Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Mentes Brillantes

Tecnología Espacial

Cómo ganó Rusia la Carrera Espacial

Sondas Espaciales

Robots Exploradores

Proyectos Espaciales

Minería Lunar

Exoplanetas

¿Cómo destruir un Asteroide?

Marte es Nuestro

Escapar de la Tierra

En Busca del Tesoro Espacial

Zona de Obras

Sobrevivir en el Espacio

Nuestro Viaje a las Estrellas

Tecnología Espacial Extrema

Nube Tóxica sobre USA

Inteligencia Artificial y Robótica

La Energía Nuclear

Tecnologías Ecológicas

Nanotecnologías

¿Llegaremos a ser Dios?

Inventos

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.162.123.74

Datos de Pagina

Elementos que se pueden encontrar en el espacio y que representarían un inmenso beneficio para la humanidad.

Creada19-05-2015
Modificada19-05-2017
Total Visitas69
Julio1

Contador y estadísticas gratis para su sitio web en www.motigo.com

Reseña del Documental En Busca del Tesoro Espacial de la serie El Universo Conocido

En Busca del Tesoro Espacial

Documental de la serie El Universo Conocido en el que se enumeran elementos que se pueden encontrar en el espacio y que representarían un inmenso beneficio para la humanidad.

Un Tesoro Bajo Tierra

La cuenca minera de Sudbury, en Canadá, es una de las más ricas del mundo.

En ella se encuentran gran cantidad de metales, siendo los más abundantes el Níquel y el Cobre. Pero también hay otros metales mucho más escasos y valiosos, como Paladio, Platino y Oro.

El Oro en la Tierra es abundante, pero debido a su gran peso y a que no se mezcla con otros metales, la mayor parte se ha hundido en el interior de la Tierra hasta más allá del corazón de Hierro y Níquel que forma el núcleo del planeta.

En la corteza terrestre hay muy poco oro. Todo el oro que se extrae en todas las minas del mundo a lo largo de un año apenas llenarían una habitación de un tamaño mediano. El oro extraído de la Tierra a lo largo de TODA la historia de la humanidad, apenas llegaría para la tercera parte del monumento a Washington.

Siendo así ¿cómo es que en Sudbury hay vetas tan ricas de mineral de oro?

El Tesoro que Vino del Espacio

El motivo no es otro que el oro de Sudbury no está allí desde la formación de la Tierra, sino que llegó mucho más tarde, hace 1.800 Ma, en forma de un asteroide, el segundo más grande que jamás ha alcanzado la Tierra.

Al impactar creó un cráter de 170 Km de anchura. En el fondo se formó un mar de lava a una temperatura del doble de la de los volcanes.

El cobre, el níquel, el oro y otros elementos fluyeron entre las grietas de la fracturada corteza terrestre. Al enfriarse, la superficie se solidificó en una dura corteza que cubrió los tesoros ocultos.

Parece tentador pensar que semejante cantidad de oro vino con el asteroide pero un estudio geológico más detallado ha revelado que no es así.

El oro ya estaba allí, en el terreno, pero en unas concentraciones tan pequeñas que eran imperceptibles. Se encontraba disuelto entre todas las rocas de la región de tal forma que, de encontrarse aún en su estado original requeriría fundir cientos de toneladas de rocas para extraer un simple gramo de oro.

Y eso fue lo que hizo el asteroide: Fundió todas las rocas en un radio de 80 Km alrededor del impacto.

Por su mayor peso las partículas de oro se hundieron en el lago de metal líquido y se colocaron las primeras en la carrera para inundar las grietas de la corteza terrestre abiertas por el asteroide.

Neptuno en el Cielo con Diamantes

El Oro no es el único tesoro que podemos encontrar gracias a los impactos de asteroides. También hay Diamantes.

Un diamante no es más que un trozo de carbón, sometido a un calor intenso y a una presión extraordinaria. En la Tierra se forman a más de 170 Km de profundidad, donde la presión es de 7 millones de Kg por cm² y la temperatura alcanza los miles de grados.

Es bastante probable que en el núcleo de Neptuno existan unas condiciones de presión y temperatura que hayan producido gran cantidad de diamantes. Si pudiéramos viajar hasta Neptuno, atravesar la gigantesca capa de atmósfera de Hidrógeno y Helio con vientos seis veces más intensos que los más fuertes huracanes de la Tierra, seguir atravesando la siguiente capa de Amoníaco, Metano, Agua y CO2, llegaríamos a una superficie líquida de carbono fundido y en ella flotarían icebergs de diamante del tamaño de los más grandes trasatlánticos de la Tierra.

Atados a la Roca

Los asteroides contienen gran cantidad de metales. El asteroide Eros, que orbita el Sol y cuyo perihelio llega a menos de 28 Gm de distancia de la Órbita Terrestre, es bastante pequeño pero contiene más metales que todos los que la Humanidad ha extraído de la Tierra a lo largo de toda su Historia.

Pero los asteroides tienen un gran problema. Son tan pequeños que apenas tienen gravedad, un simple saltito sería suficiente para ponernos en órbita. El simple acto de caminar en su superficie haría que un pequeño paso para el hombre se convirtiera en un gigantesco salto al vacío espacial.

El profesor Ian Garrick-Bethell, de la Universidad de California en Santa Cruz, propone rodear el asteroide con una cinta de kevlar que nos permitiría, literalmente, atarnos al asteroide de forma que podamos caminar por él y extraer muestras del terreno sin temor a que nuestros movimientos nos lancen al espacio.

Energía sin Límites

El mayor tesoro del espacio, sin embargo, tal vez no sean los metales, sino el Helio 3. Éste es un isótopo de Helio que en vez de tener dos protones y dos neutrones contiene dos protones y un neutrón.

Desde hace años utilizamos energía de fisión, rompemos átomos grandes y pesados de Uranio o Plutonio en átomos más pequeños, y con los fragmentos sobrantes producimos energía. Este sistema crea numerosos elementos radiactivos, perniciosos para la salud y el medio ambiente.

Podemos trabajar a la inversa, fusionando átomos pequeños de Hidrógeno o Helio para formar átomos mayores, y también sobran partículas que producen energía.

Se ha calculado que la fusión de átomos de Helio 3 conseguiría un rendimiento bastante elevado sin los inconvenientes de la emisión de partículas radiactivas. Sería una fuente de energía muy rica y muy limpia.

Pero hay un problema: En la Tierra no hay Helio 3.

El Helio 3 se produce de forma natural en el Sol, sale a la superficie y el Viento Solar lo esparce por todo el Sistema Solar. Cuando llega a un planeta con atmósfera, al ser más ligero que ésta, flota por encima y la magnetosfera de la Tierra se encarga de devolverlo al espacio, escurriéndose hacia el exterior del Sistema Solar, pero cuando cae en un cuerpo sin magnetosfera y sin atmósfera como la Luna o los asteroides se queda en la superficie.

Si pudiéramos extraer el Helio 3 de la superficie de la Luna o de los asteroides y traerlo a la Tierra sería uno de los tesoros más valiosos que pudiéramos encontrar en el espacio, unos cuatro millones de dólares el Kg, cien veces más valioso que el oro.

En la Luna hay suficiente Helio 3 para satisfacer las necesidades energéticas de la Tierra durante los próximos cinco mil años. En Urano hay mucho más, suficiente para toda la vida restante de la Tierra, hasta que el Sol se convierta en una Gigante Roja.

Agua en la Luna

Las cosas más valiosas en la Tierra no siempre serán valiosas en el Espacio. Y viceversa, hay cosas que en la Tierra valen muy poco pero en el espacio serían inmensamente valiosas.

El ejemplo más claro y cristalino es el agua.

El agua es un elemento vital, necesario para la Vida. En el espacio podremos vivir sólo si hay agua suficiente.

En la superficie de la Luna se ha encontrado gran cantidad de hielo en los cráteres de los polos de la Luna, allá donde nunca brilla el Sol.

En mi opinión

El documental califica el impacto de Sudbury como el segundo más grande del mundo. No es totalmente correcto: Su cráter, de 170 Km, es el segundo más grande que aún se conserva pero han habido cráteres más grandes que se han borrado por la erosión del viento y la lluvia y cráteres bajo el océano.

Según los estudios realizados, el asteroide de Sudbury debía medir unos 20 Km de diámetro, casi el doble que el que acabó con los dinosaurios, grande, sí, pero no enorme.

Recientemente se ha localizado un cráter mucho más grande bajo los hielos de la Antártida, que tiene 500 Km de diámetro. Se calcula que el asteroide que lo produjo podría medir 50 Km. (Ver Impacto de Asteroide bajo la Antártida)

En la lista de tesoros falta uno fundamental: Las Tierras Raras.

Son elementos metálicos pertenecientes a los grupos de los lantánidos y actínidos que tienen propiedades magnéticas muy apreciadas en electrónica y microingeniería. Actualmente los mayores yacimientos están en China, cosa que aprovechan para establecer precios muy por encima de su coste de extracción.

En cuanto al agua, yo no me molestaría en bajar a la Luna para buscar agua congelada en los cráteres de los polos. Hay mucha más agua en el más pequeño de los cometas.

Ver Ficha de En Busca del Tesoro Espacial de la serie El Universo Conocido

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies