Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

La Tierra

Las Mejores Series

Curiosidades de la Tierra

Arqueología desde el Espacio

Trampas de Mareas en Gales

La Maldición del Reino Perdido

La Ciudad de los Garamantes

La Tumba Secreta de Gengis Kan

El Templo de Baal en Palmira

Los Jardines Colgantes de Nínive

Las Pirámides Borradas

La Ciudad Perdida de Ubar

Saqueo Arqueológico en Siria

La Fortaleza de Afganistán

Construcciones Modernas

Geografía Insólita

Fenómenos Meteorológicos

Espejismos y Engaños

Episodios Completos

Extrañas Maravillas del Mundo

Cómo se Hizo la Tierra

Cómo Funciona la Tierra

Catástrofe

Years of Living Dangerously

Los Orígenes

El Clima y el Cambio Climático

Peligros desde el Espacio

Rayos X a la Tierra

La Odisea de un Volcán

Cazadores de Volcanes

La Luna: La Cara Oculta de la Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP34.204.179.0

Datos de Pagina

¿Quién era Baal? ¿Por qué se le dedicó un Templo tan Impresionante en Palmira? Y ¿por qué los terroristas fanáticos musulmanes han decidido destruirlo?

Creada26-07-2016
Modificada26-07-2016
Total Visitas50
Agosto5

Reseña del Documental El Templo de Baal en Palmira de la serie Curiosidades de la Tierra

El Templo de Baal en Palmira

Mayo de 2.015. Sumida en una guerra contra bandas terroristas islámicas, las tropas gubernamentales de Siria tienen que abandonar la región donde se encuentran los restos de la ciudad de Palmira.

Templo de Baal en Siria, antes de su destrucciónAllí, en una plaza el doble de grande que la del Vaticano, se encuentra el templo de Baal.

Para la mitología Judía, Cristiana y Musulmana, Baal era Belcebú, un ángel expulsado por Dios de los cielos al abismo del infierno junto con una legión de demonios.

Parece un enigma el porqué nadie le dedicaría un templo, y menos tan majestuoso, y que representa una afrenta para los fanáticos musulmanes que han ocupado la ciudad.

Pero para los pueblos que habitaban la zona hace mucho tiempo, Baal era uno de los más importantes dioses, tenía muchos rostros, y era el señor de las tormentas y la agricultura.

Palmira era un importante emporio comercial en la frontera entre los imperios romano y persa. Para alimentar a sus habitantes se cultivaba el desierto con el agua de un manantial natural que permaneció activo hasta la década de 1.990. Pero ese manantial no era suficiente para satisfacer las necesidades de los 100.000 habitantes que se estima que vivieron allí en su apogeo, en el siglo III dC.

Los terroristas islámicos que tomaron la ciudad de Palmira destruyeron el gigantesco templo de Baal, y esto ha hecho que muchos arqueólogos, que ya no podrán estudiar el terreno, hayan recurrido a las fotografías de satélite tomadas antes de la destrucción, descubriendo unas infraestructuras de ingeniería de gestión del agua como nunca habían imaginado.

Las imágenes de satélite revelan que al Norte y Oeste de Palmira existían numerosos Wadis, cauces secos de ríos que se formaban con las escasas pero torrenciales lluvias que caían ocasionalmente. Esas aguas se filtraban en el terreno hasta capas subterráneas de la que se extraía mediante pozos y que eran encauzadas mediante canales a través de 30 Km de desierto hasta la ciudad.

Si alguien, como en la película La Vida de Brian, preguntara ¿Qué han hecho los romanos por nosotros? La respuesta era 'El agua que bebían y la comida que comían'.

Ver Ficha de El Templo de Baal en Palmira de la serie Curiosidades de la Tierra

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies