Reseñas de Documentales y Libros

Bienvenidos a MasLibertad

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Las Ciencias del Universo

Las Mejores Series

Física y Espacio

Viajes en el Tiempo

El Universo

El Sistema Solar

Secretos del Sistema Solar

La Oscura Historia del Sistema Solar

Los Mayores Secretos del Espacio

En el Borde del Sistema Solar

El Sol

Planetas y Lunas

Redescubriendo Marte

Urano y Neptuno

La Historia Secreta de Mercurio

La Extraña Vida de los Planetas Enanos

Megatormentas Planetarias

Dentro de los Anillos de Saturno

El Oscuro Secreto de la Luna

Expedición a Marte

La Historia Secreta de Plutón

El Misterio del Planeta 9

En Busca del Planeta Perdido

Planetas

Lunas

Vida y Muerte en el Planeta Rojo

Júpiter ¿Destructor o Salvador?

Júpiter: El Gemelo Secreto del Sol

¿Hay Vida en Saturno?

Los Hornos de la Vida

Los Vientos de la Creación

Las Mayores Erupciones Cósmicas

Cometas y Asteroides

Sistemas Solares

Catástrofes que Cambiaron los Planetas

Mecanismo y Creación

Hasta los Extremos del Universo

Vida Extraterrestre

La Tierra

Vida y Evolución

Salud y Medicina

Tecnología

Documentales de Historia

Documentales de Religión

Misterios Fantásticos

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP35.175.120.174

Datos de Pagina

Los Planetas Enanos del Sistema Solar y sus sorprendentes misterios.

Creada01-03-2019
Modificada01-03-2019
Total Visitas78
Noviembre2

Reseña del Documental La Extraña Vida de los Planetas Enanos de la serie La Historia del Universo

La Extraña Vida de los Planetas Enanos

Documental de la serie La Historia del Universo (T6, E8, 2018), en el que se describen los Planetas Enanos del Sistema Solar y se descubre que no son simples bolas de Hielo y Roca, sino que guardan muchas sorpresas.

En el Sistema Solar hemos identificado 8 planetas conocidos. Pero en los últimos años hemos descubiertos más planetas, 6 de momento, y se cree que, similares a ellos, podrían existir más de un centenar.

Por su pequeño tamaño pensábamos que serían rocas inertes y frías, sin más características distintivas que los cráteres de los impactos de meteoritos, pero conforme los estudiamos hemos comprobado que no es así, sino que son mucho más variados e interesantes de lo que pensábamos.

Pero no son Planetas.

Para que un cuerpo espacial sea considerado Planeta, tiene que cumplir 3 requisitos:

  1. Ser Esférico.
  2. Orbitar en torno al Sol.
  3. Barrer con su gravedad los escombros y asteroides que haya en su órbita.

Los Planetas Enanos descubiertos cumplen con las dos primeras condiciones, pero no con la tercera.

Ceres

Planeta Enano CeresEl Planeta Enano Ceres es esférico y orbita el Sol a 410 Gm de distancia, pero no ha limpiado su órbita de asteroides. De hecho, Ceres orbita a través del Cinturón de Asteroides, formado por millones de cuerpos rocosos y metálicos, restos de la formación del Sistema Solar.

Tiene 914 Km de diámetro y por su escaso tamaño suponíamos que ya habría perdido todo su calor interno y toda su masa sería sólida, sin ningún tipo de actividad geológica.

En Marzo de 2.015 la Sonda Espacial Dawn llegó hasta él y tomó numerosas fotos de su superficie, y en ella se observaron un centenar de manchas blancas y brillantes que, tras ser analizadas, resultaron ser de Carbonato de Sodio, una sal común en la Tierra pero que no se creía que pudiera formarse en el espacio.

En la Tierra, las sales se encuentran mezcladas entre el material terrestre. El agua líquida las disuelve y las arrastra con ellas.

Al formar lagos someros, el agua acaba por evaporarse y las sales disueltas quedan en la seca superficie.

Se ha propuesto que Ceres contiene en su interior agua líquida con gran cantidad de sales disueltas, y que tras el impacto de un asteroide manan hacia la superficie formando un lago el el cráter provocado por el meteorito.

Después el agua se evapora debido a la falta de presión atmosférica y en la superficie queda una mancha de sal brillante.

El Planeta Autostopista

Tras la formación del Sol, su calor y su Viento Solar barrieron el Sistema Planetario expulsando los gases más ligeros hacia el exterior del Sistema.

Más allá de una determinada distancia, allí donde el calor del Sol era más débil, se formó un límite, la Línea de Nieve, tras la que el agua podía presentarse como cristales de Hielo.

Los planetas que se formasen más allá de la Línea de Nieve podrían contener mucha agua. Los más cercanos contendrían muy poca.

Ceres está más cerca de la Línea de Nieve, por tanto debería tener muy poca agua. Entonces ¿de dónde saldría el agua que ha formado esos depósitos de sales?

Para resolver esta incógnita se ha propuesto que Ceres no se formó en el cinturón de Asteroides, sino más allá, en el Cinturón de Kuiper, al igual que los demás planetas enanos.

Después, cuando Júpiter se formó y empezó a derivar hacia el interior del Sistema Solar, atrajo a Ceres arrastrándolo a órbitas más cercanas al Sol.

La deriva de Júpiter llegó hasta unos 600 Mm del Sol. Después se detuvo y empezó a derivar hacia afuera, hasta llegar a donde está actualmente, a 778 Gm del Sol. Pero Ceres quedó en el interior y en los siguientes millones de años estabilizó su órbita en el centro del Cinturón de Asteroides.

El Agua de la Tierra

Los cosmólogos que estudian el origen de los planetas, y especialmente de la Tierra, siempre se han sorprendido de que nuestro planeta tenga tanta agua.

En el Sistema Solar primitivo, la luz y el calor del Sol, así como el Viento Solar, barrieron hacia el exterior los gases ligeros y las partículas más pequeñas de hielo y polvo.

Si la Tierra se formó donde lo hizo no debería tener tanta agua.

Para explicar esta anomalía se ha especulado con la idea de que, cuando Júpiter migró hacia el interior del Sistema Solar no se trajo sólo a Ceres, sino también a muchos planetas enanos que, por haberse formado en zonas mucho más exteriores del Sistema Solar, contenían muchísima Agua en forma de Hielo.

Tras el regreso de Júpiter a su órbita actual, algunos de esos planetas pudieron chocar con la Tierra aportándole el agua que le faltaba.

O quizás, de forma más indirecta, al colisionar entre sí se fragmentaron en grandes asteroides de Hielo y fueron éstos los que cayeron a la Tierra.

Compuestos Orgánicos en Ceres

En Febrero de 2.016 se descubrió en la superficie de Ceres una sustancia orgánica que cubría varias regiones de la superficie.

Eran Tolinas, una sustancia producida por las reacciones químicas de Metano y Nitrógeno al ser bombardeadas por los rayos Ultravioleta del Sol.

Se han encontrado tolinas en numerosos cuerpos del Sistema Solar, algunos como la Luna Titán, pero también en Plutón e incluso en asteroides.

Se ha especulado con la idea de que los Planetas Enanos podrían ser los objetos en los que se empezaron a formar los primeros ingredientes de la Vida. Después, cuando algunos de esos planetas colisionaron y sus fragmentos cayeron a la Tierra, no sólo trajeron el Agua, sino también la Vida.

¡Que manía! ¿Por que se insiste tanto en la hipótesis de que la Vida no apareció en la Tierra sino en el espacio?

El lugar más probable donde pueda surgir la vida no es en medio del espacio, sin aire ni protección contra las radiaciones cósmicas, sino en el fondo del mar, al lado de una fumarola volcánica, con abundante calor, agua rica en sales y minerales, temperatura alta que acelere las reacciones químicas y protegido contra las radiaciones cósmicas.

Sedna

Con un diámetro de 1.500 Km, apenas un poco más pequeño que Plutón, Sedna es el planeta enano más lejano encontrado hasta ahora.

El análisis espectroscópico de la luz reflejada por Sedna ha revelado que en su superficie abunda el Hielo y las Tolinas.

Órbita de Sedna alrededor del Sistema SolarSu órbita es muy elíptica, llegando desde 11.000 Gm hasta 150.000 Gm del Sol.

Además, está muy inclinada respecto al plano del Sistema Solar.

Algunos astrofísicos han propuesto la hipótesis de que Sedna no se formó en el Sistema Solar, sino en algún Sistema Planetario vecino y que en algún momento haya sido capturado por la gravitación del Sol.

Pero también se han encontrado varios cuerpos con órbitas similares. Si todos estuvieran distribuidos en direcciones aleatorias del firmamento podríamos pensar que no hay relación entre ellas, pero el hecho de que la mayoría están orientadas en la misma dirección sugiere que hay algo que hace que estos cuerpos hayan adquirido esa órbita tan excéntrica con una orientación similar.

Para explicarlo se ha propuesto la hipótesis de que existe un noveno planeta alrededor del Sol pero mucho más allá de la órbita de Neptuno.

A este hipotético planeta, y a la espera de que se confirme su existencia, se le ha dado el nombre provisional de Planeta 9.

Los Otros Planetas Enanos

Nombre Diámetro
Km
Masa
3T
Perihelio
Gm
Afelio
Gm
Ceres 952 0'943 383 446
Plutón 2.370 12'5 4.435 7.300
Eris 2.325 16'7 5.250 14.500
Haumea 1300-1900 4 5.260 7.708
Makemake 1.420 4 5.760 7.940
Sedna ~1.500 1 11.420 140.000
3T = Trillones de Toneladas = 1e24 g

La sonda New Horizons pudo comprobar que en la superficie de Plutón existía gran cantidad de Etano, Metano e Hidrato de Metano, lo que da lugar a la abundante presencia de tolinas.

En Makemake se han encontrado los mismos elementos, más la posibilidad de que por su bajísima temperatura, menos de 240º bajo cero, también exista Nitrógeno Líquido.

Haumea en RotaciónHaumea no es esférico, sino alargado. Su rotación es muy rápida y la fuerza centrífuga lo ha estirado hasta adquirir forma ovoide.

Pero Eris destaca por ser el más brillante de todos. Su superficie refleja el 96% de la luz que recibe del Sol, y a pesar de encontrarse actualmente en la parte más lejana de su órbita su brillo es mayor que el de cualquier otro planeta enano más cercano.

Una pista para descubrir el porqué de su brillo podría aportarla un sorprendente descubrimiento en la superficie de Plutón.

Las Dunas de Plutón

La New Horizons ha descubierto que en algunas zonas de la superficie de Plutón hay Dunas.

En la Tierra hay dunas en desiertos y extensiones de arena. Y los produce el Viento.

Se suponía que en un planeta enano no habría gravedad suficiente para mantener una atmósfera, pero la New Horizons descubrió que en Plutón SÍ existe una tenue atmósfera. Pero es una atmósfera transitoria.

Cuando Plutón está a 4.500 Gm del Sol recibe suficiente calor para que su temperatura esté ligeramente por encima del punto de congelación del Nitrógeno, y eso hace que tenga atmósfera, viento y se formen dunas.

Cuando Plutón se aleja a 7.000 Gm recibe mucha menos radiación y el Nitrógeno se congela y precipita en forma de cristales de hielo, nieve. Plutón queda sin atmósfera ni viento y las dunas permanecen, sin sufrir ninguna erosión, hasta la próxima vez que se acerque al Sol.

El Volcán de Ceres

Mucho más pequeño que Plutón, Ceres no tiene atmósfera, y según los conocimientos que tenemos su interior debería ser frío y sólido. Y sin ninguna actividad geológica.

Pero en Ceres se encuentra una montaña, el Monte Ahuna, que en proporción al tamaño del planeta es la más alta del Sistema Solar. Si la colocáramos en la Tierra, a la misma escala planetaria, se elevaría a más de 50 Km de altura, seis veces más que el Everest.

Por su estructura los geólogos piensan que se ha formado a partir de un volcán, pero no un volcán caliente de magma, sino un volcán frío de Hielo.

Bajo la superficie de Ceres existen grandes cantidades de agua y en ocasiones manan a la superficie congelándose y formando una montaña volcánica de Hielo.

Lo extraño es que sólo hay una.

¿Cómo puede haber una ÚNICA montaña en todo un planeta?

Se ha propuesto la teoría de que han existido muchas antes, y de vez en cuando se producirán otras, pero una vez formadas la gravedad tiende a aplanarlas y reducirlas de tamaño.

El Monte Ahuna no es el único monte de Ceres, sino el último criovolcán que ha surgido y que aún no se ha alisado.

Las Lunas de los Planetas Enanos

Casi todos los Planetas Enanos tienen al menos una luna. Haumea tiene dos. Plutón tiene 5. Pero una de ellas es extraordinaria.

Mientras la mayor parte de las lunas son pequeñas, decenas o pocas centenas de Km, Caronte tiene el tamaño de un Planeta Enano, 1.200 Km.

De ahí que se considere que el sistema Plutón-Caronte no es un planeta con su luna, sino un planeta binario.

Ambos orbitan alrededor de su centro de gravedad común, y ambos tienen su rotación capturada por el otro, por lo que siempre se presentan la misma cara.

Plutón, Llanura SputnikEn la cara de Plutón opuesta a Caronte se encuentra el valle Sputnik, con forma de corazón y un color blanco resplandeciente que contrasta con el color más oscuro del resto del planeta.

Se cree que Plutón recibió un impacto de un planeta enano que produjo un cráter por el que manó gran cantidad de líquido que rellenó el cráter y al congelarse le dio ese brillo característico. Y en los bordes se han descubierto células de convección, lo que indica que, aún a tan baja temperatura, hay actividad geológica, no de lava sino de líquidos como el Agua, Amoníaco y otros que alternan cerca del punto de congelación.

Por contra, el mismo Caronte revela que ha sufrido alguna colisión similar, pues uno de sus hemisferios es radicalmente distinto al opuesto, además de estar separados por un gran cañón que rodea el planeta, como si Caronte hubiera estado a punto de partirse en dos trozos iguales y luego vueltos a unir.

El hecho de que ambos hemisferios sean tan distintos ¿no podría indicar que Caronte es el resultado de la colisión de DOS planetas de similar tamaño que luego se asentaron para formar una esfera?

Además, el Eje de Rotación de Plutón es el más inclinado de todos los planetas del Sistema Solar. Mientras en todos los planetas el eje de rotación es casi perpendicular al plano de la Eclíptica, en Plutón está inclinado unos 120 grados (la diferencia que hay en un reloj entre las 12 y las 4). Es posible que la misma colisión que formó Caronte desviara su órbita con esa exagerada inclinación. Con el tiempo, el efecto marea fue desviando la rotación de Plutón hasta que su eje adquirió la misma inclinación de la órbita de Caronte.

Conclusión

Es probable que existan muchos más Planetas Enanos, quizás cien o doscientos. Los seis conocidos hasta ahora nos han deparados numerosas sorpresas y es seguro que conforme descubramos otros nos traerán muchísimas sorpresas más.

Pensábamos que los Planetas Enanos serían sosos y aburridos pero parece que las leyes naturales son capaces de crear los más extraños e inimaginables escenarios en la infinita variabilidad del Universo.

En mi opinión

Un documental muy bueno y sobre un tema mucho más fascinante de lo que esperaba.

En cuanto al Planeta 9, si una de las condiciones para que un cuerpo sea considerado Planeta es que mantenga su órbita libre de otros cuerpos, es Evidente que NO puede ser un planeta, ya que en su órbita hay otros muchos cuerpos. Pero quizás convendría cambiar los requisitos.

Interior dividido en estratos de un PlanetaYo creo que deberíamos denominar Planeta a cualquier cuerpo esférico con masa suficiente para que su interior esté dividido en estratos (Núcleo Metálico, Manto de Silicatos) y que orbite en torno al Sol.

Que luego acaben siendo un centenar no quita para que en las escuelas se enseñen los principales y dejar la lista de los demás planetas a los especialistas.

En cuanto al calor interno de los Planetas Enanos ¿podría tener su origen en los materiales radiactivos que hay en su interior?

En ese sentido recomiendo leer el artículo Clasificación de los Planetas.

Ver Ficha de La Extraña Vida de los Planetas Enanos de la serie La Historia del Universo

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies