Ideario de Religión

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Las Religiones de Adán

La Biblia Apócrifa

Los Evangelios Apócrifos

Historia del Cristianismo

Ideario de Religión

El Código da Vinci

Las Cinco Vías

Refutaciones

Mitos y Leyendas Bíblicas

La Crucifixión

Símbolos Paganos

Arqueología Bíblica

Debate sobre Dios

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP54.242.115.55

Datos de Pagina

¿Fue Jesús crucificado en una cruz o en un madero?

Creada30-03-2013
Modificada09-08-2015
Total Visitas1365
Marzo4

¿Cómo fue la Crucifixión de Jesús?

Hasta ahora hemos visto numerosos retratos de la crucifixión según la versión tradicional.

Clavo en la Palma de la mano de Jesus Crucifixión en una Cruz Clavo en los empeines de los Pies

Hoy en día sabemos que esa imagen está equivocada.

Crucificados en Postes, según los Testigos de JehovaLos Testigos de Jehová, a través del estudio de la Biblia en sus idiomas originales fueron los primeros en darse cuenta de que la palabra usada para el objeto en el que se clavaría a Jesús no era Cruz, sino Madero, aunque ellos interpretaron que la crucifixión se realizaba en un poste vertical clavado en el suelo.

Los romanos tenían varias formas de crucificar, y en esto, como en otras profesiones, imagino que era el verdugo, el profesional, el que decidía la forma más eficiente de crucificar a los condenados. No creo que las crucifixiones fueran iguales en todo el imperio, y es posible que la crucifixión en un poste vertical tal como la describen los Testigos de Jehová también se ejecutara en algunas partes del imperio romano, pero por los restos y pruebas encontrados en Jerusalén parece que la técnica usada por éstos era diferente.

Crucificado. Dibujo de Peter ConnollyEsta podría ser una forma en que parece que se ejecutaba la crucifixión en Judea, según el dibujo del excelente dibujante de libros históricos Peter Connolly, recientemente fallecido.

Sin embargo, yo haría algunas puntualizaciones.

Primero hay que tener en cuenta que los verdugos son profesionales, y como tales cada uno tendría su arte y su manera de hacer las cosas, pero todos intentarían conseguir la perfección en su trabajo, y ésta era conseguir el máximo sufrimiento posible, durante el máximo tiempo posible, al precio más económico posible.

El reo traía un madero, a hombros o a rastras. Había que clavarlo a él y luego izarlo hasta encajarlo en el poste vertical. Si esto es algo que se hace cada dos o tres meses no vale la pena establecer rutinas de trabajo, pero si esto es trabajo que se va a hacer varias veces a la semana o incluso al día (como así era en aquella época) interesa ahorrar trabajo y esfuerzo sin renunciar a la eficiencia, así que es lógico que se utilizara todo el ingenio posible para ello.

Por ejemplo, la forma más eficiente de izar el madero con el reo es mediante poleas. Lo más probable es que en la parte superior del poste vertical hubiera una polea o al menos un agujero con los bordes redondeados, por el que se tendería una cuerda o dos que se atarían al madero horizontal. Con el madero colgando ya del poste (no en el suelo) se colocaría al reo de espaldas contra el madero y se le clavarían los clavos a través de una tablilla y las muñecas hasta el madero.

Crucificado según Israel HershkovitzEs posible que se hiciera por las palmas y por delante del madero estando éste a la altura de la cabeza del reo, o a la altura de la mitad de la espalda, con los brazos por encima del madero y las manos por la parte de atrás. Esta no es la forma en que siempre se nos ha representado a Jesús en la cruz, pero es la forma en que el reo sufriría un gran dolor durante varios días. De la forma que la tradición nos ha transmitido, el reo moriría en menos de un día.

Sea de una u otra forma, a continuación se iza el madero con el reo colgando hasta encajarlo en el soporte habilitado para ello y se asegura con cuerdas o, con un poco de ingenio, con unos hierros en forma de U, fáciles de poner y quitar.

Connolly ha dibujado en el poste un travesaño donde el reo pueda sentarse y aliviar su peso. Esto tendría sentido para evitar una muerte prematura por asfixia al permanecer el reo colgado.

Sin embargo, este sistema de crucifixión tiene un problema y es que es el reo el que decide si quiere sentarse en el travesaño o no. ¿Qué ocurrirá si se cansa de tanto sufrimiento y pierde la esperanza de sobrevivir? Sencillamente se dejaría caer, colgar de los brazos hasta que perdiera la consciencia y al cabo de un tiempo moriría por asfixia. Sería un alivio para el reo, una salida... y algo que no querría el verdugo.

El verdugo lo que quiere es que el reo sufra lo máximo posible durante todo el tiempo posible, para él sería un fracaso que el reo pudiera dejarse morir de esa forma, así que no pondrá en la cruz ningún medio por el que el reo pueda escapar a su condena.

En ese sentido me parece más probable que el sistema de crucifixión sea con los brazos rodeando por encima el madero horizontal y los clavos atravesando al condenado las muñecas por el dorso. El reo colgará de los brazos, pero no se ejercerá presión sobre los pulmones por lo que se elimina el riesgo de asfixia y los crucificados podrán permanecer en la cruz agonizando durante varios días, sin que tengan la posibilidad de hacer nada que alivie o acorte su sufrimiento.

Clavo en el Talon de un piePor último se clavarán los talones lateralmente contra el poste, no, como siempre se nos ha enseñado, en el empeine, sino en el talón, atravesando el hueso calcáneo por una zona en que hay muchas fibras nerviosas y muy pocas venas, por lo que se maximiza el dolor y se produce poco derramamiento de sangre, y colocando una tabla con el fin de que luego sea fácil recuperar el clavo.

Es posible que algún verdugo con mucha experiencia sea capaz de atravesar los dos talones con un solo clavo de más longitud, tal como lo ha dibujado Connolly, pero salvo que sea para presumir, no considero necesario hacer estos alardes de destreza a costa de aumentar el riesgo de estropear un buen clavo. Aparte de que si el clavo atraviesa los dos talones, queda más longitud fuera del poste y es más posible que se llegue a doblar por el peso del reo. Atravesando un solo talón se minimiza el riesgo de errar el golpe y torcer el clavo, que en aquella época era una pieza de lo más valiosa.

Al menos, mucho más valiosa que los condenados.

Veánse también: El Misterio de la Crucifixión, La Sangre de Cristo y el reciente documental Los Secretos de la Crucifixión.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies