Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

Viajes en el Tiempo

El Universo

El Sistema Solar

Secretos del Sistema Solar

La Oscura Historia del Sistema Solar

Los Mayores Secretos del Espacio

En el Borde del Sistema Solar

El Sol

Planetas y Lunas

Cometas y Asteroides

Guerra de Asteroides

El Misterio del Asteroide Alienígena

El Sistema Solar

Rumbo de Colisión

A la Caza de los Cometas

Planetas que Nunca Existieron

Errantes Helados

Asteroides Asesinos

Cometas: ¿Objetivo La Tierra?

Sistemas Solares

Catástrofes que Cambiaron los Planetas

Mecanismo y Creación

Hasta los Extremos del Universo

Vida Extraterrestre

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.82.119.116

Datos de Pagina

Los Asteroides, su origen y composición y la amenaza que suponen para la Humanidad.

Creada17-03-2015
Modificada17-05-2017
Total Visitas93
Abril3

Reseña del Documental Asteroides Asesinos de la serie Desmontando el Cosmos

Asteroides Asesinos

Documental de la serie Desmontando el Cosmos (T1, E3, 2014), donde se describen las más recientes investigaciones y teorías sobre los Asteroides, su origen y composición y la amenaza que suponen para la Humanidad.

Los hay de muchos tamaños, desde el de un grano de arena hasta el de una montaña. Y algunos son aún más grandes, hasta varios cientos de Km.

Algunos son rocosos, otros metálicos. Algunos son de una sola pieza, otros son varias piezas metálicas o rocosas débilmente unidas por su propia fuerza gravitatoria. Los más grandes pueden estar cubiertos por una gruesa capa de polvo.

Son asteroides. Viajan por el espacio a muy alta velocidad y de vez en cuando uno de ellos cae a la Tierra.

El Asteroide de Chelyabinsk

En el 2.013, en la ciudad rusa de Chelyabinsk, cayó un asteroide de 20 metros a una velocidad de 20 Km/s.

En su camino dejó una deslumbrante estela luminosa conforme el aire se iba incendiando a su paso.

No llegó a impactar con la Tierra, sino que la fricción lo hizo explotar a 29 Km de altura liberando más energía que 30 bombas atómicas.

Rompió ventanas y muros en miles de edificios y más de 1.500 personas sufrieron heridas de consideración.

Caído del Cielo

La mayoría de los asteroides vagan por el Sistema Solar entre las órbitas de Marte y Júpiter, pero algunos, de vez en cuando, chocan y rebotan en direcciones impredecibles.

Para ilustrarlo, el documental muestra una imagen simulada en la que aparecen varias decenas de asteroides de muy variados tamaños.

Es una clara exageración.

Aunque hay muchísimos asteroides en esa zona, las distancias son tan inmensas que si ves un asteroide el siguiente estaría tan lejos que sería invisible.

En ocasiones dos asteroides pueden acercarse y sólo entonces una cámara podría ver dos asteroides cercanos. Esos podrían ser los momentos más peligrosos, pues si se acercan demasiado, aunque no llegasen a chocar, ambos podrían desviarse de sus órbitas en direcciones imprevisibles, normalmente uno se desviaría hacia el Sistema Solar interno mientras que el otro se alejaría del Sol. Aunque no siempre. La mecánica orbital también podría hacer que ambos cayeran hacia el Sol o que ambos se alejaran.

Como digo, en direcciones impredecibles.

Muchos asteroides han caído en la Tierra, algunos de un tamaño tan grande que han provocado grandes cataclismos.

El asteroide de Yucatán, que hace 65 Ma provocó la extinción de los dinosaurios, chocó con la Tierra a ¿¿12.000 Km/h?? (Imposible. Ningún cuerpo espacial puede caer a menos de la velocidad de escape de la Tierra, 11 Km/s = 40.000 Km/h)

La mayoría de los impactos de asteroides en la Tierra han sido borrados por la climatología, los volcanes y la tectónica de placas, pero podemos hacer una estimación basándonos en los cráteres de la Luna, donde se han contabilizado más de 8.000 impactos de muy diversos tamaños.

Cráter Mitra, en la LunaUno de los más singulares es el cráter Mitra, cerca del ecuador lunar. El cráter fue provocado por un impacto en un ángulo muy reducido que provocó un cráter de 11 Km de largo. Las rocas eyectadas produjeron otro cráter, justo al lado, y una cicatriz de escombros a lo largo de más de 100 Km.

Al tener la Tierra una superficie 14 veces mayor, es previsible que hayan caído 14 veces más asteroides que en la Luna. Un poco más, debido a la mayor atracción gravitatoria de la Tierra.

Jugando al Billar Cósmico

La NASA ha creado una base de datos con más de mil asteroides que podrían provocar una catástrofe si impactaran con la Tierra. Las probabilidades de que algunos de los asteroides conocidos pueda alcanzar la Tierra en las próximas décadas son muy bajas, pero algunos pasarán lo bastante cerca como para ponernos algo nerviosos.

El número de asteroides va en aumento conforme descubrimos más asteroides, y es posible que algún día descubramos uno que se dirija directamente hacia la Tierra.

Se han elaborado planes de contingencia para ver la posibilidad de desviarlos, aunque para ello es preciso que sean descubiertos con algunos años de anticipación.

Una idea es colocar naves automatizadas cerca del asteroide y dispararles un rayo láser en un punto concreto. El material se volatilizaría y saldría disparado actuando como un pequeño motor a reacción. Bastaría desviarlo de su trayectoria una centésima de grado para que pasara de largo de la Tierra.

Pero si el asteroide es descubierto con sólo unos meses de anticipación sería muy poco lo que podríamos hacer.

Minería en los Asteroides

Los asteroides están compuestos de los mismos elementos que formaban parte de la Nebulosa Solar. En ellos es posible encontrar gran cantidad de metales, pero también muchas tierras raras que son escasas en la Tierra y que tienen propiedades que los hacen muy valiosos en tecnología.

Y también contienen mucha agua, lo que sería muy útil para las futuras estaciones y misiones espaciales, no sólo para el consumo humano o el riego de plantas, sino incluso para descomponerla en Hidrógeno y Oxígeno sumamente valiosos como combustibles de cohetes.

Aunque, estrictamente, un asteroide de agua sería más bien considerado como un cometa, muchos asteroides rocosos y metálicos han llegado a ser tan grandes que, actuando como núcleos protoplanetarios han incorporado una gran cantidad de agua en su composición.

Ceres, por ejemplo, el asteroide más grande del Cinturón de Asteroides, tiene 950 Km de diámetro, casi podría considerarse un planeta enano, y se estima que al menos el 25% de su masa podría ser de agua en forma de hielo. De hecho, se calcula que Ceres contiene más agua que todos los océanos de la Tierra juntos.

En mi opinión

La teoría generalmente aceptada por la mayoría de los astrogeólogos es que los asteroides se formaron a partir del polvo de la nebulosa solar, tras un largo proceso de acreción y fusión.

No estoy totalmente de acuerdo.

De ser así, los asteroides estarían formados por una mezcla de metales y rocas, y no es así. Hay asteroides que son de puro hierro y otros de pura roca.

Pensemos un momento en el origen de todos esos materiales.

El Hidrógeno que hay en el Universo se formó en el Big Bang, en el primer segundo del Universo. En las estrellas se formaron todos los demás elementos.

Las estrellas pequeñas, como el Sol, convierten Hidrógeno en Helio. Después se convierten en Gigantes Rojas y explotan, esparciendo gran cantidad de Helio por el espacio.

Las estrellas grandes, diez veces mayores que el Sol, forman diversas capas con elementos cada vez más pesados, Helio, Carbono, Silicio, ... hasta llegar al Hierro. Después estallan como Supernovas creando los elementos más pesados que el Hierro y esparcen todos esos elementos por el espacio.

Pero cuando estalla una Supernova ¿quién dice que lo que se esparce por el espacio es sólo polvo de todos esos elementos?

También saldrán fragmentos de diversos tamaños de las capas internas de la estrella, incluso del núcleo de Hierro y de la capa de Silicio. Saldrán disparadas como gotas de hierro fundido pero al enfriarse formarán bloques sólidos, y en muchos casos de Hierro puro, en otros de silicatos.

La Nebulosa Solar de la que después se formó el Sistema Solar no estaba formada sólo por Hielo y Polvo, sino que también contenía gran cantidad de asteroides, de diversos tamaños y composiciones, nacidos en la explosión de una o varias supernovas. Los fragmentos más grandes se convirtieron en núcleos gravitatorios que absorbieron la masa de su entorno formando los primeros planetas del Sistema Solar.

La mecánica espacial hace que los cuerpos más pesados atraigan más masa y por tanto crezcan más rápido. El protoplaneta más grande se convirtió en el centro del Sistema Solar, el Proto-Sol. El segundo más grande se convirtió en el Proto-Júpiter. Y así ocurrió con otros miles de protoplanetas que siguieron chocando entre sí hasta que sólo quedaron unos cientos de protoplanetas.

Cuando el Proto-Sol alcanzó una masa suficiente, en su interior comenzó la reacción nuclear que lo convirtió en estrella y empezó a emitir un Viento Solar que empujó el gas y el polvo que quedaba en la nebulosa solar hacia los confines del espacio, hacia el cinturón de Kuiper, a 8.000 Gm del Sol o, aún más lejos, hacia la Nube de Oort, a un año luz de distancia.

En el Sistema Solar sólo quedaron los cuerpos masivos, unos cuantos planetas y millones de asteroides y cometas.

Algunos de esos asteroides pudieron formarse por la unión de fragmentos más pequeños pero otros han podido conservarse tal como salieron de la Supernova en la que nacieron.

Otros asteroides pudieron formarse a partir de un impacto entre planetas lo bastante grande como para destruirlos, y también en esos casos se pueden crear asteroides de hierro y níquel a partir de los fragmentos del núcleo planetario.

En fin, que cada asteroide puede tener un origen muy diverso, desde el corazón de un planeta destrozado por un gran impacto hasta el corazón de una estrella convertida en Supernova.

Y, por supuesto, también pueden formarse asteroides a partir del polvo espacial, pero mientras no adquieran un tamaño apreciable no se fundirán y solidificarán, por lo que más bien deberían ser considerados como cometas.

Volver a la serie Desmontando el Cosmos

Ver Ficha de Asteroides Asesinos de la serie Desmontando el Cosmos

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies