Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Historia General

La Prehistoria

La Edad Antigua

Egipto

El Imperio Antiguo

El Imperio Medio

El Imperio Nuevo

El Último Imperio

Cleopatra

Cuando Roma dominó Egipto

La Sociedad Egipcia

Grecia

Roma

Asia

América

Varias Civilizaciones

Ciencia y Tecnologías de la Antigüedad

La Edad Media

La Edad Moderna

La Edad Contemporánea

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.231.229.89

Datos de Pagina

Entre el Nilo y el Mar Rojo transcurría una importante ruta comercial que, a través del Océano traían desde la India las mercancías que enriquecieron al Imperio Romano.

Creada01-12-2014
Modificada21-05-2017
Total Visitas802
Diciembre6

Reseña del Documental Cuando Roma dominó Egipto

Cuando Roma dominó Egipto

Documental producido por Discovery Channel en el año 2.008 en el que el Profesor Steven Sidebotham, de la Universidad de Delaware, nos presenta los hallazgos realizados en el Desierto Arábigo de Egipto, entre el Nilo y el Mar Rojo, que muestran la ruta de las mercancías que, procedentes de la India, contribuyeron a enriquecer la época dorada del Imperio Romano.

La Conquista de los Romanos

En el año 50 aC Cleopatra fue coronada reina de Egipto y se casó con su hermano de 11 años, Ptolomeo XIII.

En el año 30 aC, tras perder la batalla de Accio, Cleopatra y Marco Antonio se suicidaron. El vencedor de la contienda, Octavio, se apropió de los tesoros de Cleopatra y después de conquistar Alejandría se expandió Nilo arriba para conquistar las tierras más ricas del Sur de Egipto.

Se construyeron miles de Km de calzadas romanas y se establecieron centenares de acuartelamientos protegiendo los caminos y las minas de Oro, Amatistas y Esmeraldas de las montañas entre el Nilo y el Mar Rojo.

Egipto empezó a explotar las minas de oro desde mucho tiempo atrás. Para introducirse en las angostas galerías utilizaban enanos, que eran muy apreciados por ese motivo.

La técnica para extraer el oro era machacar las rocas, extenderlas sobre una piel de carnero y empaparla en agua. El oro, más pesado que la arena, se quedaba entre los pelos de la piel y luego eran extraídos a mano. Puede ser que aquí naciera el mito del Vellocino de Oro.

Pozo Romano en EgiptoCon mayores conocimientos arquitectónicos, los romanos buscaron los oasis usados por los beduinos y excavaron pozos de gran profundidad reforzándolos con ladrillo y mortero y con una escalera de caracol por su entorno con el fin de llegar hasta la capa freática y tener un suministro constante de agua.

Gracias a ello pudieron aumentar la productividad de las minas en esa zona desértica.

Las Ciudades de las Minas

Junto a Mons Smaragdus, la Montaña de la Esmeralda, se encuentra la ciudad de Sikait, en cuyos restos arqueológicos se han encontrado unas 150 casas. Allí vivieron durante siglos las familias de los obreros de las minas de esmeralda. En las faldas de las montañas se han encontrado miles de angostos y peligrosos pozos mineros.

Las esmeraldas eran enviadas a Roma donde eran muy apreciadas como joyas femeninas. Nerón tenía una esmeralda que usaba como un catalejo para observar las justas de gladiadores en el coliseo romano.

En un valle inhóspito y casi inaccesible se encuentra una ciudad cuya existencia resulta un misterio. Fue construida en la época romana, probablemente sobre el siglo III dC. Allí existieron doscientas casas y hay un cementerio cercano con más de 500 tumbas. Las casas fueron construidas de forma lujosa y por los restos encontrados parece que toda la ciudad estaba habitada por romanos ricos. Pero ¿qué podía ser lo que atraería a la gente a vivir en un lugar tan inhóspito?

A unos cientos de metros de distancia, en la cima de una casi inexpugnable roca se encuentra una fortificación romana. Subir hasta ella es una tarea peligrosa, aún con la guía de un escalador experto, y sin embargo los soldados romanos deberían hacer esa subida todos los días.

Berenice, Centro de Comercio Internacional

Atravesando el desierto se llega a la costa del Mar Rojo. Allí estaba la ciudad de Berenice, un rico emporio comercial en la época romana, hoy desierto e inhóspito. Allí se han encontrado más de 20.000 restos arqueológicos, entre ellos zafiros y perlas de gran valor. También se han encontrado trozos de muros con textos en los que se mencionan a diversos personajes romanos, entre ellos el emperador Vespasiano.

En la cima de la más alta colina de Berenice se encuentra un templo dedicado al dios Serapis. El templo estaba construido con resplandecientes rocas de caliza blanca que serían visibles desde mucha distancia atrayendo los barcos al puerto. En su interior se han encontrado dos vasijas, cada una con más de siete Kg de granos de pimienta, que en aquella época tenía más valor que su propio peso en oro.

Periplo por el Mar de EritreaLa pimienta es originaria del Oeste de la India, y hay un documento conocido como Periplo por el Mar de Eritrea, una guía para los navegantes donde se aconseja qué productos llevar, cómo viajar hasta la India y qué mercados son más favorables para comerciar. Si un barco partía de Berenice en Septiembre y aprovechaba los vientos del monzón podría llegar a la India en 45 días.

El comercio con Yemen, Pakistán y la India fue muy intenso durante varios siglos de la dominación romana y en los vertederos de la ciudad se han encontrado numerosos restos de cerámica y papiros con escrituras en griego, latín, copto (hablado en Egipto), palmirense (Siria), Tamil (sur de India) y hasta 11 idiomas distintos.

A mitad de camino entre Coptos y Berenice se encuentra una cantera de la que se extrajeron muchas piedras para los monumentos egipcios. En ella los antiguos egipcios dejaron muchos grabados jeroglíficos, y esa costumbre fue seguida por muchos de los que hicieron el viaje a Berenice, encontrándose inscripciones de conocidos comerciantes romanos y mensajes dedicados a otras personas.

Cuando las mercancías de la India y otros países aledaños llegaban a Berenice, cruzaban el desierto hasta Coptos y embarcaban río abajo hasta Alejandría, la segunda ciudad más grande del imperio después de Roma. Desde allí iban a la capital del imperio para satisfacer los lujos de la decadente Roma.

Impuestos y Decadencia

El geógrafo romano Estrabón, en el siglo I, escribió que cada año 120 barcos de 75 toneladas hacían la ruta a la India para traer especias, perfumes y telas. Se estima que en dinero actual representaría una fortuna de 8 Billones de Euros, de los que el gobierno romano recaudaba un 25% de impuestos.

Una piedra encontrada en Coptos, en la orilla del Nilo, datada en el año 90, muestra las tarifas de paso para hacer el viaje de dos semanas a través del desierto hasta Berenice. Un burro debía pagar el equivalente actual de 20 euros. La esposa de un soldado romano, 75 euros. Un artesano 150 y una prostituta 2.000 Euros. Nadie podía escapar de los impuestos.

En el siglo V el imperio romano estaba asediado por numerosas luchas intestinas e invasiones desde todos los frentes. Las minas de oro y esmeralda se fueron agotando y los barcos mercantes dejaron de llegar a Berenice, que acabó siendo abandonada e invadida por la arena del desierto.

Los ejércitos árabes invadieron Alejandría y Egipto en el 646 y los romanos tuvieron que abandonar su mayor fuente de riquezas.

En mi opinión

Ocho billones de Euros me parece una cantidad desorbitada, ocho veces el PIB de España, y temo que pueda ser un error de traducción. Si el documental, en el inglés original, afirma que fueron 8 billones, la traducción debería haber dicho 8 Mil Millones, que me parecería una cantidad más razonable, pero por desgracia no tengo medios para escuchar el original inglés y saber si es un error de traducción.

Me sorprende que las caravanas de Berenice fueran hasta Coptos, cuando la ciudad de Asuán quedaba a mitad de distancia y allí igualmente llegaban los barcos del Nilo. Aunque tal vez las cadenas montañosas hicieran más difícil el camino a Asuán que a Coptos.

En cuanto a la fecha en la que el ejército romano perdió el dominio de Egipto me sorprende una fecha tan tardía. El imperio romano de occidente cayó casi un siglo antes y supongo que quien dominaba Egipto en aquella época sería el Imperio Romano de Oriente, con capital en Constantinopla.

Ver Ficha de Cuando Roma dominó Egipto

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies