Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

Egipto

El Imperio Antiguo

Las Pirámides de Egipto

El Misterio de las Pirámides

La Pirámide de Keops Revelada

El Diario de Merrer

El Enigma de Keops

Pirámides

Las Pirámides

La Esfinge de Giza

La Revelación de las Pirámides

El Fin de la Era de las Pirámides

Egipto: Imperio Calcinado

El Imperio Medio

El Imperio Nuevo

El Último Imperio

La Sociedad Egipcia

Grecia

Roma

Asia

América

Varias Civilizaciones

Ciencia y Tecnologías de la Antigüedad

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP18.232.124.77

Datos de Pagina

El arquitecto francés Jean Pierre Houdin nos propone la teoría de que las pirámides se construyeron con rampas interiores para subir las piedras.

Creada02-12-2014
Modificada04-10-2017
Total Visitas1371
Agosto34

Reseña del Documental El Enigma de Keops

El Enigma de Keops

Después de la construcción de la pirámide escalonada del faraón Zoser, el faraón Esnefru y sus sucesivos descendientes construyeron a lo largo de un siglo las mayores y más perfectas pirámides de caras lisas de todas las existentes en Egipto.

Las pirámides estaban revestidas de paramentos de piedra caliza de un blanco resplandeciente, pero a lo largo de los siglos gran parte de esas piedras fueron saqueadas para la construcción de templos, palacios y mezquitas en El Cairo y otras ciudades cercanas.

La de Kefrén fue la última pirámide de gran tamaño. Después Egipto sufrió un cambio climático con pertinaces sequías que provocaron revoluciones, guerras civiles y numerosos conflictos bélicos que sumió el imperio egipcio en la decadencia. El secreto de la construcción de las grandes pirámides desapareció.

Recientemente se han encontrado las zonas donde trabajaban, vivían y eran enterrados los obreros de las pirámides y se ha comprobado que no eran esclavos como siempre se había pensado sino trabajadores libres que vivían en casas confortables, eran bien alimentados con carne, pescado y cerveza y eran curados de las lesiones y fracturas que pudieran sufrir en su trabajo.

Y estaban orgullosos de trabajar para conseguir la inmortalidad del Faraón.

Pero en todas las excavaciones no se ha encontrado ninguna pista sobre cómo fueron construidas las grandes pirámides.

El Enigma de la Construcción de las Pirámides

El historiador griego Herodoto, en el siglo V aC hablaba de máquinas de palancas de madera puestas en los escalones de la pirámide con las que se subían las piedras, una a una, desde un escalón al siguiente.

Los egiptólogos han imaginado rampas gigantescas que llegaban hasta la cumbre, pero esas rampas hubieran sido una construcción muchísimo más voluminosa que las mismas pirámides.

También imaginaron una rampa rodeando la pirámide conforme se elevaban las capas de la misma.

Pero lo cierto es que no se ha encontrado ningún resto arqueológico, papiro ni grabado que muestre cómo elevaban las piedras hasta la cima de la pirámide.

En Enero de 1.999, el arquitecto francés Jean Pierre Houdin se propone resolver este misterio partiendo de una teoría de su padre, ingeniero de obras públicas. Éste pensó que la rampa utilizada para subir las piedras de las pirámides se iba construyendo por el interior de la misma conforme se iban elevando las capas.

La rampa se iniciaba desde la base de la pirámide con una inclinación no mayor de 7 grados. Al llegar cerca del final del lado de la pirámide se dejaba una plataforma con espacio suficiente para girar las piedras y se iniciaba otra rampa en ángulo recto. Conforme la pirámide ganaba altura las rampas eran techadas pero siempre manteniendo abiertas las plataformas de las esquinas con el fin de permitir que circulara el aire por ellas.

En el interior de la Gran Pirámide

La Entrada Principal de la pirámide se encuentra a unos veinte metros de altura, más o menos en la mitad de la cara Norte. Unos siete metros por debajo de la entrada se encuentra la entrada de los ladrones, excavada por el califa Mamun en el año 850 para saquear sus tesoros. Es la entrada usada habitualmente por los turistas.

Desde la Entrada Principal desciende una rampa pronunciada hasta la cámara subterránea, en el centro de la pirámide pero a unos 25 metros por debajo de la base, excavada en la roca.

A unos 20 metros de la entrada hay una bifurcación de la que parte otra rampa, esta hacia arriba en una pendiente del 50%, que llega hasta la cámara del Rey.

Inicio del Pasadizo de la Reina en la Pirámide de KeopsA unos 40 metros de distancia hay una bifurcación vertical. La rampa continúa subiendo por los lados, pero por el centro sale también un pasillo horizontal que va a dar a la Cámara de la Reina.

Gran Galería de la Pirámide de KeopsContinuando por las rampas laterales, y una vez pasada la bifurcación de la cámara de la Reina, se llega a la Gran Galería.

Continúa la misma rampa a lo largo de otros 45 metros. El techo se ha elevado hasta los ocho metros con las paredes cerrándose unos centímetros en cada hilera de piedras.

En la parte inferior del pasillo hay dos bancadas que recorren los 45 metros de la Gran Galería y a intervalos regulares hay 28 ranuras en la bancada. No se conoce una explicación para esta estructura.

Al final de la Gran Galería se encuentra un pasillo de un metro de alto por el que se accede a la Cámara del Rey.

Cámara del Rey. Pirámide de Keops.Esta cámara mide 20X10X10'1 codos (10'46X5'23X5'28 metros), está construida con rocas de granito rectangulares perfectamente ensambladas. Entre ellas no queda ninguna ranura por la que pueda introducirse ni una hoja de afeitar.

El techo de la sala está cubierto con grandes losas de granito de 60 Toneladas cada una. Para evitar que sobre ellas descargue el peso de la parte superior de la pirámide, hay cinco techados horizontales más y sobre ellos otro techado a dos aguas para distribuir el peso hacia los lados de la cámara. Sobre este techado hay 85 metros de piedras hasta la cima de la pirámide.

A pesar de la precisión de la construcción, algunas de las losas se agrietaron y los constructores tuvieron que cavar un túnel desde la parte superior de la Gran Galería para acceder a los entretechos de la Cámara del Rey.

Las Teorías Imposibles

Jean Pierre examina diversas teorías propuestas anteriormente para ver sus posibles inconvenientes. Una rampa externa recta, para que no fuera demasiado inclinada tendría que ser MUY larga, y tendría que ir haciéndose cada vez más larga conforme la altitud de la pirámide fuera creciendo. Según el material usado para la construcción de la rampa, su base acabaría siendo más ancha que la propia pirámide y su volumen llegaría a ser diez veces mayor que aquella. Esta teoría queda totalmente descartada.

La rampa exterior rodeando la pirámide, plantea aún mayores dificultades. No hay forma factible de sujetar esa rampa a los lados de la pirámide, la rampa se desmoronaría por la fachada. Para tirar de los bloques de granito de 60 toneladas harían falta 600 obreros tirando del trineo que los transportara. ¿Cómo sortearían las esquinas? Y si se construyese esta rampa no sería posible alinear visualmente las piedras.

Las caras de las pirámides son perfectamente lisas, sus aristas perfectamente rectas. Para conseguir esa exactitud sólo podría hacerse visualmente y con cuerdas tensadas, mirando desde la base de la pirámide para dar indicaciones a los obreros de las esquinas de la dirección en la que tenían que desplazar las piedras o desde arriba, buscando la alineación visual con la parte inferior de la pirámide. Con una rampa rodeando la pirámide esto hubiera sido imposible y las aristas y las caras habrían quedado desalineadas sin posibilidad de ser corregidas al desmontar la rampa.

La Teoría de la Rampa Interna

Jean Pierre propone que se pudo hacer una rampa recta, desde el Sur de la Pirámide, construida con bloques de piedra, que llegase hasta un tercio de la altura de la pirámide, 43 metros, con una inclinación de 7º. Esto permitiría construir dos tercios del volumen de la pirámide y llevar los grandes bloques de granito de la cámara real.

Rampa Interior de la PirámideParalelamente, en otro punto de la base, se inicia una rampa interna con la misma inclinación por la que se introducen las piedras de menor tamaño. Conforme el nivel de la pirámide va subiendo, la misma rampa interna se va techando para completar las caras exteriores de la misma. Las esquinas quedan abiertas para facilitar el giro de las piedras con palancas y permitir la circulación del aire.

Después de colocar las grandes losas de granito de la cámara del Rey, la rampa exterior es desmontada y sus piedras son reutilizadas para completar la parte superior de la pirámide, subiéndolas por la rampa interior.

Las Evidencias de la Teoría

A 15 Km al sur de El Cairo se encuentra un templo en ruinas dedicado al Sol construido 100 años después de la pirámide de Keops. Fue destruido a finales del siglo XIX para usar las piedras en la construcción de edificios en El Cairo, pero hay un plano hecho por un arquitecto antes de su desmantelamiento y quedan restos del edificio. En los planos se puede ver que existía una rampa interna similar a la propuesta por Jean Pierre, y en las ruinas aún se puede ver el primer tramo de la misma junto con varias losas que formaban parte del techo de la rampa. Esto demuestra que la técnica de la rampa interna era conocida y utilizada en los tiempos de Keops.

Examinando la pirámide truncada de Zoser se puede ver que las rocas de caliza blanca del revestimiento son mucho más grandes que las del interior de la pirámide, llegan a 4 ó 5 toneladas y dos metros de profundidad.

Según Jean Pierre el revestimiento se colocaba en primer lugar, se ajustaba perfectamente a las rocas inferiores y laterales y se alisaba y pulía la cara visible alineándola con las caras y aristas inferiores. Después de colocar cada hilera, en el interior se colocaban las piedras de relleno, más pequeñas, de menos de 2 Toneladas. Las piedras adyacentes al revestimiento se ajustaban con precisión, pero las más interiores se dejaban con las caras más bastas, quedando ranuras entre ellas que se rellenaban con fragmentos y escombros.

La teoría parece cada vez más plausible, pero hace falta encontrar pruebas.

Decoloración de las paredes de la pirámideObservando con atención una de las caras de la pirámide de Keops se puede apreciar una decoloración en las rocas de la fachada. Esta decoloración se manifiesta en dos líneas paralelas inclinadas un 7%.

Eso podría indicar que tras esas zonas la pirámide no es maciza sino que contiene un pasillo que ha permitido que al cabo de 4.600 años esas rocas se distingan, bien sea por el calor o por la humedad, del resto de la cara de la pirámide.

En 1.986, un equipo de investigadores hizo un estudio microgravimétrico para analizar las variaciones de densidad de la Gran Pirámide con el fin de detectar si existían cámaras y huecos que los arqueólogos aún no hubiesen localizado.

No detectaron ninguna cavidad en el interior de la pirámide pero sí vieron que en las zonas cercanas a las caras exteriores había zonas de baja densidad que tenían una estructura ascendente en espiral. Al no imaginar que pudieran haber rampas internas cerca de las paredes de la pirámide, no pudieron dar una explicación para este hallazgo y no le dieron mayor importancia.

Lo que sí detectaron es que la pirámide tenía una masa un 15% inferior a la que tendría si la pirámide estuviera completamente llena de piedras. Tampoco encontraron explicación a este descubrimiento.

Jean Pierre piensa que esa es una prueba irrefutable de su teoría pero quiere encontrar pruebas más tangibles.

Siguiendo la trayectoria de una de las líneas fantasma, en una de las aristas de la pirámide hay un pequeño derrumbamiento. Jean Pierre piensa que esa podría ser una de las plataformas de las esquinas donde se giraban las piedras.

Un egiptólogo colaborador de Jean Pierre consigue un permiso de las autoridades y sube a ese derrumbe, donde encuentra una inesperada habitación. No está preparado para este hallazgo y no lleva herramientas que le permitan hacer más que unas pocas observaciones.

La cámara no parece estar unida a pasadizos inclinados y es demasiado pequeña para que en ella se pudieran maniobrar las piedras. No parece formar parte del sistema de rampas imaginado por Jean Pierre, pero ¿qué sentido tiene esta pequeña cámara?

La Gran Galería

Volviendo a examinar la Gran Galería, Jean Pierre piensa que esta se construyó como una pasarela en la que existía un sistema de contrapesos que ayudaría a elevar las rocas de granito de la cámara del Rey.

¡La Gran Galería era una grúa!

Para arrastrar piedras de 60 Toneladas en una pendiente de 7% harían falta 600 obreros tirando de las cuerdas, pero con un sistema de contrapesos en una rampa de 45º el número de obreros necesarios podría ser bastante menor. Aproximadamente la sexta parte.

En la Gran Galería, de 45 metros de largo e inclinada 45 grados, existiría una especie de plataforma montada sobre ruedas que rodarían por la bancada inferior de las paredes. Cada metro y medio había una ranura en la bancada en la que se podrían encajar y sujetar las vigas que harían de raíles.

La plataforma, vacía, se subiría hasta el extremo superior. Allí se engancharía con cuerdas que llegarían hasta la rampa exterior, por donde habían de subir los bloques de granito de 60 Toneladas. En la plataforma subirían unos cien obreros que harían de contrapeso y de esa forma los grandes bloques podrían subir por la rampa exterior unos 30 metros con el esfuerzo de sólo unos 100 hombres tirando de las cuerdas.

Al estar la gran galería inclinada 45º, la fuerza de tracción ejercida por el peso de 100 hombres es similar a la fuerza de 600 en la rampa de 7º por la que debían subir las grandes rocas de la Cámara del Rey.

Una vez subidos esos 30 metros, los hombres saldrían de la plataforma y la volverían a subir, acortando la cuerda y volviendo a repetir el proceso.

No descarto la posibilidad de que la barquilla de la Gran Galería fuera algo más sofisticada.

Imagino una serie de cuerdas que recorran la Gran Galería a través de la barquilla y en ella un sistema de engranajes manejados con tornos que por la fuerza de unos pocos obreros haría subir la barquilla cuando está vacía y, cuando tiene que realizar la fuerza de tracción el sistema de tornos y los mismos obreros montados en la barquilla, tirarían de las cuerdas hacia abajo. Esa fuerza se transmitiría a las cuerdas que hay por la parte superior de la barquilla que llegarían a la rampa de 7º donde se encuentra la roca de 60 T.

La reconstrucción virtual

De regreso a Francia, Jean Pierre se pone en contacto con una empresa de diseño gráfico en 3D especializada en realidad virtual para comprobar la factibilidad de su teoría.

El resultado es una magnífica película virtual en la que se llevan a cabo, paso a paso, todas las fases de la construcción y al mismo tiempo se resuelven dos misterios que aún quedaban por descubrir.

El motivo de que las losas superiores de la cámara del Rey se agrietaran fue que la base de la sala, en su extremo sur, cedió tres centímetros por el peso. Eso provocó una tensión en las columnas superiores que las llevó casi al punto de ruptura del granito provocando su agrietamiento.

En cuanto a la pequeña habitación de la arista de la pirámide, debió cerrarse cuando la rampa interna dejó de ser necesaria, pero entre las piedras queda suficiente holgura para que en futuras visitas se pueda introducir una cámara térmica con la que, si la teoría es correcta, se podrán fotografiar las rampas internas.

Jean Pierre Houdin está completamente convencido de que su teoría es correcta y que los hallazgos realizados, la rampa interna del templo solar del Cairo, el estudio gravimétrico de la densidad de la pirámide, la reconstrucción infográfica y muchos indicios más, son pruebas irrefutables de ello.

En mi opinión

La teoría es genial y es posible que sea cierta, pero hasta que no se encuentren físicamente esas rampas interiores no habrá una seguridad completa. Además las evidencias son muy pocas, sólo un estudio gravimétrico poco preciso y una decoloración de las piedras que, a pesar de lo que afirma el documental, es casi imperceptible.

Sí es importante hacer notar que el sistema de contrapesos para subir las piedras también fue sugerido hace años por un arquitecto español, del que lamento no conservar el artículo que leí en una revista de arquitectura, sólo que él suponía que las piedras se elevaban desde la base con trineos tirados con cuerdas que ascendían por la misma pared inclinada de la pirámide mientras que el contrapeso era otro trineo en la cara opuesta en el que subían varias decenas de obreros mientras que otros, en la plataforma superior, tiraban de las cuerdas. Esto podría servir para las piedras más pequeñas, pero para las grandes losas de granito haría falta tal cantidad de gente en los trineos que la operación resultaría bastante más difícil.

La acusada inclinación de 45º de la Gran Galería y la inclinación mucho menor de la rampa exterior, sólo 7º, permite que con menos peso en la plataforma de contrapeso se pueda elevar un peso bastante mayor por la rampa exterior de la pirámide.

La teoría de Houdin me parece acertada, pero sigo pensando que incluso por la rampa interna sería más fácil trasladar las piedras con contrapesos que con la fuerza bruta de los obreros.

¿No sería posible que en cada esquina de la rampa interna hubiera un sistema similar al de la Gran Galería para subir las piedras aprovechando la mayor inclinación de la cara lisa de la pirámide?

Por último, Houdin afirma que el revestimiento se colocaba en primer lugar y luego se colocaban las piedras del relleno, pero eso tiene una dificultad que no se menciona.

Si las rocas del revestimiento se tienen que alinear perfectamente, se tiene que recurrir a un aparato de nivel con la base inclinada que permita ajustar la inclinación de las piedras de las caras y aristas de la pirámide.

El aparato de nivel dará una cierta precisión, pero no absoluta. Podría haber errores de uno o de medio grado. Para paliar esos errores se utiliza la alineación visual. Nos colocamos en una esquina y miramos a lo largo de la arista para comprobar que está recta.

Ahora situaros mentalmente en la construcción de la pirámide cuando ya se han levantado unas veinte hileras.

En las cuatro esquinas hay cuatro equipos dirigidos por cuatro capataces. Conforme se van levantando las hileras se usan escuadras de nivel para comprobar la inclinación de las piedras.

Cada uno de los cuatro capataces está trazando una línea perfectamente recta por la cual están creciendo las cuatro esquinas de la pirámide.

Pero ¿qué garantías hay de que las cuatro líneas rectas van a coincidir en un mismo punto en la cima de la pirámide?

Cada uno de los cuatro capataces estaría usando sus guías y escuadras de nivel, pero no pueden usar referencias visuales puesto que allí arriba no hay nada a lo que mirar, salvo alguna nube o algún buitre.

Basta que haya un error de unos pocos milímetros para que al cabo de los 220 metros que han de medir las aristas, éstas puedan desviarse uno o dos metros hacia cualquier dirección, izquierda, derecha, arriba o abajo.

Y ese error no se podría detectar hasta que la construcción de la pirámide estuviese MUY avanzada, con lo que para corregir el error habría que "torcer" las aristas para que coincidiesen en la cúspide.

Esto no ha ocurrido, y la única explicación que se me ocurre es que primero se construyó la pirámide en basto. Después se colocó la punta de la pirámide y, utilizando esa punta como referencia visual se comenzaron a colocar desde la base las grandes piedras del revestimiento.

No se me ocurre otra forma de que las aristas coincidan en el mismo punto de la cima de la pirámide.

Ver Ficha de El Enigma de Keops

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies