Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

Viajes en el Tiempo

El Universo

La Ciencia del Universo

¿Cómo Funciona el Universo?

¿Por qué estamos Aquí?

Fuerzas de Construcción Masiva

¿Cómo Nació el Universo?

Más Allá del Big Bang

¿Dónde Estamos?

El Universo de Stephen Hawking

La Historia del Universo

Sobre el Big Bang

La Materia del Universo

Materia y Energía Oscuras

Galaxias

Estrellas

Agujeros Negros

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP18.206.48.142

Datos de Pagina

La Gravedad conforma los planetas y estrellas, pero la estructura de las galaxias parece estar conformada por las fuerzas electromagnéticas

Creada25-04-2016
Modificada18-05-2017
Total Visitas98
Septiembre5

Reseña del Documental Fuerzas de Construcción Masiva de la serie La Historia del Universo

Fuerzas de Construcción Masiva

Documental de la serie La Historia del Universo (T4, E8, 2015), en el que se intenta explicar la existencia de los intensos campos magnéticos de la Vía Láctea y la forma en que influyen en la formación de estrellas y la protección de los planetas.

El 27 de Diciembre de 2.004 una onda de radiación ElectroMagnética alcanzó la Tierra con una intensidad nunca vista hasta entonces. El origen fue una pequeña estrella situada al otro lado de la Vía Láctea, a 50 Kal.

El magnetismo es un fenómeno conocido desde la antigüedad, y aún nos asombra que dos imanes puedan atraerse o repelerse a distancia.

El motivo de que dos imanes ejerzan esa fuerza de atracción o repulsión es que los dos imanes emiten fotones entre sí que son los que transmiten el mensaje de cómo deben desplazarse cada uno de ellos respecto al otro.

Esa es la Explicación Oficial de la Ciencia... con la que yo discrepo.

No creo que las fuerzas sean originadas por un intercambio de partículas, ya sean fotones, muones o gravitones, sino que son originadas porque el espacio 3D en el que nosotros nos movemos es una membrana en un espacio 10D, que tiene un grosor diferente y con distintas características en cada una de las dimensiones superiores.

Las partículas deforman esa membrana, tal como una pelota deformaría una lona elástica, y esa deformación afectará el movimiento de todas las partículas existentes en su entorno y que sean sensibles a la deformación en ESA dimensión.

Puede consultarse una explicación más extensa en el artículo El Origen de las Fuerzas, pero recordad que es MI teoría y MI opinión, mientras que la Ciencia Oficial actual sigue pensando que las fuerzas son provocadas por esas partículas, supuestamente mensajeras.

Estoy convencido de que esto es así, y que tarde o temprano se confirmará pero, repito, no es aún la explicación oficial de la Comunidad Científica actual.

Si no existiera la fuerza E, los electrones no girarían en torno a los núcleos atómicos y toda la materia del Universo se disgregaría en partículas.

La fuerza E apareció muy poco después del Big Bang, pero en aquel momento el Universo era tan pequeño que era muy caliente y denso, las partículas no podían interactuar entre sí. Pero conforme el Universo se expandía la fuerza E fue ganando importancia hasta que unos 380.000 años después del Big Bang comenzó a modelar la materia en forma de átomos estables de Hidrógeno y Helio.

Y se hizo la Luz.

La Red Electromagnética del Universo

Los fotones comenzaron a recorrer el Universo, y no solo crearon la luz, también los campos magnéticos. Si al principio esos campos magnéticos tenían direcciones aleatorias, poco a poco se fueron reorientando, influidos los unos por los otros, para formar un entramado de líneas magnéticas que recorrían el Universo en una red de líneas de fuerza.

Mil millones de años después del Big Bang esas líneas de fuerza propiciaron que en ellas se formaran las primeras estrellas.

¡Sorpresa! Hasta ahora siempre había pensado que las primeras estrellas se formaron mucho antes, unos 200.000 años dBB, debido a la fuerza G, la gravedad.

Es la primera vez que veo un documental donde se diga que las estrellas no aparecieron hasta 1 Ga dBB. Al ser éste un documental muy reciente (2.015), me pregunto si se están corrigiendo teorías previas sobre el origen de las primeras estrellas del Universo.

Hasta hace poco se pensaba que a partir de una gigantesca nube de gas Hidrógeno, la fuerza G iniciaría un proceso de atracción que haría el interior de la nube cada vez más denso hasta alcanzar una presión y temperatura suficientes para iniciar una reacción de fusión nuclear dando nacimiento a una estrella. Ahora se piensa que la gravedad, por sí sola, no basta.

La Fuerza G hace que el gas sea atraído hacia el centro de la nube, pero el gas tiene un movimiento intrínseco que hace que no caiga directamente hacia el centro, sino que describa una órbita elíptica a su alrededor. Debido a la interacción mutua de las moléculas de gas, gran parte de la nube externa acaba formando un disco alrededor del centro masivo y la combinación de la inercia y la gravedad genera un Momento Angular. Y el Momento Angular impide que el material de la nube siga cayendo hacia el centro.

Las nuevas teorías sugieren que las corrientes de gas ionizado crean campos magnéticos en su entorno que generan un campo de fuerza E, el cual hace que las moléculas en rotación sean frenadas y caigan hacia el centro, haciendo crecer la masa central hasta conseguir la ignición de la estrella.

Monstruos Electromagnéticos

Apenas 100 Ma después, el Universo estaba lleno de rutilantes estrellas en las que el Hidrógeno nacido del Big Bang se fusionaba para formar Helio. En las estrellas más grandes el proceso continuaba, creando elementos más pesados, Carbono, Oxígeno, Calcio, ... hasta llegar al Hierro. Y cuando el núcleo de Hierro alcanzaba un tamaño determinado, la presión del gas que lo rodeaba lo hacía implotar, convirtiendo la estrella en una supernova que, a consecuencia de la implosión reaccionaba con una explosión que expulsaba gran parte de la materia creada hacia el espacio en forma de gases, polvo y escombros. Todo ello formaba nuevas nubes de las que más adelante se formarían nuevas estrellas, éstas con planetas rocosos a su alrededor.

Pero el núcleo colapsado de la supernova sigue reteniendo un intenso campo magnético, y al reducirse su tamaño la intensidad del campo magnético aumenta proporcionalmente.

En los casos más extremos se forman Magnetoestrellas, esferas de unos 20 Km de diámetro con un campo magnético intensísimo, tanto que si nos acercáramos a ellas arrancaría los electrones de los átomos, desintegrándonos instantáneamente.

Hasta el momento hemos localizado 23 magnetoestrellas en nuestra galaxia. Una de ellas, SGR 1806-20, a 50 Kal de la Tierra, es el monstruo electromagnético que atacó la Tierra en 2.004.

Tuvimos suerte de que estuviera tan lejos, si hubiera llegado a estar tan cerca como las estrellas más cercanas a la Tierra hubiera arrancado la atmósfera, provocando la muerte inmediata de toda forma de Vida en nuestro planeta.

El Campo Magnético de la Vía Láctea

La Vía Láctea tiene un intenso campo magnético más grande que ella misma, de 150 Kal de diámetro y 30 Kal de espesor. Pero el campo magnético sumado de todas las estrellas de la galaxia es muy inferior. ¿De dónde sale este intenso campo magnético?

Casiopea A es el remanente de una supernova. El núcleo de la explosión tiene una intensa carga eléctrica, pero los bordes de la nube de polvo en expansión tienen una carga eléctrica muy superior. Parece que la onda de choque de los gases expulsados por una supernova, al interactuar con otras nubes de polvo y gases, generan un campo magnético de magnitud muy superior a la intensidad original de la explosión.

En un experimento se ha lanzado un intenso rayo láser contra un fragmento de carbono, dentro de una cámara llena de gas. Los sensores magnéticos han detectado que, efectivamente, la onda de choque de los gases de la explosión, al interactuar con el gas presente en la cámara, generan unos muy intensos campos magnéticos, lo que parece confirmar la hipótesis.

También los chorros de rayos gamma emitidos por grandes Supernovas, al atravesar nubes de gas y polvo, generan intensos campos magnéticos en los vórtices que producen.

Y esto podría explicar un enigma que ha desconcertado a los astrofísicos desde hace tiempo.

¿Por qué faltan más de un billón de estrellas en el cielo?

La Vía Láctea contiene 200.000 millones de estrellas que giran a su alrededor, pero lo hacen a tal velocidad que la fuerza gravitatoria de la galaxia no basta para retenerlas en su órbita galáctica. Las estrellas deberían salir despedidas en todas direcciones, disgregando la galaxia. Para que esto no ocurra, por todo lo que sabemos hasta ahora, la Vía Láctea debería tener una masa DIEZ veces mayor de la que vemos. Eso ha llevado a pensar que existe la Materia Oscura, una misteriosa forma de materia invisible pero que actúa gravitatoriamente, manteniendo cohesionada la galaxia.

Los nuevos descubrimientos sobre los campos magnéticos que impregnan la galaxia abren la posibilidad de que pueda haber una explicación distinta para esta paradoja.

La Red Electromagnética de la Vía Láctea

La Vía Láctea está rodeada de nubes de gas y polvo, y éstas no se están desplazando a tan altas velocidades, por lo que, en principio, deberían ser atraídas por la galaxia, integrarse en ella y formar nuevas estrellas. Pero esto no está ocurriendo.

Hace 10 Ga, la Vía Láctea tenía la forma de una esfera más o menos redonda llena de estrellas que giraban en diversas órbitas alrededor del centro de la galaxia. La interacción gravitatoria ha hecho que la órbita de la mayoría de las estrellas se incline hacia el mismo plano galáctico, dando lugar a la galaxia de forma lenticular que es hoy en día.

Ríos Electromagnéticos en la Vía Láctea

A su vez, las interacciones electromagnéticas de las nubes de gas y polvo en movimiento generaron vórtices magnéticos que también tienden a desviar las trayectorias de las estrellas, y este fenómeno resulta mucho más acusado debido a los campos generados por los frentes de choque de los gases en expansión de las estrellas que estallaban.

En apoyo de esta teoría parecen estar las observaciones de la Galaxia del Triángulo, a 2'7 Mal de la Tierra, donde se ha observado que la mayoría de las explosiones de supernovas se han producido a lo largo de las líneas espirales de los brazos de la galaxia, precisamente las zonas en las que las líneas de fuerza de los campos magnéticos son más intensas.

La Gravedad es la que hace que se formen las galaxias. Las líneas de fuerza electromagnética son las que les dan estructura, hacen que las nubes de gas y polvo circulen por enmarañadas vías electromagnéticas y allí donde dos corrientes se cruzan es donde se forman nuevas estrellas.

El Campo Magnético de la Tierra

A nivel planetario, los planetas también generan campos magnéticos en su entorno. La Tierra misma, debida a las corrientes del magma fundido del interior del manto terrestre, genera un intenso campo magnético que nos protege de las radiaciones cósmicas y de nuestro propio Sol.

Pero este campo se está debilitando. En los últimos 200 años el campo magnético terrestre ha perdido un 10% de su intensidad.

Para estudiar los campos magnéticos generados en el interior de la Tierra se ha construido una esfera rotatoria en la que, en vez de usar Hierro fundido, que tendría que estar a una temperatura muy elevada, se han introducido 12 Toneladas de Sodio fundido. Al rotar la esfera, las corrientes de sodio fundido generan un intenso campo magnético similar al de la Tierra.

Se ha observado que con frecuencia los polos magnéticos se desvían del eje de rotación, que es lo mismo que ocurre en la Tierra, donde los polos magnéticos no coinciden con los polos geográficos, sino que el Polo Norte Magnético se encuentra en Canadá... y desplazándose hacia Siberia, sin que sepamos si al llegar allí se volverá, o recorrerá un círculo, o seguirá derivando hacia Europa.

Para intentar predecir el comportamiento del campo magnético terrestre se estudia el pasado. Las erupciones volcánicas a lo largo de millones de años han emitido minerales y metales fundidos. Algunos de esos minerales son magnéticos y, como pequeñas brújulas, se han orientado hacia los polos magnéticos antes de que la roca se solidificara. Eso permite conocer con bastante precisión dónde estaban los polos magnéticos a lo largo de millones de años.

Y lo que se ha descubierto es sorprendente. Los polos magnéticos se desplazan de forma aparentemente aleatoria a lo largo de miles de años, el campo se hace más intenso y otras veces se debilita, y en ocasiones se invierte por completo, dando un giro de 180 grados. En los últimos millones de años los polos se han invertido más de veinte veces.

El Sol también tiene un intenso campo magnético, pero su masa es muy fluida, gira más rápido en el ecuador que en los polos, por lo que las líneas de fuerza se retuercen constantemente y cuando llegan a una cierta cantidad de tensión electromagnética saltan provocando una gran Eyección de Masa Coronal que sale despedida desde el Sol hacia el espacio.

En ocasiones esas EMC llegan hasta la Tierra y pueden interactuar con los campos magnéticos, pero una EMC particularmente intensa podría provocar graves daños a las infraestructuras tecnológicas.

Desde hace 150 años, cada vez en más cantidad, la Tierra es recorrida por millones de Km de cables eléctricos para transmitir información y energía eléctrica. Una EMC intensa puede provocar una sobrecarga de tensión en las líneas telefónicas y eléctricas de todo el planeta quemando numerosos transformadores y condensadores eléctricos y sumiendo a la población, cada vez más dependiente de la electricidad y las comunicaciones, en una era pretecnológica de la que tardaríamos muchos meses, probablemente años, en recuperarnos.

Cada año llegan a la Tierra unas 150 EMC, la gran mayoría muy débiles, pero es cuestión de tiempo que una EMC de alta intensidad nos golpee, provocando un Apocalipsis tecnológico.

Las redes de distribución eléctrica se quemarían, dejando a gran parte de la población sin electricidad. Los satélites dejarían de funcionar, entre ellos la red de GPS. Ni teléfonos móviles ni fijos, ni internet, ni televisión. Prácticamente volveríamos a la Edad Media.

En mi opinión

Respecto a la órbita de las estrellas y otros cuerpos en torno a la Vía Láctea, no sé si alguna vez se ha tenido en cuenta la Dispersión Gravitatoria de la masa galáctica.

Si toda la masa de la galaxia estuviera concentrada en un pequeño centro masivo, la órbita galáctica de cualquier estrella o planeta sería una elipse perfecta. Pero como la masa galáctica se encuentra dispersa en un disco, la atracción de las estrellas que hay por delante de nuestra trayectoria quedan compensadas con la de las estrellas que tenemos por detrás y eso hace que la fuerza gravitatoria que nos afecta es bastante menor que si toda la galaxia estuviera concentrada en un solo punto central. Eso significa que para que una estrella se mantenga en órbita galáctica DEBE viajar más rápido en el caso de una galaxia lenticular que en el de una galaxia puntual. Y la diferencia será aún mayor si la estrella orbita por el interior de la lente, que es lo que en realidad ocurre con el Sol, que orbita la galaxia a unos 27 Kal, dejando 23 Kal de estrellas por el borde exterior.

Otro efecto que hay que considerar es el Gradiente Gravitatorio. La masa galáctica de aquí al centro de la galaxia ejerce sobre nosotros una fuerza mayor que la de la masa que hay del centro a la misma distancia en dirección opuesta. Y ambas fuerzas NO se compensan. El Gradiente Gravitatorio hace que la atracción de la Galaxia al Sol sea mayor en una galaxia lenticular que en una puntual.

Por último, también hay que tener en cuenta la Expansión del Universo.

La Ley de Hubble dice que las distancias en el Universo aumentan continuamente y según una ley bastante simple de aplicar. Dos galaxias situadas a 1 Mal estarán cada segundo 21 Km más lejos ¡aunque ambas galaxias estén detenidas!

La Vía Láctea mide 0'1 Mal, lo que significa que la distancia entre sus extremos aumenta a 2'1 Km/s.

Y eso por supuesto que afectará a las órbitas de las estrellas que orbitan la Vía Láctea.

Si queremos comprender las órbitas de las estrellas en torno a las galaxias, debemos tener en cuenta y cuantificar esos tres factores gravitatorios.

Y sólo entonces sabremos si las estrellas se están moviendo demasiado rápido y si hace falta realmente que exista la Materia Oscura.

Aparte del hecho, por supuesto, de que también habrá que tener en cuenta los efectos electromagnéticos producidos por el movimiento de la materia galáctica.

Volver a la serie La Historia del Universo

Ver Ficha de Fuerzas de Construcción Masiva de la serie La Historia del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies