Bienvenidos a MasLibertad

Bienvenidos a MasLibertad

¿Quién soy yo?

Experiencias Informáticas

Mis Favoritos

Cosas que me han Pasado

Paseos y Excursiones

En las Campiñas de Burgos

Un Paseo por el Románico Soriano

Novelas y Relatos

Novedades y Proyectos

Miscelánea

Cartas al Autor

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.236.234.60

Datos de Pagina

Recorrido por Iglesias, Ermitas y Monumentos Románicos en las Campiñas y Trigales, al Oeste de Burgos

Creada09-07-2016
Modificada12-07-2016
Total Visitas278
Diciembre4

En las Campiñas de Burgos
En Busca del Románico Perdido

Ruta del Románico al Oeste de BurgosUna nueva aventura con mi amigo Javier (Visitadlo en Facebook) en busca de monumentos románicos, esta vez por la zona Oeste de Burgos.

En nuestra ruta nos servirá de inapreciable ayuda una guía, "El Románico en Burgos", de Javier Sainz Saiz, publicado en 2.005. La comarca que vamos a visitar es nombrada como Páramos y Campiñas de Burgos.

Tras tomar el consabido café con churros, emprendemos viaje hacia Burgos, pero antes de llegar nos desviamos hacia la primera etapa de nuestro viaje.

Villaldemiro

Aquí, por lo visto hay un Rollo.

Rollo de Villaldemiro, Burgos

¿Rollo? ¿Qué es un rollo?

Según Javier es una columna que se usaba en ocasiones como picota, donde se ataba a los reos para darles latigazos en público. Al final muchos de estos rollos dejaron de usarse con este tétrico fin y acabaron siendo hitos en los caminos, con una cruz que guiaba a los peregrinos. Por lo visto en tiempos antiguos por aquí circulaba un ramal del Camino de Santiago.

Iglesia de Santiago Apóstol en Villaldemiro, BurgosLa Iglesia de Santiago Apóstol es del siglo XIII y está encima de una colina de suaves pendientes cubiertas de hierba y rodeada por muchos árboles. Algunos tramos de la pendiente tienen escaleras de piedra que se ven bastante antiguas, y la colina está rodeada por muchas casetas que, según Javier, son usadas como bodegas. Salvo algunas hechas de ladrillo y con puerta de hierro (feísimas, por cierto) la mayoría son de piedras, de obra antigua y pintoresca, y están adosadas a la pendiente de la colina, con lo que adivino que bajo ellas debe haber bastantes cuevas llenas de tinajas o botellas. ¡Qué gozada! Desde hace tiempo pienso que sería ideal vivir en una casa cueva. Frescas en verano y cálidas en invierno. Eso sí, con Internet, que si no...

Ábside de la Iglesia de Santiago Apóstol en Villaldemiro, BurgosCanecillos de la Iglesia de Santiago Apóstol en Villaldemiro, BurgosEl ábside está bastante bien conservado, y los aleros del tejado están soportados por canecillos con caras, algunas de ellas bastante expresivas y hasta dolientes. ¿Lo hacían a propósito? ¿Mostrar dolor y sufrimiento en los rostros representados en los canecillos que rodean la iglesia?

Portada de la Iglesia de Santiago Apóstol en Villaldemiro, BurgosLa portada también está bien conservada, aunque han colocado dos contrafuertes a los lados, lo que en mi opinión afea un poco bastante el conjunto.

También me llama la atención que sobre los arquitrabes hay un alero triangular. Parece ser que aunque la iglesia se hizo en el siglo XIII, más adelante les añadieron los contrafuertes y el alero, teniendo un estilo más gótico que románico.

Bueno, todavía no estoy muy puesto en eso de distinguir el gótico del románico, pero según Javier este tipo de mezclas es lo que vamos a ver mucho hoy. Por lo visto casi todo el románico más antiguo de Burgos ha sido ocultado o sustituido por reformas y remodelaciones posteriores.

Campanario de la Iglesia de Santiago Apóstol en Villaldemiro, BurgosY no puedo dejar de mencionar la torre del campanario, con cuatro ventanas en dos pisos. Impresionante.

Parece mentira que en pueblos bastante modestos la Iglesia realizase tales dispendios económicos, pero supongo que siempre habrá ricos que quieran lavar su mala conciencia y comprar una parcelita en el cielo, a ser posible a la diestra  de los mandamases, no entre la plebe (también en el cielo hay clases, oiga).

La Ermita de Tamarón

Crucero de Tamarón, BurgosDe allí salimos hacia el norte y paramos en el siguiente pueblo, Tamarón, donde encontramos otro rollo. Me sigue chocando el nombre de Rollo pero parece que los que tienen una cruz en lo alto se llaman también Crucero.

Mientras Javier le saca fotos y yo bebo agua de una fuente (rica, rica), unas vecinas van con un cubo lleno de pienso a una casa en ruinas y al abrirla veo que la tienen llena de gallinas.

Javier les pregunta por la Ermita del Santo Cristo que, según el libro del otro Javier se puede admirar allí 'si es que resiste'.

Ermita del Santo Cristo de Tamarón, BurgosY ¡vaya que hacía falta la aclaración! La ermita está casi en ruina total, el único arco que aguanta está ya a punto de caer, y conserva una piedra haciendo equilibrios que desaconsejan la entrada.

Capitel de la Ermita del Santo Cristo de Tamarón, BurgosEl interior está lleno de malezas y en una hornacina lateral hay gran cantidad de panales de avispas. A pesar de los numerosos peligros, Javier osa entrar para sacar una foto de un capitel.

¿Cómo es posible que este rico patrimonio histórico esté tan abandonado y condenado a la ruina?

No parece que sea gran cosa de esta ermita lo que se pueda recuperar, pero seguro que si la cogen hace 30 años y la cuidan como es debido aún conservaría bastante valor artístico e histórico.

Olmillos de Sasamón

Castillo de Olmillos de Sasamón, BurgosSeguimos viaje hacia Sasamón, pero antes de llegar vemos un castillo que no teníamos previsto y hacemos una parada.

El libro del Románico no lo menciona porque, claro, no es románico. Fue construido en 1.440. ¿Cómo es que está tan bien conservado?

Vemos enseguida el motivo: Es un hotel. Por supuesto lo han restaurado, no por amor al arte histórico, sino por el beneficio crematístico. ¿Quién sabe? arguyo yo. Tal vez el que ha adquirido el castillo y lo ha convertido en Hotel lo ha hecho por amor al arte, pero sabiendo que esa empresa podría ser MUY cara, ha buscado la forma de financiarla por medio de una actividad económica que genere beneficios suficientes para mantenerla. ¡Y que lo paguen los ricos, no los ciudadanos menos pudientes por medio de impuestos!

Al fin y al cabo, cuando un empresario arriesga su dinero en una empresa como ésta, nadie puede decir si lo que ese empresario buscaba era hacerse rico o rescatar de la ruina un viejo castillo abandonado. Si se hace rico no es más que un efecto colateral, deseado, por supuesto, y totalmente necesario para seguir financiando su proyecto sin recurrir a subvenciones ni impuestos.

Y después de diatribar sobre las ventajas o desventajas de la iniciativa privada o pública en la conservación del Patrimonio Histórico, seguimos viaje.

Sasamón, la Imperial Segisama

Iglesia de Santa María la Real, Sasamón, Burgos

Llegamos a Sasamón, con la idea de visitar tres o cuatro cosillas, pero allí nos llevamos la sorpresa de encontrar un patrimonio histórico ¡impresionante!

La Iglesia de Santa María la Real, del siglo XIII, es un edificio gigantesco, casi catedral, y aunque es más gótica que románica, hasta el mismo Javier está extasiado con su arquitectura.

Portada de la Iglesia de Santa María la Real, Sasamón, Burgos

La portada está rodeada con dos feos contrafuertes, pero los arquitrabes y las figuras que la rodean están muy bien conservados.

Nos llevamos la sorpresa de que se puede visitar el interior, por un precio escandalosamente barato, y la señora que nos atiende, Candelas, resulta ser una de las mejores guías de museo que he conocido. Nos acompaña a las distintas dependencias, nos explica las obras de arte que se pueden ver y después nos deja solos para que disfrutemos a placer de los tesoros que allí se exhiben. No nos mete ninguna prisa, pero está pendiente para que, cuando salimos de una sala nos lleva a la siguiente dándonos una muy agradable charla sobre los distintos aposentos.

Retablo de Santiago Apostol en la Iglesia de Santa María la Real, Sasamón, Burgos

El Retablo de Santiago Apóstol contiene numerosas figuras, con Santiago a caballo pisoteando a uno. Santiago Matamoros, digo yo, a lo que Candelas me responde que no, que el pisoteado es ¡un romano!

A su alrededor, escenas de Jesús, María (cosa curiosa, dándole una pera a Jesusito), y varias escenas más.

Púlpito en la Iglesia de Santa María la Real, Sasamón, BurgosLas columnas y arcos interiores son típicamente góticas pero hay muchos elementos muy posteriores, góticos y platerescos, como el púlpito, donde el cura arengaba a los asistentes a misa y una portada plateresca del siglo XVI firmada por Francisco de Colonia.

También hay muchos vestigios de la época romana, por lo visto la ciudad de Segisama ya era bastante importante aún antes de la llegada de los romanos, y ya en la época imperial, Cesar Augusto se estableció en esta ciudad durante varios meses mientras se enfrentaba a las revueltas de astures y cántabros. Y cada vez que un agricultor encuentra una piedra con su arado, la lleva a la Iglesia Museo para que allí se conserve.

Patio Porticado en la Iglesia de Santa María la Real, Sasamón, BurgosLa mayor parte de estos hallazgos de la época romana están en la galería que rodea el patio interior, de hermosa factura gótica.

Hay numerosas dependencias que se pueden visitar, muchos muebles antiquísimos, tallas policromadas, pilas bautismales románicas y platerescas, vírgenes y una doliente Piedad del siglo XV, sujetando el cuerpo de Jesús, tras descenderlo de la cruz.

Ecce Homo en la Iglesia de Santa María la Real, Sasamón, BurgosPinturas de vírgenes, alguna que otra santa y un Ecce Homo del siglo XVII, que afortunadamente no ha pasado por las manos de una restauradora aficionada.

Candelas se sabe hasta los nombres de los artistas que hicieron muchas de las tallas y pinturas, y lamento no haber tomado notas al momento, pero si alguien lee esto le animo a que vaya allí y lo vea. Disfrutará.

Saliendo de la Iglesia, Candelas nos indica cómo llegar a la Ermita de San Isidro. La puerta de madera está abierta, pero hay una cancela de hierro que impide el paso, hasta que un atento vecino nos la abre para que podamos entrar. Por lo visto antes estaba abierta para uso y disfrute de peregrinos, pero alguien robó la talla de San Isidro y desde entonces la tienen cerrada, aunque aún desde la cancela se puede ver el interior.

Crucero de la Ermita de San Isidro, Sasamón, BurgosEl vecino nos muestra el Crucero, y ahí me hago un lío, porque pensaba que se refería a la planta de cruz de la ermita, pero no. El Crucero es la columna que hay en el centro de la ermita y que está rematada con una cruz. Es conocido como el Humilladero de Cristo, porque allí se arrodillaban para rezar y agradecer el regreso de los campesinos de las labores del campo.

También es una maravilla de la imaginería del siglo XV, la columna está rodeada por tallas, en su día policromadas, hoy en día sin colores, pero no por ello menos bellas.

Empezando por el centro, hay un árbol junto al cual se encuentran Adán y Eva, con una cabeza de mujer asomando entre las ramas del árbol. La cabeza de mujer es la cabeza de una serpiente enroscada al árbol.

Bajo Adán y Eva, Caín matando a Abel y la Coronación de la Virgen. Sobre el árbol se encuentra la crucifixión de Jesús. El conjunto representa la caída y la redención de la Humanidad, desde el pecado original hasta la resurrección de Jesús.

Cerrojo de la Ermita de San Isidro, Sasamón, BurgosAl salir de la Ermita me sorprende la elaborada cerradura que hay en la puerta, "Regalo de Eusebio Pascual. Año 1.886".

Es, ya digo, una obra de arte, y el agujero donde se mete la llave tiene una trampilla que normalmente está cerrada. Hay que activar un resorte secreto para que se abra.

Ingeniosa ingeniería de hace 130 años.

Desde la Ermita nos indican el camino para llegar al Arco, advirtiéndonos que está a un Km. Un Km andando son 12 minutos, así que emprendemos el camino con ánimo, pero cuando doce minutos más tarde llegamos a un alto y vemos el arco, allá en lontananza... nos volvemos a por el coche.

Crucero de Mazarreros, Sasamón, BurgosParamos al ver tres cruces que hay junto al camino, se supone que representan a Jesús, acompañado de Juan y María y las cruces vacías de los dos ladrones.

Arco de San Miguel de Mazarreros, Sasamón, BurgosEstán frente a la puerta del Arco, que es lo único que queda en pie de la antigua Iglesia de San Miguel de Mazarreros.

Esta fue una hermosa iglesia románica que por algún motivo se abandonó, ya hace siglos.

Seguramente muchas piedras sirvieron para que más de un vecino se hiciera las paredes de su casa, lo que nos hace compararlo con lo que nos dijo Candelas, que cuando un labrador encuentra una piedra antigua la lleva al museo. No se si será así siempre, pero es seguro que hoy en día hay mucha más conciencia de que vale la pena conservar el patrimonio histórico.

Puente Romano de Trisla, Sasamón, Burgos Un poco más adelante por la carretera, encontramos el Puente Romano de Trisla. Por allí pasaron muchos legionarios y mercaderes hace dos mil años, y seguro que se siguió usando durante siglos como paso obligado hacia Santander, o tal vez por los peregrinos que viajaban a Santiago.

Hoy sólo las lagartijas circulan sobre sus arcos, el camino, cubierto de cardos y espigas, y bajo el puente una charca poblada de espadañas y aneas.

Apoyados en un árbol veo gran cantidad de hojas de anea amontonadas con una abertura en la base.

¿Es posible que sea una guarida de nutrias? ¿Estarán comiendo? Lo cual nos hace pensar que ya es la hora de comer.

Volvemos a la plaza de Sasamón, junto a la Iglesia, pero lo que creímos un restaurante no es más que un bar y no sirven comidas. En ese momento volvemos a ver a Candelas, que acaba de cerrar la iglesia y nos recomienda ir a comer a Olmillos de Sasamón, y allí, en el restaurante El Castillo, tomamos una opípara y suculenta comida por un muy buen precio. Los Martes hay Paella, la recomiendo.

Villegas

Iglesia de Santa Eugenia, Villegas, Burgos

Llegamos a Villegas, donde encontramos otra impresionante iglesia, esta dedicada a Santa Eugenia.

¿Cómo es posible que la Iglesia pudiera gastar tantísimo dinero en construir imponentes edificios hasta en el más pequeño de los pueblos?

Claro, que si cobraban el diezmo de toda la producción agrícola y ganadera del país, y pasaban el cepillo, y muchos ricos con mala conciencia querían comprar una parcelita en el cielo, o una adinerada viuda decidía alojarse en un convento, al final es lógico que les sobrase dinero hasta por el ... extremo de la sotana.

Puerta en Arco en la Iglesia de Santa Eugenia, Villegas, BurgosMe llama la atención una impresionante puerta de al menos doce metros de alto. Dentro de esta arcada hay una pequeña y modesta puerta de apenas tres metros.

¿Qué sentido tiene poner una puerta al fondo de una arcada? Javier piensa que tal vez la puerta es anterior, y que en algún momento se añadió la arcada, quizás sirviendo de contrafuerte de la torre de la iglesia.

Portada de la Iglesia de Santa Eugenia, Villegas, Burgos

La fachada principal de la iglesia tiene una sencilla y bonita puerta románica rodeada de muchos elementos añadidos posteriormente, en distintas épocas y distintos estilos. Cada uno de ellos, por separado, podría tener algo de interés y atractivo artístico pero la mezcla tan heterogénea y anárquica hace que el conjunto sea, al menos para mi gusto, feo.

Conjuradero de Villegas, BurgosMucho más bonita me parece la casa que hay al lado, y que está unida mediante un puente con la plazoleta de la iglesia. En Internet descubro que se trata del Conjuradero.

¿En serio? ¿Allí se subían los curas para conjurar las tormentas y lanzar hechizos que protegieran las cosechas?

¡A saber! Como diría Obelix, "Están locos estos Románicos".

Villamorón

Iglesia de Santiago Apóstol en Villamorón, BurgosA muy poca distancia de Villegas está Villamorón, con su iglesia dedicada (y ya van cuatro) a Santiago Apóstol.

Portada de la Iglesia de Santiago Apóstol en Villamorón, BurgosCasi toda es gótica y aún posterior, lo único que parece más o menos románico es una portada bastante simple, pero precisamente por su simplicidad, bastante hermosa.

Gárgola de la Iglesia de Santiago Apóstol en Villamorón, BurgosPero, sin duda, lo más llamativo y sorprendente de esta iglesia es una gárgola que se parece extraordinariamente a Homer Simpson.

Villanoño

Iglesia de San Juan Obispo, Villanoño, BurgosLa Iglesia de San Julián Obispo, en Villanoño, es del siglo XIII, y tiene una factura claramente románica. Es de destacar la espadaña y la portada, austera y sencilla, como corresponde a un buen románico de la Edad Media.

El libro de Javier muestra una foto de la iglesia en la que se ve un cuarto, posiblemente un palomar, adosado por detrás a la espadaña. El libro fue publicado en 2.005, pero desde entonces han quitado el palomar y restaurado el aspecto original. Enhorabuena.

Sarcófago de Piedra, Villanoño, BurgosAl pasar por la parte de atrás vemos lo que al principio nos parece un abrevadero, pero que, al fijarnos mejor reconocemos como un sarcófago de piedra. En el hueco interior se aprecia la forma de los hombros y la cabeza.

¿Qué demonios hace un sarcófago de piedra abandonado a la intemperie y lleno de barro y hojas muertas? Por lo menos, aunque esté en el exterior para que lo vean los turistas, debería estar bajo un techado y con un panel informativo al lado.

A lo lejos vemos un torreón bastante imponente y nos acercamos a verlo. Es la torre de una casa de labor bastante grande, ya abandonada y cubierta de malezas. Esperando encontrar aperos de labranza antiguos me asomo a uno de los varios edificios pero sólo veo un remolque de carro de los años 50 o antes. Después me entero en internet que el torreón es del siglo XV ¡toma ya! y entre los edificios aledaños hay un palacio del siglo XVII. Como en aquél momento no lo sabíamos, y además, no tenía que ver con el románico, decidimos pasar de ello.

Villadiego

Iglesia de San Lorenzo, Villadiego, BurgosTomamos las de Villadiego y allí encontramos la Iglesia de San Lorenzo. Aunque de origen románico, conserva muy pocos elementos de ese estilo. La mayor parte es gótico, de los siglos XIV y XV.

Portada de la Iglesia de San Lorenzo, Villadiego, BurgosDe nuevo me indigno y me cabreo.

Una bonita puerta en la fachada de la iglesia la han estropeado construyendo unos muros contrafuertes a los lados y tapando parte de los arquitrabes. Ya más moderno, han añadido una rampa para sillas de ruedas, pero si no fuera por los muros la rampa habría podido colocarse de una forma que no estropeara tanto la portada.

Para colmo, en la puerta hay un cartel que anuncia un museo de arte sacro, abierto todos los días de Julio y Agosto, menos, precisamente, ¡sí señor!, los Martes.

En Tapia de Villadiego, en lo alto de una peña, encontramos la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Es casi toda gótica, con muy poco románico. En este momento está rodeada de andamios, parece que la están reparando. Lo único que podemos ver que tenga un cierto interés es una puerta ¡cómo no! al fondo de dos muros de contrafuertes construidos a posteriori y comiéndose parte de los arcos.

Sotresgudo

Iglesia de San Miguel, Sotresgudo, BurgosUn crimen parecido el cometido en la Iglesia de San Miguel, en Sotresgudo. Antes había sido un templo románico, del siglo XII o XIII, pero en el XVI decidieron reformarlo con un estilo más posgótico.

Puerta de la Iglesia de San Miguel, Sotresgudo, BurgosLa portada original, bastante representativa del románico, la taparon con una galería, sujeta ella con arcos de estilo gótico-renacentista apoyados en columnas y, por supuesto, tapando y estropeando las arquivoltas de la antigua puerta.

Cada vez me dan más miedo los reparadores bienintencionados.

La Ermita entre Trigales

Ermita de la Magdalena, Villanueva de Odra, BurgosSeguimos nuestro viaje hacia el Sur por las campiñas de Burgos, y poco antes de llegar a Villanueva de Odra, en medio de un sembrado de trigo encontramos la Ermita de la Magdalena, posiblemente del siglo XII y claramente románica.

Portada de la Ermita de la Magdalena, Villanueva de Odra, Burgos

A la puerta le han quitado las columnas, pero se conservan bastante bien los arquitrabes.

No puedo por menos que recalcar una frase que dice Javier, éste no, el otro, el escritor del románico burgalense.

Todo es austero y simple, pero aparece perfecto en su armónico desamparo al emerger libre de entre los trigales.

Villahizán de Treviño

Conforme nos acercamos vemos unas estructuras bastante feas que parecen chimeneas de fábricas. Las ignoramos y seguimos hasta el centro del pueblo, donde encontramos la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Es una iglesia del románico tardío, a finales del siglo XII, pero que sufrió varias remodelaciones sobre el XVI y posteriores. Destaca el ábside, con un contrafuerte en el que hay una ventana, cosa que es poco frecuente, ya que la misión del contrafuerte, que es servir de apoyo a los muros, queda debilitada.

Puerta Cegada de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Villahizán de Treviño, BurgosPortada de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Villahizán de Treviño, BurgosLa entrada actual de la iglesia es bastante modesta. Más elaborada es otra puerta que hay por detrás pero que está cegada, supongo que a partir de las reformas del XVI.

Al recorrer el pueblo localizamos el Ayuntamiento, con una galería soportada por cuatro columnas románicas.

Columnas Románicas en el Ayuntamiento, Villahizán de Treviño, BurgosNo es que los románicos construyeran el ayuntamiento, sino que más bien fue el ayuntamiento el que en alguna época expolió algún tesoro histórico para lucirlo en su fachada.

Ruinas de la Iglesia de San Martin, Villahizán de Treviño, BurgosPreguntamos por las ruinas de la Iglesia de San Martín, y nos señalan las estructuras que vimos antes y que creímos que eran chimeneas.

Y de nuevo volvemos a lamentar que no se haga más para conservar el patrimonio histórico. Las ruinas están habitadas por numerosas palomas, pero no hay cigüeñas, lo cual nos indica que son más listas que las palomas.

Portada de la Iglesia de San Martin, Villahizán de Treviño, BurgosCanecillos de la Iglesia de San Martin, Villahizán de Treviño, BurgosLa verdad es que hay varias cosas dignas de mención, pero lo más llamativo es la portada y varios canecillos con cabezas de animales.

Ya son las seis, la hora que habíamos establecido para emprender la vuelta, pero en la lista de Javier quedan dos destinos que, a la postre, nos pillan de camino, así que decidimos visitarlos.

Sordillos

Iglesia de San Pedro Apóstol, Sordillos, BurgosEn Sordillos encontramos enseguida la Iglesia de San Pedro Apóstol, del siglo XIII y con elementos románicos y góticos. Fue bastante reformada en el XVIII.

Me llama la atención el hecho de que tenga DOS espadañas con campanario, y una arquitectura bastante distinta a las iglesias que hemos visto por la zona.

Ermita de Santa Ana, Sordillos, Burgos

Mientras exploramos el pueblo nos encontramos con la secretaria del ayuntamiento y, unos minutos después llega Antonio, el alcalde, que nos indican dónde está la Ermita de Santa Ana.

Cuando vemos la ermita nos llevamos un desengaño, ya que lo que se ve es totalmente obra moderna, pero al rodear la ermita, en la parte de atrás se encuentra parte de los muros de la ermita antigua, románica, con una ventana y varios canecillos con caras, muy erosionadas por los años.

Villasidro

Iglesia de Santa María Magdalena, Villasidro, BurgosY llegamos a la última parada planificada, Villasidro, donde está la Iglesia de Santa María Magdalena, románico tardío con muchos elementos góticos.

Crucero de Villasidro, Burgos

Como siempre, me admiro de que pueblos tan pequeños hayan podido financiar la construcción de monumentos tan impresionantes, y aunque parte del mérito es del miedo al infierno o a la inquisición que haya podido provocar la religión en la Edad Media, también habría que añadir que a algunas personas no las movía el miedo, sino el amor a una religión que a veces (no siempre) ha hecho algunas cosas buenas.

Un Crucero para terminar y, dada por concluida la misión, emprendemos el viaje de vuelta a casa.

Cerrando el Círculo

Apenas llevamos unos minutos de vuelta cuando vemos una señal que apunta a un Puente Romano. Y a pesar del cansancio y de que ya se nos va a hacer bastante tarde, decidimos echarle un vistazo.

¡Sorpresa! Al llegar a su altura comprobamos que es el mismo Puente Romano de Trisla que habíamos visitado unas horas antes. ¿Habrán despertado ya las nutrias de la siesta?

En fin, que hemos dado la vuelta y regresado a Sasamón.

Y, recapitulando.

A Javier, lo que más le apasiona es el románico, aunque tampoco desecha manifestaciones culturales y arquitectónicas de otras épocas.

Casi todas las iglesias y ermitas que hemos visto hoy han tenido una raíz románica, pero han experimentado tantas reformas y modificaciones que son muy pocos los detalles románicos que aún se pueden contemplar.

La mayoría ha sido sustituido por gótico, quizás por hasta barroco y, por desgracia, en muchas ocasiones destruyendo o tapando el románico original.

Así que me parece adecuado el título que puse al principio: En Busca del Románico Perdido.

Para aquellos que gusten del románico y quieran ver estas u otras fotos, pero con una mayor calidad, que entren en la Página de Facebook de Javier.

Hasta la próxima.

Todo esto ocurrió el Martes, 5 de Julio de 2.016

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies