Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

La Edad Media

El Regreso de la Peste Negra

La Caída de la España Islámica

La Inquisición

Los Vikingos

El Asesinato de los Príncipes

La Papisa Juana

Los Años Oscuros

Las Piedras de Escocia

La Espada en la Roca

El Manuscrito Voynich

La Leyenda del Rey Arturo

La Tumba Perdida de Gengis Kan

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.83.192.109

Datos de Pagina

La historia de la Papisa Juana, la única mujer que ha conseguido llegar al máximo cargo de la Iglesia Católica.

Creada04-05-2015
Modificada11-05-2015
Total Visitas158
Agosto4

Reseña del Documental La Papisa Juana de la serie Expediente Misterio

La Papisa Juana

Documental de la serie Expediente Misterio en el que se narra la historia de la Papisa Juana, la única mujer que ha conseguido llegar al máximo cargo de la Iglesia Católica.

Se cuenta que en la Edad Media hubo una mujer que, amante del estudio que le estaba vedado por su género, decidió hacerse pasar por monje, ingresó en un monasterio y se convirtió en una erudita de la historia y de la religión.

En un viaje a Roma conoció al Papa y a varios cardenales a los que impresionó por sus conocimientos y su modestia, y cuando el Papa falleció los cardenales la nombraron Papa sin saber que era una mujer.

Juana asumió el Papado y durante varios años gobernó la Iglesia con sabiduría y misericordia, pero tuvo el infortunio, en tales circunstancias, de quedarse embarazada.

Consiguió llevar su embarazo en secreto, pero cuando estaba casi a término, en un desfile papal por las calles de Roma, se sintió desgarrada por el dolor y, cayendo al suelo dio a luz ante los atónitos ojos de cuantos la rodeaban.

La multitud, sintiéndose engañada por semejante blasfemia, se arrojó sobre ella y la mató.

Evidencias Históricas

La mayoría de los historiadores de la Iglesia piensa que esta historia fue inventada por enemigos de la Iglesia para desprestigiarla, queriendo significar que la Iglesia había sido gobernada por la Gran Ramera, la Prostituta de Babilonia mencionada en el Apocalipsis. Pero unos pocos historiadores opinan que la historia está refrendada por varios datos históricos comprobables.

Una posible prueba de esta historia es que en el Vaticano se encuentra una silla de coronación con un agujero en el asiento y un antiguo manuscrito donde se describe una ceremonia que se realizaba durante el nombramiento de un nuevo Papa.

El pretendiente a Papa se sentaba en el asiento, cubierto con sus ropajes. Un diácono introducía la mano bajo el asiento y tras realizar una comprobación táctil afirmaba: Testiculus Habet, Tiene Testículos. Entonces los cardenales rezaban en Acción de Gracias y culminaban el nombramiento del nuevo Papa.

Sin embargo, aparte de ese manuscrito no hay ninguna otra prueba ni mención documental de que esta ceremonia se llevara a cabo, y el Vaticano afirma que ese rito nunca existió y que la silla es un simple retrete.

En Maguncia hay una gran colección de manuscritos medievales, y más de un centenar mencionan a la Papisa.

Uno de ellos, escrito en 1.205 por un fraile dominico, describe la historia de los papas, y entre ellos indica que en 1.099 hubo una papisa que dio a luz, aunque advierte que duda de que la historia sea cierta. Durante esas fechas hubo un cisma en la Iglesia que llevó a una confusión sobre la identidad del Papa.

Veinte años más tarde, el capellán Martini Poloni escribió otra crónica de los Papas. En ella menciona a la Papisa Juana, pero la sitúa 200 años antes, después del Papa León IV, fallecido en el 855.

POST hunc Leonem, 855, Ioánes, Anglus, natióe Margantinus, qui alibi legitur fuisse Benedictus Tertius.

Poloni afirma que ella se vistió de monje para poder viajar a Atenas con un acompañante, y al volver a su tierra pasó por Roma donde conoció al Papa León IV con quien entabló amistad y, tras su muerte, fue elegida Papa.

La Mujer en la Edad Media

En la Edad Media, las mujeres tenían un papel preasignado del que era casi imposible escapar. Su destino era casarse, cuidar la casa de su marido y parir hijos. Algunas mujeres ansiaban algo más, pero la única alternativa era ingresar en un convento y llevar una vida de oración y reclusión perpetuas.

Los hombres tenían muchas más posibilidades, podían ser guerreros, artesanos o monjes, y en este último caso podían dedicar años al estudio y acceder a cargos de responsabilidad dentro de la Iglesia.

Algunas mujeres se oponían a esta injusta discriminación y optaban por disfrazarse de hombres accediendo a un estilo de vida de trabajo y estudio que les satisfacía más.

Se han conocido más de veinte casos de mujeres que, fingiendo ser hombres, han ingresado en universidades y monasterios de acceso exclusivo para hombres. Algunas destacaron por su inteligencia y accedieron a cargos de enseñanza o de estudio. Otras llevaron una vida monástica y sólo eran descubiertas cuando, al morir, sus compañeros preparaban su cuerpo para el entierro.

Entre ellas destacó en el siglo IV Margarita Pelagia, conocida como El Monje sin Barba. Vivió como deseó, dentro de los restringidos límites que le imponía la sociedad, y sólo tras su muerte se descubrió que era una mujer.

En mi opinión

Secundo la opinión de una de las historiadoras entrevistadas: Si la historia no es real, debería serlo.

Ver Ficha de La Papisa Juana de la serie Expediente Misterio

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies