Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Mentes Brillantes

Tecnología Espacial

Inteligencia Artificial y Robótica

La Energía Nuclear

Chernobyl

La Batalla de Chernobil

Chernobil ¿Una Historia Natural?

La Vida Después de Chernobil

Chernobil: 30 Años Después

Fukushima, Una Historia Nuclear

Secretos de Nuestra Era Nuclear

La Promesa de Pandora

El Átomo y Nosotros

Tecnologías Ecológicas

Nanotecnologías

¿Llegaremos a ser Dios?

Inventos

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP18.206.15.215

Datos de Pagina

Reconstrucción del Accidente Nuclear de Fukushima, producido en 2.011  a causa de un terremoto y un tsunami

Creada28-05-2019
Modificada28-05-2019
Total Visitas28
Agosto3

Reseña del Documental Fukushima, una Historia Nuclear

Fukushima, Una Historia Nuclear

El periodista italiano Pío d'Emilia, residente en Japón, nos cuenta su experiencia vivida en directo al producirse un terremoto seguido de un tsunami que asola las costas de Japón y provoca el accidente nuclear de Fukushima.

El 11 de Marzo de 2.011, a las 14:56, se produjo un terremoto de grado 9, el más violento sufrido por Japón en siglos.

El epicentro estaba en el mar, al Nordeste de Japón, y provocó un tsunami de diez metros que inundó las costas internándose en algunas zonas hasta más de 6 Km tierra adentro, arrastrando barcos, viviendas y todo tipo de escombros.

En Japón existen 19 centrales nucleares, pero la que sufrió más daños fue la de Fukushima, 300 Km al Norte de Tokio.

Con seis reactores, se considera una de las más seguras, pese a tener más de 40 años. A excepción del 4, que estaba en parada de mantenimiento, los demás se apagaron automáticamente. El terremoto cortó los cables de suministro eléctrico y se pusieron en marcha los generadores diesel para mantener en funcionamiento los sistemas de refrigeración.

Una hora después llega el tsunami, de 14 m de alto. En la costa hay un dique de 6 metros, que resulta insuficiente y las instalaciones son inundadas. Dos trabajadores mueren ahogados. Los generadores dejan de funcionar. Sin electricidad no funcionan los paneles y nadie sabe lo que está ocurriendo dentro de los reactores.

Para restablecer la corriente en la sala de control, los trabajadores recurren a las baterías de sus coches y compran gran cantidad de baterías en las tiendas cercanas. Al reactivar los monitores descubren que tres de los reactores se están sobrecalentando y el vapor hace temer que estallen. Para evitar la explosión hay que abrir las válvulas, pero el vapor está contaminado por radiación y según los protocolos tienen que pedir autorización al Primer Ministro.

Concedida la autorización, el suministro eléctrico de las baterías es insuficiente para hacerlo de forma remota y las válvulas deben ser abiertas manualmente, pero los manuales técnicos, que nunca habían previsto una eventualidad semejante, no indican cómo proceder.

Se hace un llamamiento a la población para que los que se encuentren a menos de 3 Km se alejen con rapidez.

El Modelo de Reactor Nuclear

Reactor Nuclear de FukushimaLos reactores de Fukushima son del modelo General Electric de 1.978, que funciona como una olla a presión. El Núcleo contiene barras de Uranio que al fisionarse producen radiactividad y calor. El calor convierte el agua en vapor que se dirige a las turbinas en las que se genera la electricidad.

El núcleo está envuelto en muros de hormigón. Todo él está sumergido en una piscina de agua refrigerante y el edificio está reforzado de nuevo con muros y techos de hormigón.

Sal en las Heridas

A las 15:46 del 12 de Marzo, explota el edificio del reactor número 1. Varios trabajadores son heridos, pero tras un examen se comprueba que el reactor no ha estallado, sigue intacto.

Aún existe el peligro de más explosiones, y para refrigerar los reactores se necesita agua, pero el agua potable está agotada y el director de la central decide usar agua de mar.

Al ser agua salada, los sistemas de la central sufrirían daños irreparables que impedirían que pudieran volver a ser usados, y los propietarios de la central prohíben el uso de agua salada, pero el director de la central desoye la prohibición e inunda las cámaras con agua marina.

Los reactores 1, 2 y 3 ya están dañados y el gobierno envía un equipo especializado de bomberos. Nada más llegar los bomberos, una explosión destruye el techo del edificio 3 dañando también al edificio 4.

Propaganda e Intereses Económicos

Las autoridades USA lanzaron mensajes tranquilizadores asegurando que los reactores eran seguros. Pero al mismo tiempo las autoridades de Francia lanzan mensajes contrarios, asegurando que se avecina una catástrofe nuclear.

Hay motivos políticos y comerciales. Todas las centrales de Japón han sido construidas por empresas USA. Los franceses piensan que si estas centrales quedan desacreditadas, los japoneses podrían comprar nuevas centrales con tecnología francesa de última generación, que según ellos serían más seguras.

Al Borde de la Catástrofe

Una tercera explosión en el reactor 2 hace perder las esperanzas al equipo. En esta ocasión los daños no se han producido en el edificio, sino en el reactor. Los propietarios de la empresa se plantean evacuar a todo el personal, pero el abandono de las instalaciones llevaría a la fusión del núcleo de todos los reactores, provocando una catástrofe de consecuencias inimaginables.

Cediendo a las presiones del gobierno, la empresa deja un equipo de 50 hombres que permanece en la instalación para intentar controlar los daños.

Un dron que sobrevuela las instalaciones detecta fuertes dosis de radiación y descubre que el agua de la piscina del reactor 4 se está evaporando y las barras de combustible que habían sido extraídas y aún están calientes podrían quedar expuestas al aire libre. Se ordena al ejército que, con helicópteros, recojan agua del mar y la viertan en las piscinas de refrigeración. Pero el fuerte viento impide hacerlo con eficiencia y se decide usar cañones de agua desde el exterior, apuntando hacia las piscinas.

La situación es desesperada y en previsión de una catástrofe las autoridades deciden la evacuación de toda la población en 20 Km a la redonda.

El Milagro del Reactor 4

Una semana después del terremoto, la situación empieza a aliviarse. El nivel de las piscinas se mantiene elevado y la radiación desciende hasta unos niveles menos peligrosos.

Nadie sabe por qué, sin razón aparente, el peligro del reactor 4 ha pasado. Sólo varios meses más tarde se averigua el motivo.

El reactor está en el fondo de una piscina llena de agua. Al lado hay otra piscina separada por un muro y una compuerta. Cuando se detuvo el reactor, antes del terremoto, para cambiar las varillas de combustible gastado, ambas piscinas se llenaron al mismo nivel con el fin de abrir las compuertas y que las grúas trasladasen las varillas extraídas a la piscina adjunta, siempre bajo el agua.

Cuando se produjo el terremoto, ambas piscinas estaban separadas y el calor del reactor fue evaporando el agua de su piscina. De haberse evaporado por completo, el material radiactivo hubiera quedado expuesto contaminando el aire y se hubiera extendido por todo el país arrastrado por los vientos. Millones de personas podrían haber muerto o enfermado por la contaminación radiactiva.

Pero cuando la situación estaba en su punto más alto de peligro, la válvula que controlaba la compuerta se rompió y el agua de la piscina adjunta inundó la del reactor, evitando la catástrofe.

Para muchos, esta rotura accidental de la compuerta fue un auténtico milagro.

Consecuencias Políticas

Pero el uso de agua salada en los conductos de refrigeración de los reactores ha provocado filtraciones y un vertido de 11.000 T de agua radiactiva al mar, provocando una honda preocupación en el resto del mundo.

El primer ministro fue acusado de gestionar mal la catástrofe y presentó la dimisión. También dimitió el director de la empresa eléctrica.

En los siguientes meses se apagaron los 54 reactores nucleares de Japón para llevar a cabo tareas de mantenimiento de emergencia. Durante un tiempo se habló de sustituirlos por centrales de energías renovables, pero el nuevo Primer Ministro decidió que se abrirían de nuevo.

Una ola de indignación y protestas sacudió el país.

Consecuencias Biológicas

Las consecuencias de la catástrofe fueron numerosas. Cientos de miles de personas de las ciudades más cercanas fueron evacuadas y realojadas en campamentos provisionales. Muchos aún siguen en ellos.

Con el terreno contaminado, la producción agrícola fue abandonada, aunque hubo agricultores y ganaderos que falsificaron los certificados de origen de sus productos para hacer creer que procedían de zonas más lejanas, libres de contaminación.

Los animales domésticos abandonados como perros y gatos aún deambulan por la zona y grupos organizados acuden de vez en cuando para alimentarlos. Los animales de granja murieron en su mayoría de hambre.

El gobierno estableció una zona de exclusión en la que estaba prohibido el acceso. Los terrenos en los que hubiera una radiación superior a un microsievert por hora quedaron prohibidos. Al principio esta zona correspondía al radio de 20 Km de la central, pero con el tiempo se ha ido adaptando a las mediciones. En algunos puntos cercanos la radiación es menor, pero aún a mayores distancias se encuentran zonas calientes, con tasas de radiación incompatibles con la vida humana.

Las autoridades dan permisos restringidos de una hora para que los propietarios puedan acudir a sus viviendas a recuperar propiedades valiosas.

La Bomba de Bikini

En 1.954 el ejército USA llevó a cabo un experimento en secreto, la explosión de una Bomba de Hidrógeno en el atolón de Bikini, en el Océano Pacífico.

Los militares subestimaron la magnitud de la explosión que fue tres veces mayor de lo que esperaban.

No se indica, pero es conveniente hacerlo, que la Bomba de Hidrógeno, por sí sola, no genera contaminación radiactiva, pero para iniciar la fusión del Hidrógeno hacía falta tanta energía que se tuvo que hacer explotar una Bomba de Uranio, que fue la que generó la radiactividad.

Un pesquero japonés se vio afectado por la radiación. Los 23 tripulantes tuvieron que ser hospitalizados de inmediato. El radiotelegrafista del pesquero murió a los pocos meses debido a la radiación. En la pesca de atún en el Pacífico se detectaron dosis de radiación.

El pueblo japonés, de forma masiva, se manifestó en contra de la energía nuclear.

Un magnate de los medios de comunicación, propietario de periódicos y una cadena de televisión, opinaba que la prosperidad de Japón dependía de mantener buenas relaciones con USA y con su industria, e inició una campaña defendiendo la Energía Nuclear.

Al cabo de algunos años logró vencer a los movimientos antinucleares y convencer a la mayoría de los japoneses de las bondades de la Energía Nuclear.

En 1.954 el presidente Eisenhower había lanzado el proyecto Átomos para la Paz, promoviendo el uso de la tecnología nuclear con fines pacíficos, y en 1.956 se celebró un simposio en Hiroshima para fomentarlo.

La Catástrofe Pendiente

Los gitanos nucleares son obreros que realizan trabajos de descontaminación en las ruinas de Fukushima. Se les paga un salario mínimo, de unos 4 $ por día y con el fin de trabajar más horas manipulan sus contadores y medidores de radiación.

 

 

Los propietarios de la central tardaron dos meses en reconocer que se había producido la fusión de los reactores. Durante ese tiempo solo informaban que se habían producido "daños", si aclarar la gravedad de la situación.

El edificio del reactor 2 fue el único que quedó intacto, pero fue el origen de las fugas más peligrosas. La base del reactor fue destrozada y el agua refrigerante se infiltró e inundó los sótanos del edificio. Cada día se vertieron toneladas de agua contaminada con radiactividad al océano.

Debido a las altas dosis de radiactividad, no es posible acercarse a examinar el fondo del reactor. Incluso los robots son afectados por las radiaciones y dejan de funcionar al acercarse. Nadie sabe cuánto hormigón separa el combustible nuclear del terreno y los acuíferos, ni siquiera si queda algo.

Las partículas radiactivas vertidas al océano son ingeridas por el plancton, y éste por los peces, hasta llegar a la cima de la cadena alimenticia: Nosotros.

Las consecuencias sanitarias para la humanidad aún no se conocen, pero podrían ser terribles.

Un Incierto Futuro

La catástrofe de Fukushima ha cambiado la opinión de muchos japoneses sobre el uso de la Energía Nuclear.

Cada vez necesitamos más electricidad para satisfacer nuestras necesidades y deseos, y de las posibles fuentes de generación eléctrica tenemos que elegir aquellas que sean más seguras y económicas.

Utilizar las energías renovables es insuficiente, las demás son contaminantes y la nuclear se ha revelado como muy peligrosa.

La Energía de Fusión de Hidrógeno sigue siendo un sueño que no sabemos cuándo será posible, o siquiera si será posible.

El futuro de la Energía es un futuro incierto.

En mi opinión

La primera parte del documental es muy interesante y describe con bastante detalle los sucesos conforme se fueron produciendo.

La segunda parte es más generalista y no da información sobre cuánta gente fue afectada por la radiactividad ni los daños, enfermedades, muertes o mutaciones que se han producido hasta ahora.

El milagro de la avería de la válvula del reactor 4 está contado al final. Yo he preferido intercalarlo en la narración, en el momento en que ocurrió.

Y la presencia del periodista Pío d'Emilia es totalmente superflua y prescindible. No aporta nada al relato excepto miedos y temores.

Por último, no me gusta nada la expresión 'Gitanos Nucleares' para referirse a los obreros que realizan los trabajos más peligrosos del mantenimiento de una central. Me parece peyorativo y racista, pero así es como los llaman en el documental y en varios artículos que he leído sobre el tema. Yo creo que es ofensivo y no me gusta.

En conjunto es un documental bastante bueno y recomendable, aunque hay que estudiar más el tema, muy controvertido y en el que aún tendremos mucho que decir.

Ver Ficha de Fukushima, una Historia Nuclear

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies