Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

Viajes en el Tiempo

El Universo

La Ciencia del Universo

La Historia del Universo

Sobre el Big Bang

La Materia del Universo

Materia y Energía Oscuras

Galaxias

Galaxias

La Muerte de la Vía Láctea

Planetas del Infierno

Tormentas de Fuego Cósmicas

Estrellas

Agujeros Negros

El Sistema Solar

Vida Extraterrestre

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP18.206.48.142

Datos de Pagina

¿Cuál es el futuro que le aguarda a la Vía Láctea? ¿Se apagarán sus estrellas? ¿Volverá a Renacer?

Creada27-02-2019
Modificada27-02-2019
Total Visitas50
Septiembre3

Reseña del Documental La Muerte de la Vía Láctea de la serie La Historia del Universo

La Muerte de la Vía Láctea

Documental de la serie La Historia del Universo (T6, E4, 2018), en el que se describe la Vía Láctea, su evolución y su futuro. ¿Seguirá existiendo durante mucho tiempo o está a punto de morir?

Existen Cien Mil Millones de planetas orbitando las 400 Mil Millones de estrellas de la Vía Láctea.

La Vía Láctea se formó hace 13'6 Ga (apenas 200 Ma después del Big Bang).

Inicialmente era tan sólo una enorme nube de Hidrógeno. Atraído por su propia gravedad, partes de esa nube se condensaron para formar una esfera, cada vez más grande y densa, hasta que su tamaño fue tan grande que la presión interna acabó rompiendo las capas electrónicas del Hidrógeno y los núcleos comenzaron a colisionar y fusionarse en una reacción nuclear, generando gran cantidad de energía y creando la primera estrella de la Vía Láctea.

Pronto fue acompañada por muchas más, miles de millones, y en su interior se crearon nuevos elementos, gases, minerales y metales.

Al estallar las estrellas todos esos elementos se esparcieron por el espacio y tras vagar durante millones de años y unirse a nubes similares de otras estrellas volvieron a condensarse para formar nuevas estrellas, esta vez con planetas sólidos a su alrededor.

La Juventud de la Vía Láctea

Observando las galaxias de nuestro entorno podemos ver el color de sus estrellas como una tenue coloración que varía entre el azul y el rojo.

Las Galaxias azules revelan que en ellas se están formando nuevas estrellas, lo que indica que son jóvenes.

Si una galaxia es roja es porque la mayor parte de sus estrellas están al final de su vida, lo que indica que la galaxia es vieja.

Ver el color de nuestra propia galaxia parece fácil, pero no lo es. Las estrellas son demasiado tenues y a simple vista no podemos ver más que las 2.000 estrellas más brillantes en unos pocos cientos de años·luz a nuestro alrededor. El resto, los cientos de miles de millones de estrellas esparcidas por la galaxia, no podemos verlas a simple vista, más que como un tenue resplandor que cruza el cielo de la noche y que conforma la Vía Láctea.

En los últimos 15 años, el Observatorio Apache Point ha examinado 250 Millones de estrellas de nuestra galaxia y ha comprobado que la Vía Láctea es rojiza.

Es vieja.

Uno de los datos más perturbadores descubiertos es que en la Vía Láctea está disminuyendo el ritmo al que se crean nuevas estrellas. De seguir a este ritmo en unos 4 Ga dejarán de crearse nuevas estrellas.

Pero en nuestra galaxia aún existe gran cantidad de gases y polvo del que podrían crearse nuevas estrellas.

Entonces ¿qué lo impide?

El Calor de los Agujeros Negros

Galaxia W2246-0526A 12'5 Gal se encuentra la galaxia más brillante del Universo: W2246-0526. Es roja, y por tanto muy vieja.

Está formada por más de 300.000 Millones de estrellas, pero su brillo no procede de ellas, sino de un Agujero Negro Supermasivo que hay en su centro.

Los Agujeros Negros no emiten luz, pero la materia que cae en ellos, antes de atravesar el Horizonte de Sucesos, sí, y mucha.

Alrededor del Agujero Negro hay un disco de acreción en el que la materia, gases, polvo, asteroides, planetas y estrellas orbitan cada vez más rápido en una espiral hacia el interior. La materia se apelotona de tal forma que se convierte en plasma y como no cabe toda al mismo tiempo en el pequeño Agujero Negro, emite dos chorros de energía por los polos.

Se cree que la intensa radiación de este Agujero Negro está calentando los gases de la galaxia. Para que se formen estrellas, el gas interestelar debe estar frío. Si el gas interestelar está caliente no se puede condensar para formar estrellas.

Eructos Galácticos

En 2.016, científicos de la Universidad de Harvard descubrieron una importante cantidad de gas interestelar, mucho más de lo normal, en la Vía Láctea. Siguiendo su rastro llegaron a la conclusión de que procedía de Sagitario A, el Agujero Negro Supermasivo del centro de la Vía Láctea.

Hace 6 Ma debió ocurrir un suceso catastrófico por el cual una gran cantidad de materia intentó caer hacia Sagitario A, pero al chocar en el estrecho Horizonte de Sucesos una gran cantidad de gas fue expulsada a gran velocidad hacia el exterior de la galaxia.

Hakeem Oluseyi afirma que la cantidad de gas expulsado tenía la masa de 130 Mil Millones de Masas Solares. Supongo que debe tratarse de un error, porque el mismo Sagitario A sólo tiene 4 Millones de Masas Solares, una cantidad 30.000 veces menor.

Ese evento debió tener graves consecuencias al emitir tanto gas interestelar caliente que no podría condensarse para formar nuevas estrellas, pero hay indicios de que en realidad la tasa de creación de estrellas de la Vía Láctea empezó a disminuir desde mucho antes.

La Estructura de las Galaxias Espirales

Galaxia Vía Láctea BarradaLa Vía Láctea podemos dividirla en tres zonas diferenciadas, el Núcleo, el Bulbo y los Brazos espirales.

El Núcleo es el centro, justo alrededor del Agujero Negro Supermasivo de Sagitario A.

El Bulbo es una esfera de 10 Kal de radio, solo que en algunas galaxias, entre ellas la Vía Láctea, no forma una esfera, sino una barra alargada.

Según las más recientes observaciones parece que la Barra de la Vía Láctea llega hasta 13 Kal del centro galáctico. Nosotros estamos a 26 Kal.

Los Brazos espirales se extienden hasta 50 Kal del centro de la Galaxia. Son finos y, según las leyes orbitales conocidas, deberían ser planos. Pero en la Vía Láctea están ondulados.

Es como si alguien hubiera cogido un extremo de una sábana y la hubiera agitado para producir ondulaciones.

¿Qué ha podido ser lo que sacudiera los brazos espirales para darle estas ondulaciones?

Galaxias Enanas

Se ha propuesto la teoría de que pudiera tratarse de una Galaxia Enana que ha atravesado la nuestra y al hacerlo haya provocado estas ondulaciones.

Nuestra Galaxia tiene unas 400.000 Millones de estrellas, pero las hay mucho más pequeñas, con sólo unos pocos millones. Y también con muchas menos.

Se han localizado galaxias que apenas tienen unas mil, o incluso unos pocos cientos de estrellas.

Los cosmólogos creen que hace varios millones de años una Galaxia Enana atravesó la Vía Láctea por la zona de los brazos espirales.

No llegó a haber colisiones estelares. La distancia entre las estrellas es tan grande que las estrellas de ambas galaxias se cruzaron sin tocarse, pero sí afectó a sus órbitas, elevándolas sobre el plano galáctico y, tras ser atravesadas, atrayéndolas en dirección contraria. Igual que una onda en el agua, las demás estrellas fueron atraídas por las estrellas desplazadas haciendo que la ondulación se extendiera a toda la longitud de los brazos espirales.

Esto, por sí solo, no sería suficiente para reducir la tasa de creación de estrellas de toda la galaxia pero ¿y si ocurriera con más frecuencia?

Aunque por su pequeño tamaño no podemos distinguirlas a simple vista, los astrónomos han localizado más de un centenar de Galaxias Enanas en los alrededores de la Vía Láctea. Algunas están acercándose al plano galáctico y otras alejándose tras haberlo atravesado. E incluso hemos localizado una que lo está atravesando en este momento.

La Barra Galáctica

La Vía Láctea tiene una característica que, con los conocimientos actuales, aún no ha podido explicarse: Las espirales no empiezan directamente en el centro, sino en los extremos de una barra formada por gran cantidad de estrellas.

Se cree que esa barra se ha formado por la interferencia gravitatoria de galaxias enanas que han atravesado la Vía Láctea y luego, frenadas por su gravedad, se han incorporado a ella creando la barra galáctica.

Y parece ser que esa barra está absorbiendo gran cantidad de gases interestelares, haciendo que la zona de los brazos espirales se vayan vaciando de gases.

Tal vez sea ese el motivo de que cada vez se estén formando menos estrellas.

O tal vez haya otro motivo.

Atracón Galáctico

Los astrónomos estudian otras galaxias del Universo, algunas muy lejanas. Y no las vemos tal como son hoy en día, sino como eran cuando emitieron la luz que estamos viendo ahora mismo.

Las galaxias más lejanas también son las más antiguas. Eso permite que veamos cómo eran las galaxias hace miles de millones de años y las podamos comparar con otras galaxias de hace pocos millones.

Y colocando por orden miles de instantáneas, podemos hacernos una idea de cómo evolucionan.

Hemos descubierto galaxias azules en las que se crean nuevas estrellas y galaxias rojas en que no se crean. Y el denominador que parece determinar si se crean o no nuevas estrellas es el tamaño.

Las galaxias más pequeñas siguen creando estrellas. Las galaxias más grandes no.

Se cree que cuando una galaxia llega a un tamaño determinado atrae y absorbe a otras galaxias más pequeñas pero al hacerlo las acelera y los gases que absorbe se aceleran y calientan.

El gas Hidrógeno caliente es mucho más difícil que se condense para formar estrellas, ni siquiera entra dentro de la galaxia, sino que queda esparcido a su alrededor formando un halo de gas Hidrógeno caliente.

Literalmente, las galaxias que comen demasiado acaban ahogadas en su propia grasa.

Dentro de 4.000 Ma no nacerán nuevas estrellas en la Vía Láctea. Las ahora existentes se habrán convertido en su mayor parte en Gigantes Rojas y poco después en Estrellas de Neutrones, Agujeros Negros, Enanas Marrones.

La Vía Láctea será cada vez más roja y oscura.

Aunque tal vez haya algo que nos de algo más de tiempo.

Lactómeda

Dentro de 4.000 Ma la Vía Láctea chocará con Andrómeda.

Como en todas las colisiones galácticas, serán muy pocas las estrellas que lleguen a chocar, y ambas galaxias se atravesarán.

Durante ese paso las nubes de gases de ambas galaxias SÍ chocarán, se fusionarán y en ellas se formarán nuevas estrellas.

Después de cruzarse, habiendo perdido bastante velocidad, las estrellas de ambas galaxias se frenarán con rapidez y en un par de miles de Millones de años volverán a cruzarse, y una tercera vez, hasta quedar indisolublemente unidas entre sí.

Las espirales de la Vía Láctea y Andrómeda se habrán desdibujado en este proceso y al final formarán una galaxia elíptica: Lactómeda.

Los dos Agujeros Negros Supermasivos de cada una no chocarán directamente, sino que acabarán orbitando el uno alrededor del otro.

Y dentro de 10 Ga Lactómeda será de nuevo una galaxia espiral, pero mucho más grande que la Vía Láctea y Andrómeda.

No se da una explicación de por qué la galaxia elíptica se convertirá en espiral. Supongo que será porque los dos ANS al orbitar entre sí, producirán tirones gravitatorios sobre las órbitas de todas las estrellas de la galaxia y harán que todas desvíen sus órbitas hasta igualarlas con el plano orbital de los dos ANS.

Al menos eso es lo que ha ocurrido en el Sistema Solar, donde todos los planetas, formados en muy diferentes órbitas, las han ajustado en millones de años para que su plano orbital coincida con el del planeta más grande del Sistema, Júpiter.

Superespirales Galácticas

Los cosmólogos han averiguado que las galaxias más grandes dejan de crear nuevas estrellas. O eso pensaban.

Recientemente se han descubierto galaxias, de momento 53, que son mucho más grandes y sin embargo en ellas SÍ se crean nuevas estrellas.

¿Hay algo que hemos pasado por alto?

Es posible que Lactómeda siga creciendo, tragándose a las 40 galaxias del Grupo Local, y cada vez que una galaxia sea absorbida le estemos dando un nuevo empujón para vivir un par de Ga más.

Es posible que, después de todo, tengamos galaxia para muchos cientos de miles de millones de años.

En mi opinión

Yo no soy tan optimista, pero tampoco me desespero.

Al fin y al cabo, dentro 4.000 Millones de años, cuando el Sol se convierta en una Gigante Roja, la Tierra será inhabitable, a no ser que para entonces tengamos una tecnología capaz de cambiar de sitio los planetas.

En cualquier caso, la Tierra es la Cuna de la Humanidad. Y algún día saldremos de la cuna.

El Futuro de la Humanidad está en el Espacio. Dentro de doscientos años habrá miles de personas viviendo en Ciudades en el Espacio, y pronto algunas de esas ciudades iniciarán el viaje a otras estrellas.

Estableceremos colonias en otras estrellas, y seguiremos viajando, porque ese es el signo de la Humanidad, explorar lo desconocido, cruzar todas las fronteras.

Dentro de miles de años habrá colonias humanas en cientos de estrellas a nuestro alrededor, y seguiremos extendiéndonos. Y dentro de un millón de años la Humanidad se habrá establecido en millones de planetas a lo largo de toda la Vía Láctea.

Lo que vaya a ocurrir dentro de 4.000 Millones de años... ¿a quién le importa ahora?

La Edad de la Galaxia W2246-0526

El documental afirma que la luz de la galaxia W2246 ha viajado durante 12'5 Ga, lo que significaría que la imagen que recibimos es el aspecto que tenía 1'3 Ga dBB.

En Wikipedia y en el artículo de la ESO que lo documentan también dicen que su corrimiento al rojo es de 4'6.

Hace años razoné que el Corrimiento al Rojo nos indica con gran precisión el tiempo que la luz ha estado viajando y expandiendo su longitud de onda al mismo ritmo al que se expande el Universo. Tras deducir las fórmulas correspondientes programé una Calculadora de Observaciones Galácticas que, a partir del Corrimiento al Rojo calcula el Tiempo que la luz ha estado viajando y a partir de ahí varios datos más como distancia (original y actual), velocidad de recesión, etc.

Con ella salen los siguientes datos.

Trayectoria de la Luz en el Universo en Expansión con z=4'6La Luz fue emitida hace 11.344 Ma, cuando el Universo tenía 2.466 Ma. En ese momento la galaxia estaba a 4.248 Mal, alejándose de nosotros a una velocidad de 516.830 Km/s, 1'72 veces la velocidad de la luz.

Hoy se encuentra a 23.791 Mal, sigue alejándose a la misma velocidad y usando la Calculadora de Viajes Intergalácticos compruebo que su imagen actual no nos llegará hasta dentro de 63.574 Ma, semana más o menos.

Lo importante es que la Ciencia Oficial afirma que ahora mismo la estamos viendo tal como era 1.300 Ma dBB y según mis cálculos es 2.466 Ma dBB, casi el doble.

¿Quién tiene razón?

Volver a la serie La Historia del Universo

Ver Ficha de La Muerte de la Vía Láctea de la serie La Historia del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies