Los Evangelios Apócrifos

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Evangelios Gnósticos

Apócrifos de la Infancia

Protoevangelio de Santiago

Evangelio Griego de Tomás Israelita

Evangelio Latino de Tomás Israelita

Evangelio Árabe de la Infancia

Evangelio Armenio de la Infancia

La Natividad de María

Evangelio de Pseudo-Mateo

Historia Copta de José el Carpintero

Introito y I

II a IV

V a X

XI a XIII

XIV a XVI

XVII y XVIII

XIX y XX

XXI a XXIII

XXIV a XXVII

XXVIII y XXIX

XXX a XXXII

Historia Árabe de José el Carpintero

Apócrifos de la Pasión

Fragmentos y Citas

Los Manuscritos del Mar Muerto

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.95.131.97

Datos de Pagina

Evangelio Copto de José. I Discurso de Jesús a los apóstoles

Creada18-06-2013
Modificada16-08-2015
Total Visitas334
Noviembre2

Evangelio Copto de José, el Carpintero

Introito

He aquí el relato del fallecimiento de nuestro santo padre José, padre del Cristo según la carne, y que vivió ciento once años. En el monte de los Olivos nuestro Salvador refirió a los apóstoles su vida por entero. Y los mismos apóstoles escribieron sus palabras, y las depositaron en la Biblioteca de Jerusalén. Y el día en que el santo anciano abandonó su cuerpo, en la paz de Dios, fue el 26 del mes de epifi.

I Discurso de Jesús a los apóstoles

Y llegó un día en que, hallándose nuestro buen Señor sentado en el monte de los Olivos y sus discípulos reunidos en torno suyo, les habló en estos términos:
— Queridos hermanos, hijos de mi buen Padre. Vosotros, a quienes Él ha elegido para heraldos suyos entre el mundo entero, sabéis bien cuán a menudo os he predicho que seré crucificado; que gustaré la muerte por todos; que resucitaré de entre los muertos; que os daré el encargo de predicar el Evangelio, a fin de que lo anunciéis en el mundo entero; que os investiré de una fuerza venida de lo alto, y que os llenaré del Espíritu Santo, para que prediquéis a todas las naciones, diciéndoles: "Haced penitencia, porque más vale al hombre hallar un vaso de agua en la vida venidera que gozar en ésta de todos los bienes del mundo" y, además, "el lugar que ocupa la planta de un pie en el reino de mi Padre vale más que todas las riquezas de este mundo" y, a más, "una hora de los justos que se regocijan vale más que cien años de los pecadores que lloran y se lamentan".

»Así, pues, ¡oh mis miembros gloriosos!, cuando vayáis entre los pueblos, dirigidles esta enseñanza: "Con balanza justa y justo peso mi Padre pesará vuestra conducta. Una sola palabra que hayáis dicho os será examinada. Así como no hay medio de escapar a la muerte, tampoco lo hay de escapar a nuestros actos buenos o malos".

»Mas cuanto yo os he dicho termina en esto: "el fuerte no se puede salvar por su fuerza, ni el hombre por la multitud de sus riquezas". Y escuchad ahora, que os contaré la historia de mi padre José, el viejo carpintero, bendito de Dios.

 

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies