Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

La Edad Media

La Edad Moderna

La Expulsión de los Moriscos

El Mapa Secreto de Colón

El Barco de Barbanegra

El Código de la Mona Lisa

Los Secretos de La Piedad

Isaac Newton y la Piedra Filosofal

La Caza del Tesoro Pirata

El Terremoto de Lisboa

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP18.212.93.234

Datos de Pagina

La historia del Tesoro enterrado del Capitán Kidd

Creada02-03-2015
Modificada06-04-2015
Total Visitas734
Diciembre7

Reseña del Documental La Caza del Tesoro Pirata de la serie Mitos y Leyendas

La Caza del Tesoro Pirata

Documental de la serie Mitos y Leyendas producido el año 2.012, en el que se narra la historia del Capitán Kidd, su tesoro enterrado y la leyenda que los rodeó

El Capitán Kidd

William Kidd nació en Dundee, en la costa este de Escocia, pero fue en New York donde se hizo marino, comenzando su carrera como grumete y ascendiendo hasta convertirse en uno de los capitanes más respetados de las Américas.

Por aquella época, la economía de Gran Bretaña se basaba fundamentalmente en el comercio de ultramar, sobre todo con la India.

Los beneficios del comercio de ultramar eran cada vez mayores, y esto atrajo a los piratas que en número cada vez mayor atacaban a los mercantes.

El capitán pirata Avery formó un alianza con varios piratas y formando una flota atacaron a la flota mercante de los mogoles, consiguiendo un botín de más de medio millón de monedas de oro y plata.

El emperador mogol, como represalia, atacó a la flota mercante inglesa y amenazó con eliminar el comercio con Inglaterra.

En Febrero de 1.696 el gobierno inglés contrató al Capitán Kidd como corsario, dándole Patente de Corso, una licencia para atacar, allí donde los encontrara, a los enemigos del Imperio Británico. La crisis económica era tan grande que el mismo rey, Guillermo III firmó la orden.

Kidd contaba con poder atacar y vencer a los piratas y, aprovechando que Inglaterra estaba en guerra con Francia, también a los mercantes franceses, confiando capturar grandes botines.

Sus marineros trabajaban sin salario, sólo por la parte del botín que les correspondiera. El salario normal de un marino mercante solía ser de unas 45 libras al año, pero contando con la participación en los botines muchos marinos podían recibir, en sólo 18 meses, una cantidad 50 veces mayor, suficiente para que cualquier marino pudiera comprar una granja o un pequeño negocio. Era una oportunidad que muchos deseaban.

Tras pasar el Cuerno de África, Kidd se adentró en el Océano Índico y buscó barcos piratas, pero avisados éstos, habían abandonado esas aguas y durante muchos meses Kidd sólo encontró mercantes ingleses.

Al término de su contrato de 18 meses sin haber avistado ningún barco pirata, la tripulación exigió que atacaran al siguiente barco que encontrasen fuera de la nacionalidad que fuera.

En Enero del 1.698 encontraron un barco mercante francés cargado de joyas, sedas y especias y Kidd se apropió de su cargamento, valorado en 400.000 libras, hoy en día más de 60 millones.

Regresó a New York con el botín, pero allí fue apresado por pirata. El barco francés no pertenecía a la marina mercante de Francia, sino que había sido comprado por un rico comerciante indio, y éstos pidieron la cabeza de Kidd.

Con el fin de salvar su vida, Kidd confesó que había enterrado parte del botín en una isla cercana. El gobernador de New York recuperó el tesoro enterrado, valorado en 14.000 libras, pero eso no fue suficiente para conseguir el indulto. Los comerciantes indios insistían en que se le condenara por piratería y Kidd fue enviado a Londres.

El 9 de Mayo de 1.701 fue condenado a la horca.

En un intento desesperado, Kidd afirmó que durante sus travesías por el Índico había conseguido un valioso botín de más de 100.000 libras que había enterrado en una isla desierta y que lo entregaría al gobierno a cambio de su vida.

Pero la insistencia de los príncipes mogoles era tal que amenazaron con romper sus acuerdos comerciales, lo que supondría para Inglaterra unas pérdidas económicas muy superiores a las del posible tesoro.

Kidd fue ahorcado en las orillas del Támesis y su cuerpo, cubierto de brea, fue colgado junto al puerto durante dos años para servir de aviso y escarmiento a los piratas.

El Capitán Kidd murió, pero la leyenda de su tesoro enterrado sobrevivió.

Los Mapas del Tesoro Pirata

Mapa de Tesoro del Capitán KiddEn 1.929, en la costa Sur de Inglaterra, Hewbert Palmer adquirió un escritorio antiguo que había estado en el barco del Capitán Kidd. Un día, al apoyarse en una esquina, descubrió un pequeño compartimento con un tubo de latón y en su interior había un mapa de una isla en el mar de China.

El mapa no daba información que pudiera identificar la isla, pero en su interior había marcada una X.

Palmer sospechó que podía tratarse del mapa del tesoro del Capitán Kidd.

Sorprendentemente, el documental no menciona una flagrante contradicción. En pantalla se muestra una reproducción del mapa y en él se ve la fecha de 1.669, no 1.699 que sí hubiera podido cuadrar con la historia de Kidd.

Ignoro si esa reproducción es fiel copia del mapa encontrado por Palmer. Si lo es, es evidente que esa fecha no corresponde a su propia historia, pues en 1.669 Kidd sólo tenía 14 años. Otra posibilidad es que Kidd adquiriera el mapa de un tesoro anterior, pero en mi opinión, lo más probable, es que alguien se equivocara al escribir esa fecha, bien sea el propio Kidd, o bien el falsificador de mapas del tesoro. O los productores del documental, quién sabe.

Palmer publicó anuncios intentando adquirir otras pertenencias del Capitán Kidd y un par de años más tarde una persona, supuesto descendiente de un carcelero de la cárcel de Newgate, donde Kidd había estado preso, le ofreció un cofre que le había pertenecido y que al ser ahorcado el carcelero se lo llevó a su casa.

El cofre tenía un falso fondo y bajo éste había un pequeño espejo. Palmer descubrió que se podía quitar fácilmente y bajo él encontró un segundo mapa de la misma isla pero más detallado.

Mapa del Tesoro Enterrado del Capitán KiddMás adelante adquirió un costurero que había pertenecido a Sara, la esposa de Kidd. También en el fondo había un compartimento secreto y también en él había un tercer mapa, aún más detallado, de la misma isla, y éste contenía las coordenadas.

Por desgracia, las coordenadas no pudieron descifrarse correctamente ya que en la época de Kidd los marinos no tenían medios exactos para conocer la longitud de una isla en el océano, y además los marinos de distintos países solían usar diferentes meridianos (Grenwich, París, Cádiz o Tenerife) para establecer las coordenadas.

Sencillamente, la historia parece cada vez más inverosímil. Que un aficionado a la historia de los piratas adquiera en varios años tres enseres distintos pertenecientes a Kidd y que en todos ellos se encuentren compartimentos secretos con tres mapas distintos de la misma isla, y cada uno más detallado que el anterior, es algo que parece tan improbable como para pensar que el mismo Palmer fue el que decidió pergeñar un elaborado engaño para encender el mito del tesoro enterrado del Capitán Kidd.

El enigma quedó sin resolver hasta varias décadas más tarde, cuando otro cazatesoros continuó la búsqueda de Palmer.

Richard Knight, el Cazatesoros

Nacido en una pequeña ciudad de la costa inglesa, Richard Knight era un joven vividor que en los años 1.970 viajó a Francia para introducirse en el mundo bohemio de la música y el cine. Participó como actor secundario en alguna película de Jacques Tati. En 1.978 viajó a Hollywood para impulsar su carrera de actor.

Descubrió la investigación de Palmer y decidió continuarla. Al examinar las coordenadas pensó que un signo junto a ellas podía ser un '1' y tras probar diversas posibilidades llegó a la conclusión de que las coordenadas apuntaban a una isla del Mar de China llamada Phu Quoc y que tenía fama de haber sido antiguamente una base de piratas.

La isla se encontraba en aguas del Vietnam comunista y para buscar el tesoro pidió permiso para hacer prospecciones en busca de minerales, pero las autoridades vietnamitas no le respondieron.

En 1.981 decidió viajar a la isla, aunque fuera de forma ilegal. Desde Bangkog, en 1.983, alquiló un barco y contrató una tripulación que les llevó a la isla. Entre ellos, Frederick Graham un joven fotógrafo americano de 18 años en busca de aventuras.

Knight y Graham desembarcaron en la isla, pero fueron vistos y capturados por las tropas vietnamitas que los tomaron por espías.

Permanecieron en una prisión vietnamita durante meses, y allí habrían seguido mucho más tiempo de no ser porque Graham había tomado la precaución de escribir a sus padres informándoles de su intención para que intentaran localizarlos si no daba señales de vida en un mes.

Informadas las autoridades, los consulados británico y americano iniciaron las gestiones para su liberación. Graham fue liberado en Mayo de 1.984, pero Knight aún estuvo en prisión hasta Agosto.

Liberado por fin, Knight no renunció a su sueño y años más tarde volvió a China para continuar la búsqueda. Atrapado de nuevo en una situación desesperada, tuvo que pedir ayuda económica a otro cazatesoros, George Edmunds, a quien prometió darle toda la información que había podido reunir en sus varios años de búsqueda. Preguntado si había encontrado el tesoro, Knight respondió que sí, pero cuando Edmunds le envió el dinero nunca volvió a saber nada de él ni del dinero que le había enviado.

Richard Knight murió en Carlyle, Inglaterra, y ahora es Edmunds el que continúa la caza del tesoro enterrado del Capitán Kidd.

Volver a la serie Mitos y Leyendas

Ver Ficha de La Caza del Tesoro Pirata de la serie Mitos y Leyendas

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies