Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

El Universo

El Sistema Solar

Los Mayores Secretos del Espacio

En el Borde del Sistema Solar

El Sol

Planetas y Lunas

Cometas y Asteroides

Sistemas Solares

Catástrofes que Cambiaron los Planetas

Mecanismo y Creación

Hasta los Extremos del Universo

Vida Extraterrestre

Colaboradores Habituales

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.234.228.78

Datos de Pagina

Las diez mayores catástrofes que han asolado los planetas del Sistema Solar a lo largo de los 4'5 Ga de su historia.

Creada09-03-2015
Modificada18-05-2017
Total Visitas330
Diciembre3

Reseña del Documental Catástrofes que Cambiaron los Planetas de la serie El Universo

Diez Catástrofes que Cambiaron los Planetas

Tendemos a pensar que el Sistema Solar es un lugar apacible donde los planetas siguen un curso inmutable e inalterable. Pero eso es simple apariencia. Ocurren catástrofes, choques y cambios violentos en los que la aparente tranquilidad deja paso a grandes y frecuentes cataclismos.

No ocurre todos los años, ni siquiera cada siglo. Pueden pasar millones de años sin que ocurra nada relevante, pero ocurre. En el breve parpadeo de nuestra existencia no hemos sido testigos de ningún cataclismo planetario que nos pueda afectar, pero en la Historia de la Vida en la Tierra han ocurrido y volverán a ocurrir.

El Desastre del Manto de Mercurio

Mercurio es el planeta más pequeño y cercano al Sol. Su núcleo de Hierro representa el 40% de su masa. La Tierra, tres veces más grande, tiene un núcleo metálico que representa sólo el 20%. Los científicos opinan que, si ambos tienen el mismo origen, el porcentaje debería ser similar. El hecho de que no lo sea hace suponer a un buen número de científicos que gran parte del manto le fue arrancado por una colisión planetaria a muy alta velocidad cuando Mercurio ya estaba formado y medía el doble de lo que mide ahora.

Otros opinan que tal vez no fue una colisión planetaria. Piensan que Mercurio pudo estar en alguna ocasión tan cerca del Sol que su calor derritió y vaporizó la corteza rocosa y el viento solar la fue arrastrando durante millones de años. Al ser el núcleo metálico, sufrió menos vaporización y de ahí que hoy en día quede un porcentaje mucho mayor del núcleo.

La Destrucción de una Luna de Saturno

Saturno goza del privilegio de poseer un espectacular sistema de anillos. Algunos científicos opinan que su origen pudo estar en una luna cubierta de hielo que cayó en espiral hacia el planeta. Durante varios millones de años la luna, en una órbita excéntrica, sufrió un amasamiento debido a la atracción gravitatoria de Saturno, y ese amasamiento, al producir calor, hizo que de la luna surgieran gran cantidad de géiseres que expulsaron la mayor parte del hielo que quedó orbitando Saturno. Después la luna cayó por fin al planeta dejando atrás los anillos.

Algo similar se puede apreciar hoy en día, al ver cómo los gases de vapor de agua expulsados por los géiseres de Encelado están alimentando el anillo más exterior de Saturno.

El Maelstrom Orbital

Quinientos mega años después de la formación del Sistema Solar, Júpiter se iba acercando al Sol mientras que los demás planetas gigantes se iban alejando. Al llegar a unas distancias determinadas, Júpiter y Saturno entraron en una fase de Resonancia Orbital de 2 a 1. Júpiter daba dos vueltas al Sol mientras Saturno daba una.

En otro documental más reciente (Júpiter ¿Destructor o Salvador?) se dice que la resonancia no fue de 2 a 1, sino de 3 a 2.

Esto hizo que las órbitas de los demás planetas se hicieran muy excéntricas hasta el punto de que llegaran a cruzarse. Neptuno y Urano se alejaron mucho más allá de sus posiciones originales, incluso intercambiando sus posiciones, no una, sino varias veces. Es muy probable que otros planetas fueran alejados lo bastante para que se perdieran en el espacio interestelar.

El Gran Bombardeo Tardío

La Resonancia Orbital de Júpiter y Saturno también hizo que el Cinturón de Asteroides se volviera muy excéntrico, hasta que sus órbitas intersectaron las órbitas de Marte y de la Tierra, y durante 300 Ma los planetas interiores sufrieron un intenso bombardeo de asteroides.

La Tierra sufrió millones de colisiones, lo cual fue una gran suerte para nosotros pues gran parte de esos asteroides eran de hielo, y gracias a ello hoy en día nuestro planeta tiene mucha más agua en forma de océanos de la que tenía antes del bombardeo tardío de asteroides.

El Mega Impacto de Marte

Durante esta misma época, el planeta Marte sufrió al menos cinco grandes impactos que dejaron evidentes huellas en su superficie. El más intenso de estos impactos fue el de un planeta enano, del tamaño de Plutón, que chocó en una trayectoria bastante oblicua con el hemisferio norte del planeta provocando el mayor cráter de impacto conocido hasta ahora.

El Desastre Magnético Marciano

Marte tiene un campo magnético muy débil, pero se ha comprobado que hace tiempo era tan intenso como el de la Tierra. Una teoría sugiere que un impacto gigante pudo calentar tanto la corteza exterior que, al reducirse la diferencia de temperaturas con el interior, hizo que las corrientes de convección se frenaran propiciando el debilitamiento del campo magnético marciano.

Otros astrónomos opinan que la pérdida del campo magnético se debió a que, al ser un planeta bastante más pequeño que la Tierra, se ha enfriado más rápido y al hacerlo el núcleo metálico se solidificó con la consiguiente desaparición de las corrientes de convección que generan los campos magnéticos de los planetas.

Soy más de la opinión de que el calor interno de los planetas se mantiene gracias al calor emitido por los elementos radiactivos que formaron parte de los planetas a partir de la nebulosa solar.

Los planetas más grandes consiguieron una cantidad de elementos radiactivos suficientes para formar un núcleo radiactivo de varios cientos de metros de diámetro. Los más pequeños formaron un núcleo radiactivo mucho más pequeño, de sólo unas decenas de metros.

El núcleo radiactivo de los planetas pequeños se consume en unos mil millones de años. El de la Tierra tiene poco más de un centenar de metros y ha durado, de momento, unos 4'5 giga años, esperemos que dure aún bastante tiempo más. En un planeta cien veces mayor que la Tierra el núcleo radiactivo tendrá cien veces más masa (en diámetro sería unas cinco veces más que el de la Tierra) y durará, probablemente, mucho más de lo que dure el Sol.

Y es cuando esos elementos dejan de ser radiactivos cuando el corazón del planeta se enfría, el núcleo de hierro y níquel se solidifica y el campo magnético desaparece.

A esto podemos añadir otro factor: La Luna.

La Luna genera en la Tierra unas mareas, no solo en los océanos sino en el manto interno de la Tierra. El núcleo metálico de la Tierra es atraído con más fuerza que la corteza y eso hace que 'ruede' por dentro del manto de Silicio y Aluminio. Son solo unos centímetros, pero suficientes para generar corrientes magmáticas que producen los intensos campos magnéticos de la Tierra y generan calor.

Las dos lunas de Marte son tan pequeñas que no producen efecto marea, motivo por el cual su campo magnético es muchísimo más débil.

Las Supererupciones Marcianas

Las observaciones de la superficie de Marte desde los satélites exploradores ha permitido averiguar que, cuando el núcleo metálico del planeta estaba fundido se produjeron numerosas erupciones volcánicas, de las cuales cinco de ellas pueden considerarse supererupciones.

En la Tierra, las placas tectónicas se desplazan continuamente y cuando se forma una pluma del manto desde el interior del planeta esta forma un volcán en la superficie. Conforme las placas tectónicas se van desplazando sobre esa pluma magmática, en vez de un volcán se forma una cadena de volcanes, tal como puede observarse en la cadena de volcanes que han formado las islas Hawai (GoogleMaps) o la cadena de islas que va desde las fosas de Deccan, en la India, pasando por las Maldivas y hasta San Mauricio y Reunión (GoogleMaps).

En Marte no existe tectónica de placas, así que cuando se forma un volcán, éste continúa manando lava durante millones de años en el mismo sitio, formando montañas y mesetas de tamaños gigantescos, como el Monte Olimpo, mucho más alto que las más altas montañas de la Tierra.

El Colapso Climático de Venus

Venus es, en muchos aspectos, muy similar a la Tierra. Tiene prácticamente la misma composición y está en una zona que, aún estando bastante cerca del Sol, podría haber albergado Vida.

Hace 4 Ga el Sol era mucho más débil y a esa distancia la temperatura de Venus podría ser muy similar a la de la Tierra. Podría haber contenido agua líquida en forma de mares y océanos.

Pero conforme el Sol se fue haciendo más intenso, los océanos se convirtieron en vapor. El vapor de agua tiene un intenso efecto invernadero y esto hizo que Venus se calentara mucho más de lo que justificaba el incremento de la Radiación Solar.

Hace 3 Ga Venus se quedó sin océanos. El Vapor de Agua y el CO2 formaron una capa de efecto invernadero tan intenso que la temperatura en la superficie es de unos 500 grados, suficientes para fundir el plomo.

Sin embargo, algunos astrónomos opinan que Venus pudo perder la mayor parte de sus océanos de una sola vez al sufrir un impacto de otro planeta de un tamaño similar al de Venus. Eso explicaría el hecho de que Venus es el único planeta que gira en sentido contrario a los demás planetas del Sistema Solar.

Discrepo de esta teoría.

Según he podido ver en otros muchos documentales, un planeta que no tenga una luna masiva y esté bastante lejos de su Sol tiende a tener un eje de rotación inestable. De hecho, hay estudios que sugieren que cuando la Luna se aleje a más del doble de la distancia actual su fuerza de atracción dejará de estabilizar el eje de la Tierra. Eso tendría como consecuencia que, en ocasiones, el eje de rotación podría estar tan inclinado respecto a la órbita de la Tierra que los polos tendrían seis meses de iluminación continua y otros seis de oscuridad total.

Eso, realmente, ya ocurre hoy en día, pero sólo afecta a una pequeña parte, los círculos polares, alrededor de los polos. En una situación extrema los círculos polares coincidirían con el ecuador y las consecuencias meteorológicas y climáticas harían que la Vida fuera casi imposible en la superficie de la Tierra.

Los planetas gigantes tienen tanta masa que varían poquísimo, pero mientras más pequeño sea un planeta con más rapidez puede variar la deriva aleatoria de su eje de rotación.

Ver Movimientos de la Tierra en el Espacio y la Noticia Relacionada: Sin la Luna, la Tierra entraría en un movimiento caótico y la vida humana sería imposible

Los Impactos de Shoemaker Levy

En 1.994 fue avistado un cometa que se dirigía en rumbo de colisión hacia Júpiter. Conforme se iba acercando, la intensa gravedad del planeta disgregó el cometa en 21 grandes fragmentos que se estrellaron contra la atmósfera joviana produciendo cráteres atmosféricos, cada uno de ellos tan intensos como todo el arsenal nuclear de la Tierra.

Eso nos demostró que los impactos de asteroides aún son frecuentes, y aunque Júpiter, por su tamaño, absorbe 200 veces más impactos que la Tierra, tarde o temprano será nuestro planeta el que sufra una catástrofe similar.

El Armagedon Planetario

El Sistema Solar parece estable y apacible, pero no lo es. La órbita de Júpiter ha variado bastante a lo largo de su historia, llegando a estar en ocasiones mucho más cerca del Sol de lo que está hoy en día.

En algún momento podría entrar en resonancia con la órbita del planeta Mercurio y eso lo afectaría haciendo su órbita mucho más excéntrica. Si la resonancia se mantiene durante varios millones de años, la órbita de Mercurio podría llegar a intersectar la órbita de Venus o incluso de la Tierra.

Esa sería la catástrofe planetaria definitiva, similar a la que dio origen a nuestra Luna, pero que fundiría nuestro planeta, evaporaría los océanos y destruiría toda forma de vida de la Tierra.

En mi opinión

Buena recopilación de catástrofes planetarias, pero se han olvidado de la más importante, la colisión de Theia con la Tierra que dio origen a la Luna.

Ver Ficha de Catástrofes que Cambiaron los Planetas de la serie El Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies