Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Documentales de Stephen Hawking

Hubble: Explorando el Universo

Cosmos 2014

En Medio de La Vía Láctea

Lo que hacen las Moléculas

Cuando el Conocimiento Conquistó al Miedo

Escondido en la Luz

Un Cielo Repleto de Fantasmas

Lejos, aún más Lejos

La Habitación Limpia

Hermanas del Sol

El Niño Eléctrico

Los Mundos Perdidos de La Tierra

Los Inmortales

El Mundo Liberado

Sin Miedo a la Oscuridad

Secretos del Universo con Morgan Freeman

El Universo

La Historia del Universo

Desmontando el Cosmos

Curiosity

El Universo Conocido

Física de lo Imposible con Michio Kaku

Ciencia al Desnudo

Sci-Trek

Pioneros del Espacio

La Conquista del Universo

Universo Maligno

Colisiones Cósmicas

Física y Espacio

El Universo

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

Colaboradores Habituales

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Los Cometas: Cómo supimos que los fenómenos estelares eran fenómenos naturales.

Creada22-06-2014
Modificada10-11-2016
Total Visitas1402
Abril34
Marzo31
Febrero52
Enero28
Media Mensual33

Reseña del Documental Cuando el Conocimiento Conquistó el Miedo de la serie Cosmos

Cuando el Conocimiento Conquistó al Miedo

Desde que la humanidad adquirió la capacidad de observar su entorno y reconocer patrones se dio cuenta de que las estrellas constituían un calendario que les permitía saber la época del año y así anticipar la llegada del Verano o del Invierno, las épocas de las migraciones de las manadas de animales y cuándo era conveniente desplazarse tras ellas o establecerse y almacenar alimentos para el Invierno.

Los antiguos consideraban que las estrellas les enviaban mensajes.

Cuando en el cielo aparecían objetos que no seguían una regularidad conocida los antiguos se alarmaban y pensaban que eran señales de que algo inusual y probablemente catastrófico estaba a punto de ocurrir.

Si en el cielo aparecía un cometa, distintas culturas suponían distintas consecuencias, pero casi siempre pensaban que se avecinaba un desastre.

Desastre: Des-Astra, Mala Estrella.

Los cometas eran sinónimo del Miedo.

Los chinos fueron los primeros que empezaron a anotar los cometas que aparecían de tarde en tarde en los cielos y en todos los casos asumían que eran la predicción de un desastre.

El lugar donde Nacen los Cometas

A un año luz del Sol se encuentra la nube de Oort, una gran cantidad de cuerpos de polvo y hielo que fue predicha por el científico holandés Jan Oort en 1.950. Comprobó que alrededor del Sol no había tantos cometas como los que llegaban a las cercanías de la Tierra, y especuló que si los cometas perdían parte de su masa en forma de vapor cada vez que pasaban cerca del Sol ya hace mucho tiempo que deberían haberse evaporado todos. La explicación, pensó, es que a una cierta distancia del Sol había un enjambre de rocas de hielo y polvo de la que de vez en cuando uno de ellos era desviado en dirección al Sistema Solar.

La Nube de Oort contiene miles de millones de rocas de hielo y polvo de diverso tamaño, pero están tan lejos las unas de las otras como la Tierra de Saturno. Sólo de tarde en tarde dos de esas rocas se acercan lo suficiente como para que una de ellas fuera desviada hacia el Sol mientras la otra se aleja en la distancia.

Cuando una de esas rocas de hielo se acerca al Sol pierde por evaporación una cierta cantidad de masa, y pierde velocidad, por lo que tiende a iniciar un ciclo en el que volverá a caer hacia el Sol cada cierto tiempo. Se habrá convertido en un cometa.

Oort también fue el primero en calcular que la Tierra se encontraba a 30.000 años·luz del centro de la galaxia, que ésta tenía forma de espiral y que en su centro se producían explosiones gigantescas.

La Nube de Oort está tan lejana que uno de sus cometas tardaría alrededor de un millón de años en completar un viaje alrededor del Sol.

A lo largo de las 40.000 generaciones de la Humanidad pueden haber sido vistos unos 100.000 cometas. En todas esas ocasiones la Humanidad los contempló con ignorancia y con miedo, temiendo que fueran el aviso de un terrible desastre.

Cuando Halley encontró a Newton

En 1.664 apareció un cometa en los cielos de Londres y los temores de un grave desastre parecieron confirmarse cuando poco más tarde se produjeron una epidemia de peste y el Gran Incendio de Londres.

Pero el niño Edmund Halley no estaba asustado, sino maravillado.

Edmund Halley tuvo la suerte de tener unos padres que siempre avivaron su curiosidad y le animaron al estudio.

Con sólo veinte años, Halley emprendió un viaje para realizar el primer mapa astronómico completo del Hemisferio Sur.

Años después, Halley y otros astrónomos se preguntaban por qué los planetas se movían como lo hacían. Desde 80 años antes Kepler había descrito cómo se movían los planetas, pero nadie sabía por qué. Un famoso y popular científico de la época, Robert Hooke, le dijo que tenía la respuesta, pero tras varios meses de espera, Halley se convenció de que Hook estaba fanfarroneando.

En Agosto de 1.684 Halley oyó hablar de un extraño alumno que quizás podría ayudarle y acudió a conocerlo.

Nacido el día de Navidad de 1.642, Isaac Newton tuvo una infancia infeliz y solitaria y se refugió en la ciencia como medio para escapar de su infortunio. En 1.661 ingresó en el Trinity College donde se ganó la fama de torpe y taciturno. Estudió los escritos de los clásicos sobre la naturaleza del universo y las leyes del movimiento.

También investigó la alquimia como método para convertir el plomo en oro o encontrar el Elixir de la Vida. Y buscaba claves ocultas y significados secretos en las palabras de La Biblia. Pero todas esas investigaciones nunca le condujeron a ningún descubrimiento útil. (Ver Isaac Newton y la Piedra Filosofal)

En 1.671, Newton publicó un tratado sobre la Luz y el Color, descubriendo la composición del espectro. Hooke le acusó públicamente de haberle robado el descubrimiento y Newton quedó desacreditado, por lo que se recluyó en sus estudios y se propuso no volver a publicar nada para no volver a sufrir otra humillación pública.

Cuando Halley encontró a Newton, éste llevaba recluido en sus estudios 13 años. Halley le propuso averiguar si la atracción del Sol a los planetas se podría calcular con alguna fórmula matemática y Newton le dijo que ya lo había calculado hacía cinco años, pero en el revoltijo de papeles que almacenaba no pudo encontrar la demostración así que le dijo a Halley que volvería a hacer los cálculos y se los enviaría.

Halley se preguntaba si Newton se había tirado un farol, tal como Hooke, pero unos pocos días más tarde recibió una carta de Newton en la que le daba la fórmula y su demostración.

Impresionado, Halley le propuso a Newton que lo publicara en forma de libro, pero la Royal Society no podía financiar la impresión así que el mismo Halley asumió los gastos.

Hooke acusó de nuevo a Newton públicamente de que la Ley de la Gravedad había sido idea suya y que Newton se la había robado, pero no pudo presentar ninguna prueba y esta vez no consiguió su propósito.

En todo momento Halley apoyó a Newton y éste siempre se lo agradeció.

Cuando Halley encontró a Newton, Newton encontró su mejor, tal vez su único amigo.

El Hombre que mató al Miedo

Tras la publicación de Principia Mathematica, de Newton, Halley se embarcó en varios viajes por encargo de la marina real para resolver diversos problemas de navegación. Elaboró el primer mapa de los campos magnéticos terrestres y el mapa de los vientos dominantes en todos los océanos de la Tierra. Perfeccionó la campana de inmersión que permitía que los buzos permanecieran durante horas bajo el agua y estableció las bases para la investigación estadística de las poblaciones. También calculó de forma precisa la distancia de la Tierra al Sol basándose en el tiempo que Venus tardaba en cruzar el disco solar. Comparó mapas celestes actuales con descripciones celestes realizadas por los antiguos astrónomos griegos 1.800 años antes y descubrió que las estrellas fijas no estaban fijas, sino que se desplazaban entre sí, algunas alrededor de sus vecinas, pero tan despacio que en toda una vida apenas se vería una sutil diferencia.

Comprendió así que algunas estrellas se movían alrededor de otras y para su observación le fueron muy útiles las fórmulas de la gravedad desarrolladas por Newton.

Pero Halley siempre recordó su primera visión, en la niñez, de un cometa.

Estudió los clásicos buscando descripciones de cometas. Hizo una recopilación de los vistos en los últimos siglos e intentó encontrar una ley que predijera sus trayectorias. Fue el primero en descubrir que los cometas seguían trayectorias parabólicas y el primero en descubrir que los vistos en 1.531, 1.607 y 1.682, eran el mismo cometa, un cometa que regresaba cada 76 años. Utilizando las leyes del movimiento desarrolladas por Newton, pudo predecir que volvería en 1.758 y predijo la fecha exacta y la trayectoria que seguiría en el cielo.

Cincuenta años más tarde Halley ya había muerto tras una vida larga y satisfactoria, pero los astrónomos de todo el mundo recordaban su predicción e intentaban ser los primeros en descubrir el cometa.

Cuando el cometa apareció en el día y en la zona predichas por Halley cincuenta años antes, supieron que tenía razón.

Y ya no tuvieron miedo.

En mi opinión

Desde la Nube de Oort, situada a un año luz, un cometa se desvía hacia el Sol y tarda un millón de años en llegar hasta la órbita de Neptuno, que es cuando se calienta lo suficiente como para emitir vapores y dejar una cola que lo haga visible desde la Tierra. Pero no se explica cómo un período orbital tan largo puede reducirse tanto como para que algunos cometas tarden sólo 76 años o menos en regresar a las cercanías del Sol. ¿Tal vez al pasar cerca de un planeta que lo desvíe y lo frene?

Tyson dice que la palabra desastre proviene del latín des-astra, mala estrella. No es totalmente correcto. En realidad procede de disastro, sin estrella, aunque el significado es el mismo: un mal augurio de las estrellas.

Por último, me gusta la Ciencia y me gusta la Historia. Y me gustan las Buenas Historias.

Cuando descubro una Buena Historia como la que nos narra Tyson acerca de Halley, Hooke y Newton no puedo más que asombrarme y maravillarme de la complejidad de la naturaleza humana y del valor de la amistad, la curiosidad y el amor al conocimiento.

Ha sido un placer conocer esta historia y espero que también lo sea para vosotros.

Ver Ficha de Cuando el Conocimiento Conquistó el Miedo de la serie Cosmos

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies