El Coronavirus COVID-19

Bienvenidos a MasLibertad

El Coronavirus COVID-19

Contagiados y Muertos por Países

Estos son los Muertos...

La Incompetencia de los Políticos

La Guerra de las Mascarillas

El Síndrome de China

El Pico de la Curva de Simón

Noticias del Coronavirus

Torrejón de Ardoz

Areas de Ciencias

Documentales y Libros

Áreas de Religión

Economía y Política

La Última Página

Datos de Usuario

AnónimoEntrar
IP3.237.67.179

Datos de Pagina

Noticias relacionadas con las acciones, buenas y malas, llevadas a cabo por los gobiernos y otras personas en España durante la Pandemia del Coronavirus

Creada20-03-2020
Modificada23-03-2020
Total Visitas69
Noviembre7

La Guerra de las Mascarillas

Desde que empezó la crisis sanitaria del COVID-19, el gobierno de Sánchez-Iglesias ha minimizado el peligro, ha transmitido una falsa confianza a los españoles y no ha hecho nada para prepararse ante lo que estaba a punto de ocurrir. Afirmaba que España, con el mejor Sistema Sanitario del mundo, no sufriría más que unos pocos y leves casos.

Otras instituciones no eran tan optimistas. La OMS ya había recomendado a todos los gobiernos que adquiriesen material sanitario suficiente para atender sus necesidades.

A finales de Enero, Hacienda envió guantes y mascarillas a los empleados de la delegación de un barrio donde existen numerosas tiendas regentadas por chinos. También el Director de la Policía Nacional, Jose Antonio Nieto González, que tiene titulación médica, dio instrucciones de abastecerse de mascarillas y guantes para el uso de los policías destinados en las aduanas. Y lo mismo hizo la Guardia Civil.

Y varias comunidades autónomas, no todas, que empezaron a adquirir mascarillas, guantes y otros equipos de protección a proveedores españoles y extranjeros y les pidieron a sus proveedores españoles que aumentaran su producción, anticipándose a la previsible expansión de la epidemia.

El Gobierno de España no hizo nada, sólo reaccionó mucho más tarde.

Lo que sí hizo el 3 de Marzo fue prohibir los seminarios y congresos médicos para evitar la propagación del virus entre el personal sanitario, pero no avisó a la población, al contrario, la animó a celebrar las multitudinarias manifestaciones del 8M, en el que mujeres de partidos de izquierdas expulsaron de la manifestación, entre insultos y amenazas, a mujeres de partidos de derechas.

El Viernes, 13 de Marzo, al declararse en España el Estado de Alerta, una de las primeras medidas adoptadas fue destituir al Director de la Policía, que se había anticipado dos meses al gobierno en la compra de materiales sanitarios.

Y otra, que a partir de ese momento todas las compras de material sanitario para los hospitales públicos serán realizadas por el Ministerio, que lo repartirá a las comunidades que lo requirieran.

Al hacerse cargo el Gobierno central, las comunidades autónomas ya no pueden gestionar más compras, se las tienen que pedir al Ministerio, y las mascarillas que entraron en las siguientes horas por las aduanas se quedaron allí retenidas, sin enviarlas a las comunidades que las habían comprado y esperando las instrucciones del gobierno.

La Comunidad de Madrid, que tiene varios pedidos retenidos en la aduana, embargados por el Ministerio, reclama las mascarillas que necesitan los sanitarios de Madrid, y el gobierno decide darles solo una cuarta parte de las que se necesitan.

El domingo por la noche el Ministerio llama a un empresario de Jaén que desde hace varios meses está suministrando mascarillas y batas quirúrgicas a los hospitales de la Junta de Andalucía. Le piden todas las existencias que tenga y que la futura producción la ponga a disposición del ministerio. El empresario cumple cabalmente las instrucciones, demostrando su ánimo de colaborar en esta crisis, y esa misma madrugada llama a sus empleados para triplicar los turnos y producir todas las mascarillas que van a ser necesarias.

Pero a la mañana siguiente el ministerio informa que ha "incautado" las mascarillas, dando la impresión de que el empresario era un desaprensivo que estaba acaparando las mascarillas con el fin de enriquecerse.

Esa mentira, esa calumnia a un empresario, fue difundida en las tertulias televisivas acusando al empresario y a todos sus trabajadores de ser una mafia que se estaba lucrando con la desgracia de todos los españoles.

La Junta de Andalucía se quedó sin las mascarillas que tenía encargadas a su proveedor habitual y el Ministerio se atribuyó las medallas de que gracias a ellos los españoles estarían más a salvo. Y a la Junta y a los andaluces, gobernados por el PP, que les den.

Igual que a los farmacéuticos, a los que el ministerio no considera personal sanitario, sino simples cajeros a los que, tras conseguir con mucho esfuerzo las mascarillas y el material sanitario que el gobierno no es capaz de comprar limpiamente, ven como sus compras son incautadas, requisadas y robadas por el gobierno. A resultas de ello, los distribuidores de material sanitario se preguntan si vale la pena adquirir los productos sanitarios que necesitan si el gobierno se lo va a robar todo en las aduanas.

Y las consecuencias no se han hecho esperar. Empresas suministradoras, temiendo más requisas e incautaciones, no se atreven a producir, ni a enviar material sanitario a España. China, que aumentó extraordinariamente la fabricación de mascarillas y ahora ya no las necesita, las ha ofrecido a muchos países que sufren el coronavirus, y muchos han hecho pedidos.

Menos España. El Ministerio está estudiando la situación antes de hacer el pedido.

Hidrogeles y Test de Diagnóstico

También en el sector de la fabricación de Hidrogeles desinfectantes se ha dejado sentir la mano del gobierno. Desde finales de Febrero, la fábrica que produce y abastece los hidrogeles comercializados en Mercadona, han aumentado su producción de 3.000 a 70.000 unidades diarias. Y sin aumentar los precios. Pero el 15 de Marzo, tras declararse el Estado de Alarma, el gobierno decidió confiscar todo el alcohol y la glicerina que estuviera en poder de cualquier empresario. Con sus materias primas confiscadas, la mayoría de las empresas han tenido que paralizar su producción.

Y empresarios españoles que trabajan en China en la fabricación de material sanitario, que quieren enviarla a España, al no poder contactar con el Ministerio ni recibir pedidos desde España, están vendiendo el material a otros países, que sí se han dado prisa en pedirlos, aunque no sepan cuánto material van a necesitar.

En cuanto a los Test de Diagnóstico que otros países están produciendo y adquiriendo en el mercado internacional desde finales de Enero, el gobierno de España no empezó a adquirirlos hasta finales de Marzo.

El gobierno chino, que teniendo la epidemia bajo control ya no necesitaba toda la producción, ofreció a otros países un listado de empresas fabricantes del test. Muchos países hicieron pedidos inmediatamente, aún sin saber cuántos podrían llegar a necesitar.

El gobierno de Sánchez aún tardó varios días en hacer el pedido, como siempre, estaban calculando cuántos iban a necesitar antes de hacer el pedido. Y cuando lo hicieron no fue a través de ninguna de esas empresas, sino de una empresa española que actuaría como intermediaria llevándose una comisión de la compra realizada a un fabricante chino. Pero la empresa no contactó con ninguna de las empresas recomendadas con el gobierno chino, sino con una empresa china que no tenía licencia para comercializar los test en China, sólo para exportarlos al extranjero.

Cuando llegó la primera remesa a España se comprobó que eran defectuosos y fallaban en casi la mitad de los análisis. Después de este fiasco, el gobierno de Sánchez volvió a hacer el pedido a la misma empresa que ya les había defraudado. Ante las preguntas de la prensa, el ministerio no ha querido informar de cuál es esa empresa, ni si sus directivos tienen relación familiar o económica con algún ministro del gobierno.

Y en ningún momento intentaron ponerse en contacto con empresas españolas que llevan tiempo distribuyendo test de diagnóstico y que tras declararse el estado de alerta comunicaron al Ministerio su disponibilidad para suministrar miles de test cada semana. Aparte de "Gracias", tres semanas más tarde no han tenido ninguna respuesta. Quizás porque no tienen ningún pariente en el gobierno.

Y en lugar de pedir la ayuda de las empresas españolas, ha actuado en su contra.

Existen varios laboratorios privados que están realizando unos mil test diarios a las personas que los solicitan, unos particulares, otros, trabajadores enviados por sus empresas.

Debido a que el gobierno no está suministrando los test que tanto necesitan en las residencias de ancianos, el grupo Vitalia contrató a laboratorios privados para hacer los test a los residentes de sus 40 centros.

Pero ahora el Ministerio ha prohibido que los laboratorios puedan realizar estos test. A partir de ahora se va a encargar él mismo de decidir a quién se le deben hacer test, y el precio que han de pagar los clientes. La consecuencia, por supuesto, es que numerosos laboratorios que estaban organizándose para aumentar su capacidad de realizar test, ya no van a molestarse en ello.

Eso sí, como no tiene test para ello, ha decidido embargar los 4.000 test que la empresa Siemens Gamesa había adquirido para diagnosticar a sus empleados.

Increíble: Exige a las empresas que hagan test a sus empleados pero les expropia los test en las aduanas e impide que puedan acudir a laboratorios privados.

Menos mal que hay mucha gente que es más lista que los políticos que nos gobiernan. Como los de cuatro pueblos de Teruel que han comprado test mejores que los del gobierno a sólo 10 euros cada uno. ¿Cuánto pagará el gobierno a las empresas delincuentes que contrata... y en qué cuenta suiza deberán ingresar la diferencia? 

El Fin del Bloqueo

Ante la grave falta de mascarillas, la Presidenta de Madrid exije que se le desbloqueen los suministros médicos que han comprado y que llevan 48 horas retenidos en la aduana. Si no es así, al menos que les dejen adquirirlos al margen del Ministerio. El Ministro niega que exista un bloqueo ni impedimentos de ningún tipo, y acusa a Ayuso de querer desgastar al gobierno aprovechándose de la tan grave crisis sanitaria.

Aprovechando la ambigüedad de las palabras del Ministro, Ayuso responde que puesto que no hay bloqueos ni impedimentos, va a hacer al margen del ministerio los pedidos del material necesario en Madrid a proveedores españoles y extranjeros. Y espera que sea verdad que el Ministerio no va a impedir que la Comunidad de Madrid consiga los suministros que necesita.

De momento ya ha conseguido adquirir dos aviones con material sanitario, y ha reiterado su petición a Pedro Sánchez de que, al llegar a España, no bloquee el material que tanto necesitan los sanitarios madrileños.

Pero ya sabemos cómo es Sánchez, muy valiente con los muertos y un cobarde con los vivos. Seguramente sí dejará pasar el material comprado por las comunidades autónomas que más denuncien su arrogante mezquindad, pero no se priva de confiscar las mascarillas que están comprando los supermercados para proteger a sus empleados, esos héroes que están todos los días atendiéndonos en nuestras compras de alimentos.

Igual que los farmacéuticos, como una entrevistada que denuncia que hace un mes le requisaron más de mil mascarillas de calidad... que aún están en un almacén, esperando que el Ministerio decida su destino. A cambio les ha enviado unas mascarillas de papel de pésima calidad que no aguantan el uso continuado durante más que dos horas. Ante el escándalo que pone cada vez más en evidencia su incompetencia, el ministerio se ha dado prisa en retirarlas.

También ha enviado a las Comunidades Autónomas gran cantidad de mascarillas de pésima calidad, que tras ser testadas han demostrado, no sólo ser inútiles, sino peligrosas, pues las que las llevan, creyendo estar protegidos, se exponen a riesgos que podrían ser letales.

O los EPIs, Equipos de Protección Individual, que se envían a los sanitarios, de mala calidad, frágiles e ineficaces, que más que protegerlos les ponen en más peligro, por la falsa sensación de estar protegidos.

De mucha más calidad son las mascarillas, guantes y batas donadas por Amancio Ortega, el fundador de Inditex y Zara, así como otros muchos empresarios privados, cuyas donaciones de material sanitario superan con creces a los suministros del gobierno.

Y en el colmo de los despropósitos, quizás obligado por los que le mantienen en el poder, ha encargado la fabricación de millones de mascarillas a una empresa vasca que ni tiene materiales (los tiene que adquirir) ni tiene maquinaria para ello (la tiene que encargar a una empresa china), ni tiene experiencia en la producción de material sanitario (tiene que aprender), y que no podrá fabricar la primera mascarilla hasta dentro de varias semanas, descartando a todas las empresas españolas que tienen material, maquinaria y experiencia y que podrían empezar la producción desde esta misma noche.

¿A quién debe favores Pedro Sánchez, aparte del que le escribió, plagiando, su tesis doctoral?

Algo más modesto es el pedido de 8 Millones de mascarillas que el Ministerio de Transportes ha encargado a una empresa de Zaragoza, que no tiene ninguna actividad comercial desde hace 3 años ni ninguna experiencia en la adquisición de material sanitario. Eso sí, su propietario sí tiene experiencia en la gestión de empresas fiscalmente opacas con sede en Malta, asesorar a delincuentes perseguidos por la interpol y en litigar con sus inquilinos. Aparte de estar siendo investigada por la Guardia Civil por corrupción y sobornos en Angola.

¿Una empresa durmiente y sin actividad, con un importante historial delincuencial, resucitada por el Ministro de Transportes para realizar una compra millonaria? ¿A cuánto nos van a salir esas mascarillas y por qué se ha elegido esa empresa? ¿Pertenece a algún pariente o amigo del ministro? ¿O es sólo a cambio de una sustanciosa comisión?

Remando hacia el Abismo

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, no se cansa de decir que si remamos todos juntos saldremos antes de la crisis. Y para ello pide, exije a los partidos de la oposición, que remen todos en la dirección que él decida.

Pero si una persona sensata comprueba que el capitan nos lleva al abismo ¿debemos ayudarle remando en esa dirección? ¿O debemos apartarle del timón y cambiar el rumbo?

En la Guerra contra el Coronavirus que está matando a tantos españoles, el enemigo más letal no es el virus, sino el Gobierno de España dirigido por Pedro Sánchez.

Perdón por la interrupción

La Ley me obliga a darte el siguiente

Aviso Legal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Si lo desea, puede Ampliar Información

Aceptar Cookies

Bienvenidos a MasLibertad | ¿Quién soy yo? | Cartas al Autor | Aviso Legal sobre Cookies