Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

La Existencia de Dios

Historia Bíblica

Los Mitos del Edén

Abraham y su Descendencia

De Moisés a la Tierra Prometida

El Reino de Judá-Israel

Los Reyes de Israel

Las Minas del Rey Salomón

En Busca del Arca de la Alianza

En Busca del Arca Perdida

Tudor Parfitt y las Tribus Perdidas

La Vida de Jesús

La Iglesia Primitiva

Reliquias del Cristianismo

La Biblia

Las Otras Escrituras

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

¿Qué era el Arca de la Alianza? ¿Un teléfono para hablar con Dios? ¿Un simple condensador eléctrico?

Creada09-01-2017
Modificada17-05-2017
Total Visitas60
Septiembre4
Agosto5
Julio6
Junio5
Media Mensual6

Reseña del Documental En Busca del Arca de la Alianza de la serie Enigmas de la Biblia

En Busca del Arca de la Alianza

Jerusalén, Monte Moria. Es la sede religiosa de tres religiones monoteístas. Desde allí ascendió a los cielos Mahoma tras su muerte. Allí predicó Jesús. Allí Salomón edificó el Primer Templo, donde se guardaba el Arca de la Alianza.

Durante siglos desde su construcción, el Templo de Jerusalén fue el lugar donde se guardaba el Arca de la Alianza, que siglos antes los israelitas habían llevado allí desde el desierto y que contenía las Tablas de la Ley entregadas a Moisés con los Diez Mandamientos, núcleo de su religión. Después, sin saber cómo, el Arca dejó de ser mencionada en las escrituras y su misteriosa desaparición ha intrigado durante siglos a religiosos e historiadores.

El Teléfono para hablar con Dios

Moisés rescató a dos millones de judíos de la esclavitud en Egipto y los condujo por el desierto hasta el Mar Rojo, que se abrió milagrosamente para dejarlos pasar hasta el desierto del Sinaí. Vagaron durante varios meses hasta llegar al Monte Sinaí y el pueblo se fue mostrando cada vez más a disgusto con la peregrinación. En el Monte Sinaí, su dios Yavé le entregó a Moisés las Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos.

También le dio las instrucciones para fabricar el Arca de la Alianza donde debían ser guardadas las Tablas.

Arca de la AlianzaEl Arca era un cofre de madera de acacia de 120 cm de largo por 60 de ancho y 60 de alto. Por fuera y por dentro debía estar forrado de oro. En sus esquinas debían colocarse unos aros metálicos a través de los cuales se colocarían los palos con los que transportarla. La tapa debía ser de oro puro y sobre ella se colocarían dos querubines de oro, cara a cara y con las alas extendidas.

Cuando Yavé quería comunicarse con Moisés brillaba una luz sobre el Arca, entre las alas de los querubines. Aparte de esto, sólo los sacerdotes de la tribu de Leví podían portarla, y para evitar que fuera vista la cubrían con pieles de animales y una tela azul.

Desde el principio el Arca manifestó efectos aparentemente sobrenaturales. Pocos días después de su construcción dos sobrinos de Moisés quisieron realizarle una ofrenda y fueron fulminados.

Incluso fulminó a un hombre que la sujetó al pensar que iba a caer, y Moisés hizo que el Arca se guardara en una tienda, no para protegerla, sino para proteger a los israelitas.

Éstos la hacían desfilar en todas sus campañas militares durante la conquista de la Tierra Prometida y el Arca levitaba con un tenebroso sonido que aterrorizaba a los enemigos.

La batalla más famosa en la que intervinieron los poderes del Arca fue la de Josué y las Murallas de Jericó. Los levitas la hicieron desfilar alrededor de la ciudad durante seis días. El séptimo, tras dar varias vueltas a la ciudad, Josué hizo que se tocaran las trompetas y las murallas de Jericó cayeron derribadas.

Trescientos años después de la conquista de la Tierra Prometida, los israelitas dejaron de cumplir los preceptos del Arca y ésta dejó de protegerles. Los Filisteos derrotaron a los Israelitas matando a más de 30.000 de ellos. Se llevaron el Arca, pero inmediatamente les sobrevino una serie de calamidades y enfermedades que siete meses más tarde les llevó a devolverla.

Se asume que transcurren 300 años entre Jericó y David, lo que daría para el Éxodo una fecha tan temprana como el 1.400 aC. Pero según la mayoría de los historiadores actuales, el Éxodo tuvo lugar pasado el año 1.200 aC, menos de 200 años antes de David.

No quiero concluir con esto que la datación del documental sea incorrecta, sino hacer hincapié en que existe una gran controversia sobre estas fechas.

Bajo el mando de David, el ejército de Israel derrotó a los filisteos y conquistó la ciudad de Jerusalén, que convirtió en capital de su reino. Yavé le encomendó la construcción de un templo en la cima del Monte Moria, el lugar más alto de Jerusalén, y donde según la leyenda Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo Isaac. Pero fue el hijo de David, Salomón, quien construyó el Templo.

Para su construcción se utilizaron los mejores cedros y sillerías que, en su punto más alto alcanzaban los veinte pisos de altura. Salomón se endeudó tanto que tuvo que vender 20 pueblos fronterizos a un reino vecino.

En el 955 aC, el Arca se alojó en el centro del Templo, en el Sancta Sanctorum, una sala sin ventanas en la que sólo podía entrar el Sumo Sacerdote. Desde entonces el Arca es mencionada en varias ocasiones, pero ya no es utilizada como arma ni como sistema de comunicación con Yavé. Después, a partir del 620 aC, ya no fue nunca más mencionada.

¿Cómo es posible que el objeto más sagrado de la religión judía desapareciera de esa forma de la historia?

En Busca del Arca Perdida

Se ha especulado que la desaparición del Arca pudo producirse unas pocas décadas después de la construcción del Templo, cuando el faraón Sisac la robó y la llevó a Egipto. Este es el punto de partida de la teoría mostrada en la película En Busca del Arca Perdida.

Fuentes egipcias afirman que Israel fue atacada en el año 1.000 aC por el faraón Sheshon, y se llevaron varios tesoros del Templo a Tanis. Pero en realidad Sheshon no llegó a conquistar Jerusalén, se retiró al recibir un importante tributo por parte de los israelitas, y no es probable que los mismos judíos ofrecieran su tesoro más valioso y sagrado para comprar la retirada de los ejércitos del Faraón.

¿¿?? Esto es lo que dice el documental, pero parece ser que Sheshon SÍ conquistó Jerusalén y saqueó los tesoros del Templo, en el año 925 aC, no en el 1.000 aC.

Además, la Biblia aún sitúa el Arca en Jerusalén en el año 620 aC, durante el reinado de Josías.

Treinta años más tarde, en el 587 aC, Jerusalén y su templo fueron invadidos y saqueados por Nabucodonosor, rey de Babilonia. Para muchos historiadores ese pudo ser el momento más probable en el que el Arca hubiera desaparecido, salvo un pequeño detalle. Los babilonios eran bastante burócratas y guardaron constancia escrita de todos los objetos valiosos que saquearon. Y entre ellos no mencionan el Arca.

Esto ha llevado a suponer que antes del saqueo el Arca fue ocultada por los sacerdotes, posiblemente en los túneles que horadan todo el monte bajo el templo y la ciudad de Jerusalén. En ellos se han concentrado numerosas búsquedas, desde los primeros caballeros templarios hasta la actualidad, aunque ninguna ha conseguido localizarla. (Ver En Busca del Arca Perdida)

También en el Nuevo Testamento se menciona que Jeremías ocultó el Arca en el Monte Nebo, en Jordania.

Otros historiadores piensan que el Arca pudo ocultarse en las cuevas de Qumram.

Y aún otros, usando las pistas más insólitas, han buscado el Arca en lugares tan sorprendentes como Irlanda, Japón o Utah.

El Arca de Etiopía

Hay muchos lugares donde, según diversos investigadores, podría estar el Arca. Pero sólo hay un lugar donde se ha creado una religión milenaria en la que se afirma que el Arca ha existido y aún existe: Etiopía.

Iglesia de Santa María de Sión, Aksum, Etiopía, Custodio del Arca de la AlianzaEn Aksum, la antigua capital de Etiopía, existe la creencia de que el Arca se encuentra en el interior de la Iglesia de Santa María de Sión.

Según su historia, narrada en el Libro de la Gloria de los Reyes de Etiopía, la reina de Saba visitó Jerusalén, en tiempos de Salomón, tuvieron relaciones y de ellas, a su regreso a Etiopía, nació su hijo Menelik.

Ya mayor, Menelik viajó a Jerusalén para visitar a su padre y consiguió permiso para visitar el Templo, permiso que aprovechó para robar el Arca, dejando una réplica en su lugar.

La historia no encaja con la historia conocida, e incluso hay dudas sobre la existencia de la Reina de Saba. Y aún cuando hubiera existido la mayoría de los historiadores opinan que Saba estaba situada en Arabia, no en Etiopía.

Sin embargo hay quien piensa que el Arca SÍ podría haber sido llevada a Etiopía, pero en una fecha muy posterior.

Tras la muerte de Josías, y antes de la invasión babilónica, reinó en Israel el rey Manasés. Éste ha sido descrito como un rey cruel e impío que profanó el Templo colocando ídolos paganos. Es seguro que los sacerdotes de Yavé se sintieron indignados por la afrenta, y es posible que para salvaguardar el Arca la sacaran en secreto del templo y la trasladaran a Egipto, río arriba, hasta la isla de Elefantina, donde construyeron un templo para albergar el Arca.

El templo fue destruido en el año 400 aC, pero en las excavaciones no se han encontrado cuerpos, por lo que parece que los sacerdotes tuvieron tiempo de huir antes de la destrucción, y en su huida sin duda se llevarían sus reliquias más sagradas.

De ser así, el camino hacia el Norte y de regreso a Jerusalén era imposible, por lo que era más probable que huyeran hacia el Sur, Nilo arriba, y en esa dirección se encontraba una importante colonia judía en Etiopía.

Y en la misma época en que el templo de Elefantina fue destruido se construyó otro templo judío en una isla del Lago Tana, en Etiopía.

Sus tradiciones afirman que allí estuvo el Arca de la Alianza durante varios siglos, conservando y perpetuando sus ritos judíos hasta que, sobre el año 350 se convirtieron al cristianismo y enviaron el Arca a la ciudad de Aksum, donde se conserva hasta ahora.

Con el tiempo, la historia de cómo el Arca llegó a Etiopía se perdió, fue olvidada, y varios siglos más tarde, para justificar la presencia del Arca en Aksum, se inventó la historia de Menelik, supuesto hijo de Salomón y la Reina de Saba.

Tal como se describía en la Biblia, el Arca de Aksum se encuentra en una habitación sin ventanas en el centro de la Iglesia de Santa María de Sión, y sólo el Sumo Sacerdote puede acceder hasta ella. Este Guardián del Arca es más bien su prisionero, ya que sus obligaciones le impiden alejarse, y no pueden salir de la iglesia hasta su muerte.

El investigador Graham Hancock lleva varios años visitando el lugar y en este tiempo ha conocido a tres guardianes sucesivos, ya que los anteriores han muerto tras poco tiempo de permanecer como guardianes del Arca. De hecho, el actual guardián afirma que cree que el Arca le está dañando la salud, ha perdido visión y fuerzas, pero afirma que es el precio que hay que pagar por el honor de tan sagrada misión.

El Tesoro Templario

Otro investigador, Graham Phillips, piensa que entre la última mención del Arca en el 620 aC y la destrucción del Templo en el 587 aC, los sacerdotes la podrían haber ocultado en los túneles bajo Jerusalén y es posible que allí la encontraran los caballeros de la orden del Templo de Salomón.

En unos documentos encontrados en Jordania, unos caballeros templarios ingleses afirmaban que habían encontrado un tesoro bíblico, un misterioso cofre dorado, sin ofrecer más detalles del mismo. Los templarios regresaron a Inglaterra con grandes y valiosos tesoros, y algunos de ellos los escondieron en diversas iglesias en las que dejaron pistas sobre sus escondrijos.

Phillips ha investigado en numerosas iglesias de posible origen templario y ha descubierto varias pistas que le llevan a creer que el Arca puede estar oculta bajo una pequeña construcción en las campiñas inglesas, pero la mayoría de los párrocos de esas iglesias creen que se deja llevar por fantasías sin ningún rigor histórico, y las autoridades no le dan permiso para excavar debajo de edificios y construcciones de gran valor histórico, con el riesgo de dañarlos, a cambio de la posibilidad de la sombra de una fantasía.

El Arca Eléctrica

No sabemos dónde está el Arca, ni siquiera si sigue existiendo, pero ¿podemos saber lo que era?

Según la descripción bíblica, de entre las alas de los querubines que había sobre el Arca surgía un resplandor cegador, podía enfermar a los que se le acercaran y fulminar a los que la tocaran. Para su traslado se utilizaban varas de madera que se hacían pasar por anillas y los sacerdotes debían llevar ropas especiales si no querían exponerse a morir.

¿Es posible que el Arca tuviera características radiactivas o eléctricas?

La radiactividad puede encontrarse de forma natural, aunque parece muy raro encontrar una roca natural con suficiente radiactividad para ser dañina.

En todo caso, una roca radiactiva de origen natural se notaría caliente al tacto, y para personas que no entendieran la radiactividad podría ser una piedra mágica, tal vez con poderes para comunicarse con los dioses, y que sería adorada como una reliquia, sin saber que aquellos que estuvieran cerca podrían exponerse a radiaciones letales que les llevaría a morir en pocos años.

En cuanto a la electricidad, Nicola Tesla opinaba que una caja de madera recubierta de un material conductor como el oro, en determinadas condiciones podía convertirse en un condensador y acumulador de electricidad estática. Estando aislada del terreno y expuesta a las corrientes de aire seco del desierto, el Arca podría acumular electricidad estática, emitir un inquietante zumbido debido a la alta tensión y en el momento en que alguien la tocara podría quedar fulminado por un rayo eléctrico.

El investigador Richard Andrews ha construido una réplica del Arca siguiendo las instrucciones bíblicas y ha comprobado que, efectivamente, el Arca tiene propiedades eléctricas, actúa como un condensador, y aún en la húmeda Inglaterra es capaz de acumular una muy elevada tensión, no la bastante para desintegrar a una persona, pero sí la suficiente como para darle un buen calambrazo.

En el desierto, llevada por los sacerdotes con trajes aislantes y sujetándola con varas de madera seca, cubierta por telas y pieles, el viento del desierto agitaría las telas y al frotarse con el oro generaría electricidad estática que se acumularía en su interior hasta conseguir un voltaje suficiente como para producir un zumbido de la alta tensión y electrocutar a cualquiera que la tocase.

El Próximo Mesías

A pesar de todas las teorías, no sabemos dónde se encuentra el Arca, ni siquiera si sigue existiendo o fue destruida hace miles de años.

Pero algunos confían en que el Arca fuera puesta a salvo por los sacerdotes bajo los túneles de Jerusalén, antes de que el Templo fuera destruido por los babilónicos en el año 587 aC.

En estos momentos el terreno del Templo está bajo la autoridad de los musulmanes, que construyeron allí su mezquita hace 13 siglos y que no permiten excavaciones, y menos de un grupo de fanáticos judíos que pretenden derribar la mezquita y la cúpula, reconstruir el templo tal como fue diseñado por el mismo Yavé, y buscar y encontrar el Arca escondida para colocarla en el Sancta Sanctorum del Tercer Templo, momento en el cual llegará el Mesías para reinar sobre Israel y sobre todas las naciones.

En mi opinión

Muy instructivo e interesante, sobre todo el hecho de que siguiendo las instrucciones bíblicas se pueda construir una caja que tiene propiedades eléctricas.

Por supuesto, a lo largo de la historia se han construido miles de objetos con fines religiosos o, sencillamente, utilitarios.

Es posible que alguien construyera un arca para guardar mantas o ajuares y que decidiera forrarlo de oro para presumir de su riqueza.

Y dio la casualidad de que sin pretenderlo creó un condensador eléctrico.

Seguro que el propietario, después del primer susto, se lo llevó a los sacerdotes que, por supuesto, requisaron el aparato, lo estudiaron y tras varias pruebas fabricaron el primer Arca Mágica para asombrar y atemorizar a su rebaño de creyentes.

¡A saber!

Ver Ficha de En Busca del Arca de la Alianza de la serie Enigmas de la Biblia

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies