Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Cosmos

Un Viaje Personal

Una Odisea del Espacio Tiempo

Otros Mundos

Escalera a las Estrellas

La Zona Habitable

La Ciudad Perdida de la Vida

Vavilov

El Conectoma Cósmico

El Hombre de un Billón de Mundos

Vida Inteligente en la Tierra

El Sacrificio de Cassini

Magia sin Mentiras

Historia de Dos Átomos

Sombras de los Ancestros Olvidados

Bienvenidos al Antropoceno

Maravillas del Nuevo Mundo

Nuestro Planeta

Documentales de Stephen Hawking

Hubble: Explorando el Universo

Secretos del Universo con Morgan Freeman

El Universo

La Historia del Universo

Desmontando el Cosmos

Curiosity

El Universo Conocido

Física de lo Imposible con Michio Kaku

Ciencia al Desnudo

Sci-Trek

Pioneros del Espacio

La Conquista del Universo

Universo Maligno

Colisiones Cósmicas

Física y Espacio

Viajes en el Tiempo

El Universo

El Sistema Solar

Planetas Extrasolares

Vida Extraterrestre

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.236.97.49

Datos de Pagina

Cosmos: Otros Mundos 4 (2020) La vida y la obra de Nikolai Vavilov, y su lucha para que la ciencia pudiera acabar con el Hambre en el Mundo

Creada26-04-2020
Modificada26-04-2020
Total Visitas20
Julio2

Reseña del Documental Vavilov de la serie Cosmos: Otros Mundos

Presentador

Neil deGrasse Tyson

Vavilov

Documental de la serie Cosmos: Otros Mundos (E4, 2020) en el que Neil deGrasse Tyson nos narra la vida y la obra de Nikolai Vavilov, y su lucha para que la ciencia pudiera acabar con el Hambre en el Mundo.

Hace 15.000 años éramos recolectores y cazadores, nómadas en un mundo salvaje, lleno de peligros y limitado por fronteras, ríos, cordilleras y océanos.

Recogíamos el alimento allí donde lo encontrásemos, y cuando no lo encontrábamos teníamos que desplazarnos en su búsqueda.

El Nacimiento de la Agricultura

Hace 12.000 años descubrimos otra forma de alimentarnos. En vez de buscar, recolectar y cazar, podíamos producir.

Nadie sabe de quién sería la genial mente que tras observar el mundo natural descubrió que las plantas producían semillas y que éstas podían ser plantadas y ayudadas mediante el riego para producir más alimentos de los que suministraban de forma natural.

Pero depender de la agricultura nos hacía dependientes del territorio. Nos hicimos sedentarios, y construimos las primeras ciudades permanentes.

Y monumentos.

Torre de Jericó

Nadie sabe por qué lo harían, pero mucho antes de las pirámides se construyó La Torre de Jericó una estructura de 9 metros de alto con una estrecha escalera interior para subir a la cima.

Quizás fuera parte de una muralla defensiva, o un símbolo de poder para impresionar a los extranjeros.

O un observatorio astronómico, quizás un calendario que proyectaba su sombra sobre determinados hitos de los alrededores indicando cuándo se producían los solsticios y equinoccios, informando a los agricultores de cuándo eran las mejores épocas para cultivar o cosechar los campos.

La Selección Artificial

Los agricultores prehistóricos no sólo cultivaban y cosechaban. También seleccionaban. Aprendieron que de las mejores plantas se conseguían mejores semillas que a la siguiente cosecha darían más cantidad de mejores plantas.

Sin saber lo que eran los genes, los agricultores se convirtieron en ingenieros genéticos, y usando la Selección Artificial lograron, al cabo de siglos y milenios, hacer que las plantas evolucionaran y aparecieran nuevas variedades que daban más y mejores alimentos.

Aún así, también los cultivos estaban sometidos al azar del clima y la aparición de hongos, plagas de insectos o incendios.

Aunque la mayoría de los años el campo producía alimento suficiente para toda la población, en ocasiones había muy malas cosechas, insuficientes para todos. Entonces se producía una Hambruna.

En el siglo XVIII, en la India hubo más de 10 Millones de muertos por el clima y la mala gestión británica.

En el XIX, en China, hubo 100 M de muertes.

En Irlanda murió 1 M de personas y otros 2 M se vieron obligados a emigrar.

Y también en Brasil murieron millones de habitantes.

Lamento decir que los datos dados por Tyson no son todos correctos. Os recomiendo verificarlos en los enlaces que he incluido.

El Mecanismo de la Herencia

Fue el naturalista Charles Darwin quien descubrió que la Naturaleza también realizaba un proceso de Selección Natural, seleccionaba a determinados seres vivos para que tuvieran más o menos descendencia, según su capacidad de supervivencia. Y la Selección Natural hacía que todas las especies vegetales y animales, incluida la humana, evolucionaran.

Aunque nadie conocía el motivo. Ni siquiera Gregor Mendel.

Contemporáneo de Darwin, aunque no llegaron a conocerse, Gregor Mendel dedicó muchos años a estudiar la forma en que determinadas características se transmitían a los descendientes de las plantas.

Cultivó miles de plantas de guisantes, separándolas por características visibles, como el color de las semillas, si eran amarillas o verdes, la textura de su piel, lisas o arrugadas, el número de granos por vaina, y otras.

Evitó la reproducción aleatoria y realizó cruces controlados.

Descubrió que al cruzar plantas con guisantes verdes y amarillos, todos los descendientes eran amarillos, pero al volver a cruzar estos entre sí había 3/4 de amarillos y 1/4 de verdes.

Con numerosas pruebas y recuentos durante años, dedujo que en muchas características había una tendencia Dominante y otra Recesiva. Si una planta incorporaba dos tendencias opuestas, se manifestaba la dominante. Al reproducirse con otra planta que incorporara las dos tendencias, se podían dar cuatro combinaciones posibles: DD, DR, RD y RR. En uno de cada cuatro estaba presente la misma característica con la tendencia recesiva.

Mendel descubrió Las Leyes de Mendel, que explican cómo se heredan las características que diferencian a unos individuos de otros.

Su trabajo apenas tuvo difusión, y no fue hasta muchos años más tarde cuando la comunidad científica reconoció la importancia de sus descubrimientos.

El biólogo William Bateson, que estudiaba los mecanismos de la herencia en la reproducción, fue quien redescubrió el trabajo de Mendel y a partir de 1899 lo dio a conocer. También fue Bateson quien acuñó el nombre de la nueva ciencia de la Genética.

En sus laboratorios recibió la visita de muchos investigadores. Entre ellos, Nikolai Vavilov.

Las Hambrunas Rusas

El 19 de Febrero de 1600, a las 5 de la tarde, se produjo en Perú la erupción del volcán Huaynaputina. Fue la mayor producida en toda la historia de Sudamérica.

Las cenizas cubrieron grandes extensiones de cultivos provocando una gran mortandad en América, pero sus efectos llegaron mucho más lejos.

En Rusia, a 13.000 Km de distancia, se produjo la La Gran Hambruna Rusa de 1601-1603, durante la que se perdieron muchas cosechas y varios millones de vidas.

También, más recientemente, se produjo la Hambruna Rusa de 1891. Las temperaturas bajaron radicalmente, se perdieron las cosechas y perecieron más de 500.000 personas.

Con apenas 3 años, Nikolái Vavílov era demasiado niño para recordarlo, pero su familia le contó su experiencia y eso determinó su futuro.

El Coleccionista de Semillas

Sello con la imagen de Nikolai VavilovNikolái Vavílov nació en una familia pobre de comerciantes, pero que pudo prosperar hasta una situación más o menos acomodada.

Pronto inició estudios de botánica y a los 23 años trabajó en las áreas de botánica, micología y fitopatología.

Admirador y seguidor de las enseñanzas de Darwin, Mendel y Bateson, quería que los campesinos rusos pudieran beneficiarse de los avances de la ciencia para mejorar sus semillas y sus cosechas.

Tras la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa, Vavilov planificó una reforma por la que se crearon 400 institutos científicos en muchas ciudades donde los hijos de los campesinos y de los obreros pudieran acudir y aprovechar la Ciencia en beneficio de sus propias vidas y de toda la sociedad.

También fundó en 1926, cerca de Leningrado, la Estación Experimental Pavlovsk, el primer Banco de Semillas del mundo, e inició una serie de expediciones para recoger y guardar semillas de distintas variedades y especies, indagando cuáles habrían sido las características naturales de las plantas hace miles de años, antes de que su evolución hubiera estado dirigida por la Selección Artificial de los campesinos.

En sus viajes, en 1927 llegó a Etiopía, donde se entrevistó con el Ras (Jefe) Tafari, a quien informó de la situación política rusa tras la muerte de Lenin y la sucesión de Stalin. Posteriormente, Ras Tafari se convirtió en emperador y fue conocido como Haile Selassie.

Vavilov y otros colaboradores científicos, también viajaron a muchos países africanos, americanos y asiáticos, localizando las plantas originales de las que han evolucionado la mayoría de las variedades de plantas que cultivamos actualmente. Trigo, arroz, avena, nueces, cacahuetes, todas las semillas eran investigadas y unidas a la colección del Banco de Semillas.

Y un hecho que descubrió era que la mayoría de esas plantas no eran originarias de valles fluviales, sino de zonas montañosas, confirmando la idea de que los primeros agricultores no se establecieron en indefendibles llanuras sino en escarpadas colinas en las que pudieran defenderse de las tribus nómadas, aún depredadoras, que quisieran robarles sus cosechas.

No fue hasta mucho más tarde, cuando ya había bastantes pueblos agricultores y pocos nómadas, cuando las civilizaciones se asentaron en los valles junto a los ríos.

La Serpiente en el Trigal

Uno de los discípulos de Vavilov, Trofim Lysenko, destacó en la propaganda soviética y en sus relaciones con políticos. Sus tácticas eran sencillas: prometía una revolución agrícola que aumentaría y garantizaría las cosechas, las justificaba con oscuras y a menudo incomprensibles explicaciones científicas y utilizaba los medios de comunicación para entusiasmar a la población.

Cuando sus promesas eran incumplidas, porque siempre fallaban ante la implacable realidad natural, Lysenko era capaz de distraer la atención hacia nuevas promesas que de nuevo eran difundidas por los medios de comunicación, recibiendo el entusiasta aplauso de los políticos gobernantes.

StalinEn parte inspirado por los consejos de Lysenko y por sus propios prejuicios sociales, Stalin inició una serie de reformas agrarias en las que atacó a los agricultores más productivos, los Kulak, expropiándoles sus tierras, colectivizándolas y poniendolas al mando de cargos políticos.

Se inició así la Hambruna soviética de 1932-1933, en la que murieron de 5 a 10 Millones de personas. La mayoría, más de la mitad, en Ucrania, donde esta hambruna fue conocida como el Holodomor, Exterminio por Hambre.

Aunque discípulo de Vavilov, Lysenko no aceptaba las ideas darwinianas de la evolución. Defendía más bien las ideas de Jean-Baptiste Lamarck, varias décadas anterior a Darwin, que opinaba que la evolución se producía por la herencia de caracteres adquiridos. Así, las jirafas que estiraban el cuello para alcanzar las hojas de los árboles, hacían que sus hijos heredaran cuellos más largos.

Darwin, en cambio, opinaba que las características y habilidades adquiridas por un individuo no se transmitían por la herencia, sino que la evolución se producía por dos factores determinantes: Cada hijo tiene pequeñas Variaciones aleatorias de las características heredadas y la Naturaleza hace una Selección de las características más ventajosas.

En este punto siempre he discrepado. No creo que la Selección Natural funcione haciendo que los más aptos tengan más hijos que los menos aptos, sino al contrario, haciendo que la Naturaleza, es decir, TODOS los demás animales y plantas de la Tierra, maten a los menos aptos de cualquier especie antes de llegar a tener descendencia. Los depredadores no eligen a los que van a sobrevivir, sino a los que van a ser devorados.

El resultado parece el mismo, pero la base fundamental no lo es. La Naturaleza no ayuda a los más aptos, sino que elimina a los menos aptos.

En la época de Vavilov, las teorías lamarkianas ya habían sido más que desacreditadas por la comunidad científica, pero eran muy queridas por los políticos soviéticos, pues les aportaba la idea de que la evolución podía ser dirigida conscientemente por el gobierno. Y Lysenko hizo lo posible por fomentar esa idea.

Consiguió contactar con Stalin, y le convenció de que las cosechas podían incrementarse por un proceso de su invención, la Vernalización, consistente en someter las semillas a un frío muy intenso sumergiéndolas en agua helada, antes de proceder a la siembra. Afirmaba que las siguientes generaciones de semillas estarían más adaptadas al frío, y podrían conseguirse cosechas incluso en lo más gélido del invierno ruso.

El proceso, en sí, no tenía ninguna base científica, no se habían realizado experimentos ni había ninguna explicación más que la opinión de Lysenko, pero consiguió el apoyo de Stalin para que todos los agricultores rusos realizaran ese proceso.

El Tropiezo Fatídico

A su regreso a Rusia, Vavilov trajo semillas de un total de 250.000 variedades de miles de especies diferentes, con información de en qué zonas geográficas y climas se desarrollaban mejor cada una de ellas y con un esquema, un árbol genealógico, que relacionaba las diversas variedades entre sí, indicando de qué plantas originales habían evolucionado.

Encontró Rusia muy cambiada, azotada por la hambruna y con gran cantidad de personas escuálidas por las calles.

Se encerró en sus laboratorios con su equipo científico cruzando varias especies de trigo originarias de climas fríos y montañosos y creó una variedad que podría soportar los climas fríos y las sequías, y que podrían incrementar la producción agrícola del país.

Acudió al ministerio con sus resultados, pero la mala fortuna hizo que al doblar una esquina tropezara con Stalin, quien creyó ser víctima de un atentado y quedó aterrorizado.

Vavilov comprendió que Stalin no le perdonaría haber sido causante y testigo de ataque de pánico, y que sus días podían estar contados.

Apenas unos días más tarde, varios de sus investigadores fueron llamados para ser interrogados. Nunca más se supo de ellos.

El prestigio internacional de Vavilov era muy importante, y Stalin no quiso detenerlo de inmediato, sino iniciar una campaña de desprestigio en su contra.

Ante la próxima celebración de un congreso internacional de genética en Edimburgo, Stalin prohibió que Vavilov saliera del país.

En un congreso paralelo celebrado en Rusia, Vavilov intentaba defender sus descubrimientos, mientras Lysenko interrumpía sus intervenciones con comentarios sarcásticos, y prometía que su proceso de vernalización podría mejorar la producción agrícola mientras que la supuesta ciencia de unos imaginarios genes que nadie podía ver no era más que una superstición que traería hambre y miseria a los rusos.

Tras su enfrentamiento, Vavilov fue detenido en Agosto de 1940 por la policía secreta. Enviado a Moscú, fue interrogado durante unas 1.700 horas en más de 400 sesiones, a lo largo de 11 meses. También debió sufrir torturas, pues sus piernas estaban hinchadas.

En Julio de 1941 fue condenado a muerte.

Los Últimos Héroes de Leningrado

Stalin había firmado un Pacto de No Agresión con Hitler. Gracias a ese tratado, Alemania y Rusia atacaron simultáneamente a Polonia y se la repartieron, iniciando una masacre entre la población, los alemanes exterminando a judíos y políticos y los rusos a escritores, artistas, profesores y científicos de todas las ciencias y las artes.

Cuando Hitler traicionó a Stalin, sus tropas llegaron hasta Leningrado a la que rodearon en Septiembre de 1941. Antes de su llegada, los biólogos que trabajaban en la Estación Experimental Pavlovsk habían trasladado las semillas a un edificio dentro de la ciudad.

El objetivo de los alemanes durante el Sitio de Leningrado no era conseguir su rendición, sino su exterminio total, impedirles el acceso a alimentos hasta que sus habitantes muriesen de hambre.

El día de Navidad, con temperaturas de -40º, murieron de frío y hambre 4.000 personas. Durante los siguientes meses y años, hasta el fin del asedio en Enero de 1944, se estima que murieron más de 1'2 Millones de personas.

Los habitantes resistieron todo lo que pudieron alimentándose de gatos, palomas y ratas. Incluso de cadáveres.

En el centro de la ciudad aún se encontraba el Banco de Semillas creado por Vavilov y trasladado por su equipo.

Olvidado por las autoridades rusas, los investigadores agrícolas seguían trabajando, documentando sus experimentos y cruzamientos de distintas variedades de semillas.

Rodeados por varias toneladas de semillas, los investigadores tenían varias opciones.

Podían repartir las semillas entre la población, lo que permitiría alimentar a diez mil personas durante un día.

Podían guardar el secreto y alimentarse ellos solos de las semillas, con lo que podrían aguantar durante un par de años, quizás hasta el fin del asedio.

O podían hacer honor a su trabajo, conservar para el futuro las semillas que a las siguientes generaciones les permitieran tener abundantes cosechas que pudieran salvar las vidas de millones de rusos.

No lo dudaron.

En prisión, Vavilov no fue ejecutado, pero sí se le privó de alimento. Tras haber dedicado su vida a acabar con el Hambre en el mundo, murió de hambre el 26 de Enero de 1943.

En Leningrado, en el Banco de Semillas que Vavilov había fundado, los científicos, biólogos y genetistas que conservaban para la posteridad el contenido del Banco, rodeados de toneladas de semillas, también murieron de hambre.

Epílogo

Lysenko fue nombrado director de la Academia de Ciencias Agrícolas de la Unión Soviética. Durante 20 años hizo perseguir y detener a los científicos que defendieran las ideas de Darwin o la ciencia de la Genética, causando la muerte de muchos de ellos.

Este comportamiento, la persecución de ideas científicas distintas a las que dictan las autoridades, es conocido como Lysenkoísmo. O también, cuando los científicos prostituyen la Ciencia, poniéndola al servicio de los políticos.

Tras la muerte de Stalin en 1953, su influencia política fue mermando, y en 1962 fue acusado por varios científicos de haber perseguido y matado a cientos de científicos provocando un atraso enorme en la ciencia soviética.

Vavilov, en cambio, fue reivindicado, su fama restaurada, se han editado sellos con su efigie y se han erigido estatuas en su memoria.

Pero el mayor monumento que se le podía erigir ha sido el Banco Mundial de Semillas de Svalbard, donde se continúa su misión de recopilar semillas de todas las variedades de todas las especies de plantas para conservarlas para la posteridad y que en cualquier momento puedan recuperarse para evitar su extinción y tal vez en el futuro acabar con el Hambre en el Mundo.

En mi opinión

Tyson nos ha narrado una terrible historia con héroes y villanos. Una historia que yo desconocía y que he querido confirmar y ampliar con otros artículos de Internet.

Al hacerlo he notado que la historia ha sido cambiada en algunos detalles, principalmente en fechas y en elusiones. Por ejemplo, en el documental parece que toda la historia ocurre durante la hambruna de 1933 o inmediatamente después, pero en realidad ocurrió varios años más tarde.

Del Congreso Internacional de Genética, Tyson afirma que ante la prohibición de la salida de Vavilov, el congreso se trasladó a Moscú, pero no he encontrado ninguna referencia de ese hecho, así que no lo creáis hasta que podáis confirmarlo en otras fuentes.

Igual ocurre con la historia del tropiezo de Vavilov con Stalin en un pasillo del Kremlim. No la he podido confirmar en ningún otro documento, así que no sé si será cierta... pero podría serlo. Lo de que Stalin sintiera un ataque de pánico, también coincide con su carácter conocido, paranoico hasta la insania, como podeis confirmar en El Ejército Helado de Hitler.

En general, es una historia muy buena, pero se sale de la tónica habitual de la serie, al hablar muy poco de ciencia.

A pesar de todo es muy recomendable pues nos enseña las terribles consecuencias que tiene el hecho de que haya científicos que prostituyan la ciencia para servir a los políticos.

Ver Ficha de Vavilov de la serie Cosmos: Otros Mundos

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies