Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

El Universo

El Sistema Solar

Los Mayores Secretos del Espacio

En el Borde del Sistema Solar

El Sol

Planetas y Lunas

La Historia Secreta de Plutón

El Misterio del Planeta 9

En Busca del Planeta Perdido

Planetas

Lunas

Vida y Muerte en el Planeta Rojo

Júpiter ¿Destructor o Salvador?

Júpiter: El Gemelo Secreto del Sol

¿Hay Vida en Saturno?

Los Hornos de la Vida

Los Vientos de la Creación

Las Mayores Erupciones Cósmicas

Cometas y Asteroides

Sistemas Solares

Catástrofes que Cambiaron los Planetas

Mecanismo y Creación

Hasta los Extremos del Universo

Vida Extraterrestre

Colaboradores Habituales

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar

Datos de Pagina

Las Lunas, su origen y formación. ¿Podría haber vida en algunas lunas?

Creada23-10-2017
Modificada30-10-2017
Total Visitas5
Noviembre3
Octubre2
Noviembre0

Reseña del Documental Lunas de la serie La Historia del Universo

Lunas

El Sistema Solar alberga 8 planetas. En torno a seis de ellos orbitan Lunas. Más de 300.

Júpiter y Saturno tienen más de 60 lunas cada uno, formando sistemas orbitales más complejos que el propio Sistema Solar.

Y no hay dos iguales.

Las mayores erupciones volcánicas, las temperaturas más gélidas y los mayores océanos se encuentran en las lunas del Sistema Solar.

Algunas tienen volcanes de Hielo. En otras llueve Metano, formando nieblas y nubes. Algunas tienen tanta actividad volcánica que los mapas de su superficie hay que actualizarlos a diario. Otras tienen géiseres que lanzan todo tipo de sustancias al espacio.

Son tan variadas y fascinantes que muchos astrobiólogos creen que es más probable encontrar Vida en las Lunas que en los Planetas.

La Formación de las Lunas

Las Lunas del Sistema Solar se formaron en su mayor parte de la misma forma que los planetas.

El Sistema Solar era entonces una nube de gas y polvo que por acreción fue formando grumos unidos por la energía electrostática. Cuando estos grumos llegaron a un cierto tamaño comenzó a funcionar la gravedad formando millones de núcleos más compactos.

Durante varios millones de años fueron uniéndose a veces en choques violentos que generaban calor, fundiendo los minerales que los componían y formando rocas sólidas y cada vez más grandes.

Conforme se iban produciendo colisiones, los planetesimales más grandes atraían a los más pequeños haciéndose más grandes al tiempo que el número de planetesimales fuera cada vez menor. Algunos planetesimales crecieron lo bastante para convertirse en planetas, otros, de un tamaño menor, en lunas.

Aunque el proceso no ha terminado, sino que seguirá durante toda la existencia del Sistema Solar, hoy en día el número de objetos, asteroides y cometas, es lo bastante pequeño como para que las colisiones sean cada vez menos frecuentes, dándonos la impresión de que el Sistema Solar es, por fin, un lugar muy tranquilo y donde nunca pasa nada.

No nos confiemos. Aún quedan muchas colisiones por ocurrir y no sabemos cuándo ni dónde sucederán.

El proceso parece sencillo, pero en realidad no llegamos a comprenderlo del todo hasta 2.003, cuando un astronauta metió café molido y sal en un recipiente transparente en la ingravidez espacial y tras agitarlo comprobó cómo las partículas se agrupaban espontáneamente por la fuerza electrostática.

Así fue como se empezaron a formar las Lunas y Planetas del Sistema Solar.

La mayoría de las lunas se formaron con el polvo y gas que orbitaba alrededor de los planetas.

Pero si su proceso de formación es el mismo ¿por qué son tan diferentes?

Historia de Dos Lunas

Ganímedes y Calisto, dos Lunas de JúpiterGanímedes y Calisto son dos lunas de similar tamaño que se formaron alrededor de Júpiter, cuando éste era aún un planeta joven.

Ganímedes se formó muy cerca de Júpiter, una región atestada de materiales. Se formó con bastante rapidez, en apenas 10.000 años y durante el proceso de acreción se generó bastante calor que separó la roca del hielo.

Calisto se formó más lejos de Júpiter, en una región en la que la nube de gas y polvo era más tenue. El acrecimiento fue más lento, se enfrió conforme se formaba y los materiales de roca y hielo no llegaron a separarse, por lo que tiene una superficie más homogénea.

Ambas lunas siguen existiendo, pero hubo muchas otras lunas que se formaron alrededor de Júpiter y por su situación más cercana o lejana, su órbita demasiado elíptica o su interacción con otras lunas acabaron cayendo en el planeta o perdiéndose en el espacio.

Las Lunas de Júpiter

Júpiter tiene más de 60 lunas. Las cuatro más grandes fueron descubiertas por Galileo en 1.610 y en su honor son llamadas Galileanas. Las demás forman un heterogéneo grupo de cuerpos más pequeños que se mantienen a diversas distancias de Júpiter.

La luna más cercana a Júpiter es Ío, que orbita a 422 Mega·metros y su superficie cambia a diario debido a una intensa y continua actividad volcánica.

Se han filmado erupciones volcánicas tan intensas que los materiales eyectados ascienden hasta más de 300 Km de altura.

El motivo de que Ío tenga tanta actividad volcánica es la Gravedad de Júpiter.

Aovamiento de ÍoAl estar tan cerca de una masa tan grande como Júpiter, éste crea unas mareas muy intensas sobre él, estirando la luna hasta tener varios Km más en el sentido que apunta a Júpiter que en las direcciones perpendiculares.

Pero la órbita de Ío no es circular, sino elíptica, y muy excéntrica, por lo que cuando está más lejos el aovamiento es menor, y cuando se acerca es mayor. Esto provoca un amasamiento del interior de Ío que produce calor, mucho calor, y mantiene el manto de Ío en estado líquido.

Siempre he pensado que al calor de Ío también contribuye el hecho de que su órbita transcurre por dentro del intenso campo magnético de Júpiter, lo que provoca un efecto similar a lo que le ocurriría a una caja de tornillos dentro de un microondas.

Leí un comentario sobre esta posibilidad en la revista Investigación y Ciencia (Scientific American) hace unos 30 años, pero no he vuelto a ver ningún otro artículo o documental que lo haya vuelto a mencionar, por lo que expongo la idea con cierta precaución.

Europa está más lejos de Júpiter, está más fría y cubierta de una gruesa capa de Hielo, pero igual que en Ío, aunque en menor grado, el efecto marea provoca calor en el interior, por lo que se cree que bajo la corteza de Hielo existe un océano de agua líquida.

Bajo ese océano está un núcleo mineral con intensa actividad volcánica, lo que genera géiseres submarinos que arrojan numerosos nutrientes minerales y calor, lo que podría facilitar la aparición y supervivencia de la Vida.

Existen planes, a varias décadas vista, de enviar una sonda similar a un torpedo que genere calor y se vaya hundiendo lentamente en el hielo hasta alcanzar el interior líquido, y es posible que se encuentren organismos vivos.

Las demás lunas de Júpiter están bastante más lejos, por lo que en ellas no se produce efecto marea y son cuerpos fríos y sin actividad, pero presentan las cicatrices de miles de colisiones de asteroides.

Los Anillos de Saturno

Saturno, visto desde su sombraSaturno también cuenta con unas 60 lunas, pero además está acompañado por unos espectaculares anillos formados por rocas y cristales de hielo, por lo que podríamos decir que en realidad cuenta con miles de millones de satélites, la mayoría del tamaño de un guisante, algunos del tamaño de coches, edificios o montañas.

Para estudiar las lunas y anillos de Saturno, la NASA envió la sonda Cassini que tomó fantásticas imágenes que llevaron a numerosos nuevos descubrimientos.

Los científicos pensaban que sólo había ocho anillos. Se descubrió que eran más de 30.

También suponían que el material de los anillos era el mismo que existía cuando se formó Saturno y que los fragmentos estarían cubiertos de polvo. Descubrieron que los fragmentos de hielo chocaban entre sí y se rompían, presentando superficies con un prístino resplandor, como recién estrenados.

Se cree que los anillos nacieron a partir de la colisión de un cometa con una pequeña luna de Saturno en la que ambos cuerpos quedaron disgregados en pequeños fragmentos en órbita, hasta que eventualmente formaron los anillos.

Lunas Capturadas

La fuerza que crea las lunas es la Gravedad. Cuando de una nube de gas y polvo se forma un planeta, con los restos se forman las lunas.

Pero las lunas también pueden ser asteroides o cometas que pasen cerca de un planeta y sean capturados por su gravedad.

Las dos lunas de Marte, Deimos y Fobos, son cuerpos del Cinturón de Asteroides que pasaron cerca de Marte y fueron capturados. Ambos siguen órbitas elípticas que no son estables. Deimos se va alejando poco a poco y tarde o temprano se alejará tanto que se perderá en el espacio. Fobos, en cambio, está cada vez más cerca de Marte y algún día se estrellará contra la superficie.

Órbitas de la Tierra y CruithneEl asteroide Cruithne, de 5 Km, es descrito a menudo como la segunda luna de la Tierra. Fue descubierto en 1.986 y se observó que su órbita alrededor del Sol es bastante más excéntrica, pero tarda exactamente lo mismo que la de la Tierra, por lo que año tras año se cruzan sus caminos.

Afortunadamente lo hacen en distinto momento, por lo que no hay peligro de colisión, al menos en muchos miles de años.

El motivo de que sea conocido como un segundo satélite de la Tierra es porque desde la Tierra nunca lo vemos pasar por detrás del Sol sino que parece estar siempre a su derecha, nunca a su izquierda, alejándose o acercándose, pero nunca a menos de 12 Millones de Km, unas treinta veces la distancia a la Luna.

A veces los mismos asteroides son capaces de capturar a otros asteroides más pequeños, convirtiéndolos en lunas. En 1.993 la sonda Galileo se cruzó con el Asteroide Ida y descubrió que había otro asteroide, de unos 800 m, que lo orbitaba.

Tritón, SaturnoNo todas las lunas capturadas son pequeñas. La mayor de todas es Tritón, de 2.700 Km. Orbita en torno a Neptuno y lo hace en dirección contraria a la rotación del planeta.

Por su tamaño se cree que Tritón pudo haber sido un planeta enano que orbitaba alrededor del Sol, tal vez en el Cinturón de Kuiper, y que fue capturado por la gravedad de Neptuno.

Igual que Fobos, la órbita de Tritón es cada vez más pequeña y tarde o temprano se estrellará contra Neptuno.

La Nueva Luna de la Tierra

La Luna de la Tierra tiene una característica que la diferencia de las demás lunas del Sistema Solar.

Los científicos siempre pensaron que se había formado al mismo tiempo que la Tierra, pero en los años 1.960 en científico planetario Bill Hartmann propuso la idea de que se había formado a partir de un tremendo impacto.

La prueba fue encontrada en 1.969, cuando los astronautas llegaron a la Luna y recogieron muestras del terreno. Esas muestras fueron analizadas y se comprobó que eran idénticas a las rocas de la corteza terrestre. Y en algún momento habían estado muy calientes.

Escombros de la colisión Theia contra la TierraHace 4.500 Ma existía un centenar de planetas orbitando el Sol. Uno de ellos, Theia, del tamaño de Marte, colisionó con la Tierra lanzando gran cantidad de escombros al espacio. Parte de estos escombros quedaron en órbita alrededor de la Tierra y con el tiempo se agruparon formando la Luna.

Para poner a prueba la teoría, en el cañón de disparo vertical de la NASA se disparan varios proyectiles a 8 Km/s sobre sendas esferas que simulan la Tierra.

Un impacto directo destruye el objetivo por completo no quedando en la Tierra masa suficiente para rehacerse, y mucho menos para que se forme la Luna.

Un impacto tangencial arranca una parte del planeta, pero los fragmentos se alejan a una velocidad excesiva, por lo que no quedarían restos para formar la Luna.

Un impacto intermedio arranca una cantidad mayor, pero a menor velocidad, por lo que quedarían en órbita alrededor de la Tierra.

Hoy la Luna orbita a 363.000 Km de la Tierra en su perigeo, pero cuando se formó lo hacía a 24.000 Km.

El impacto también hizo que la Tierra girase mucho más rápido, teniendo días de sólo 6 horas.

Al estar diez veces más cerca, las mareas eran mil veces más altas, agitando los océanos sobre el fondo marino a velocidades de cientos de Km/h, revolviendo gran cantidad de minerales.

Las mareas fueron frenando la rotación de la Tierra, la Luna alejándose y la fuerza de las mareas reduciéndose. El proceso no ha terminado, la Tierra se seguirá frenando y la Luna alejando, pero actualmente gozamos de una rotación de 24 horas, con la Luna a 363 Mm y con mareas de unos 6 m.

Si no fuera por esa gigantesca colisión nosotros no existiríamos.

Los Laboratorios de la Vida

Las lunas del Sistema Solar son muy diversas y nos sorprenden continuamente con cada nuevo descubrimiento. Algunas son volcánicas, otras están rodeadas por una gruesa capa de hielo bajo la que se esconden gigantescos océanos.

Y en muchas de esas lunas se han encontrado elementos que en la Tierra son componentes orgánicos de la Vida.

Tal vez en alguna de esas lunas existan seres orgánicos, lo que nos abriría una ventana a un mayor conocimiento de las posibilidades de la Vida en el Universo.

Cada luna del Sistema Solar es un laboratorio donde muy diversas condiciones podrían combinarse para producir seres vivos.

Géiser sobre EnceladoEncelado es una esfera de 480 Km cubierta de Hielo de la que manan géiseres de agua. Bajo esa capa de hielo existe un océano líquido y bajo él un núcleo rocoso con actividad volcánica gracias al calor generado por las fuerzas de marea de Saturno.

En la Tierra, en similares condiciones, en géiseres submarinos a Km de profundidad y en la más completa oscuridad, hay Vida.

También Europa, una luna de Saturno, tiene las mismas condiciones. Cualquiera de las dos podría tener Vida.

Pero los científicos también están fascinados por Titán, una luna de Saturno con paisajes muy similares a la Tierra, con montañas, ríos, lagos y océanos. Con una atmósfera donde a menudo se forman nubes y lluvia.

Pero la lluvia es de Metano y las montañas de agua congelada.

Y en las tres lunas, Europa, Encelado y Titán, se ha detectado la presencia de una sustancia llamada Tolina, que contiene todos los ingredientes de la Vida.

Es posible que en próximas expediciones podamos por fin confirmar si la Vida es exclusiva de la Tierra o si ha aparecido en otros lugares, planetas o lunas, del Sistema Solar.

En mi opinión

YO CREO que la Vida es un fenómeno que ocurre de forma natural en cualquier sitio donde existan las condiciones adecuadas, un líquido con sales y minerales disueltos y una temperatura más o menos estable. Y tiempo, mucho tiempo para que se produzcan trillones de reacciones químicas hasta dar lugar a los primeros organismos autorreplicantes.

En la Tierra esto ocurrió casi desde el principio, las rocas más antiguas de la Tierra ya muestran indicios de la existencia de bacterias.

Pasar de Virus y Bacterias a Células Eucariotas ya es un paso más difícil, en la Tierra fueron precisos 2.000 Millones de años. Y otros Mil Millones en que aparecieran los primeros organismos pluricelulares. El resto fue fácil, en sólo 600 Millones de años aparecieron el resto de la compleja y casi infinita variedad de seres vivos, incluidos nosotros.

Encélado y Europa han dispuesto de todo ese tiempo, por lo que podría ser posible que existieran animales complejos similares a moluscos, crustáceos y peces.

Pero en el caso de Titán debo plantear mis reservas. Las reacciones químicas a muy baja temperatura son mucho más lentas, y no creo que ni en 4.000 Millones de años haya dado tiempo a que aparezcan organismos mínimamente complejos.

Pero una cosa es la teoría y otra la evidencia. Estoy seguro de que en las próximas décadas nuevas exploraciones y descubrimientos nos revelarán si la Vida existe en otros lugares del Sistema Solar.

Ver Ficha de Lunas de la serie La Historia del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies