Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

La Existencia de Dios

Historia Bíblica

La Biblia

Las Otras Escrituras

Los Evangelios Perdidos

El Escándalo de los Manuscritos del Mar Muerto

La Polémica de los Manuscritos del Mar Muerto

El Tesoro de Los Manuscritos del Mar Muerto

Los Secretos de los Manuscritos del Mar Muerto

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP18.212.239.56

Datos de Pagina

Documental sobre los Manuscritos del Mar Muerto, las Ruinas de Qumram y varias teorías para explicar los hallazgos.

Creada07-11-2014
Modificada23-05-2017
Total Visitas693
Abril5

Reseña del Documental Los Rollos del Mar Muerto de la serie Enigmas de la Biblia

Los Secretos de
Los Manuscritos del Mar Muerto

Documental del año 2.006 en el que se comentan algunos de los hallazgos sobre los Manuscritos encontrados en las cuevas de Qumram.

El Hallazgo de los Manuscritos

En 1.947, buscando una cabra perdida, unos pastores beduinos encontraron en una cueva de los alrededores de Qumram un conjunto de vasijas con pergaminos que llevaban ocultos casi dos mil años.

En sucesivas exploraciones se encontraron varias cuevas con textos antiguos, escritos en pergaminos, papiros y hasta rollos de cobre, en hebreo antiguo, arameo y griego.

Muchos de esos textos correspondían a textos ya conocidos del antiguo testamento, encontrándose ejemplares de casi todos los libros, menos del Libro de Ester. También había otros textos desconocidos hasta entonces, algunos describiendo historias no conocidas hasta entonces y las reglas de una comunidad eclesiástica desconocida. Incluso había un rollo de cobre en el que se enumeraban numerosos tesoros y el lugar donde estaban escondidos.

El Maestro de los Esenios

Los manuscritos hablan de un personaje conocido como el Maestro de la Rectitud, que predica abandonar las riquezas materiales, abrazar la humildad y vivir de manera piadosa. Se especula que el Maestro de la Rectitud y el Sacerdote Corrupto fueron rivales en el Templo de Jerusalén y, al vencer el Sacerdote, los seguidores del Maestro se adentraron en el desierto para seguir sus enseñanzas en la creencia de que ellos eran los Elegidos, los Hijos de la Luz que vencerían a las fuerzas de la oscuridad al final de los días.

La época de mayor predicamento de los esenios coincidió con el ministerio de Jesús, y éste utilizó varios de los conceptos recogidos en los escritos encontrados junto a Qumram, por lo que hay quien apunta a que Jesús pudo pertenecer, o al menos conocer, a esa secta.

El Dr. Hanan Eshel, arqueólogo de la Universidad Bar Ilan, ha estudiado durante más de dos décadas los manuscritos encontrados en la cueva nº 11, descubierta en 1.956. Allí se encontró el Manuscrito del Templo, un rollo de 24 pies de largo, en el que se enumeran las instrucciones que Dios le dio a Moisés para la construcción del Templo de Jerusalén.

Los Manuscritos componen unos 900 textos, pero se encuentran rotos en más de 15.000 fragmentos. El 80% están escritos sobre pergamino, el resto en papiro.

Los fragmentos están muy deteriorados y ha costado décadas llegar a descifrar algunos de ellos. El Dr. Bruce Zuckerman trabaja en la digitalización de todos los fragmentos con imágenes de muy alta calidad, incluyendo luz infrarroja y ultravioleta para poder trabajar con los fragmentos sin necesidad de tocarlos.

El Manuscrito de Cobre

El Rollo de Cobre tuvo que ser cortado en tiras para poder leer su interior y contiene una enumeración de tesoros y los lugares en los que están escondidos. (Ver El Tesoro de los Manuscritos del Mar Muerto)

En el texto, escrito en hebreo antiguo, hay intercaladas varias letras griegas. Al reunir esas letras se forma la palabra Akenatón, el nombre de un faraón egipcio del año 1.350 aC. y primer monoteísta conocido de la historia. Robert Feather opina que el Manuscrito de Cobre podría datar de la época del éxodo y que su religión monoteísta pudo tener su origen en Egipto.

La mayoría de los historiadores opinan que es una suposición demasiado aventurada, y Eric H. Cline afirma que el Manuscrito de Cobre es mil años anterior a la época de Akenatón.

Pero aunque el Manuscrito de Cobre fuera muy anterior a la época de Jesús, el resto de manuscritos fueron escritos entre el siglo II aC y el I dC, por lo que hay muchas posibilidades de que Jesús los conociera.

En estos manuscritos se describen ritos como el Bautismo y la Comida Comunal, con la ofrenda de la copa de vino que fue escenificada por Jesús en la Última Cena, por lo que hay quien opina que Jesús era esenio. Asímismo Jesús se llamaba a sí mismo Hijo de Dios, lo cual también era una expresión corriente entre los esenios, sin tener connotaciones religiosas más allá del hecho de que todos los hombres eran hijos de Dios.

Por contra, Jesús predicaba y actuaba de formas que chocaban radicalmente con las creencias esenias. Los esenios eran muy estrictos en la pureza. Jesús abrazaba a los leprosos. Los esenios predicaban el odio a los recaudadores de impuestos y los pecadores. Jesús los reclutaba y predicaba el amor a los enemigos.

El Asentamiento de Qumram

Al buscar los posibles autores de los Manuscritos, los arqueólogos supusieron que serían los habitantes de las cercanas ruinas de Qumram.

Antes del descubrimiento de los manuscritos se pensaba que las ruinas de Qumram correspondían a un antiguo fuerte romano, pero estudios más modernos apuntan a que pudo ser un monasterio de alguna secta judía que sobre el año 40 aC, tras la ocupación romana, huyeron al desierto para mantenerse apartados de los romanos y de un templo que consideraban corrupto.

Josefo menciona una secta, los Esenios, que huyó al desierto para huir de la corrupción del Templo. Es posible que se refiriera a la misma secta.

Las instalaciones de Qumram ocupan una extensión de unos 500 m² (Debe ser un error. Yo diría que unos 5.000 m²) y podía albergar a unas 200 personas.

La mayor parte de las salas parecen comunales y los arqueólogos piensan haber localizado una Sala de Escritura donde pudieron escribirse los textos y un gran salón con numerosas vasijas y platos apilados que podría haber sido un comedor.

También se han encontrado varias salas impermeabilizadas que se usaban como piscinas o aljibes y en los que, según explican algunos documentos, se podían realizar ritos de purificación similares al Bautismo que solían practicar los judíos de la época.

Según otros arqueólogos, sin embargo, no hay pruebas de que Qumram hubiese estado ocupado por la secta de los esenios. En Israel hay numerosas instalaciones similares.

El arqueólogo Yuval Peleg opina que las piscinas no tenían fines rituales sino que eran depósitos de decantación en cuyo fondo se depositaban sedimentos de arcilla usada después para fabricar las piezas de alfarería que se encontraron en la sala que había sido tomada por un comedor.

Opina que la instalación fue originalmente un puesto militar que, tras la conquista romana, fue reconvertida en una fábrica de alfarería.

En mi opinión

El documental asume que los habitantes de Qumram fueron los autores de los manuscritos, pero no se explica por qué los guardarían en cuevas.

Si las cuevas hubiesen sido usadas ex profeso para guardar manuscritos, los que las usaran con ese fin habrían construido hornacinas, huecos en las paredes a modo de estanterías en los que introducir las vasijas con los documentos. No se mencionan trabajos de ese tipo en el interior de las cuevas y eso sugiere que fueron usadas como escondite provisional de gente que quería abandonar parte de su carga para desplazarse con rapidez y regresar más adelante a recuperarla.

En el año 68, tras reiterados intentos de rebelión por parte de los judíos, los romanos decidieron aplastar cualquier posibilidad de sedición y se inició la aniquilación de Israel que llevó poco después a la destrucción del Templo de Jerusalén y de toda Israel.

Parece bastante probable que, cuando los romanos iniciaron la destrucción de Jerusalén y el templo, muchos judíos devotos de diversas sectas huyeran de Jerusalén al desierto llevándose los manuscritos que consideraron más sagrados. Los ocultaron en diversas cuevas que encontraron por el camino con la idea de volver más tarde a por ellos. Después, por la razón que fuera, no pudieron regresar a recuperarlos.

De haber pertenecido a los habitantes de Qumram, lo más lógico es que ellos dispusieran de escondites mejor preparados en el mismo asentamiento, y aunque la cueva más cercana está a unos 15 metros por fuera del asentamiento, la mayor parte de las cuevas están mucho más lejos, hasta varios Km.

También es posible, no descarto esa posibilidad, que efectivamente hubiera allí una comunidad religiosa dedicada a la transcripción de manuscritos y la alfarería (porque es indudable que había un taller de alfarería), y cuando fue ocupada por las tropas romanas los habitantes huyeran escondiendo sus posesiones más valiosas en las cuevas cercanas.

Encontrar una habitación con cientos de vasijas y platos puede indicar que es un comedor para una comunidad numerosa o un almacén de un taller de cerámica. La presencia de aljibes para decantar la arcilla y de hornos para cocerla no descarta ninguna de las dos hipótesis. Incluso los tinteros encontrados, pueden haber sido fabricados para usarlos ellos mismos en un escriptorium o para venderlos.

Sencillamente, no hay pruebas irrebatibles de ninguna de las dos alternativas.

Ver Ficha de Los Rollos del Mar Muerto de la serie Enigmas de la Biblia

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies