Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

Viajes en el Tiempo

El Universo

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

Contacto con Vida Extraterrestre

¿Hay Extraterrestres en Nuestro Interior?

¿Estamos Solos?

¿Estamos Solos?

¿Cómo son los Alienígenas?

Los Mundos Alienígenas Más Extraños

Vida en el Sistema Solar

Vida en los Exoplanetas

Primer Contacto Alienígena

Planeta Tierra Alienígena

La Búsqueda de Vida Inteligente

Aliens: ¿Estamos Solos?

Mundos Alienígenas

La Ecuación de Drake

Alienígenas

¿Sobreviviremos al Primer Contacto?

Buscando una Segunda Tierra

Safari Extraterrestre

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP18.232.171.18

Datos de Pagina

Algunos de los últimos descubrimientos del Telescopio Espacial Kepler en su búsqueda de planetas en torno a otras estrellas

Creada17-03-2015
Modificada18-05-2017
Total Visitas97
Agosto1

Reseña del Documental Aliens: ¿Estamos Solos?

Aliens: ¿Estamos Solos?

Documental producido en el año 2.013, emitido también con el título: Contacto Alienígena, en el que se describen algunos de los más interesantes últimos descubrimientos del Telescopio Espacial Kepler en su búsqueda de planetas en torno a otras estrellas de la galaxia.

El Telescopio Espacial Kepler

En Marzo del 2.009 se lanzó al espacio el Telescopio Espacial Kepler. Su misión, encontrar planetas en torno a otras estrellas.

No es posible ver directamente esos planetas, pero sí podemos observar las estrellas. Kepler examina cotidianamente todas las estrellas visibles en una pequeña zona del firmamento, del tamaño de la mano al extremo del brazo extendido, en la constelación del Cisne.

En esa pequeña zona hay 4'5 millones de estrellas, tan sólo en la Vía Láctea.

Las estrellas tienen un brillo más o menos constante, pero de vez en cuando la intensidad de algunas disminuye de forma apreciable durante horas o días para luego volver a su nivel normal y, semanas o meses más tarde, volver a repetir el ciclo.

Eso significa que en esos breves períodos hay un planeta que está pasando entre la estrella y nosotros.

Tan sólo en sus primeras seis semanas de observación, Kepler descubrió cinco planetas. Quince meses después ya habían sido descubiertos más de 700.

Muchos de esos planetas son infiernos inhabitables, como Kepler 7b, un gigante gaseoso mayor que Júpiter o Kepler 10b tan cercano a su estrella que su superficie es un océano de lava fundida. Kepler 16b, ocho veces mayor que la Tierra, orbita alrededor de un sistema binario, con dos soles. Los aficionados a la saga Star Wars lo han bautizado como Tatuine, el planeta de dos soles donde vivió Luke Skywalker.

Buscando Planetas Habitables

Pero la misión de Kepler no es sólo encontrar planetas, sino encontrar, si los hay, planetas habitables.

Por todo lo que sabemos, para que la Vida pueda prosperar es preciso que exista agua líquida. Y para ello es preciso que el planeta esté a una distancia determinada de su estrella, ni demasiado lejos ni demasiado cerca. Esa zona, ni demasiado fría ni demasiado caliente, se conoce con el nombre de zona de Ricitos de Oro, por el cuento infantil.

Un planeta que tarde pocas semanas en dar la vuelta a su sol estará demasiado cerca de éste y por tanto será muy caliente. Si tardara diez años significaría que está muy lejos y será demasiado frío. Hay que localizar un planeta que orbite su estrella en un año, aproximadamente. Pero para identificar un planeta hace falta observar tres tránsitos consecutivos, lo cual representaría esperar tres años para confirmar su existencia.

Y se consiguió.

Planeta Océano

El 5 de Diciembre de 2.011 se identificó el Kepler 22b, a más de 600 al de distancia, dos veces y media más grande que la Tierra y orbitando su estrella en algo menos de diez meses.

En nuestro Sistema Solar hay dos tipos de planetas: los Gigantes Gaseosos y los Planetas Rocosos. Kepler 22b tiene un tamaño intermedio y suponemos que tendrá una densa atmósfera sobre un océano de agua que cubra todo el planeta, sin continentes ni islas.

¿Podría existir la Vida en esas condiciones?

Hay agua abundante y hay energía solar. Es posible que hayan organismos vivos en los océanos.

Habrá algas y plantas flotando cerca de la superficie, realizando el proceso de la fotosíntesis, y creciendo entre sus hojas, tallos y raíces habrá animales, crustáceos y peces, en un complejo sistema ecológico.

La Vida podría existir y prosperar, aunque sin tierra seca no existirá la posibilidad de que una especie llegue a desarrollar una tecnología que le permita construir herramientas y motores.

Se olvida un detalle. Para que existan células con capacidad de organizar la materia y crear membranas y esqueletos es preciso que en el agua existan minerales disueltos.

La fuente de esos minerales es la erosión del viento y la lluvia en la superficie seca del planeta. Si esa fuente no existe, la única fuente alternativa es la actividad volcánica submarina. Y para que esta exista es preciso que el planeta tenga una luna gigante que con su efecto marea genere calor en el manto fundido, o que su órbita sea bastante excéntrica, acercándose y alejándose de su estrella lo suficiente para provocar el mismo efecto marea-calentamiento, tal como ocurre en las lunas Titán, Ío, Europa y Ganímedes.

Planeta Atardecer

En el 2.012 se localizó un planeta más pequeño, KOI 2626, apenas un poco mayor que la Tierra. Un planeta de ese tamaño sí podría tener mares y continentes. Pero por desgracia no orbita una estrella como el Sol, sino una Enana Roja.

La zona Ricitos de Oro estaría en una órbita mucho más cercana a su sol.

Pero al estar tan cerca de su sol, lo más probable es que su rotación sea detenida por la fuerza de marea y acabe dando siempre la misma cara al Sol. Un hemisferio estaría siempre bajo los rayos solares mientras el opuesto estaría en una noche perpetua, y la zona intermedia estaría siempre batida por vientos huracanados. Y esos vientos permanentes harían que la diferencia de temperaturas entre ambos hemisferios no sea tan acusada.

La zona más confortable de ese planeta sería cerca del terminator, la línea de sombra del amanecer, teniendo siempre el Sol justo por encima del horizonte, aunque, eso sí, sometido a unos vientos constantes.

De haber plantas allí que ejecutasen un proceso de fotosíntesis, esta tendría que adaptarse a la luz roja de su estrella, y para ello no usaría clorofila sino algún otro compuesto fotosensible, probablemente de color negro.

La Vida podría existir, aunque sometida a unas condiciones que no la permitirían evolucionar hacia organismos complejos.

Planeta Continental

A comienzos del 2.011, Kepler localizó, a 1.200 al, la estrella KOI 701 que tiene cuatro planetas a su alrededor. El cuarto está a la distancia adecuada para tener agua líquida y es de un tamaño apenas algo mayor que la Tierra, por lo que no será un planeta océano sino que tendrá continentes.

Está demasiado lejos, las naves más veloces que somos capaces de construir tardarían millones de años en alcanzarlo, pero es lo más parecido a la Tierra que hemos encontrado hasta ahora.

¿Estamos Solos?

Kepler sigue observando los cielos y encontrando cada vez más planetas, y se ha estimado que aproximadamente una de cada seis estrellas tiene planetas similares a la Tierra. Eso significaría que en la Vía Láctea podrían haber 17.000 millones de mundos como la Tierra.

No estamos solos.

En mi opinión

MUY Interesante.

Yo descartaría las estrellas demasiado cercanas al centro de la galaxia, pues estarían rodeadas de muchas estrellas y recibirían demasiadas radiaciones cósmicas de las excesivamente frecuentes supernovas.

Pero también añadiría las lunas que, sin duda, existirán alrededor de Gigantes Gaseosos, algunas de las cuales podrían ser tan agradables como Endor.

Hace años publiqué una serie de artículos para determinar las probabilidades de que haya planetas habitables en la galaxia y llegué a unas conclusiones bastante pesimistas.

La Vida Microbiana es muy probable que sea bastante frecuente, tal vez haya tantos planetas con Vida Microbiana como estrellas en la galaxia.

La Vida Compleja Marina, con organismos pluricelulares, plantas y animales viviendo en los mares requiere estabilidad, un entorno que sea habitable durante cientos de millones de años. Eso es menos frecuente, pero seguramente seguirán habiendo miles de millones de planetas así.

Pero para que exista Vida Compleja en las superficies continentales es preciso que el planeta esté protegido de las radiaciones cósmicas por un Campo Magnético de cierta intensidad.

Para que un planeta tenga ese campo magnético hace falta que tenga una luna gigante, similar a la Luna de la Tierra, y eso es bastante menos frecuente.

Los habrá, pero no creo que lleguen ni a un centenar en la Vía Láctea.

¿Vida Inteligente?

En este punto siempre menciono la Paradoja de Fermi. Si hay seres inteligentes en el Universo ¿dónde están?

Una raza inteligente, tarde o temprano, construirá naves espaciales, viajará a estrellas vecinas, colonizará los planetas habitables que encuentre y se extenderá por la galaxia. Cada nuevo planeta habitable explorado se convertirá en un nuevo planeta habitado que, a la larga, será también el origen de nuevas exploraciones.

En cinco millones de años podría explorar y colonizar todos los planetas habitables de la galaxia.

Eso no ha ocurrido, y en mi opinión significa que somos los primeros.

¡Aprovechémoslo!

Ver Ficha de Aliens: ¿Estamos Solos?

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies