Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

El Universo

El Sistema Solar

Los Mayores Secretos del Espacio

En el Borde del Sistema Solar

El Sol

Planetas y Lunas

La Historia Secreta de Plutón

El Misterio del Planeta 9

En Busca del Planeta Perdido

Planetas

Lunas

Vida y Muerte en el Planeta Rojo

Júpiter ¿Destructor o Salvador?

Júpiter: El Gemelo Secreto del Sol

¿Hay Vida en Saturno?

Los Hornos de la Vida

Los Vientos de la Creación

Las Mayores Erupciones Cósmicas

Cometas y Asteroides

Sistemas Solares

Catástrofes que Cambiaron los Planetas

Mecanismo y Creación

Hasta los Extremos del Universo

Vida Extraterrestre

Colaboradores Habituales

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

¿Hay un planeta gigante más allá de Plutón?

Creada31-10-2017
Modificada31-10-2017
Total Visitas6
Noviembre6
Noviembre0

Reseña del Documental Sistema Solar: En Busca del Planeta Perdido de la serie Desmontando el Cosmos

En Busca del Planeta Perdido

Más allá de Neptuno se encuentra el Cinturón de Kuiper, un anillo de 3.000 Gm de grosor que rodea el Sistema Solar y que está surcado por miles de millones de cuerpos de diversos tamaños. Los más grandes de estos cuerpos son los plutonianos, planetoides pequeños similares a Plutón de los que se han localizado varias decenas.

En su mayor parte son pequeños, fríos, oscuros, y están tan lejos del Sol que apenas reciben su luz, y mucho menos la reflejan, así que es casi imposible verlos directamente.

Para localizarlos se usa un método indirecto: Observamos las estrellas. Cuando un cuerpo del Cinturón de Kuiper pasa por delante de una estrella, la eclipsa, su luminosidad desciende durante un período muy breve, menos de una décima de segundo, pero es suficiente para detectar que 'algo' ha pasado entre la estrella y nosotros. De esa forma podemos localizar cada vez más cuerpos del Cinturón de Kuiper y determinar sus órbitas.

Y al hacerlo hemos descubierto algo que es, como mínimo, sorprendente.

Aunque la mayoría de los cuerpos del Cinturón de Kuiper siguen órbitas casi circulares, sin salirse nunca del Cinturón, hay algunos que tienen órbitas muy elípticas, alejándose muchísimo más lejos del Sol, hasta llegar a 100 ó 200 Miles de Gigametros.

Como referencia, la Tierra está a 150 Gm del Sol. Neptuno a 4.500 Gm.

Órbitas del Cinturón de KuiperNo sería extraño si esas órbitas estuvieran distribuidas en todas las direcciones del espacio, pero lo curioso es que la mayoría están orientadas en la misma dirección. Eso significa que hay 'algo' que de vez en cuando desvía objetos del Cinturón de Kuiper preferentemente en una dirección determinada y no en las demás.

Inicialmente se pensó que podrían haber sido desviados por Neptuno, el planeta más externo del Sistema Solar, pero éste aún estaba muy cerca para haber afectado a cuerpos tan lejanos. Entonces se pensó que podría tratarse de un cuerpo desconocido, pero para causar estos efectos debería tener una masa muy grande, al menos diez veces la de la Tierra.

Había un problema, sin embargo. En la zona en la que orbita ese supuesto planeta no hay materia suficiente para formar un planeta tan grande. ¿Cómo pudo formarse allí?

La Formación de los Planetas

Hace 4.600 Ma el Sistema Solar era sólo una nube de tenue gas y fino polvo.

Entonces se encendió el Sol y de la nube de gas y polvo se empezaron a formar los planetas.

Perdonadme si discrepo en un par de cosas.

Primero: Siempre he pensado que la nebulosa de la que nació el Sistema Solar procedía de varias nubes de residuos y escombros de supernovas que habían estallado previamente. Y en esas explosiones, lo que sale disparado de la estrella es, en su mayor parte gas, pero de las partes internas de las estrellas, donde se ha creado el Hierro y otros elementos, también salen chorros de metal fundido que al enfriarse se convierten en lingotes, goterones y asteroides, la mayoría del tamaño de lágrimas, garbanzos o patatas, algunos tan grandes como casas o montañas.

NO ES una nube de tenue gas y fino polvo.

Segundo: Se suele explicar que en esa nube de polvo se formó el Sol y a continuación los planetas. Yo creo que no. En realidad, en esa nube de Gas, Polvo y Escombros se empezaron a formar aglomeraciones de masa. Las más grandes crecen más rápido, así que una de esas masas se acabó convirtiendo en el centro gravitatorio de la nube protoplanetaria.

Las aglomeraciones de masa siguieron creciendo hasta convertirse en planetas orbitando todos alrededor del más grande. Mientras la nube de Gas, Polvo y Escombros siguió siendo densa, los planetas siguieron creciendo.

Al final, la masa central llegó a ser tan grande y pesada que se convirtió en estrella. Para entonces, los trillones de aglomeraciones de masa que se habían formado se habían amalgamado en un centenar de planetas, que en los siguientes millones de años seguirían chocando entre sí hasta que sólo quedaron los ocho planetas actuales.

Lo que sí ocurre a partir del momento en que se enciende el Sol es que se inicia la formación del Viento Solar, que barre el Sistema Solar, empujando las moléculas de gas que no hayan sido atrapadas por planetas hacia las afueras del Sistema Solar. Después hará lo mismo con el fino polvo, y más tarde con el polvo gordo, la arena, los guijarros, las rocas... expulsándolo todo hacia el Cinturón de Kuiper en un proceso que puede tardar varios millones de años..

Perdonad la interrupción, sigo con el documental.

En todo caso, la mayor cantidad de materia en una nebulosa protoplanetaria se encuentra a una distancia media de unos mil Gm del Sol, de ahí que los planetas gigantes se formen más o menos a esa distancia (Júpiter a 780 Gm, Saturno a 1.430 Gm) del Sol.

Formación de un Sistema Planetario en HL TauriEso es lo que se ha observado en HL Tauri, una nebulosa a 450 al de distancia en la que se aprecia un disco protoplanetario de unos 30.000 Gm de diámetro en el que se están formando nuevos planetas. Se cree que la edad de esta nebulosa es de menos de un Millón de años (según Wikipedia, menos de 100.000).

Pero a una distancia tan grande como la que se supone para un posible Planeta 9, a alrededor de 100.000 Gm del Sol, allí hay muy poca materia, insuficiente para formar un planeta del tamaño de Marte, mucho menos de un tamaño 10 veces mayor que la Tierra.

Pero si el Planeta 9 no pudo formarse allí ¿donde se formó?

El Asteroide que vino del Frío

La Misión Dawn, de la NASA, tiene como objetivo explorar dos cuerpos del Cinturón de Asteroides, entre Marte y Júpiter. Vesta, de 530 Km de diámetro y Ceres, de 950 Km.

Ceres es el cuerpo más grande del Cinturón de Asteroides. De hecho, él solo, posee un tercio de la masa de todo el Cinturón de Asteroides.

Al tomar las primeras fotos cercanas de Ceres, los astrónomos se llevaron una sorpresa: Había algunas manchas blancas y brillantes en su superficie. El análisis espectroscópico reveló que se trataba de sales precipitadas de una disolución en agua al evaporarse ésta.

La conclusión era inevitable: En el interior de Ceres había ciertas cantidades de agua que en determinadas ocasiones estaba en estado líquido y disolvía sales y minerales del interior de Ceres. Ocasionalmente el agua llegaba a la superficie y el vacío espacial evaporaba el agua dejando una mancha de sales en el suelo.

En esas manchas se detectaron también rastros de Amoníaco.

El amoníaco es una sustancia corriente en la Tierra, donde se presenta en forma de líquido pero para aparecer en forma de hielo debería estar MUY frío, tanto que tendría que estar mucho más lejos que Júpiter, o incluso que Neptuno.

No entiendo si este comentario quiere decir que se ha encontrado hielo de amoníaco en Ceres, porque las manchas de amoníaco también podrían producirse sin tener que estar congelado.

Recordemos que el nombre de Amoníaco se lo pusieron a esta sustancia porque fue descrita por primera vez en un templo de Amón, al Oeste de Egipto, en cuyas paredes aparecía un salitre blanco y de olor penetrante debido a la humedad, la mala circulación de aire y a un urinario que había al otro lado del muro.

Si hay manchas de amoníaco en Ceres ¿seguro que tienen que ser de amoníaco congelado? ¿No podría ser de una decantación por evaporación, como en el templo de Amón?

¿Es posible que Ceres se formara más allá de Neptuno y haya sido traído al interior del Sistema Solar al pasar cerca de un planeta masivo?

La Supertierra Exiliada

Desde hace años, los astrónomos están buscando planetas en torno a otras estrellas, fuera del Sistema Solar. Gracias al análisis espectroscópico hemos identificado numerosos exoplanetas, pero también hemos comprobado que el tipo de planeta más frecuente en la Vía Láctea son las Supertierras, con una masa de entre 10 y 20 Masas Terrestres.

Es sorprendente, porque en el Sistema Solar hay cuatro pequeños planetas rocosos y cuatro Gigantes Gaseosos. Y ninguna Supertierra, el tipo de planeta que parece ser el más corriente del Universo.

¿Es posible que la hayamos tenido y la hayamos perdido?

En los últimos 20 años se está hablando cada vez más sobre una revolucionaria posibilidad, la de que el Sistema Solar haya cambiado a lo largo de su historia, los planetas hayan cambiado de posición y quizás alguno se haya perdido.

Júpiter, por ejemplo, pudo formarse mucho más lejos de donde está, comenzó a derivar hacia el interior del Sistema Solar hasta llegar al Cinturón de Asteroides. Allí tal vez hubiera una Supertierra y la atracción de Júpiter fue capaz de desviarlo y arrojarlo al exterior del Sistema, más allá del Cinturón de Kuiper.

Después Júpiter volvió a alejarse hasta llegar a la distancia del Sol que ocupa hoy en día.

De momento es sólo una teoría, una posibilidad de la que no tenemos ninguna prueba, pero que podría resolver varias incógnitas de nuestro Sistema Solar y demostrar la probable presencia de una supertierra a las afueras del Sistema Solar.

Ver Ficha de Sistema Solar: En Busca del Planeta Perdido de la serie Desmontando el Cosmos

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies