Economía y Política, Mercado y Estado

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

Propuestas y Reformas

La Reforma de las Pensiones

Cómo Ayudar a los Pobres

Mis Principios

Fallos del Mercado

Las Bases de la Libertad

Errores y Mentiras

Bibliografía

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.92.74.105

Datos de Pagina

Cómo podemos acabar con los pobres, ayudarlos a que dejen de ser pobres.

Creada30-05-2020
Modificada30-05-2020
Total Visitas18
Septiembre2

Cómo Ayudar a los Pobres

Aprobado el Ingreso Mínimo Vital
850.000 hogares españoles recibirán
ayuda económica para subsistir.

29 de Mayo de 2020

Hoy es un triste día. Constatamos el hecho de que cientos de miles de españoles pasan necesidad, de que la organización social que hemos forjado no les permite sobrevivir.

Ante esto podemos hacer dos cosas.

Reformar la sociedad, hacerla más eficiente, que se puedan crear más empresas para abaratar los costes de producción y que los artículos sean accesibles a las personas con menor capacidad económica. En el camino se creará más empleo y habrá más gente trabajando y siendo autosuficiente. El objetivo final es que no quede nadie que no sea capaz de ganarse la vida.

O podemos darles dinero para que puedan vivir sin trabajar, quitar dinero a los que tienen para dárselo a los que no, para que los pobres dependan de la benevolencia del estado, y que siempre sean dependientes.

La Solución de Izquierdas

Los gobernantes de izquierda prefieren la segunda opción, la más sencilla y la que a ellos les reporta más beneficios políticos. Y económicos.

Quitándoles el dinero a los que más ganan y repartiéndolo entre los que menos, se erigen en ladrones benefactores, Robin Hood del gobierno, que hacen creer que mantener la pobreza es algo bueno y loable.

Con dos recompensas. Los pobres mantenidos, agradecidos, les volverán a votar para seguir siendo mantenidos por el gobierno. Y la otra recompensa, no confesada pero real, es que

Mientras más Dinero Manejen los Políticos
Más Dinero Robarán.

Haciendo creer que lo hacen por el bien de los pobres, los ministros contratarán a empresas de amigos, sin experiencia, personal ni infraestructuras, para comprar mascarillas o test de coronavirus a precios muy superiores a su valor. La diferencia se la embolsará el empresario amigo y el ministro en sendas cuentas secretas en un paraíso fiscal.

Como la voracidad de los corruptos no tiene límites, querrán más y más, intentarán subir impuestos allá donde existan, y donde no, los crearán.

La gente más pobre, agradecida, les seguirá votando y cientos de miles de españoles que están en el filo, que con mucho trabajo consiguen ganarse la vida, verán que es mucho más rentable dejar de trabajar para formar parte de los mantenidos.

Y mientras más mantenidos haya, más dinero habrá que recaudar mediante impuestos a los que se mantienen por sí mismos, y más dinero podrán robar los políticos.

En el camino la sociedad se dividirá en dos clases sociales, la de los mantenidos y la de los mantenedores. Los primeros sin orgullo, sino más bien con soberbia, mezquinos que consideran un derecho el ser mantenidos por los demás. Los segundos rencorosos, indignados por todo el sudor derramado para ganarse la vida y que políticos cada vez más ricos le quitan para repartir una parte entre los pobres. Y quizás también envidiosos y deseando perder el trabajo para formar parte de los miserables, los que viven de la miseria.

La Solución Liberal

Yo Odio a los pobres. Quiero que desaparezcan.

Que haya cada vez más empresas que creen bienes más baratos y que necesiten trabajadores para producirlos. Que cualquier trabajador que tenga una idea, una ambición, un afán de servir a la sociedad, pueda llevar a cabo su empresa, adquirir los medios de producción, contratar empleados, fabricar sus mercancías y llevarlas al Mercado, sin obstáculos innecesarios, trámites inútiles, impuestos dolosos ni impedimentos de políticos o de otras empresas asociadas con los políticos.

Que sean los clientes los que decidan si el producto ofrecido les interesa o no.

Si el empresario acierta, se hará rico. Enhorabuena. Que invierta su dinero en ampliar la empresa para ofrecer más cantidad de bienes a precios más baratos. O que cree otra empresa para ofrecer otros bienes, los que crea que la gente va a querer adquirir. O que se lo gaste en viajes, casas, criados o relojes de oro, lo que creará empleo y riqueza en otros sectores distintos al suyo.

Si no acierta, perderá dinero. Que cambie de idea con las menores pérdidas posibles y lo vuelva a intentar con una idea mejor.

Los errores de los empresarios crearán empleo temporal durante unos pocos meses o años. Los aciertos crearán empleos más duraderos, donde los empleados podrán mantenerse a sí mismos y a su familia, y podrán aspirar a una vida mejor.

Y siempre que los políticos no pongan obstáculos innecesarios (los necesarios son la sanidad, la seguridad, la ecología y otros), siempre habrá empresarios dispuestos a probarlo todo y descartar lo que no funcione. Y siempre habrá nuevas empresas en las que los despedidos de una empresa puedan encontrar un nuevo empleo con rapidez.

Así es como quiero que desaparezcan los pobres, no por extinción, sino por evolución, por progreso y enriquecimiento hasta que todas las personas tengan la posibilidad de ganarse la vida sin depender de la ayuda de los demás.

Mientras existan, soy partidario de que la gente con más posibilidades les ofrezcan ayuda y trabajo, un medio para ganarse la vida, para dejar de ser pobres. Pero siempre a nivel individual, sin intervención del gobierno, porque si el gobierno interviene, los pobres nunca desaparecerán.

Al contrario, cada vez habrá más pobres en el mundo.

Nota:

El último capítulo no lo he llamado La Solución de Derechas porque dentro de la derecha hay dos corrientes, la Intervencionista y la Liberal. La Derecha Intervencionisma es la que está más cerca de los fascismos y las oligarquías. La Derecha Liberal está a favor del Liberalismo y en contra del Intervencionismo.

Ojala que existiera un Partido Liberal de verdad, no como los que hay que se dicen liberales pero que funcionan como todos y en cuanto pueden aplican políticas intervencionistas.

Si lo hubiera, no sería un partido de Izquierda ni de Derecha, sino de Arriba, el lugar en el que en la Asamblea Francesa se sentaban los liberales.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies