Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

La Existencia de Dios

Historia Bíblica

Los Mitos del Edén

Abraham y su Descendencia

De Moisés a la Tierra Prometida

El Reino de Judá-Israel

La Vida de Jesús

El Entorno de Jesús

Nacimiento e Infancia

Juan Bautista

La Vida Pública de Jesús

La Vida Privada de Jesús

Semana de Pasión

La Crucifixión

Series sobre Jesús

Jesús de Nazaret

Los Enigmas de Jesucristo

Conspiraciones Bíblicas

Las Conspiraciones de Jesús

La Iglesia Primitiva

Reliquias del Cristianismo

La Biblia

Las Otras Escrituras

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Reconstrucción de la Vida de Jesús, desde la Anunciación a la Crucifixión Un punto de vista cristiano

Creada07-02-2017
Modificada17-05-2017
Total Visitas35
Julio1
Junio3
Mayo2
Abril12
Media Mensual6

Reseña del Documental Jesús de Nazaret

Jesús de Nazaret

Conocemos el Jesús que nos describe la Iglesia a partir de los escritos evangélicos.

Es un Hombre, Hijo de Dios, que vino al mundo para redimir a la humanidad del Pecado Original.

Muy diversas religiones, incluso algunas no cristianas, han dado forma a tradiciones y mitos en torno a la figura de Jesús, y su presencia ha conformado la historia de la Humanidad desde que vivió hasta la actualidad. Sin Jesús no se comprenderían muchos sucesos históricos.

Pero ¿qué es lo que puede decir la Historia sobre el verdadero Jesús, fuera de los mitos y leyendas que a lo largo de los siglos lo han ido adornando hasta hacerlo irreconocible?

Las Fuentes Literarias

Para acercarnos a una visión histórica de Jesús tenemos que comenzar por las primeras fuentes, los Evangelios. Escritos a finales del siglo I y principios del II, entre 30 y 70 años después de los hechos narrados, se puede asumir que tienen una gran fiabilidad histórica.

Otros escritos no son tan fiables. La Ilíada, por ejemplo, fue escrita en el siglo VIII aC pero el ejemplar más antiguo que se conserva es del siglo VIII dC.

El documento evangélico más antiguo que se conserva es un papiro del siglo II que contiene un fragmento del Evangelio de Mateo.

Durante mucho tiempo la Iglesia ha sostenido que todos los textos evangélicos fueron escritos por la inspiración divina del Espíritu Santo, y por tanto entre ellos no podían existir falsedades ni discrepancias. Hoy en día no se piensa de forma tan dogmática, y ante cualquier texto debemos realizar un análisis crítico para determinar si es una trascripción veraz de la doctrina de Jesús o si su autor desarrolló esa doctrina para adaptarla a sus creencias.

Los autores de los cuatro evangelios no se conocían entre sí, pero a pesar de ello existen muchas similitudes en sus textos, en ocasiones con frases idénticas. Para explicarlo se ha sugerido que todos pudieron basarse en un evangelio anterior, ya perdido, conocido como el Documento Q (de Quelle, Fuente), que sirvió como núcleo inspirador a los evangelistas.

Otra fuente histórica es la del escritor judío Flavio Josefo, quien en su libro Antigüedades Judías menciona a Jesús,

En aquellos tiempos vivió Jesús, un hombre sabio, pero no sé si podemos llamarle Hombre. Convirtió a muchos judíos y a muchos gentiles. Era el Cristo.

Lo acusaron muchos de los principales de nuestro pueblo a Pilato, el cual lo condenó a la cruz.

Antigüedades Judías XVIII, 3, 3

Algunos historiadores opinan que este texto es un añadido posterior de un copista cristiano sobre la obra original de Josefo.

También otros escritores como Tácito, Suetonio y Plinio el Viejo mencionan a Jesús. No hablan directamente de él, pero si de sus discípulos y enseñanzas.

Otra fuente histórica es la de los evangelios apócrifos. Desacreditados y perseguidos durante mucho tiempo por la Iglesia, en la actualidad hay historiadores que opinan que algunos textos apócrifos pueden tener un origen muy cercano a la vida de Jesús y recoger tradiciones orales que no fueron recogidas por los canónicos, pero que tal vez tengan cierta veracidad.

Las Fuentes Arqueológicas

También se intenta recabar información arqueológica sobre la época de Jesús y los lugares en los que vivió.

En el Museo Arqueólogico de Jerusalén se conservan numerosos osarios, cofres de piedra en los que se introducían los restos de los difuntos un año después de su muerte, cuando sólo quedaban los huesos.

Un osario contiene la inscripción "Jesús, hijo de José". Otro "Judas, hijo de Jesús". Pero no se pueden interpretar como prueba ya que el nombre de Jesús era muy corriente en el siglo I.

Ver El Hermano Secreto de Jesús

En 2.002 se descubrió un osario con la inscripción "Santiago, hijo de José, hermano de Jesús". Pero algunos expertos sostienen que la segunda parte "hermano de Jesús" fue añadida más tarde del siglo segundo.

El Relato de la Natividad

La historia de Jesús comienza antes de su nacimiento, cuando María está desposada con José pero aún no conviven. Entonces el Arcángel Gabriel se aparece a María y le anuncia que va a quedar en cinta y tendrá un hijo.

Al descubrir su embarazo, José piensa en repudiarla, pero para no desacreditarla decide hacerlo en secreto. Sin embargo, durante la noche sueña con el Arcángel Gabriel que le conmina a aceptar a su esposa.

Por aquellas fechas un edicto de César Augusto ordena hacer un censo en todo el imperio y aunque Judea no forma parte oficial de Roma, Herodes ordena realizarlo también en Judea. Y según las leyes judías, José debe viajar a su ciudad natal, Belén, para inscribirse, cosa que aprovecha para huir del rechazo que está sufriendo en Nazaret por el embarazo prematuro de María.

Pero en Belén también es rechazado por sus familiares y conocidos.

Según Mateo, Jesús nace en una casa, probablemente una casa cueva cálida y acogedora, no una fría gruta expuesta al frío invernal. Según Lucas, Jesús nace en un pesebre, pero tampoco era extraño que durante el invierno los animales durmieran en un establo dentro de la casa.

Y lo atestiguo, Cuando yo era pequeño pasé algunas temporadas en la casa cueva de unos tíos míos de Baza, Granada, y los animales tenían su establo en una habitación de la misma casa, al fondo de la cueva.

¡Y se estaba de calentito...!

No obstante, algunos historiadores piensan que lo más probable es que Jesús naciera en Nazaret, de ahí que fuera conocido como Jesús de Nazaret, pero las referencias a Belén se añadieron posteriormente para identificarlo como el Mesías, que debía nacer en esa ciudad.

Lo cierto es que no sabemos con seguridad ni la fecha ni el lugar del nacimiento de Jesús. Los relatos sobre su infancia sólo están en Mateo y Lucas, y son incompatibles entre sí. Mateo afirma que Jesús fue llevado a Egipto, pero teniendo en cuenta que dicho evangelio fue escrito en Egipto, es posible que su autor incluyera ese viaje para dar importancia a su país. En cambio, según Lucas, después de consagrar el niño en el templo volvieron a Galilea. Y no se menciona ninguna matanza de inocentes ni viaje a Egipto.

Jesús de Nazaret

Muchos cristianos imaginan a Jesús como un cristiano viviendo entre judíos. Olvidan, o no quieren recordar, que Jesús no era cristiano, sino judío. Se crió entre judíos, estudió y asimiló sus escrituras, aprendió y practicó sus costumbres y se preparó para llevar una vida honesta como un judío ejemplar.

Nazaret era en aquella época una aldea de unos 200 ó 300 habitantes, algunos de ellos descendientes de la estirpe de David.

Según Marcos, Jesús se crió en una familia numerosa, con cuatro hermanos y al menos dos hermanas. Según exégetas cristianos, no eran hermanos carnales, sino hermanastros, hijos de José de un anterior matrimonio, o tal vez primos hermanos.

La verdad es que esas son suposiciones de los que defienden la idea de que María fue siempre virgen, nunca tuvo relación carnal con su esposo José y, por tanto, no tuvo más hijos que Jesús. Pero nada en los evangelios afirma tal cosa, y la palabra 'hermanos' escrita en los evangelios no parece ofrecer dudas sobre su interpretación.

La Secta de los Esenios

En 1.947 fueron encontrados gran número de manuscritos escondidos en tinajas en el fondo de varias cuevas en los alrededores de Qumrán, cerca del Mar Muerto. La mayoría de los escritos son anteriores al siglo I y aparte de varias reproducciones de escrituras ya conocidas, existen varios documentos de los que no teníamos conocimiento previo.

En ellos se habla de la secta de los esenios, una orden religiosa que se oponía a los sacerdotes saduceos y fariseos que controlaban el Templo de Jerusalén y que decidieron retirarse a un lugar retirado en el que pudieran practicar sus ritos sin intromisiones.

Existen escritos proféticos que hacen referencia a dos mesías, el hijo de David y un sacerdote que no podrá llegar a ser rey. En el Nuevo Testamento se comprueba que ambas profecías, escritas dos siglos antes, se cumplen en la figura de Jesús.

Sobre los escritos encontrados en Qumrán y su relación con los esenios, recomiendo las reseñas de los libros El Escándalo de los Manuscritos del Mar Muerto y La Polémica de los Mismos, y el documental Los Evangelios Perdidos

El Ministerio de Jesús

Se cree que Jesús fue bautizado por Juan Bautista en el invierno o la primavera del año 28, cuando tenía 33 ó 35 años, no 30 como tradicionalmente se había pensado durante siglos.

Según Juan, Jesús acompañó al Bautista durante varios meses, hasta que se separaron y siguieron caminos diferentes.

Durante un tiempo Jesús vivió en Cafarnaúm, junto al Mar de Galilea, en la casa de la suegra de Pedro. Las excavaciones arqueológicas han encontrado una casa que fue habitada en el siglo I y que podría ser esa casa.

Para escándalo de algunos de sus coetáneos, Jesús se rodeó de discípulos de diversas extracciones sociales que tenían mala reputación, como mujeres y publicanos, recaudadores de impuestos. Comía y vivía con ellos y les predicaba su doctrina sin considerar que su reputación pasada pudiera afectar a su misión evangélica.

También realizó milagros, principalmente de curaciones de enfermos y lisiados. Pero cuando en medio de una multitud le trajeron un lisiado en una camilla, Jesús le dijo: "Tus pecados son perdonados". Para los más estrictos creyentes que le rodeaban eso suponía una herejía, ya que sólo Dios podía perdonar, y Jesús se estaba arrogando una prerrogativa divina.

Jesús también le dijo al paralítico "Levántate, coge tu camilla y vete a tu casa", y el paralítico fue curado e hizo lo que Jesús le había pedido.

Pero la supuesta herejía ya había sido pronunciada y entre los sacerdotes comenzó a arraigar la idea de que las predicaciones de Jesús y el movimiento religioso que había iniciado debía ser detenido.

El mismo Juan Bautista, que en ese momento estaba preso por Herodes Antipas, tuvo dudas sobre si Jesús era realmente el Mesías prometido y envió a sus discípulos para preguntarle. Jesús, como era habitual en él, no respondió directamente pero les encomendó que volvieran a Juan y le contaran lo que habían visto.

Los ciegos ven. Los cojos andan. Los leprosos quedan limpios. Y los sordos oyen. Los muertos resucitan. A los pobres se les anuncia la buena noticia. Y dichoso el que no se escandalice de mí.

Lucas 7,22-23

Poco tiempo después Juan Bautista es decapitado y Jesús recibe la noticia con pesar.

Jesús, Rey de los Judíos

Jesús estaba predicando a una multitud en un paraje desierto, y al atardecer, viendo que no había allí alimento para ellos pidió que se reunieran los alimentos que tuvieran. Reunieron cinco panes y dos peces, y tras bendecirlos Jesús comenzó a repartirlos. Comieron 5.000 hombres que quedaron saciados y al reunir las sobras llenaron doce cestas.

Ante este milagro la multitud lo aclamó como Mesías y quisieron hacerle rey, pero él no quería ser un mesías político y se retiró de la multitud. La aclamación popular fue interpretada por los sacerdotes como un signo de sedición que posteriormente usaron en su contra.

Durante los siguientes meses la predicación de Jesús se realizó casi en privado, lejos de multitudes, pero cuando viajaron a Jerusalén ya había asumido la misión mesiánica y organizó la entrada en la ciudad de forma apoteósica, siendo aclamado como rey.

Al día siguiente expulsó violentamente a los mercaderes del templo y las autoridades del mismo decidieron que debían acabar con él y con el movimiento sedicioso que dirigía. Pero temerosos de la reacción de sus numerosos discípulos esperaron a una ocasión en que Jesús estuviera solo o, al menos en un grupo reducido. Aprovecharon la noche de la cena de pascua, cuando todos los judíos estaban celebrando la salida de Moisés de Egipto, e informados por Judas de dónde se encontraría, enviaron los guardias a detenerle.

El sanedrín no tenía capacidad legal para condenarlo a muerte, así que lo presentaron a Pilato y ante él le acusaron de sedición y de proclamarse ilegalmente rey de los Judíos.

Tras someterlo a tortura y escarnio, fue llevado al Gólgota donde lo crucificaron.

Jesús, el Hombre

Aparte de su faceta mesiánica, Jesús era un hombre, y como tal cometía errores, tenía dudas y cambiaba de opinión.

Una escena que lo ilustra es cuando estuvo en Sidón con sus discípulos y una mujer se acercó a él para pedirle la curación de su hija enferma. Jesús no le hizo caso, pero ante su insistencia los apóstoles le pidieron que la atendiera.

No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de Israel.

Entonces, ella vino y se postró ante él, diciendo:

¡Señor, socórreme!

Y respondiendo él, dijo:

No está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos.

Y ella dijo:

Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus señores.

Entonces, respondiendo Jesús, le dijo:

Oh, mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres.

Y su hija quedó sanada desde aquella hora.

Mateo 15, 22-28

La Última Cena

La última Cena se celebró, con toda probabilidad, la noche del Jueves, 6 de Abril del año 30 en el piso alto de la casa de un conocido de Jesús. Se menciona a 13 comensales, pero no se puede descartar que hubiera más.

El edificio ha desaparecido, pero en la época de los cruzados, éstos construyeron un edificio intentándolo hacer similar al descrito en los evangelios. Grandes propagandistas de la cristiandad, los cruzados construyeron muchos templos y edificios identificándolos con los lugares santos que habían sido visitados por Jesús, con el fin de atraer el turismo religioso hacia Tierra Santa.

La Última Cena en TricliniumEn cuanto a la cena, en aquella época no se estilaban las mesas con sillas alrededor, tal como hoy las conocemos, sino que se comía recostados en divanes alrededor de una mesa en las que se disponían platos comunes.

Durante la cena, Jesús anunció a sus discípulos que uno de ellos le traicionaría y entregaría a las autoridades.

Después bendice el pan y el vino, los ofrece a sus discípulos y les pide que repitan este gesto en conmemoración suya.

El Fin de la Pasión

Al terminar la cena salieron de Jerusalén por el camino de Betania y se detuvieron en un olivar en el huerto de Getsemaní donde se pusieron a orar.

Allí los encontró Judas cuando llegó acompañado de los soldados que detuvieron a Jesús y lo llevaron a la ciudad para ser juzgado.

Según los Evangelios, Jesús fue llevado al Sanedrín, después ante Pilato que lo envió a Herodes. Éste lo devolvió a Pilato que, tras flagelarlo y someterlo a escarnio lo condenó a la cruz. Antes del medio día del Viernes, 7 de Abril del año 30, Jesús inició el camino del Calvario con la cruz a cuestas.

ESO es lo que dicen los evangelios, aunque en aquella época no era costumbre que los condenados a crucifixión portaran una cruz, sino sólo el madero corto que, una vez llegados al Gólgota, sería enganchado en posición horizontal sobre un madero vertical que permanecía allí clavado de forma permanente.

La tradición cristiana siempre ha representado el Gólgota como una pequeña montaña en cuya cima se realizaban las crucifixiones. Pero por registros arqueológicos sabemos que en realidad se trataba de una cantera de donde se extraían rocas para la construcción de los edificios de Jerusalén. Así que es más probable que el escenario de la crucifixión fuera una explanada con escarpadas paredes de piedra tras ella.

En mi opinión

Un hermoso relato de la vida, el ministerio y la muerte de Jesús, descrito según las opiniones de varios religiosos y creyentes cristianos.

Con mucha honestidad describen a un Jesús más humano que divino, y muestran recientes descubrimientos arqueológicos que ponen en cuestión algunos de los dogmas que la Iglesia ha mantenido durante siglos.

La única objeción que pondría es la de las fechas que se afirman con demasiada seguridad. Teniendo en cuenta que la historia está mucho menos documentada de lo que desearíamos, no creo que podamos datar la fecha exacta en que ocurrieron los hechos.

Sencillamente, los investigadores bíblicos han buscado una fecha que "podría encajar" en la historia conocida de Israel, pero no hay ninguna prueba de que la crucifixión no haya tenido lugar en el año 30 o el 33.

Al contrario, si bien durante mucho tiempo se pensó que Jesús había sido crucificado en el 33, algunos historiadores han ofrecido una fecha tan tardía como el 36, el último año de Pilato en Jerusalén.

Como dijo Pilato: ¿Cuál es la Verdad?

Ver Ficha de Jesús de Nazaret

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies