Los Evangelios Apócrifos

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia de los Evangelios

Evangelios Gnósticos

Apócrifos de la Infancia

Apócrifos de la Pasión

Apócrifo de Nicodemo

I

II

III

IV

V

VI

VII y VIII

IX

X

XI

XII

XIII

XIV

XV

XVI

XVII

XVIII y XIX

XX

XXI

XXII

XXIII

XXIV

XXV

XXVI y XXVII

XXVIII

XXIX

XXX

Evangelio de Bernabé

El Evangelio de San Pedro

Fragmentos y Citas

Los Manuscritos del Mar Muerto

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.226.73.255

Datos de Pagina

Evangelio de Nicodemo: Jesús es llevado al Gólgota y Crucificado

Creada09-06-2013
Modificada28-07-2015
Total Visitas459
Abril9

El Evangelio de Nicodemo

X Jesús en el Gólgota

  1. Y Jesús salió del Pretorio y los dos ladrones con él. Y cuando llegó al lugar que se llama Gólgota, los soldados lo desnudaron de sus vestiduras y le ciñeron un lienzo, y pusieron sobre su cabeza una corona de espinas y colocaron una caña en sus manos. Y crucificaron igualmente a los dos ladrones a sus lados, Dimas a su derecha y Gestas a su izquierda.
  2. Y Jesús dijo:
    — Padre, perdónalos, y déjalos libres de castigo, porque no saben lo que hacen.
    Y ellos repartieron entre sí sus vestiduras.
  3. Y el pueblo estaba presente, y los príncipes, los ancianos y los jueces se burlaban de Jesús, diciendo:
    — Puesto que a otros salvó, que se salve a sí mismo. Y si es hijo de Dios, que descienda de la cruz.
  4. Y los soldados se mofaban de él, y le ofrecían vinagre mezclado con hiel, exclamando:
    — Si eres el rey de los judíos, sálvate a ti mismo.
  5. Y un soldado, llamado Longinos, tomando una lanza, le perforó el costado, del cual salió sangre y agua.
  6. Y el gobernador ordenó que, conforme a la acusación de los judíos, se inscribiese sobre un rótulo, en letras hebraicas, griegas y latinas:
    — Éste es el rey de los judíos.
  7. Y uno de los ladrones que estaban crucificados, Gestas, dijo a Jesús:
    — Si eres el Cristo, líbrate y libértanos a nosotros.
    Mas Dimas lo reprendió, diciéndole:
    — ¿No temes a Dios tú, que eres de aquellos sobre los cuales ha recaído condena? Nosotros recibimos el castigo justo de lo que hemos cometido, pero él no ha hecho ningún mal.
    Y, una vez hubo censurado a su compañero, exclamó, dirigiéndose a Jesús:
    — Acuérdate de mí, señor en tu reino.
    Y Jesús le respondió:
    — En verdad te digo que hoy serás conmigo en el paraíso.
 

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies