Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

La Expedición de la Vacuna

La Pandemia de 1918

1918: La Gripe Española

La Tormenta Negra

El Asesinato de Kennedy

La Gran Hambruna de Mao

Catástrofes Extraordinarias

En Busca de los Prisioneros Perdidos en Vietnam

Barcos en el Desierto

23-F: La Conspiración del Rey

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP52.205.167.104

Datos de Pagina

La Gripe Española, su origen en Kansas, USA, y su extensión a todo el mundo por las tropas que se dirigían a Europa para luchar en la Primera Guerra Mundial

Creada09-06-2021
Modificada10-06-2021
Total Visitas52
Diciembre10

1918: La Gripe Española

Documental español del año 2021, en el que varios historiadores explican cómo se desarrolló la pandemia de Gripe del año 1918, desde su origen más probable, en Kansas, USA, su extensión por las tropas useñas a Europa, y de allí a todo el mundo, y el motivo de que periodistas ingleses la llamaran Gripe Española.

En España murió el 2% de la población. En otros paises llegó a morir el 6 ó el 7%. Se estima que en todo el mundo murieron más de 40 millones de personas.

Un tercio de la población cayó enferma. En España fueron entre 7 y 8 millones de personas.

El Origen de la Gripe de 1918

La Gripe empezó en Febrero de 1918 en USA, en un campamento militar de entrenamiento. Desde allí, los soldados fueron enviados a Europa, a luchar en la Gran Guerra, extendiendo la enfermedad allí por donde pasaban.

En Madrid, los primeros casos se dieron en Mayo, durante las fiestas de San Isidro, enfermando muchas personas, entre ellas el rey Alfonso XIII.

Un periodista inglés, que estaba en España, envió noticias a su periódico, y quizás por no saber que ya llevaba varias semanas causando estragos en su propio país y en toda Europa, se refirió a ella como la Gripe Española.

Un epidemiólogo famoso, John Oxford, cree que el virus ya estaba circulando por Europa desde 1915.

Otras teorías afirman que el virus pudo ser traído por inmigrantes chinos en 1917, o que su origen pudo estar en una granja de Francia.

Las Olas de la Pandemia

Se registraron tres oleadas, en Primavera y en Otoño de 1918, y la tercera en Primavera de 1919.

La primera oleada, en Madrid, enfermó a mucha gente, pero no tuvo una gran mortalidad. La ola de Otoño, sin embargo, sí fue bastante más letal. El 75% de la mortalidad de toda la pandemia se produjo en la segunda ola, entre Octubre y Noviembre. Pero los que habían pasado la enfermedad en la primera ola, superaron con facilidad la segunda, lo que indica que ya habían adquirido un cierto grado de inmunidad.

En España hubo una cuarta ola, en Primavera de 1920, que también causó numerosas muertes, principalmente entre los niños.

El Bacilo Invisible

Gripe 1918: MicroscopioLos investigadores de la época no fueron capaces de localizar el agente infeccioso, pero tuvieron la idea de conservar muestras de pulmones de fallecidos, y con eso, y con las muestras de una mujer esquimal enterrada en el permafrost, investigadores más modernos pudieron identificar el virus y resucitarlo.

No obstante, suponiendo que la enfermedad podía ser causada por una bacteria similar al Bacilo de Pfeiffer, fabricaron una vacuna y un suero, que aunque no combatía el virus, sí impedía que, como efecto secundario, los enfermos contrajeran neumonía, y eso redujo bastante el número de fallecidos.

Sin embargo, la mortalidad siguió siendo muy elevada, principalmente entre los jóvenes de 20 a 40 años. Se cree que los mayores de esa edad podían ser menos afectados por haber vivido en 1889-90, cuando una pandemia anterior de gripe causó muchas muertes, pero los que sobrevivieron consiguieron una cierta inmunidad contra el virus de 1918.

Víctimas célebres de la Gripe

Varias estrellas de cine de la época enfermaron, entre ellas Mary Pickford, en una de cuyas películas se incorporó un gag muy elocuente. Intentando colarse en una aglomeración para entrar en la estación, donde muchas personas llevaban mascarillas, Mary Pickford estornuda sonoramente y la muchedumbre se alarma y se dispersa de inmediato, dejando el camino libre para que ella pueda colarse.

En la conferencia de Versalles, donde se firmó el tratado de paz que dio fin a la Gran Guerra, muchos de los asistentes enfermaron, entre ellos el presidente de USA, Woodrow Wilson.

El pintor noruego Edvard Munch, enfermo de gripe, se levantó de la cama para pintar un autorretrato titulado Enfermo de Gripe. Una vez superada la enfermedad hizo un nuevo autorretrato en el que mostraba los estragos que la enfermedad había dejado en su rostro.

En Febrero de 1918 falleció el pintor Gustav Klimt, autor de El Beso, un famoso icono de la pintura del Siglo XX.

El Avance de la Pandemia

Gripe de 1918: Soldados fabricando ataudesLa epidemia comenzó en el centro de USA y avanzó con rapidez hacia el Este, transportada por todos los soldados que se estaban embarcando hacia la guerra en Europa. A California llegó mucho más tarde. Entonces, las autoridades de la costa Este escribieron a las de la costa Oeste para decirles que pusieran todos sus carpinteros a fabricar ataúdes.

En muchos países, las autoridades ocultaron la gravedad de la pandemia. Insistían en que se trataba de una simple gripe, y pedían a los periódicos que no difundieran noticias sobre la mortalidad.

Gripe de 1918: Mascarilla o CárcelEn otras ciudades, como San Francisco, las autoridades actuaron de una forma más transparente y estricta, obligando al uso de mascarillas y encarcelando a quienes no la llevasen. Gracias a ello, en San Francisco hubo una mortalidad muy inferior a la de otras muchas ciudades en USA y Europa.

Por regla general, los países en los que se aplicaron medidas estrictas para evitar las aglomeraciones, fiestas y ferias, tuvieron menos mortalidad que las que fueron más permisivas. E igualmente, en lo económico, durante la década de 1920 el PIB creció 5 ó 6 veces más en los países que habían sido más estrictos.

España, habiendo sido neutral durante la guerra, y con el tejido industrial intacto, se convirtió en proveedor de alimentos, ropas y maquinarias de muchos países europeos, lo que hizo que las empresas españolas se enriquecieran, pero eso no benefició a las clases medias y bajas, al contrario, la situación en el campo era dramática. Los médicos no daban abasto a tratar a los enfermos, y los campesinos, que no tenían más remedio que realizar sus duras tareas agrarias, sufrieron una mortandad atroz.

La Gripe y la Gran Guerra

Los efectos en la guerra también fueron muy importantes. Había muchos soldados enfermos en ambos bandos, y aunque no se publicaban las noticias, muchas batallas tuvieron que ser aplazadas o canceladas, y eso llevó a una situación que obligó a terminar la guerra cuanto antes. Y los soldados portugueses, al regresar a Portugal a través de España, fueron extendiendo la epidemia.

En USA, el presidente Roosevelt no permitió que se detuviera la producción de armamento, y en Septiembre, en lo más duro de la pandemia, celebró un desfile en Filadelfia. Hasta ese momento, en esta ciudad solían morir entre 30 y 100 personas diarias. Tres días después del desfile, las muertes se dispararon a centenares diarios.

ESTO es lo que dice el documental, pero se trata de un error, ya que el presidente, durante esta época, era Woodrow Wilson. Y Roosevelt era Subsecretario de Marina, no llegaría a ser presidente hasta 15 años más tarde.

La Próxima Pandemia

Plaga Año Muertos
Peste Antonina 165 5 M
Plaga de Justiniano 541 25~100 M
Peste Negra 1346 50~200 M
Viruela 1520 25~50 M
Cólera 1817 50~100 M
Gripe Rusa 1889 1 M
Gripe Española 1918 50~100 M
Gripe Asiática 1957 2 M
Gripe de Hong Kong 1968 1 M
SIDA 1981 32 M

El virus de la Gripe de 1918 no desapareció, pero mutó y se hizo menos letal. De forma recurrente la gripe ha reaparecido todos los años, con más o menos letalidad. En los años 1958 y 1969 fueron bastante intensas, y los componentes genéticos que se han podido conservar y estudiar contienen muchos fragmentos víricos de la gripe original de 1918.

A mediados del siglo XX, la comunidad médica pensó que la época de las grandes pandemias había quedado atrás, que los avances médicos impedirían la propagación de nuevos virus, pero la realidad ha roto esa ilusión.

Existen cientos de miles de virus distintos. Todos se reproducen y mutan, creando nuevas variedades, nuevos sistemas de propagación, contagio e infección. Y nuevas formas de atacar a los organismos. Y, de vez en cuando, alguno de estos virus encuentra una forma de atacar a nuestras células que éstas no son capaces de contrarrestar. Pero ningún virus es capaz de atacar a TODOS los individuos de una especie. Siempre hay personas que, por su genética, son inmunes o capaces de resistir a la enfermedad. Y los hijos de esas personas son los que sobrevivirán hasta la próxima pandemia.

La Plaga de Justiniano, datada en el año 541, quizás pudo ser producida por la erupción del volcán Ilopango, ocurrida unos años antes. Al menos, es lo que se sugiere en el documental Los Años Oscuros.

Negación y Olvido

Da la impresión de que las pandemias siempre nos pillan por sorpresa.

No debería ser así, pues es algo que ocurre de forma recurrente y que seguirá ocurriendo, pero los humanos tenemos un defecto, y es que cuando sufrimos una pandemia como la Gripe de 1918, reaccionamos en tres fases:

Negación: Los gobernantes, con el fin de no alarmar a la población, se niegan a  difundir información veraz sobre lo que está ocurriendo, y los gobernados cerramos los ojos a la realidad, pensando que la enfermedad atacará a otros, pero no a nosotros.

Resignación: Cuando vemos que las medidas que tomamos son insuficientes, y que familiares y amigos caen víctimas de una pandemia, llegamos a creer, no solo que son insuficientes, sino que son inútiles, y nos resignamos a cualquier cosa que pueda pasar.

Olvido: Y cuando la pandemia parece haber terminado, cuando la mortalidad se reduce a un nivel mínimo, queremos olvidar lo sufrido, vivir el presente, y no solo olvidamos lo pasado, sino que, imprudentemente, olvidamos la lección de la Historia: Que tarde o temprano, en 10, 20 ó 50 años, volverá a pasar.

En mi opinión

El documental está ilustrado con numerosas fotografías y fragmentos de películas de la época, originalmente en blanco y negro, pero coloreadas para esta emisión. Son imágenes impactantes, y sólo por ellas es muy recomendable verlo.

Gripe de 1918: Camioneta de Vacunación Gripe de 1918: Enfermeras con Mascarilla Gripe de 1918: Mascarillas Gripe de 1918: Peluquero con Mascarilla Gripe de 1918: Policías con Mascarilla Gripe de 1918: Soldados con Mascarilla Gripe de 1918: Chicos de la Prensa con Mascarilla Gripe de 1918: No Besen al Bebé

Pero no sólo por eso. Además, la información que contiene es, quizás algo incompleta, pero muy interesante.

Quisiera destacar la genocida irresponsabilidad del presidente de USA, el demócrata Woodrow Wilson, que, avisado de que la enfermedad era tan contagiosa y letal, en vez de ordenar una cuarentena del campamento militar donde se inició, no dudó en propagarla por su propio país y por todo el mundo.

Ya se sabía que Woodrow Wilson era racista, su primera ley, nada más ser nombrado presidente, fue implantar la segregación racial en los organismos federales. Y el comentario que incluyó en la película, El nacimiento de una nación, elogiando a la organización del Ku Klux Klan, es vergonzoso.

Por su actuación ante la pandemia de 1918, también se podría haber ganado el título de genocida.

Por último, para completar la información sobre la Pandemia de 1918, no dejéis de ver la reseña de La Llamaron Gripe Española, un programa de radio que reseñé en Enero de 1920, pocas semanas antes de que comenzara la Pandemia del COVID-19.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies