Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Las Mejores Series

Los Orígenes

Construir un Planeta

El Origen de La Tierra

La Formación de la Tierra

Los Primeros Océanos

Tierra: Hermana Malvada de Venus

La Gran Colisión

El Planeta Humano

El Clima y el Cambio Climático

Peligros desde el Espacio

Rayos X a la Tierra

La Odisea de un Volcán

Cazadores de Volcanes

La Luna: La Cara Oculta de la Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.82.119.116

Datos de Pagina

Conociendo el pasado de Venus tal vez podamos conocer el futuro de la Tierra

Creada04-04-2016
Modificada18-05-2017
Total Visitas87
Abril5

Reseña del Documental La Tierra: El Hermano Malvado de Venus de la serie La Historia del Universo

Tierra: Hermana Malvada de Venus

Documental de la serie La Historia del Universo (T4, E2, 2015), donde se describe cómo, a partir de un origen muy similar, Venus y la Tierra siguieron caminos muy diferentes en su evolución planetaria, haciendo de uno un paraíso y del otro un infierno.

Dentro de Mil Millones de años, la Tierra será un planeta inhabitable. La superficie estará tan caliente que las rocas y minerales estarán fundidos en un mar de lava. La atmósfera será 100 veces más densa que la actual y estará a unos 500 grados.

Igual que Venus.

En la actualidad la Tierra es un paraíso para la Vida. Venus es el Infierno.

Cuando ambas fueron creadas eran muy parecidas, ambas tenían una atmósfera y temperaturas similares.

El proceso por el que Venus y la Tierra se formaron fue el mismo, pero a partir de cierto punto sus caminos divergieron.

Impactos Planetarios

La divergencia comenzó cuando un planeta del tamaño de Marte chocó con la Tierra. El impacto hizo que la Tierra girara más rápido y los escombros formaron una luna gigante a su alrededor. Esa luna gigante provocó un efecto marea que mantuvo en movimiento el núcleo metálico de la Tierra generando un intenso campo magnético que la protegía de las intensas radiaciones solares y cósmicas. Los días eran tan cortos que las temperaturas alcanzadas por las noches y por el día se mantenían en un rango medio que permitía la presencia de agua líquida.

De forma similar, Venus también fue impactado por otro planeta, pero el ángulo del impacto hizo que Venus girara en dirección contraria a su traslación, y a una velocidad mucho más lenta. Y de los restos del impacto no se formó ninguna luna, por lo que en Venus no se generó un campo magnético protector.

El Clima de Venus

Azotada por las intensas radiaciones solares y con días que duraban meses, la superficie diurna alcanzaba cientos de grados centígrados mientras que durante las largas noches la temperatura descendía también cientos de grados, y sólo los constantes vientos ardientes impedían que durante la noche el vapor de agua se condensase para formar lluvia.

Desde 1.967 se han enviado varias sondas a Venus y con ellas hemos descubierto rocas de granito. El granito sólo puede formarse por deposiciones de sedimentos en agua, lo que indica que en algún momento hubo agua en Venus.

Como en la Tierra y Marte, en Venus hubo océanos, pero todos se han secado y desaparecido.

El Sol parece que brilla lo mismo a lo largo del tiempo, pero eso es sólo a escala humana. Desde su origen, hace 4'5 Ga, el Sol es cada vez más intenso, aproximadamente un 10% cada Ga. Cuando Venus se formó recibía un 30~40% menos calor del Sol que hoy en día y la temperatura permitió que se formaran océanos. Pero conforme el Sol se fue haciendo más intenso las temperaturas subieron evaporando los océanos. El vapor de agua tiene un poderoso efecto invernadero, por lo que el calentamiento se intensificó. Al no estar protegida por un campo magnético, las radiaciones solares descompusieron el vapor de agua en Oxígeno e Hidrógeno y el Viento Solar fue arrancando las moléculas más ligeras hacia el espacio.

La Tierra recibe actualmente 1.365 w/m², lo que permite la existencia de agua líquida, pero dentro de mil millones de años recibiremos 1.500 w/m² y las temperaturas serán más altas, tanto que los océanos se evaporarán en parte y el efecto invernadero terminarán de evaporar el resto que quede.

Lluvia de Plomo

Venus también tiene un vulcanismo exacerbado. Mientras que en la Tierra hay varios cientos de volcanes esporádicamente activos, Venus tiene cien veces más volcanes erupcionando de forma permanente. Por esos volcanes manan metales y minerales, no sólo en forma líquida, sino incluso gaseosa, produciéndose nubes de metales evaporados que al condensarse forman lluvias de plomo, bismuto y otros metales que se precipitan en las montañas sobre las cuales se solidifican. Las montañas de Venus están cubiertas de nieve, pero no es nieve de agua sino de metales.

De los volcanes también manan otros gases como Dióxido de Carbono, lo que contribuye a aumentar el efecto invernadero, y Dióxido de Azufre, que al combinarse con el vapor de agua se convierte en Ácido Sulfúrico.

En Venus llueve con frecuencia Ácido Sulfúrico. Los informes meteorológicos de Venus serían apasionantes.

Es tanta la cantidad de gases que manan de los miles de volcanes de Venus que el Viento Solar no le arranca la atmósfera con suficiente rapidez, por lo que tiene una atmósfera mucho más densa que la de la Tierra. En la superficie de Venus la presión atmosférica es 90 veces mayor que en la Tierra. Las varias sondas rusas de la clase Venera que han aterrizado en Venus han sido calcinadas por el calor y aplastadas por la atmósfera. La que más aguantó solo resistió 90 minutos antes de dejar de funcionar.

La Tierra también tiene volcanes, aunque cien veces menos que Venus. Emiten gran cantidad de CO2, pero este es absorbido por las plantas y moluscos que lo convierten en conchas y, al morir, se acumulan en el fondo marino formando rocas de carbonato cálcico.

Pero dentro de mil millones de años la mayor temperatura del Sol hará hervir los océanos, el vapor de agua producirá un feroz efecto invernadero y alcanzaremos varios cientos de grados de temperatura. Todo el CO2 acumulado en el fondo de los océanos durante 4.000 millones de años volverá a la atmósfera y la presión atmosférica aumentará. Venus tiene una densidad atmosférica 90 veces mayor que la de la Tierra, pero eso es porque el Viento Solar lleva miles de millones de años arrancando los átomos más ligeros de la atmósfera, pero la Tierra, protegida por su intenso campo magnético, no sufrirá ese desgaste y la presión llegará a ser 300 veces mayor que la actual. Y las temperaturas llegarán hasta más de 600 grados, toda la superficie se fundirá e incluso lloverán metales fundidos.

Venus es un Infierno. La Tierra será mucho peor.

¿Hay alguna forma de evitarlo?

Aparte de la solución evidente, emigrar a otros planetas o lunas más alejados del Sol, algunos científicos han propuesto desplazar TODO el planeta Tierra a una órbita más alejada. En estos momentos no parece que sea factible, pero es posible que en el futuro podamos desviar asteroides para que pasen cerca de la Tierra, no tanto como para ser un peligro pero sí lo bastante como para que el pequeño tirón gravitatorio, repetido de forma continua cada cien años, por ejemplo, bastaría para alejar la Tierra de su órbita actual librándola de la calcinación.

En mi opinión

A mí se me ocurre una solución más factible, y es colocar unas persianas entre el Sol y la Tierra para que ésta reciba menos calor. El mismo procedimiento serviría para enfriar Venus y que las temperaturas desciendan hasta hacerse habitable.

Todo ello está más extensamente explicado en mi artículo Espejos en el Cielo, Persianas en el Sol. Y no es un proyecto tan descabellado como parece. Con la tecnología actual y con MUCHO dinero (pero no más que el total de las misiones Apolo y de la Estación Espacial Internacional) se podría hacer en unos 25 años.

Ver Ficha de La Tierra: El Hermano Malvado de Venus de la serie La Historia del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies