Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Series Fantásticas

La Geografía Maldita

Los 12 Triángulos de la Muerte

El Triángulo de Nevada

El Triángulo del Diablo

El Triángulo de la Muerte

Drenando el Triángulo de las Bermudas

Área 51: Los Archivos Secretos de la CIA

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

Varios misterios ocurridos en el Triángulo de las Bermudas y posibles explicaciones.

Creada06-07-2015
Modificada06-07-2015
Total Visitas182
Diciembre1

Reseña del Documental El Triángulo de la Muerte

El Triángulo de la Muerte

Título Original: Bermuda Triangle Exposed.

Documental del año 2.010 producido para Discovery Channell donde se comentan varios misterios ocurridos en el Triángulo de las Bermudas y se buscan posibles explicaciones.

El Relieve del Triángulo de las Bermudas

En el Triángulo de las Bermudas confluyen una serie de circunstancias que hacen que esta zona sea la que acumula mayor cantidad de accidentes y desapariciones de barcos y aviones de todo el mundo.

Usando un sónar de barrido lateral arrastrado por barco desde la superficie se ha podido reconstruir el relieve del fondo marino.

Las islas Bermudas se encuentran en la cima de una montaña que se eleva 4.000 metros sobre el fondo marino.

Al sur, junto a la costa de Puerto Rico, hay una fosa de 8 Km de profundidad, la mayor del Atlántico.

Bordeando las islas caribeñas se encuentra la cuenca de Blake, formando los acantilados más abruptos del Triángulo, 20 veces más altos que el Empire State.

Y la plataforma continental, una extensa superficie dividida por la corriente del Golfo.

Toda esta información sugiere que la corriente del Golfo que entra por la costa brasileña y sale entre Miami y Cuba, tiene que producir unas turbulencias submarinas bastante grandes. No es lo mismo que una corriente circule sobre un lecho liso que bordeando barrancos y montañas de Km de altura. Y si las corrientes marinas afectan al oleaje, es posible que en algunas zonas y en algunos momentos, se produzcan olas extraordinarias.

HMS Umtata

Recientemente se ha encontrado un pecio a 300 Km de Miami.

A cien metros de profundidad se han examinado los restos y en la popa se han encontrado placas de metal fundido, lo que indica que se debió producir un fuerte incendio antes de hundirse.

El único barco conocido que se ha hundido en esa zona es el HMS Umtata, un carguero británico que fue hundido por un submarino alemán en 1.942, durante la II Guerra Mundial, pero se hundió bastante más al Sur.

Rodeando el Atlántico Norte hay una corriente submarina muy intensa que, procedente de África, llega hasta el Golfo de Méjico y desde ahí sale, entre Cuba y Florida, a través de los cayos, bordea toda la costa norteamericana hasta Islandia, Noruega y allí vuelve hacia el Sur hasta la costa Oeste de África, donde se cierra el círculo.

Esa intensa corriente ha esculpido una fosa marina de mil metros de profundidad y por ella las aguas circulan a unos tres nudos.

Es posible que el Umtata fuera bombardeado más cerca de Miami, pero si tardó bastante en hundirse la corriente pudo arrastrarlo 300 Km al Norte.

Olas Solitarias

El mayor enigma del triángulo no es la gran frecuencia de naufragios, sino el hecho de que la mayor parte son tan repentinos que los tripulantes no llegan a comunicar por radio ningún aviso de accidente.

Una posible explicación podría ser que los barcos son golpeados por una Ola Solitaria, diez veces más alta que las olas de su entorno, que ocurre a veces en zonas marinas con fuertes corrientes.

Una Ola Solitaria se produce cuando hay olas normales bajo un viento creciente. Al aumentar la velocidad del viento se forman olas más altas y rápidas que van alcanzando a las olas anteriores y acumulando su fuerza hasta hacerse diez veces más altas. Entonces rompen y la ola desaparece, pero si en los minutos en que la ola está avanzando a la máxima altura alcanza una embarcación, la desarbolará y hundirá sin dar tiempo a que la tripulación pueda enviar una llamada de auxilio.

Antiguamente se pensaba que las Olas Solitarias eran un mito, pero estudios más recientes han visto que es un fenómeno muy frecuente, ocurren miles diarias, pero en zonas muy pequeñas que pasan desapercibidas. Cuando afectan a una embarcación de tamaño pequeño o mediano, prácticamente no tienen posibilidades.

Otra zona donde se producen frecuentes desapariciones es al Sur de las Bermudas. Cuando el viento viene del Norte forma olas que al llegar al antiguo volcán se dividen a los lados, pero al sobrepasar la isla se vuelven a juntar formando frecuentes y peligrosas Olas Solitarias.

El Vuelo 19

Las Olas Solitarias no explican las desapariciones de aviones, casi todos ocurridos en condiciones atmosféricas despejadas, sin aparente peligro para el vuelo.

El 5 de Diciembre de 1.945 desapareció una escuadra de cinco aviones militares que se encontraban en un vuelo de entrenamiento.

Partieron rumbo al Este con la idea de luego virar al Noroeste y tras pasar sobre la isla de Gran Bahama girar al Suroeste para volver a Fort Lauderdale.

Pero el instructor de vuelo y guía de la flota cometió un error de orientación en el primer viraje que hizo que pasara al Sur de Gran Bahama. Al no encontrarla en su ruta decidió virar hacia el norte, pero ya había rebasado la costa de la isla y no la divisó. Volvió a girar hacia el Oeste, lo que le hubiera llevado a la costa de Florida, pero antes de divisar la costa, pensando que podía haber entrado inadvertidamente en las aguas del Golfo, viró de nuevo al Este, adentrándose en el Atlántico.

Los demás miembros de la escuadra le siguieron hacia la catástrofe.

Esta aparentemente lógica explicación se enfrenta sin embargo a dos hechos misteriosos.

Una hora después de que el vuelo hubiera, supuestamente, agotado su combustible y estrellado, el portaaviones USS Solomons detectó por radar 'cuatro o seis' aviones que no pudieron ser identificados, volando mucho más al Norte de la última posición reportada.

Y aún otra hora más tarde, las estaciones de radar en tierra detectaron cinco aparatos volando en formación hacia el Oeste ¡sobre los pantanos, en el interior de la península de Florida!

Los aparatos del Vuelo 19 llevaban dos brújulas, una magnética y otra giroscópica. Aún en el caso de que una se estropeara, la otra debería funcionar. ¿Pudo algún fenómeno estropear AMBAS brújulas en los cinco aviones?

El Vuelo de Gernon

Veinticinco años más tarde, Bruce Gernon, un experimentado piloto, volaba desde Andros hacia Bimini, para desde allí dirigirse a Palm Beach.

A 160 Km de Miami se formó una imprevista tormenta y Gernon quiso rodearla, pero se encontró con dos tormentas con un estrecho paso entre ellas. Se introdujo en ese pasaje pero los vientos empezaron a arremolinarse en una especie de túnel horizontal con jirones de nubes dibujando una espiral ante él. Durante unos segundos sintió como si estuvieran cayendo, a pesar de que visualmente estaban avanzando horizontalmente.

Observó que los instrumentos de orientación habían dejado de funcionar, y que la torre de control de Miami le había perdido en el radar.

Al salir del túnel se encontraron con un extraño cielo gris amarillento. Cuando la niebla se disipó, la torre de control de Miami le avisó de que le habían localizado, justo sobre la misma ciudad de Miami.

De alguna manera inexplicable había recorrido 160 Km de distancia en apenas unos minutos.

El extraño vuelo de Gernon, sin embargo, no fue el primero.

En 1.927, Charles Lindberg tuvo una experiencia similar en un vuelo nocturno que hizo desde Cuba a San Luis. Se encontró repentinamente en una extraña niebla que estropeó sus instrumentos. Lindberg nunca comprendió qué le había pasado en ese vuelo, por lo que prefirió no comentarlo, pero lo describió con detalle al escribir sus memorias, 40 años más tarde.

Un experto meteorólogo ha estudiado este fenómeno y piensa que una tormenta eléctrica con muchos rayos pueden crear una gran cantidad de iones en la atmósfera que se adhieran a las partículas de agua de las nubes. Las corrientes de aire pueden formar remolinos magnéticos que harían girar alocadamente las brújulas magnéticas.

En mi opinión

Intentando explicar el fenómeno experimentado por Gernon, se mencionan un par de teorías bastante fantasiosas. Una es que los torbellinos magnéticos pueden haber creado un pliegue espacio-temporal que le empujara de Bimini a Miami a 3.000 Km/h.

Otra teoría supone que una tormenta solar puede haber generado la energía necesaria para ese fenómeno.

Poca credibilidad le doy a ambas explicaciones, pero mientras no se lleguen a resolver todos los casos de desapariciones siempre quedará la duda de si un OVNI tripulado por gnomos y hadas ha hecho desaparecer los barcos llevándolos al país de Nunca Jamás.

Asimismo, me parece poco creíble la historia de Lindberg.

Las historias del Triángulo de las Bermudas se empezaron a hacer famosas en los años 50-60, y justo después de esto, una vieja gloria de la aviación se suma a la moda del triángulo afirmando que él estuvo allí y que sí que notó que pasaban cosas raras.

¡Vamos, anda! Eso me suena al "Yo lo vi todo" de los quince peatones que se vuelven a mirar después de que se oye un choque de coches.

Como veis, soy muy escéptico con las teorías que no se apoyen en datos científicos comprobables.

Ver Ficha de El Triángulo de la Muerte

 

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies