Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Documentales de Stephen Hawking

Hubble: Explorando el Universo

Cosmos 2014

En Medio de La Vía Láctea

Lo que hacen las Moléculas

Cuando el Conocimiento Conquistó al Miedo

Escondido en la Luz

Un Cielo Repleto de Fantasmas

Lejos, aún más Lejos

La Habitación Limpia

Hermanas del Sol

El Niño Eléctrico

Los Mundos Perdidos de La Tierra

Los Inmortales

El Mundo Liberado

Sin Miedo a la Oscuridad

Secretos del Universo con Morgan Freeman

El Universo

La Historia del Universo

Desmontando el Cosmos

Curiosity

El Universo Conocido

Física de lo Imposible con Michio Kaku

Ciencia al Desnudo

Sci-Trek

Pioneros del Espacio

La Conquista del Universo

Universo Maligno

Colisiones Cósmicas

Física y Espacio

El Universo

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.90.204.233

Datos de Pagina

La Tierra ha cambiado tanto y tantas veces que en cada ocasión es como si el mundo anterior hubiera desaparecido, perdido para siempre.

Creada30-06-2014
Modificada10-11-2016
Total Visitas878
Febrero3

Reseña del Documental Los Mundos Perdidos de La Tierra de la serie Cosmos

Los Mundos Perdidos de La Tierra

Documental de la serie Cosmos 2014

Hace 350 mega·años la Tierra era muy distinta a la actual. Las constelaciones eran distintas, las líneas costeras irreconocibles. No había dinosaurios ni aves. Los continentes estaban cubiertos de vegetación pero no había flores. Había el doble de Oxígeno que hoy en día y los insectos eran enormes.

Los insectos no respiran con pulmones sino a través de la piel. Si el nivel de oxígeno fuera como el actual no podrían absorber suficiente para oxigenar las partes más internas de su cuerpo, pero en aquella atmósfera tan enriquecida los insectos podían alcanzar un gran tamaño. Las libélulas eran del tamaño de las águilas y los milpiés del de un cocodrilo.

¿Qué fue lo que produjo tanto oxígeno?

El Primer Bosque

Poco tiempo antes la vegetación que cubría los continentes eran hierbas y helechos de escasa altura, pero en algún lugar del planeta surgió una planta capaz de formar lignina.

La lignina es un material duro pero flexible, ligero pero resistente. Las plantas que desarrollaron la lignina fueron capaces de crecer más altas que las que la rodeaban y absorber más luz, robándosela a las plantas que quedaran bajo ellas.

Se inició una carrera evolutiva hacia el Sol. Las plantas leñosas comenzaron a proliferar a costa de las herbáceas y entre ellas las que tenían más altura conseguían más descendencia.

El planeta entero se cubrió de árboles dejando relegadas a las hierbas y helechos a ser plantas minoritarias que sobrevivían en los lugares donde los árboles no pudieran prosperar.

De quedar relegadas a la superficie del planeta, las plantas conquistaron las alturas. Multiplicaron varias veces la cantidad de superficie vegetal que podía respirar, absorber Dióxido de Carbono y producir Oxígeno.

Eso duplicó la cantidad de Oxígeno que había en la atmósfera y permitió que los insectos centuplicaran su tamaño.

El Período Carbonífero

Pero la lignina tenía un problema. Al ser un producto nuevo de la naturaleza, no existía ningún ser vivo que se alimentara de ella o pudiera digerirla. Las termitas no aparecieron hasta 100 mega·años más tarde. En los primeros bosques leñosos no había bacterias, ni hongos, ni insectos que se alimentaran de ella, así que todos los árboles que morían quedaban en el suelo enterrados bajo sucesivas capas de troncos, ramas, hojas y tierra.

El CO2 de la atmósfera se convertía en madera que era enterrada durante millones de años bajo capas y capas de más bosques. Enterrados por terremotos, movimientos tectónicos y los sedimentos de millones de años, los troncos de madera fueron sometidos a las grandes presiones y temperaturas del subsuelo y acabaron convertidos en carbón, dando nombre al período carbonífero.

La Extinción del Pérmico

Erupciones de las Trampas SiberianasEntonces se produjo la supererupción de las Trampas Siberianas. La corteza terrestre en la zona que hoy en día es Siberia se agrietó y gran cantidad de lava y gases salieron a la superficie. Esa zona estaba repleta de árboles enterrados y carbonizados desde millones de años antes y la emisión de CO2 y otros muchos gases se multiplicó provocando un enorme efecto invernadero. Pero al mismo tiempo se emitieron muchos gases sulfurosos que generaron una nube de vapor de ácido sulfúrico que cubrió todo el planeta reflejando la luz del Sol y haciendo que las temperaturas volvieran a bajar muchos grados bajo cero.

Este vaivén de temperaturas acabó con la mayoría de especies existentes, y de las pocas especies supervivientes su población se vio muy reducida. No había especies capaces de adaptarse a tan brutales oscilaciones del clima.

El calentamiento de las capas profundas del océano provocó la evaporación del hidrato de metano que abundaba en el fondo marino. Al salir a la atmósfera provocó un calentamiento aún más acusado y destruyó la capa de Ozono, permitiendo que pasaran los dañinos rayos ultravioleta del Sol.

Las corrientes oceánicas se detuvieron y los océanos perdieron el oxígeno matando a gran parte de la fauna marina.

Sólo una forma de vida fue beneficiada, las bacterias que producían sulfuro de hidrógeno como desecho y eso hizo aún más inhóspito el planeta.

Las Trampas Siberianas se apagaron por fin al cabo de varios cientos de miles de años, pero la Tierra había quedado tan inhóspita que la Vida tardó aún diez millones de años en comenzar a prosperar y reparar los daños.

Nosotros, y todos los seres vivos existentes actualmente, somos los descendientes de los pocos animales y plantas que pudieron sobrevivir a esos diez millones de años de infierno.

La Deriva de los Continentes

En 1.570, Abraham Ortelius fue un cartógrafo flamenco que publicó El Primer Atlas Moderno, con decenas de mapas que usaban escalas similares y con todos los continentes descubiertos en los últimos 80 años. Además fue el primero en darse cuenta de cómo encajaban los continentes a ambos lados del Atlántico y supuso que África y América debieron separarse por terremotos e inundaciones.

Su corazonada fue confirmada por Alfred Wegener, a principios del Siglo XX, cuando comprobó que los mismos fósiles de dinosaurios y plantas extinguidas se encontraban en las zonas de América y África que parecían encajar como un puzzle. Incluso eran similares las capas geológicas del subsuelo en zonas de ambos continentes.

Pero la teoría de Wegener también fue despreciada y ridiculizada por la mayoría de los geólogos y paleontólogos de su época.

En 1.952, Marie Tharp trabajaba en el departamento de Geología de la Universidad de Columbia. Estaba trabajando en la cartografía de los fondos marinos realizados por sónar y Marie comprobó que existía una fosa tectónica que recorría de norte a sur todo el Océano Atlántico y que a ambos lados de la fosa las fallas geológicas eran simétricas.

Años después, al comparar ese mapa con el de los epicentros de los terremotos de los últimos años comprobó que la mayoría se habían producido en esa fosa.

Sólo entonces el mundo científico aceptó que la Deriva de los Continentes era un hecho real.

Empujados por el Cambio

Hace 5'5 mega·años la cuenca mediterránea era una enorme extensión de tierra reseca cubierta de salitre en la que la vida era casi imposible. Un terremoto abrió el Estrecho de Gibraltar y una gigantesca catarata convirtió aquella reseca tierra en el Mar Mediterráneo en menos de un año.

Poco después se elevaron las tierras de Centroamérica que unieron ambos continentes separando los océanos Atlántico y Pacífico, cambiando el sistema de circulación termohalina de los océanos y alterando el clima global. Los abundantes bosques de África se secaron convirtiéndose en sabanas y desiertos con unas pocas selvas cerca de los caudalosos ríos.

Los primates que vivían en los árboles tuvieron que descender de ellos y aprender a vivir en las praderas. A lo largo de miles de generaciones los cambios evolutivos propiciaron que aparecieran los primeros homínidos.

La Tierra ha cambiado continuamente y ha obligado a cambiar a las especies vivas.

También los planetas del Sistema Solar han influido en los cambios del Clima de la Tierra.

La fuerza gravitatoria de Venus y Júpiter han alterado ligeramente la órbita de La Tierra y han cambiado la inclinación de su eje de rotación, iniciando un período conocido como la Edad de Hielo durante el cual los casquetes polares recibieron menos radiación solar y se cubrieron de Hielo. Se inició un ciclo de sucesivas glaciaciones de unos cien mil años de duración con intervalos de unos quince mil años de climas más templados. Durante las glaciaciones los hielos cubrían gran parte de la Tierra y los océanos descendían unos 120 metros emergiendo tierras costeras. Todo este proceso se invertía durante los cortos períodos cálidos.

Sometidos a un cambio tan continuo nuestros antepasados tuvieron que ser capaces de adaptarse con rapidez a estos cambios del clima.

El último período interglacial comenzó hace unos quince mil años y es el que ha visto el origen de las civilizaciones que se han sucedido hasta la actualidad.

El Mundo del Futuro

La civilización actual se enfrenta ahora a un nuevo peligro, y ese peligro no procede de los cambios naturales del planeta, sino de los cambios que el consumo de combustibles fósiles está provocando en el Medio Ambiente.

Lo que ocurra en el futuro es una incógnita. Sabemos algunas cosas, como que los continentes siguen desplazándose y dentro de 200 mega·años volverán a unirse en un nuevo supercontinente. También la Tierra sufrirá cambios orbitales que podrán reducir o aumentar la cantidad de calor solar que incidirá sobre ella, tal vez provocando nuevos calentamientos o enfriamientos.

Pero lo que haga la Humanidad también tendrá consecuencias.

Por primera vez en la Historia de la Vida tenemos la capacidad de cambiar el planeta.

De nosotros depende que la Tierra siga siendo un planeta en el que prosperen las especies animales y vegetales actuales o que nuestra imprudencia provoque la Sexta Extinción.

En mi Opinión

Estoy de acuerdo con Tyson en que tenemos la capacidad de cambiar el planeta, tanto para bien como para mal. Pero no es la primera vez en la Historia de la Vida.

Las primeras bacterias que fabricaban Oxígeno como producto de desecho provocaron un cataclismo biológico en los seres vivos que existían entonces. Casi todos esos seres se han extinguido, pero algunos pocos de ellos desarrollaron mecanismos para procesar el Oxígeno iniciando un nuevo camino en la evolución.

También los árboles leñosos provocaron un cambio natural que fue perjudicial para otras especies, pero muchos millones de años más tarde aparecieron bacterias, hongos e insectos xilófagos que volvieron a cerrar el Ciclo de la Vida. La madera de los árboles que mueren hoy en día no quedan enterrados ni acabarán convertidos en carbón, sino que son reciclados y sus componentes vuelven a entrar en el Ciclo de la Vida.

En cuanto a los cambios futuros provocados por la actividad humana, ¡ya tenemos la capacidad de evitarlos!

Podemos evitar los daños de la contaminación, podemos controlar las emisiones de CO2, tenemos la capacidad de Controlar el Clima de la Tierra y evitar las futuras glaciaciones o calentamientos de la Tierra.

Sólo tenemos que ser sensatos y ponernos a ello.

Ver Ficha de Los Mundos Perdidos de La Tierra de la serie Cosmos

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies