Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Las Mejores Series

Los Orígenes

El Clima y el Cambio Climático

Peligros desde el Espacio

El Primer Apocalipsis

Furia Cósmica

Tormentas Estelares

El Fin del Mundo

Impacto de Asteroide

Y cayó desde el Espacio

Impacto de Asteroide bajo la Antártida

Por qué Desaparecieron los Mamuts

La Odisea de un Volcán

Cazadores de Volcanes

La Luna: La Cara Oculta de la Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Hace 13.000 años desaparecieron los Mamuts y otros grandes mamíferos en Norteamérica ¿Pudo ser un meteorito el que los mató?

Creada24-07-2017
Modificada24-07-2017
Total Visitas2
Agosto1
Julio1
Agosto0

Reseña del Documental Por qué Desaparecieron los Mamuts de la serie National Geographic Explorer

Por qué Desaparecieron los Mamuts

Durante más de un millón de años, los mamuts vivieron y prosperaron en las fértiles praderas de Norteamérica, superando decenas de glaciaciones y períodos interglaciales. Después, hace unos 13.000 años, se extinguieron.

Los paleontólogos han encontrado numerosos restos fósiles en los que, tras un cuidadoso estudio han descubierto trazas que sugieren cuál pudo ser la causa de su extinción.

Hace 13.000 años

Hace 13.000 años, una gran parte de Norteamérica estaba cubierta de hielo. Tras los más de 90.000 años que duró el último período glacial, el continente se estaba deshelando.

Al Sur de los glaciares, las extensas praderas estaban habitadas por mamuts.

Los Mamuts Lanudos habitaban en la parte Norte, más cercana a los glaciares. Más al Sur vivían los Mamuts Americanos.

También vivían humanos, que habían llegado a América unos mil años antes y que habían desarrollado la cultura Clovis, formada por pequeñas tribus de cazadores que vivían de la caza de mamuts y otros grandes mamíferos.

El registro arqueológico contiene muchas puntas de lanza talladas por esta cultura.

Entonces se produjo un empeoramiento del clima, una pequeña era glacial que asoló Norteamérica, y por las mismas fechas desaparecieron los mamuts y la cultura clovis.

En Murray Springs, al Sur de Arizona, se encuentra un terreno en el que es posible ver los estratos de esa época.

Existe un estrato de tierra oscura conocido como La Capa Negra. Justo debajo se encuentran restos de la extinción de los Mamuts, donde se han encontrado muchos huesos de mamuts y puntas de lanza clovis que los mataron. También se encuentran restos de otros animales, como mastodontes, camellos, tigres dientes de sable y caballos.

En la Capa Negra y por encima no se encuentran rastros de ninguno de ellos.

Uno de los esqueletos de mamut, conocido como la Gran Eloise, murió cazado por clovis, pero sus restos quedaron enterrados bajo la Capa Negra antes de que los carroñeros esparcieran los huesos. Es posible que fuera el último mamut cazado por los clovis antes de la catástrofe que produjo su extinción, hace 12.900 años.

Existe una controversia sobre cuál fue la causa de la extinción. Mientras algunos arqueólogos opinan que fue debida a la caza excesiva de los clovis, otros piensan que el causante fue el cambio climático repentino que se produjo en esas fechas. Pero los mamuts y otras especies de grandes mamíferos habían sobrevivido a numerosos cambios climáticos anteriores. ¿Por qué este cambio habría de ser más letal que otros anteriores?

Los defensores de la teoría de la extinción antropogénica opinan que la diferencia de este último cambio climático radicó en la existencia, por primera vez en América, de una cultura humana dedicada a la caza.

La Metralla Asesina

En 1.988, el doctor Bill Topping estaba estudiando puntas de lanza clovis cuando encontró en ellas pequeñas partículas metálicas que parecían haberse incrustado como si fueran balas.

Para averiguar cómo se podían haber incrustado esas partículas en la piedra probó a disparar virutas y polvo de metal con una escopeta contra una piedra

Las partículas dejaron marcas en la piedra, pero no se incrustaron dentro. Entonces pensó que la única forma en que esas partículas se incrustaran debía ser con una velocidad muy superior a la que podía conseguir una bala. Y eso sólo dejaba un candidato posible, la fragmentación producida por un meteorito caído del espacio.

Su teoría fue rechazada por la comunidad científica, pero posteriores descubrimientos sugieren que tal vez Topping tenía razón.

Los Colmillos de los Mamuts

El investigador Allen West estaba estudiando el Impacto de la Tunguska, producido sobre los bosques siberianos en 1.908. La onda expansiva arrasó cientos de Km² de bosque. Años después se estudiaron los árboles arrasados y en ellos se encontraron millones de pequeños fragmentos metálicos incrustados en los troncos.

¿Pudo ser una explosión similar, pero mucho mayor la que provocó la extinción de los mamuts de América?

Si es así, las incrustaciones metálicas se encontrarían también en los fósiles, los huesos y los colmillos de los mamuts que murieron en aquel evento.

Allen West acudió a Calgary, donde se encuentra uno de los mayores almacenes de colmillos de mamuts. Allí se importan de Canadá y Siberia, se limpian y pulen y se venden a museos y coleccionistas.

Usando un pequeño pero intenso imán examinó toneladas de colmillos hasta encontrar el primer fragmento metálico incrustado. En las siguientes semanas encontró varios colmillos más, y uno de ellos estaba, literalmente, acribillado de incrustaciones.

Tomando muestras de cada uno de los colmillos acribillados los envió a un laboratorio para que los datasen por Carbono 14.

Iridio Espacial

De otro tratante de fósiles, West consiguió un cráneo de bisonte que también estaba lleno de incrustaciones metálicas.

También se descubrió un esqueleto de caballo justo bajo la Capa Negra, en la orilla de un río canadiense.

Los análisis de la tierra en la que estaba enterrado el caballo, y de la que componía la Capa Negra revelaron que contenían gran cantidad de Iridio, un elemento muy escaso en la Tierra pero abundante en los meteoritos.

Hace veinte años, la presencia de Iridio en el estrato KT, entre el Cretácico y el Terciario, reveló que ese estrato se había producido por el impacto de un gran meteorito hace 65 millones de años del que se supone que provocó la extinción de los dinosaurios.

Para descartar que ese contenido de iridio tuviera un origen geológico terrestre, se tomaron muestras de la Capa Negra en otros lugares de América y se llevaron a analizar.

Molécula de FullerenoY los análisis revelaron la presencia de Fullerenos, pequeñas bolas hechas con átomos de Carbono en una red similar a los pentágonos y hexágonos de un balón de fútbol, con Helio 3 en su interior.

Los Fullerenos sólo se forman durante la explosión de una supernova, y la única forma de que lleguen a la Tierra es a bordo de un asteroide.

La teoría del impacto de asteroide como causa de la Capa Negra y de la extinción de los mamuts ganaba peso, pero aún había un inconveniente. ¿Dónde estaba el cráter?

El Cráter Invisible

Contando la cantidad de fullerenos existentes en numerosas muestras de la Capa Negra repartidas por todo el continente americano se comprobó que los mayores porcentajes se encontraban en las partes más cercanas al Nordeste, y el epicentro parecía estar sobre la península de Labrador, en Canadá, una región que en esa época estaba cubierta por una gruesa capa de hielos glaciares.

Si un asteroide cayera sobre una capa de Hielo de 2 Km de grosor ¿dejaría un cráter en la tierra?

Para responder a esta pregunta se simularon varios impactos en el Laboratorio de Colisiones a Hipervelocidad de la NASA.

El doctor Peter Schultz comprobó que existían dos posibles condiciones en las que un asteroide produciría un cráter lo bastante pequeño como para que no llegara a ser visible en pocos milenios debido a la erosión. Una era que se tratara de un bólido que estallara en la atmósfera, tal como hizo el bólido de la Tunguska. La otra es que cayera sobre una placa de hielo de un par de Km de espesor. El Hielo quedaría destrozado, fundido y evaporado emitiendo a la atmósfera una gran cantidad de vapor de agua y el cráter en el hielo se llenaría de un gigantesco lago de agua dulce, pero no quedaría rastro en el suelo sólido bajo el punto del impacto.

Pero lo terrorífico no es lo que ocurre en el punto del impacto, sino la cantidad de metralla microscópica que bombardearía miles de Km a la redonda.

Partículas de Impacto de Asteroide

Nuevas excavaciones en la Capa Negra y análisis de los materiales que se encuentran en ellas mostraron también cristales fundidos de carbono y cuarzo y unas esférulas de carbono huecas y esponjosas. Las esférulas también podrían producirse en incendios o erupciones volcánicas, pero en su interior guardaban gases y partículas que habían quedado atrapados en el momento de su formación.

Usando microscopios electrónicos se comprobó que dentro de las esférulas existían millones de cristales de carbono puro, diamantes, de tamaños microscópicos.

Los nanodiamantes son comunes en el espacio, pero muy escasos en la Tierra, donde no pueden formarse de ninguna forma conocida. Todos los nanodiamantes que se han encontrado en la Tierra procedían de un asteroide, traídos por él o formados en el momento del impacto.

La Teoría del Impacto

Con esta ingente cantidad de pruebas, los científicos que estudiaron el evento lo presentaron ante la escéptica comunidad científica.

Según su teoría, hace unos 13.000 años, un asteroide de 1'5 Km cayó sobre los hielos que cubrían la península de Labrador a unos 45 Km/s. La colisión incineró todo lo que hubiese en mil Km a la redonda con unas temperaturas de 10.000 grados. Una metralla de partículas microscópicas barrió el continente americano matando instantáneamente a todo ser vivo que recibiese directamente la onda expansiva.

Fragmentos de rocas más grandes cayeron por todo el continente calentando la atmósfera y produciendo incendios en los bosques y praderas.

No todos los Mamuts y grandes mamíferos murieron en ese momento. Se salvaron los que estuviesen tras montañas y cordilleras, como atestiguan algunos fósiles de mamuts cuya muerte ha sido datada en fechas posteriores, pero la población quedó, sin duda, muy reducida.

Tras la colisión y los incendios, el vapor de agua emitido a la atmósfera produjo una intensa glaciación que duró mil años.

Pero eso no fue lo único que acabó con los mamuts.

El Cambio Climático de hace 13.000 años

En Groenlandia se extraen núcleos de hielo de miles de años de antigüedad para conocer cómo ha cambiado el clima y la composición de la atmósfera. Se ha comprobado que hace 13.000 años hubo un período en el que la atmósfera contenía gran cantidad de gases tóxicos, nitratos y amonio, prueba de que en esas fechas se había incendiado gran parte de la vegetación del continente.

Otros análisis, esta vez de microorganismos marinos, revelaron que el nivel de salinidad del mar se redujo radicalmente. El agua fundida por el impacto se abrió camino hasta el Océano Atlántico y, al ser agua dulce, de menor peso que la salada, detuvo la corriente termohalina que mantiene cálidas las aguas del Atlántico Norte.

Y el río Missisipi dejó de recibir las aguas del deshielo de los glaciares y se secó en su mayor parte.

Todos los datos conocidos parecían apoyar la teoría del Impacto, pero entonces llegaron los resultados de la datación de los fragmentos de colmillos que contenían los restos de metralla metálica microscópica.

Y el resultado era que esos colmillos eran de mamuts que habían vivido hace 35.000 años. Y esa fecha no encajaba.

¿Es posible que los fósiles con incrustaciones metálicas encontrados por West fueran el resultado de OTRO impacto cósmico?

El Rastro de los Rayos Cósmicos

El químico nuclear Richard Firestone piensa que el impacto de hace 13.000 años es uno más de varios impactos que se han ido produciendo cada cierto tiempo en la Tierra.

Radiocarbono en 45.000 añosFirestone estudia el nivel de Carbono 14 existente en la Tierra en distintas épocas geológicas y ha comprobado que aunque este nivel es más o menos constante con una ligera tendencia a decaer, de vez en cuando se producen picos de extraordinaria intensidad, llegando a triplicar el porcentaje habitual de la Tierra.

Y dos de esos picos coincidían con las dos fechas de hace 13 y 35 mil años en las que se suponía que se habían producido esos dos impactos.

Pensando que podría haber una relación de los rayos cósmicos, productores de C14, y los impactos, imaginó que la relación podía estar en la fuente de los rayos cósmicos: Las Supernovas.

Según su teoría, hace 45.000 años explotó una Supernova a muy poca distancia de la Tierra, unos 100 años luz. Cien años más tarde las radiaciones cósmicas llegaron al Sistema Solar provocando una intensa radiación, letal, en la mitad del planeta expuesta. Muchos animales expuestos a la radiación morirían de inmediato o en las siguientes semanas, pero no sería una extinción total de especies, tras pasar la ráfaga de radiación la vida se recuperaría.

Pero la onda expansiva también empujaría levemente a los cometas y asteroides que vagan alrededor del Sistema Solar y los desviaría de sus órbitas estables haciéndoles caer hacia el interior, para interceptar las órbitas de los planetas.

Miles de años después de ser desviados por la onda expansiva de la Supernova, algunos de esos objetos chocaron con la Tierra.

Conclusión

La teoría de que la extinción de los Mamuts en América se produjo debido al impacto de un meteorito sobre la placa de hielo que cubría el Norte de Canadá, sigue siendo una teoría, y gran parte de la comunidad científica la rechaza por no estar suficientemente probada.

Los indicios encontrados parecen confirmar la teoría, pero para demostrarla habría que encontrar más pruebas en los colmillos y esqueletos de otros mamuts y grandes mamíferos que habitaban América en aquella época.

En mi opinión

Un contrasentido evidente: Si toda esta investigación empezó porque se encontraron incrustaciones metálicas en puntas de lanza clovis, y éstas están datadas hace 13.000 años ¿cómo es que las incrustaciones de los fósiles de mamuts son de hace 35.000 años?

O están mal datadas las lanzas y los clovis llegaron a América mucho antes de lo que se piensa, o existieron dos impactos, hace 13 y 35 mil años.

La mayoría de las dataciones se hacen sobre elementos orgánicos, analizando el porcentaje de Carbono 14, que es producido por los rayos cósmicos procedentes del resto de la galaxia. Pero si la intensidad de los rayos cósmicos varía con frecuencia, también variará el porcentaje de C14.

¿Hasta qué punto es fiable la datación por C14 en épocas muy lejanas de las que no conocemos la intensidad de los rayos cósmicos ni el porcentaje natural de C14 que había en esa época?

Por último, aunque la mayor parte de los grandes mamíferos se extinguieron en esa época, aún hubo mamuts, muchos menos, en el Noroeste de América, al menos hasta hace unos 5.000 años, que es de cuando procede el fósil de mamut más moderno que se ha encontrado en América. Y haciendo una búsqueda en Internet, parece que la teoría aquí expuesta apenas es tenida en cuenta por los paleontólogos, paleoclimatólogos y otras paleodisciplinas.

Ver Ficha de Por qué Desaparecieron los Mamuts de la serie National Geographic Explorer

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies