son fieles.
  25. »Y el nombre de su misterio está en quienes creen en Él.
  26. »Y Él les mostrará el lugar de las posesiones que están en el tesoro de la luz.
  27. »Y yo he sido siempre fiel a la luz que librará mis pies de las cadenas de las tinieblas.
  28. »Vuelve tu atención a nos, ¡oh luz!, y sálvame.
  29. »Porque mis enemigos han arrebatado mi nombre en el caos y me han causado grandes aflicciones.
  30. »Líbrame de estas tinieblas y pon tu mirada en el dolor de mis aflicciones.
  31. »Perdóname mis errores. Piensa en los doce archones que me acusan y están celosos de mí.
  32. »Vela sobre mi fuerza y protégeme y no me hagas quedar en estas tinieblas en que te he sido fiel.
  33. »Porque mis enemigos me han como privado de razón, viendo la fidelidad que tengo por ti.
  34. »Y ahora, ¡oh luz!, conserva mi fuerza en las penas que me afligen y protégeme contra mis enemigos.
  35. Y habiendo así hablado Jesús a sus discípulos, Tomás se adelantó.
  36. Y dijo:
    — Señor, mi espíritu se anima y yo me regocijo grandemente, porque nos has revelado estas palabras.
  37. »Y yo no me he adelantado hasta ahora a mis hermanos para no incomodarlos.
  38. »Porque los veía reunidos para dar la explicación de los misterios de la Sabiduría fiel.
  39. »Y he aquí, Señor, que respecto a la séptima plegaria de la Sabiduría fiel, tu fuerza de luz ha profetizado, con la voz de David, en su salmo Veinticuatro.
  40. »Diciendo: Señor: yo he alzado mi voz hacia ti. Señor: yo tengo puesto mi corazón en ti.
  41. Y cuando Jesús oyó las palabras de Tomás, le dijo:
    — Bien has hablado, Tomás, y ésa es la explicación del séptimo himno de la fiel Sabiduría.
  42. »En verdad, en verdad, os digo que todas las criaturas os mirarán en la tierra como bienaventurados.
  43. »Porque os he revelado estas cosas y os he infundido mi soplo y os he dado la inteligencia espiritual de lo que os digo.
  44. »Y os he de llenar de toda luz y de toda la fuerza de mi soplo,
  45. »Para que comprendáis desde ahora todo lo que se os diga y todo cuanto veáis.
  46. »Esperad un poco, y os hablaré de lo concerniente a las regiones superiores desde el exterior hasta el interior, y desde el interior hasta el exterior.
 

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies